Como calmar la tos en bebes: Mi bebé tiene tos, ¿qué hago? – Enfamil España

Como calmar la tos en bebes: Mi bebé tiene tos, ¿qué hago? – Enfamil España

Mi bebé tiene tos, ¿qué hago? – Enfamil España

A pesar de que la tos del bebé es bastante habitual, los síntomas de la tos pueden llegar a preocupar mucho a los padres, llegando a hacerse preguntas como “mi bebé tiene tos, qué hacer”. Pero no hay nada de qué preocuparse, ya que la tos del bebé es un mecanismo de defensa que a veces incluso resulta necesaria para que el bebé pueda expulsar mocos acumulados durante un resfriado, un trozo de fruta o cualquier otro elemento que no tenga que estar ahí.

Así que si tu bebé tiene tos, lo único que tienes que hacer es averiguar el motivo para saber cómo aliviar la tos del bebé.

Mi bebé tiene tos, ¿qué hago?

La tos es inevitable, especialmente en la época de frío, por lo que podéis estar tranquilos a pesar de que el bebé tenga tos. Lo importante en esos momentos es pensar en cómo aliviar la tos del bebé para intentar que no se haga daño en la garganta.

Cómo aliviar la tos del bebé

Aliviar la tos del bebé es nuestra tarea principal, especialmente cuando es demasiado recurrente. Es por eso por lo que conocer algunos remedios para aliviar la tos puede ser de gran utilidad. Vamos a conocer algunos de ellos:

  • Beber líquido: si el organismo se hidrata, las mucosas se resecan menos, por lo que el niño o la niña podrá tener menos tos. Dependiendo de la edad del bebé, deberás ofrecerle o bien leche materna, que es la alimentación recomendada para bebés menores de 6 meses, o bien agua o zumos para bebés más mayores.
  • No al tabaco en casa: no es bueno fumar en las estancias en las que esté el bebé, por lo que si sois fumadores, lo mejor es que lo hagáis fuera de casa.
  • Un humidificador para su habitación: el aire seco producido por la calefacción es incluso perjudicial para el bebé, por lo que colocar un humidificador en su habitación para humedecer el ambiente es una gran idea si tenemos en cuenta que la humedad funciona como protector de la mucosa.
  • Refuerza el sistema inmunitario del pequeño: una vez el bebé ha dejado de tomar leche materna, procura que mantenga una alimentación equilibrada para reforzar sus defensas.
  • Límpiale la nariz a menudo: para los resfriados, la mejor opción siempre será la de limpiar la nariz. Para ello, te recomendamos una solución fisiológica que podrás encontrar de venta en farmacias.

No olvides que si la tos persiste, lo que debes hacer es llevar al bebé al pediatra para que, en caso de que fuera necesario, aplicara un tratamiento.

Calmar al bebé cuando tiene tos

Para poder calmar la tos del bebé es fundamental saber qué le pasa y por qué está producida. En función del tipo de tos sabremos qué hacer y, por tanto, podremos calmar ese malestar del pequeño de la casa.

Cómo saber de qué es la tos del bebé

La tos se presenta de diferentes formas y por diferentes motivos y es que es simplemente un síntoma que nos avisa de que al bebé le pasa algo. Además, también es un mecanismo de defensa para expulsar esos virus y bacterias que pueden afectar a la salud del pequeño.

Pero ¿cómo saber de qué es la tos del bebé? Será importante analizar la tos del bebé y saber si es porque ha cogido algo de frío, si se ha tragado algo o si tiene mucosidad, por ejemplo.

Tipos de tos del bebé

Algunos tipos de tos suelen ser más claros de identificar que otros pero, aun así, a continuación vemos algunos de los motivos por los que el bebé puede toser:

  • Tos seca: la tos seca suele ser molesta e incluso dolorosa, ya que, al tener la garganta seca y sin mucosidad, irritará la zona.
  • Tos blanda o productiva: este tipo de tos se caracteriza por tener una gran cantidad de moco. No es tan dolorosa, pero sí que es molesta.
  • Tos convulsiva: es uno de los tipos de tos más desagradables, ya que se producen varios golpes de tos rápidos seguidos de una respiración bastante brusca.
  • Tos de perro: este tipo de tos también es seca e irrita la garganta. La tos de perro, también llamada tos perruna, es característico de las laringitis.
  • Tos asmática: vuelve a ser una tos seca y molesta al venir acompañada de dificultad respiratoria.

Qué hacer si la tos del bebé no para

Si no hemos conseguido aliviar la tos del bebé después de seguir los consejos que hemos dado más arriba, tendrás que acudir al pediatra para saber qué causa exactamente la tos de tu bebé y cuál es el posible tratamiento para calmarle.

Cuándo acudir al pediatra

Si la tos es muy persistente, es decir, dura más de dos o tres semanas, deberemos acudir al pediatra.

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Compartir

Artículos relacionados

Mi bebé ronca mientras duerme, ¿es normal?

Es posible que como madre o padre de un bebé te sorprendas si le oyes roncar e incluso te preguntes…

Leer más

Cómo cuidar los dientes del bebé

Cuidar los dientes de nuestro bebé es muy importante para su desarrollo, ya que de ellos dependen su alimentación y…

Leer más

Subir las defensas al bebé ¿cómo reforzar …

Muchas madres y padres, sobre todo en un momento como el actual, están preocupados por las defensas del más pequeño…

Leer más

Cómo y cuánto duerme un bebé de 3 meses

Durante los primeros meses los bebés se desarrollan muy rápido. Su cuerpo y su comportamiento cambian de manera constante. A…

Leer más

  • Club Enfamamá

  • Calculadora leche

  • Comprar

Subir las defensas al bebé ¿cómo reforzar su sistema inmunitario? – Enfamil España

Muchas madres y padres, sobre todo en un momento como el actual, están preocupados por las defensas del más pequeño de la casa. Quieren saber si pueden reforzar el sistema inmunitario de su bebé para que se defienda mejor de las enfermedades infecciosas.

Si es tu caso, estas son algunas medidas que puedes tomar para fortalecer el sistema inmunitario de tu bebé.

Cómo es el sistema inmune de un bebé

Durante sus primeros años de vida, los niños son muy propensos a contraer enfermedades infecciosas. Aunque nacen con algunas defensas, su sistema inmunitario aún es inmaduro y debe fortalecerse durante sus primeros años de vida.

Los bebés:

  • No tienen anticuerpos ni memoria inmunitaria contra muchos patógenos y antígenos, ya que aún no se han enfrentado a ellos.
  • Su flora intestinal es escasa. Aún no es lo suficientemente fuerte para frenar el avance de ciertos patógenos.

Qué defensas tiene el bebé recién nacido

Durante el embarazo, has transmitido a tu bebé parte de tus anticuerpos y células inmunitarias, así como antígenos microbianos y moléculas relacionadas con la inflamación1. Por ello, salvo que nazca de manera prematura, su sistema inmunitario está bastante desarrollado.

Sin embargo, las defensas son diferentes en cada bebé. Dependen del sistema inmunitario de la madre y las experiencias que ella haya vivido durante el embarazo. Las enfermedades, el estrés y la alimentación de la madre pueden afectar al sistema inmunitario del pequeño.

Además, aunque el bebé tiene algunas defensas, su sistema inmunitario no está completamente desarrollado y tardará bastantes años en estarlo. Por ello, deberás echarle una mano.

¿Qué puedo hacer para subir las defensas del bebé?

Estos son los consejos principales que te ayudarán a subir las defensas de tu bebé:

  • Dale una alimentación equilibrada: los desequilibrios nutricionales pueden alterar el sistema inmunitario del bebé. Asegúrate de que está tomando todos los nutrientes que necesita.
  • Cuida su flora intestinal: las bacterias del intestino favorecen la digestión, evitan la entrada de patógenos y contribuyen al desarrollo del sistema inmunitario2.
  • Fomenta las actividades al aire libre

 

Cosas que NO ayudan a las defensas de tu bebé

Existen muchos mitos sobre el sistema inmunitario de los bebés. Estos son los más comunes:

  • “Hay que esterilizar todo lo que toque”: es bueno mantener cierta limpieza, pero el contacto con los microorganismos presentes en el medio le ayudará a desarrollar su sistema inmunitario y prevenir alergias.
  • “No debes sacarlo de casa en sus primeros meses”: tu pequeño puede y debe salir de casa, siempre que no se enfrente a aglomeraciones de personas.
  • “No le des al bebé alimentos alérgenos”: casi toda la comida tiene alérgenos y exponer al bebé a ellos es la mejor manera de prevenir alergias. Deberás ir introduciendo los alimentos según lo marque el profesional de la salud.
  • “Llevar al bebé a la guardería”: los lactantes que van a la guardería antes de su primer año de edad están más expuestos a sufrir infecciones a una edad en la que todavía no ha madurado su sistema inmune, y, por lo tanto pueden necesitar antibióticos, unos fármacos que dañan su flora intestinal.

 

¿Cómo ayudar a su sistema inmunitario?

La mejor manera de subir las defensas de tu bebé es alimentarlo con leche materna. Es un alimento completo y le ayudará a desarrollar su sistema inmunitario. A través de la leche materna, pasas a tu bebé todas las sustancias que necesita para conseguir fortalecer su sistema inmunitario.

La OMS recomienda continuar con la lactancia hasta los 2 años. Sin embargo, a partir de los 6 meses es recomendable introducir alimentos complementarios, siempre bajo supervisión y consejo de un profesional de la salud. Hazlo de manera gradual, según te indique el profesional de la salud, y opta por aquellos que sean más saludables.

Estos son algunos nutrientes que te contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario:

  • Vitamina D4: se encuentra en el pescado o el huevo.También aparece como provitamina en algunos vegetales.
  • Zinc5: puedes encontrarlo en la carne, los frutos secos (como la almendra o la avellana) o la avena.
  • Hierro6: abunda en la carne, las legumbres (como las lentejas o los garbanzos) y las espinacas.
  • Vitamina C7: se encuentra en todos vegetales, aunque destaca en el pimiento, el perejil y el brócoli, o en frutas como las fresas o las naranjas.

Algunos consejos para ayudar a su sistema inmunitario

Controlar todo lo que come el bebé resulta complicado, así que te dejamos unos consejos generales para ayudar a las defensas del bebé:

  • Una dieta variada: debe basarse en alimentos vegetales, como cereales integrales, frutas, verduras y legumbres. Añade pequeñas cantidades de pescado, carnes blancas y huevo.
  • Exposición al sol: los rayos ultravioletas causan la producción de vitamina D en la piel.
  • Vacunación: las vacunas activan el sistema inmunitario de tu bebé para que pueda defenderse de ciertas enfermedades infecciosas.
  • Pide consejo a tu pediatra: la introducción de alimentos depende de cada bebé. Por ello, la persona ideal para aconsejarte es tu pediatra.

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

 

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

 

 

Referencias

  1. Jennewein, M. F., Abu-Raya, B., Jiang, Y., Alter, G., & Marchant, A. (2017, November). Transfer of maternal immunity and programming of the newborn immune system. In Seminars in immunopathology (Vol. 39, No. 6, pp. 605-613). Springer Berlin Heidelberg.
  2. Bezirtzoglou, E., & Stavropoulou, E. (2011). Immunology and probiotic impact of the newborn and young children intestinal microflora. Anaerobe, 17(6), 369-374.
  3. Parracho, H., McCartney, A. L., & Gibson, G. R. (2007). Probiotics and prebiotics in infant nutrition. Proceedings of the Nutrition Society, 66(3), 405-411.
  4. Adams, J. S., Liu, P. T., Chun, R., Modlin, R. L., & Hewison, M. (2007). Vitamin D in defense of the human immune response. Annals of the New York Academy of Sciences, 1117(1), 94-105.
  5. Dardenne, M. (2002). Zinc and immune function. European journal of clinical nutrition, 56(3), S20-S23.
  6. Johnson, E. E., & Wessling-Resnick, M. (2012). Iron metabolism and the innate immune response to infection. Microbes and infection, 14(3), 207-216.
  7. Carr, A. C., & Maggini, S. (2017). Vitamin C and immune function. Nutrients, 9(11), 1211.

 

Bibliografía:

  • A.E.P. (2013). Guía Práctica para padres. Asociación Española de Pediatría. Disponible en aeped.es.
  • A.E.P. (2020). Influencia de la alimentación en la inmunidad. Asociación Española de Pediatría, Iniciativa Jueves Con Ciencia.
  • Almarza, A. L., & Martínez, B. M. (2010). Alimentación del lactante sano. Protocolos diagnóstico-terapéuticos de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica SEGHNP-AEP, 311-320.

Compartir

Artículos relacionados

Mi bebé ronca mientras duerme, ¿es normal?

Es posible que como madre o padre de un bebé te sorprendas si le oyes roncar e incluso te preguntes…

Leer más

Cómo cuidar los dientes del bebé

Cuidar los dientes de nuestro bebé es muy importante para su desarrollo, ya que de ellos dependen su alimentación y.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *