Bebe por semana: Desarrollo feto semana 28: Empieza a perder el lanugo

Bebe por semana: Desarrollo feto semana 28: Empieza a perder el lanugo

Desarrollo feto semana 28: Empieza a perder el lanugo

 

Cómo es el desarrollo del bebé en la semana 28


El feto puede oír

En la semana 28 de embarazo, el oído del bebé ya puede detectar sonidos, pero ten en cuenta que la bolsa amniótica actúa como un amortiguador de las ondas sonoras. No obstante, la voz de la madre es el sonido que percibe con mayor intensidad en la cavidad uterina. Hecho fácilmente explicable por la proximidad de la fuente de emisión y la transmisión directa de las vibraciones a través de los tejidos maternos.

Mueve manos y pies

En ecografías de la semana 28 de gestación se pueden apreciar movimientos de flexión y extensión de los dedos de las manos que pueden interpretarse como la existencia del reflejo de asir. Cuando nazca, este será uno de los reflejos que observará el pediatra al nacer. Se llama reflejo de prensión palmar y plantar: al estimular la palma de la mano o del pie, el bebé flexiona inmediatamente los dedos. Incluso si agarra con dos sus manitas nuestros dedos lo hace con tal fuerza que será suficiente para levantar su propio peso.

 

Si no sientes al bebé, consulta

Los movimientos fetales son un signo de bienestar fetal, aunque hay que tener en cuenta que la intensidad y número de los movimientos es variable en cada feto. A título orientativo, en el tercer trimestre del embarazo se suelen percibir un mínimo de 10 movimientos al día. Pero, más importante que contar cuántas veces se mueve el bebé es percibir de pronto que disminuye los movimientos fetales; debes tener en cuenta que siempre hay días que puede notar algo más o menos movimientos. Así, ante una disminución evidente de la percepción de movimientos fetales hay que consultar con el obstetra. 

 

Qué siente la madre en la semana 28 de embarazo


La sangre no es igual en todos los seres humanos y está determinada por su genética. Todos tenemos un grupo sanguíneo (A, B, 0) y algunas personas poseen el llamado antígeno D, es decir, son Rh+; y otras no lo tienen, son los Rh-.   En el embarazo, el problema surge si la madre es Rh- , por tanto, no tiene el antígeno D pero el padre sí, y el feto hereda el Rh + paterno: entonces se produce la llamada incompatibilidad materno-fetal. ¿En qué consiste?     

  • Si el feto tiene el antígeno D (es Rh+)  y la madre no, su organismo puede fabricar anticuerpos contra esos hematíes del feto para destruirlos, ya que los considera extraños. Esto puede ocasionar anemia en el bebé que está en desarrollo, que puede ser que puede ser leve, moderada o muy grave

  • Para saber si la madre está sensibilizada frente al antígeno D, es decir si  ha creado esos anticuerpos que pueden atacar a los hematíes de su bebé, a todas las mujeres embarazadas se les hace un análisis de sangre que se llama test de Coombs. Si el resultado es negativo, a las madres con Rh- se les pone en esta semana una vacuna, la inmoglobulina Anti-D que impide que la madre fabrique anticuerpos contra los hematíes Rh positivos del hijo que espera o de futuros bebés.

  • Por el contrario, si el feto recibe el Rh de su madre, Rh-, no se produce dicha incompatibilidad materno-fetal.

  • En ocasiones las pataditas del bebé que tanto te emocionaron al comienzo, empiezan a ser un poco molestas, sobre todo cuando su pierna o su brazo se topan con alguna costilla. Además la barriga ya tiene un volumen importante y la piel de la embarazada se encuentra muy tirante. Por eso es posible que notes algunos picores en ella. Aplícate una buena capa de crema hidratante.
  • ¡Pero, atención! En el caso de que  ese picor se vuelve insoportable y no se restringe únicamente al área de la tripa y se extiende a las palmas de las manos y de los pies, conviene acudir al médico para comentárselo, ya que puede ser síntoma de una enfermedad del hígado en el embarazo llamada colestasis, que tratada a tiempo, no tiene porque ser peligrosa.
 

Ángela del Tío

Desarrollo feto semana 27: Si nace ahora puede sobrevivir

Si naciera en esta semana tu bebé ahora, en la semana 27 de embarazo, podría llegar a sobrevivir, aunque con muchos cuidados médicos. Ten en cuenta que para que el pequeño sea capaz de respirar fuera del útero materno necesita que sus pulmones hayan madurado.  El desarrollo cerebral del feto alcanza un momento cumbre esta semana, gracias a las conexiones neuronales que se están generando.

Pulmones aún inmaduros en la semana 27


En este proceso de maduración pulmonar interviene una proteína esencial: el surfactante, que provoca que los alvéolos estén abiertos y puedan intercambiar oxigeno. La producción de surfactante empieza hacia la semana 10 de embarazo, pero es un proceso muy lento y no alcanza unos buenos niveles hasta la semana 34 o la semana 36 de embarazo. Por este motivo, los prematuros suelen necesitar ayuda para respirar, dado que el surfactante es muy escaso.

  • Tratamiento con corticoides

    Si los médicos prevén con antelación que el bebé nacerá antes de tiempo, en la semana 27 de embarazo, se puede administrar un tratamiento a la madre a base de corticoides que pasa al feto y estimula la secreción de surfactante. O incluso es posible inyectarlo directamente en sus pulmones, una vez que ha nacido. Con estas medidas se trata de evitar que el bebé padezca síndrome de insuficiencia respiratoria o enfermedad de la membrana hialina.

  • Desarrollo cerebral, en auge

    También a partir de ahora se produce un hecho crucial en su desarrollo cerebral: en la superficie lisa del cerebro se empiezan a formar los pliegues y circunvalaciones características de la corteza cerebral, incrementándose la cantidad de tejido. Esas hendiduras son el resultado de las conexiones que se producen entre las células nerviosas y que permiten que pueda percibir imágenes, sonidos, olores, sabores y sensaciones táctiles.

Qué siente la madre en la semana 27 de embarazo


Ecografías en 3D y 4D

 

¿Has pensado en hacerte en una ecografía en 3D? Ahora es el momento más adecuado. Para que una ecografía en 3D y 4D ofrezca unas buenas imágenes, se requiere que haya una cantidad de líquido amniótico suficiente. Pero además, puesto que lo que buscas con este tipo de ecografías es sobre todo ver al bebé, te gustará que tu hijo presente un buen aspecto.

Si la ecografía se hace muy pronto, tu pequeño no va a dar su mejor instantánea, ya que es a partir del final del segundo trimestre cuando empieza a acumular grasa y a ofrecer ese aspecto de “bebote”. Más tarde de la semana 31 de embarazo, tu hijo es tan grande que apenas tiene sitio para moverse y además apenas hay líquido amniótico, lo que empeora la calidad de las imágenes.

Un consejo para alimentarte mejor


Hay muchas pruebas que indican que la vitamina C es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunitario: influye sobre la actividad de los leucocitos y macrófagos, los soldados de primera línea de nuestro sistema inmunitario. Además, cuando nuestro cuerpo se encuentra luchando contra los agentes infecciosos llega a perder hasta un 40 por ciento de esta vitamina.  El problema es que nuestro organismo es incapaz de producirla y sólo puede obtenerla a través de la dieta, y apenas la retiene durante tres horas después de ingerirla; por eso, debe tomarse varias veces al día.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *