Comida bebe 5 meses y medio: Papilla para bebés de 5 meses en adelante – Mi Diario de Cocina

Comida bebe 5 meses y medio: Papilla para bebés de 5 meses en adelante – Mi Diario de Cocina

¿Qué puede comer un bebé de 5 meses?- TodoPapás

Publicidad

Indice

  • Recomendación de leche materna hasta al menos los 6 meses
  • ¿Qué puede comer un bebé con cinco meses?
  • ¿Cómo sé yo que mi bebé tiene hambre?
  • ¿Mi bebé está comiendo suficiente?

 

La postura de la Organización Mundial de la Salud, que comparte la Asociación Española de Pediatría, es la de alimentar al bebé exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses ya que es el mejor alimento para él hasta esta edad. Contiene todos los nutrientes que necesita, además de ayudarle a fortalecer su sistema inmunológico y favorecer su desarrollo.

No obstante, no todos los bebés se alimentan de leche materna hasta esta edad. De hecho, la mayoría de madres que da el pecho lo abandona en torno a los 4 meses, cuando vuelven al trabajo. Y muchas madres no dan el pecho en ningún momento y el pequeño se alimenta con leche de fórmula desde el principio.

Además, no todos los bebés tienen las mismas necesidades nutricionales, por lo que puede que tu pediatra, por diferentes motivos, te recomienden empezar antes de los 6 meses a introducir otros alimentos. Si es así, tienes que saber que el estómago de tu pequeño está preparado para comer otros alimentos aparte de leche ya que:

— Sus órganos digestivos han madurado lo suficiente para poder absorber alimentos más complejos. Su movilidad intestinal es mejor, así como su respuesta inmunológica.

— Hacia esa edad desaparece el reflejo de extrusión, es decir, el reflejo innato de escupir cualquier alimento. Es decir, el bebé tiene la capacidad de tragar alimentos semisólidos puestos en su boca. Ya controla la musculatura labial para cerrar la boca, tiene movimientos de lengua hacia atrás y adelante y mueve hacia dentro el labio inferior cuando se retira la cuchara. No obstante, no todos los niños pierden ese reflejo a la misma edad, algunos tardan más.

Articulo relacionado: ¿Qué puede comer un niño de 6 meses?

— Son capaces de mantenerse sentados solos en la trona, lo que indica que su desarrollo ha avanzado.

Aunque sus órganos sean capaces de tolerar más alimentos aparte de la leche, debes introducirlos gradualmente y siguiendo siempre las indicaciones de tu pediatra.

Lo normal es empezar con cereales sin gluten añadidos al biberón (que puede ser tanto de leche materna como de leche de fórmula). Empieza por poner un cazo en una de las tomas y espera un par de días para añadir otro cazo más. Así hasta darle la cantidad necesaria según su peso y edad.

También se le puede empezar a dar fruta, ya sea en forma de papilla, zumo o pequeños trocitos para los chupe y saboree. Las frutas mejores por su aceptación y sabor son plátano, manzana, pera y naranjas.

Después podrás probar con purés de verduras. Lo primero que se recomienda dar son patatas, zanahorias, puerros, calabacín, calabaza o judías verdes.

Una vez el niño haya ido probando estos alimentos y veas que los admite bien, puedes introducir el pollo cocido y añadido al puré.

Recuerda que cada alimento nuevo que introduzcas debes hacerlo cada 3 días más o menos para poder saber si le provoca alguna reacción alérgica o problema. Todos estos alimentos que te hemos comentado no suelen dar alergia, pero es mejor prevenir y tener cuidado con la introducción de alimentos.

Si tu bebé también sabe chupar la comida sin atragantarse, puedes darle pequeños trocitos de alimentos para que los vaya probando y se acostumbre a su sabor y textura fuera de los purés.

Articulo relacionado: ¿Qué puede comer un niño de 10 meses?

Y si el pediatra no te ha comentado nada y tu bebé crece adecuadamente solo con leche materna, espera a introducir estos alimentos hasta que cumpla los 6 meses. Además, la introducción de nuevos alimentos no implica, ni mucho menos, dejar la lactancia materna, sino combinarla. La leche será su alimento principal unos cuantos meses más.

 

Normalmente cuando un bebé tiene hambre llora, pero lo mejor es estar atentos a las señales que da el bebé antes de comenzar a llorar. Esto es porque si ya está llorando puede resultar difícil que se calme y que empiece a comer.  A esta edad comerán cada cuatro o cinco horas, pero podemos identificar las señales de hambre cuando fuese necesario:

— el bebé se relame los labios

— saca la lengua

— empieza a presentar el reflejo de búsqueda (mover la mandíbula y la boca o la cabeza en busca del pecho)

— poner su mano en la boca reiteradamente

— abre mucho la boca

Articulo relacionado: ¿Qué puede comer un niño de 24 meses?

— está irritable

— succiona todo lo que encuentra

Es importante saber que cada vez que haga una de esas cosas no es necesariamente señal de hambre en el bebé, a veces lo harán para sentirse reconfortados (querrá que le abraces o que le cambies el pañal)

 

Para saber si tu bebé está creciendo de forma adecuada tenemos varias vías:

gráficas de crecimiento: el pediatra durante los chequeos que le hará al bebé controlará el peso del bebé y lo apuntará en una gráfica de crecimiento. Esta gráfica vislumbrará si tu bebé está comiendo suficiente o no. Los bebés que están en rangos de percentil de crecimiento saludables es probable que estén recibiendo la cantidad de alimento necesaria cada vez que comen.

pañales diarios: este es un buen indicador de si el bebé está recibiendo suficiente alimento o no. A medida que crece aumentará la frecuencia con la que moja el pañal.  En cuanto a las deposiciones es algo que varía más, ya que varía dependiendo si toma leche de fórmula y el tipo de esta o si es alimentado a pecho.

La mayoría de los bebés duplican el peso que tenían al nacer al llegar a los 5 meses y lo triplican cuando cumplen el año. Si tu bebé está teniendo problemas para aumentar de peso, disminuye el tiempo entre las tomas, aunque esto conlleve a despertar al bebé.

Si aun así estás preocupado por si tu bebé no está comiendo lo suficiente, lo ideal es que consultes con tu pediatra para corroborarlo. Él te guiará con las cantidades y la frecuencia de las comidas de tu bebé.

 

Te puede interesar:

Conocer el percentil del bebé permite realizar un seguimiento de cómo se está desarrollando en comparación con otros bebés de su misma edad.

Publicidad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

A pesar de las recomendaciones la mayoría de bebés empieza la alimentación complementaria antes de tiempo

Cuando hace unos meses os ofrecimos la guía completa de alimentación complementaria os explicamos que las recomendaciones a la hora de empezar a dar de comer a los bebés dicen que el mejor momento es a partir de los 6 meses.

Algunas guías hablan de los cuatro meses como la edad a partir de la cual los bebés ya pueden empezar a comer, pero como esa recomendación choca frontalmente con la de amamantar hasta los seis meses de manera exclusiva, lo que se está intentando imponer es los seis meses como momento ideal para empezar a darles comida que no sea leche.

A pesar de ello, a pesar de que la alimentación complementaria debería empezarse hacia los 6 meses (o 4 meses si permitimos lo que algunas guías dicen) son muchos los bebés que empiezan a comer antes de tiempo. Y no hablo de antes de los 6 meses, que también, sino que muchos lo hacen incluso antes de los 4 meses, pese a que está completamente desaconsejado.

Por qué a partir de los 6 meses

Decimos que lo ideal es empezar a darles de comer a los 6 meses porque es el momento en el que son capaces de mantenerse más o menos sentados, el momento en el que son capaces de coger cosas con la mano (comida) y llevársela a la boca y el momento en el que seguro que no tienen el reflejo de extrusión, encargado de hacerles escupir todo aquello que entre en la boca y no sea leche.

Además, como la leche materna es el alimento nutricionalmente más completo que existe, y como además aporta defensas a los bebés, no hay razón para dar menos leche y más alimentos antes de los seis meses. De hecho, es que es mejor no hacerlo.

A partir de los 6 meses, aprovechando su curiosidad, se les empieza a dar comida para que prueben nuevos sabores, conozcan las texturas y poco a poco se vayan acostumbrando a la que será su alimentación el resto de sus vidas (por eso no hay prisa, porque tendrán toda la vida para comer de todo).

Hay bebés que están comiendo antes de los 4 meses

Incluso si hablamos de leche artificial, hace años que se recomienda que la alimentación principal durante los primeros 6 meses sea leche, y a partir de entonces se empiece a complementar la leche con otros alimentos.

Sin embargo, son muchos los bebés que empiezan antes de los 6 meses, y la realidad es que no son precisamente pocos. Tal y como nos cuentan en Consumer, un estudio publicado en Pediatrics mostró que de 1.500 mujeres encuestadas, el 40,4% habían dado comida a sus hijos antes de los 4 meses. Al desglosar las cifras vieron que cuando las mujeres amamantaban lo hacía el 24,3%, y que cuando daban leche artificial, lo hacía el 52,7%. Las que daban mixta el 50,2%.

Al valorar las cifras poniendo como límite los seis meses, vieron que el 92,9% de los bebés ya habían comido algo antes de cumplirlos. Teniendo en cuenta que los 6 meses se considera el momento ideal para empezar, los investigadores concluyeron que la mayoría de familias era «incorporadora precoz» de alimentación complementaria.

Pero, ¿por qué lo hacen?

Pues en gran parte porque hace décadas era lo normal. Yo mismo recomendé hace 15 años, cuando trabajé en pediatría unos meses, dar zumo de naranja a los 3 meses de edad. Por entonces era lo que se recomendaba en el centro donde trabajaba y era lo que todos decíamos.

Las abuelas de los bebés actuales lo recuerdan: «Yo a los 3 meses ya les daba tal o cual cosa» y sienten que cuando a los 4 meses están tomando solo leche se les está malnutriendo: «Nena, yo le daría algo, porque lo veo que pasa hambre», «Yo a esa edad ya te daba fruta y cereales, incluso carne», «Mira cómo nos mira comer, y tú ahí venga a darle solo leche».

Y como los bebés lloran porque no tienen otra manera de comunicar sus necesidades, esa es la explicación más plausible que encuentran. Si son más pequeños, son cólicos, si son más mayores, los dientes, pero si se encuentran en la franja de 4 a 7 meses, pues debe ser hambre, necesidad de comer otras cosas, que están aburridos de la leche o que apetece darles algo más, aunque los pediatras se empeñen en que solo tomen leche.

Según el estudio, las madres que dieron alimentos a los bebés antes de los 4 meses lo hicieron porque:

  • Mi bebé ya era lo suficientemente mayor (88,9%): en realidad es todo lo contrario. Son todavía pequeños.
  • Mi hijo parecía hambriento (71,4%): pero esto es igual que cuando son más pequeños, ¿no? Se les da su leche y listo.
  • Mi niño quería probar mi comida (66,8%): Con tres meses es poco probable. Se puede entender que un bebé de 5 meses haga el gesto de coger la comida, tratando de incorporarse, pero con 3 meses muchos aún no han empezado a dirigir la mano hacia aquello que les interesa.
  • Yo quería alimentar a mi hijo con algo distinto a la leche materna o de fórmula (64,8%): nada que añadir.
  • Un médico u otro profesional sanitario me lo aconsejó (55,5%): o sea, que a más de la mitad de las madres un médico o profesional sanitario le dio un consejo erróneo.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *