Aerofagia en bebes: Mi bebé tiene gases | Blog sobre los gases del bebé

Aerofagia en bebes: Mi bebé tiene gases | Blog sobre los gases del bebé

Mi bebé tiene gases | Blog sobre los gases del bebé

Cuando el niño tiene gases, la barriga se le hincha y el dolor, a veces, puede ser muy intenso. ¿Cuáles son las causas y cómo aliviar este trastorno?

Para describir los trastornos causados por lo que, generalmente, se denomina «aire en la barriga», los médicos utilizan diferentes términos. Veamos, en detalle, estas definiciones y sus sutiles diferencias.

1. Aerofagia: tiene lugar cuando el niño come o bebe muy deprisa, o bien cuando está muy angustiado y no consigue eliminar el aire que ha inspirado.
2. Meteorismo: este término se utiliza para indicar la presencia excesiva de gas en el intestino, que causa dolor. Puede deberse al aire tragado, es decir, a la aerofagia, o bien a la fermentación de los alimentos que se han ingerido.
3. Flatulencia: se produce cuando el organismo intenta liberarse del aire acumulado, debido a la aerofagia o al meteorismo. Se produce de dos modos: el aire se puede eliminar a través de la boca, con el eructo, o bien a través del ano, con la expulsión, a veces ruidosa, de gases malolienteso.

Síntomas y causas

El síntoma principal de este trastorno es la barriga hinchaday el dolor que, a veces, puede resultar muy intenso. Contrariamente a lo que se suele pensar, no es la cantidad de aire lo que causa dolor, sino más bien la sensibilidad del intestino que, en algunas personas, es más acentuada que en otras.
En la mayor parte de los casos, el gas se forma en la zona del intestino grueso, después de la acción de las bacterias que normalmente están allí presentes. Cuando se ingiere el alimento, además, durante la digestión, los aminoácidos y las proteínas, al escindirse, forman hidrógeno, anhídrido carbónico y metano. Algunas veces, además, la flatulencia deriva de la intolerancia a algunos alimentos, como la leche. Reduciendo la cantidad de leche, o eliminándola de la alimentación del niño, siempre bajo las indicaciones del pediatra, la situación mejora.

La emisión de gas suele ser una situación embarazosa pero, desde el punto de vista médico, no es preocupante. Una vez se sabe la causa, se debe actuar en función de cada caso: enseñar al niño a comer lentamente, eliminar los alimentos que producen gas, beber después de las comidas y ofrecer al niño el chupete sólo durante el sueño.

Como puedo ayudar a que mi bebé sienta menos dolor?

Con la aplicación de calor en la zona intestinal, conseguimos que se reduzca la sensación de dolor. A la vez, el calor genera movimiento por lo que aplicado a la zona intestinal, ayuda a expulsar estos gases tan molestos.
Con la Wawa Band de Kusi Wawa conseguirás aplicar calor de forma segura para que estos gases que molestan a tu bebé desaparezcan de forma rápida. A parte de estar monísimo, tendrás la tranquilidad que el método es seguro y controlado.

Cuándo dirigirse al pediatra

Hay que dirigirse al pediatra cuando el niño tiene gases a menudo y no se identifica la causa y cuando el niño pierde peso.

Para ver más información dirigirse a este articulo de Mi Bebe Y Yo
http://www. mibebeyyo.com/bebes/salud-bienestar/enfermedades/tiene-aire-barriga-4042

Conoce el método kusi wawa que te ayudará a relajar a tu bebé con colicos
www.kusiwawa.com

http://www.kusiwawa.com/wawa-band

Publicado por:

08/12/2016

cómo detectar y tratar los gases en los más pequeños

La aerofagia, tener gases e hinchazón con dolor abdominal, es algo bastante frecuente en los bebés de menos de un año y va asociada a lo que se conoce como cólico del lactante. Sin embargo, no se trata de un problema que se frena al cumplir el año, pues sigue siendo común entre los niños pequeños. En general, se trata de una afección leve que no reviste gravedad, pero que puede llegar a ser muy doloroso e incómodo para los niños.

¿Qué síntomas produce la aerofagia?

Cuando se acumulan gases en el estómago o en el intestino, estos pueden dar lugar a varios síntomas.

Hinchazón y malestar abdominal. Al quedarse atrapado, el gas tiende a elevarse, por eso es común que se presente hinchazón en el estómago y la tripa del niño, que puede ir acompañada de sensación de presión, tanto en la parte del intestino como en el pecho.

Dolor en el abdomen y/o el estómago. Además de provocar hinchazón, en ocasiones los gases duelen, y mucho. Esto ocurre porque el gas detiene el flujo normal de los jugos gástricos, haciendo que la presión se acumule y cause dolor.

Hipo y eructos. Los eructos son la forma en a que el aire que tragamos sale al exterior. Por tanto si el niño ha tragado gases. Además, puede aparecer hipo, que ocurre cuando el diafragma se irrita o a causa del nerviosismo.

Reflujo. Si los gases del estómago ejercen presión hacia arriba, puede ocurrir que los gases del esófago asciendan hacia el esófago produciendo ardor, regurgitaciones, dolor y en algunos casos incluso vómitos, aunque no es muy frecuente.

¿Por qué se producen los gases?

Los gases pueden aparecer por dos razones: por haber ingerido aire, porque se produce un exceso de gases en el intestino durante la digestión y estos no pueden ser expulsados con normalidad.

La primera de las causas, conocida como aerofagia, se produce en el momento en el que comemos. Ingerir aire es normal, y luego se expulsan con normalidad, Pero si tragamos aire en exceso, pueden acumularse en el estómago y causar las molestias antes mencionadas. Esto puede ocurrir por comer muy deprisa, por comer con nerviosismo, por tomar bebidas con gas, con pajitas o por masticar chicle

La descomposición de los alimentos también produce gases, generalmente en el intestino. Esto es un proceso natural que surge de la fermentación de algunos alimentos. Si existe algún problema, como una falta de enzimas digestivas, los niños serán más propensas a padecer gases, especialmente con alimentos ya de por sí flatulentos y ricos en fibra, como las legumbres o algunas verduras.

Cómo tratarlos y prevenirlos

Los gases en los niños pueden aliviarse de varias maneras. Si duelen mucho, podemos darles algún analgésico común, tipo paracetamol, pero lo ideal es ayudarle a que expulse los gases:

•Masajear la barriga del niño con movimientos circulares mientras está sentado facilita la expulsión de los gases y alivia el dolor. También ayuda aplicar calor local.

•Infusiones que ayudan a eliminar los gases, como la manzanilla, la melisa, el anís estrellado o la tila.

•Invitarle a que se mueva. Tal vez, si le duele, no le apetezca ponerse a bailar o a saltar, pero sí dar un paseo, salir a la calle, etc. El movimiento ayuda a eliminar los gases.

•Existen medicamentos para combatir los gases, pero no se ha demostrado su eficacia en niños, así que mejor evitarlos.

•Invitarle a que bebe agua a pequeños sorbos.

Si aparecen algunos síntomas más, como vómitos, o los síntomas perduran más de un día, hay que acudir al médico. Si el dolor va en aumento e irradia alrededor del ombligo, lo mejor es acudir a urgencias para descartar que se trata de apendicitis.

Los gases también pueden prevenirse o minimizarse si:

•Evitamos que ingiera bebidas gaseosas, que mastiquen chicle o coman muchos caramelos.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *