Como esta el bebe a las 39 semanas de embarazo: Semana 39 de embarazo — inatal

Como esta el bebe a las 39 semanas de embarazo: Semana 39 de embarazo — inatal

Semana 39 de embarazo: ¡ya falta muy poquito!

Icons / List-viewCreated with Sketch.

Temas en este artículo

Icons / arrow-downCreated with Sketch.

  • Crecimiento y desarrollo en la semana 39 de embarazo
  • El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 39
  • Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 39 de embarazo
    • Qué hacer en la semana 39 de embarazo
    • Qué precauciones debes tomar durante esta semana
  • Consejos y bienestar en la Semana 39 de embarazo
    • ¿Tienes claro si te vas a poner la epidural?…
    • Por si te preguntas cómo vas a reconocer las «verdaderas» contracciones…
    • ¿Hay alguna forma de adelantar el parto sin correr riesgos?…
    • ¿Sabes que tu parto podría ser afín a tu horóscopo?…

Crecimiento y desarrollo en la semana 39 de embarazo

Te explicamos cómo evoluciona tu cuerpo a las 39 semanas de embarazo y cómo va creciendo tu bebé. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

Calabaza gigante

¡Estás de 39 semanas de embarazo y ya falta muy poco para el nacimiento de tu pequeño/a!

  • Sus ojos, ya grandes y bien formados, aún tardarán en sofisticar del todo las conexiones neuronales que le permitirán enfocar.
  • Los músculos de su cuello se han fortalecido, por lo que ahora es capaz de mantener su cabeza alejada del pecho. Esta, a su vez, puede estar cubierta por pelo, tener solo algunos mechones o nada de pelo.
  • El feto cada vez tiene menos espacio a su alrededor, aunque todo movimiento, por pequeño que sea, le ayuda a construir su fuerza muscular y a mejorar su coordinación.

Embarazada de 39 semanas

En esta semana, el bebé ya tiene 37 semanas de desarrollo, un peso aproximado de 3,250 kilos y una longitud de 50 centímetros.

El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 39

A estas alturas del embarazo, las modificaciones que se producen en tu bebé ya son mínimas. No obstante, seguro que te seguirá haciendo ilusión ver cómo es un bebé en la semana 39, tanto en movimiento como en la ecografía. ¡Disfruta de estas imágenes!

Ecografía de 39 semanas

Cómo cambia tu cuerpo en la Semana 39 de embarazo

En esta semana, tu útero está completamente distendido y el abdomen ha alcanzado su tamaño máximo, por lo que es probable que te sientas ya bastante pesada.

En estas dos últimas semanas de embarazo, sería una buena idea procurar alternar ratos de actividad con los de descanso, muy importantes también para prepararte para el parto.

Por último, reseñar que también sería muy común que te inunden sensaciones características del final del embarazo, tales como la incertidumbre y la impaciencia ante la inminente llegada de tu bebé.

Por ello, es muy recomendable que, durante el embarazo, te sientas informada, resolviendo todas las dudas que te vayan surgiendo. Esto te ayudará a calmar los sentimientos relacionados con la incertidumbre y el miedo a lo desconocido.

(Te interesa: Miedos al parto: cómo superarlos)

Qué hacer en la semana 39 de embarazo

En caso de que el nacimiento de tu bebé vaya a tener lugar mediante una cesárea electiva, será durante esta semana el momento ideal para ello, siempre y cuando no existan otras causas que hagan necesario adelantar dicha intervención.

Entre las indicaciones para que sea necesaria programar una cesárea, las más comunes son:

  • Bebé que no tenga presentación cefálica (que no se encuentre orientado con la cabeza hacia la pelvis).
  • Mujer que tenga una cesárea previa y no desee intentar un parto vaginal.
  • Gestante con dos o más cesáreas previas.

Por tanto, en caso de precisar una cesárea programada, los días previos a su realización será necesario realizar pruebas preoperatorias, lo que incluye una visita con el anestesista.

Qué precauciones debes tomar durante esta semana

Ya queda muy poco para que llegue el día en que conozcas a tu bebé. Por ello, es posible que entres en la etapa previa, que sirve de preparación al parto, conocida como la fase prodrómica. Se trata de un conjunto de cambios tanto físicos como emocionales, durante las horas, los días o incluso, las semanas previas al inicio del parto, cuya duración variará de una mujer a otra.

(Te interesa: Fases del parto)

Entre los síntomas físicos que podrías notar podrían encontrarse:

  • Las contracciones irregulares, que van a ayudar a que las condiciones del cuello uterino sean más favorables para el parto.
  • La expulsión del tapón mucoso.
  • La dificultad para conciliar el sueño y adoptar posturas que contribuyan a ello.
  • Incluso la rotura de la bolsa de las aguas también podría producirse en esta etapa.

En cuanto al aspecto emocional, hay mujeres que en esta fase también pueden experimentar cambios sutiles como euforia y aumento de la actividad, a menudo relacionadas con las actividades del hogar, denominado también “síndrome del nido”.

Por tanto, ante esta última fase antes del parto, procura hacerla lo más amena posible. Así mismo, podría ayudarte:

  • Escucha tu cuerpo. Si necesitas descansar, descansa, y, si sientes que necesitas actividad, muévete. Hacer uso de una fit-ball para movilizar la pelvis durante las contracciones, podría aliviarte.
  • Puedes darte duchas de agua templada incidiendo sobre todo en las zonas que puedas notar mayor intensidad durante las contracciones.
  • Disfruta momentos de intimidad con tu pareja. Las relaciones sexuales, así como las caricias, pueden hacer que liberes endorfinas y, por tanto, ayudar a que alivies molestias relacionadas con esta etapa.
  • Masajes en la zona lumbar. Puedes pedir a tu pareja que te masajee esta zona con cierta presión, ya que a veces también puede aliviar molestias.
  • Haz uso de todo aquello que pueda distraer tu tensión, como escuchar música, bailar, utilizar velas aromáticas, así como la luz atenuada.

Todo ello puede hacer que el parto pueda desencadenarse con mayor facilidad, ya que la liberación de oxitocina se verá favorecida.

Consejos y bienestar en la Semana 39 de embarazo

Si ya has empezado a notar contracciones, ¡felicidades! Cada vez estás más cerca del día de tu parto. Cuando aparezcan, notarás como tu abdomen se endurece unos segundos, a veces acompañado de alguna molestia en la parte baja del abdomen, similar a la que puedes sentir durante la menstruación.

Por otro lado, sabrás que son contracciones de parto, cuando se vuelvan regulares, cada vez más frecuentes (cada cinco minutos) y duraderas, y no cedan con el reposo.

Durante estas semanas, podrías ir expulsando el tapón mucoso, que se trata de un moco blanquecino o marrón procedente del cuello uterino, que puede ir acompañado de hilitos de sangre. En ausencia de otros síntomas, no es indicativo de parto inminente, por lo que, en caso de aparecer, no es necesario que acudas al hospital. Sin embargo, si ello te genera inseguridad, habla con tu matrona.

Asimismo, podría darse la posibilidad de que se rompa la bolsa de líquido amniótico, sin sentir contracciones. En ese caso, apuntamos la hora en que he comenzado a sentirme mojada, y tranquilamente me ducho, como algo y me preparo para ir al hospital.

Por tanto, recuerda que debes acudir a urgencias de tu hospital de referencia si:

  • Fiebre mayor de 38º C.
  • Contracciones cada 5 minutos.
  • Rotura de bolsa de líquido amniótico.
  • Disminución/ausencia de movimientos fetales.
  • Sangrado vaginal mayor o igual que una regla.  

Ánimo, ya queda muy poco y tu bebé está listo para llegar al mundo y recibir la cálida acogida de sus papás. Un momento único, que da sentido a nuestra vida y que genera el amor más puro, más incondicional: el amor de una madre hacia su hijo/a.

SUPERVISIÓN CIENTÍFICA: Federación Asociaciones de Matronas de España — FAME
Esther Baeza Pereñíguez. Matrona C.S. Los Alcázares (Murcia). 
Minerva Morcillo Múñoz. Matrona Servicio Murciano de Salud.

……….

¿Tienes claro si te vas a poner la epidural?…

Si ya lo has decidido, en un sentido o en otro, te interesará saber todo esto sobre este tipo de analgesia.

¡Todo sobre la epidural en el parto!

Por si te preguntas cómo vas a reconocer las «verdaderas» contracciones.

..

¡No hay duda de que sabrás hacerlo! Pero un poco más de información no está de más. Así, estarás más segura y tranquila.

¡Descubre cómo son las contracciones de parto! 

¿Hay alguna forma de adelantar el parto sin correr riesgos?…

Tienes tantas ganas de dar a luz que seguro que te lo estarás preguntado. ¿O no? Tranquila, hablamos de este tema.

¡Descubre si hay formas «naturales» de adelantar el parto!

¿Sabes que tu parto podría ser afín a tu horóscopo?…

¿Crees en los signos del Zodíaco? Te interese o no, las estadísticas recogen estos datos. ¡Como mínimo, curioso!

¡Descubre cómo será tu parto según tu signo!

……….

Y ahora, haz clic sobre la imagen y mira tu DIBU correspondiente a la semana 39 de embarazo. 

¡Te enganchará!

Cómo adelantar el parto: métodos naturales para conseguirlo

Icons / List-viewCreated with Sketch.

Temas en este artículo

Icons / arrow-downCreated with Sketch.

  • 6 Técnicas naturales para adelantar el parto
    • 1. Hacer el amor con frecuencia
    • 2. Caminar dos horas al día
    • 3. Esperar al cambio de ciclo lunar
    • 4. Comer especias y picante
    • 5. Baños de agua caliente y relajación
    • 6. Estimular los pezones puede adelantar el parto
  • 4 Juegos para ayudar a dar a luz
    • 1. Con la espalda apoyada en la pelota
    • 2. Basculación de la pelvis
    • 3. De cuclillas
    • 4. De rodillas
  • 3 Ejercicios para tener un parto rápido
    • 1. Con la pelota de pilates
    • 2. Tonificación del suelo pélvico
    • 3. Hacer la mariposa

​​Cuando el embarazo llega a las 38 semanas, se dice que es un embarazo a término. Es decir, que el feto ya está completamente formado y maduro para nacer sin necesidad de tratamientos específicos ni estancia en la incubadora. Sin embargo, el embarazo dura 40 semanas de media, aunque también puede alargarse hasta la semana 42, como máximo, antes de que los médicos decidan provocar el parto de manera artificial.

Cuando la mamá llega a la semana 40 de gestación, ya se encuentra muy pesada y con ganas de tener al bebé entre sus brazos. Por ello, muchas verían con buenos ojos el adelanto del parto, siempre que ello no comporte ningún riesgo, ni para el bebé ni para la mamá. ¿Existen técnicas para conseguir una dilatación para facilitar el parto? ¿Hay que tener en cuenta algunos consejos para parir?

El parto tiene lugar justo en el momento en el que la mamá y el bebé están en el mejor momento para vivir esa experiencia. Por eso, siempre es mejor dejar a la naturaleza que siga su curso natural. Sin embargo, podemos intentar adelantarlo con las siguientes ‘técnicas’:

(Te interesa: Los beneficios del parto a término)

6 Técnicas naturales para adelantar el parto

Seguidamente, os ofrecemos algunas de las técnicas naturales más utilizadas para conseguir adelantar el parto; lo que vendrían a ser unos consejos para parir de forma más rápida.

1. Hacer el amor con frecuencia

Tener relaciones sexuales de forma frecuente durante la última semana de embarazo es uno de los mejores métodos, si se quiere facilitar el parto de una manera natural y agradable.

Esto es así, ya que la actividadsexual estimula mecánicamente el cuello del útero, lo cual favorece su dilatación. Asimismo, al igual que el ejercicio físico, el sexo aumenta los niveles de oxitocina.

Por otro lado, el líquido seminal masculino contiene cantidades elevadas de prostaglandinas. Por su acción, dichas sustancias pueden dar lugar al inicio de las contracciones.

Si hacer el amor es un poco difícil cuando el embarazo llega a sus últimas semanas, puedes recurrir a la estimulación de las zonas erógenas y los juegos eróticos que más os apetezcan.

2. Caminar dos horas al día

El ejercicio físico es un remedio natural y efectivo para adelantar el parto. Los ejercicios de respiración, el yoga, los paseos, las tareas domésticas y cualquier actividad contraria al sedentarismo estimularán la producción de oxitocina, el correcto posicionamiento del bebé, así como la relajación y apertura del canal del parto.

Durante todo el embarazo, es recomendable andar, al menos, dos horas. Sin embargo, probar a caminar especialmente durante la última semana de gestación puede resultar muy útil para ayudar a que se produzca el parto. Y es que, con el movimiento de todas las partes del cuerpo que se emplea para andar, puedes ayudar a propiciar el parto de forma natural.

Además de caminar, podría ser útil que subas escaleras o que te sientes encima de una pelota. La ideal es la que se utiliza para practicar pilates y de goma.

Es importante no excederse con el ejercicio físico para evitar lesiones, agotamiento y el efecto contrario: la producción de adrenalina y el retraso del parto.

(Te interesa: ¡Prepárate para el parto con Chi Kung y Taichi!)

3. Esperar al cambio de ciclo lunar

Otro consejo se basa en esperar al cambio de ciclo lunar. Como también se oye a menudo, los días y las noches en los que hay luna llena, nacen muchos más niños.

Pero se trata de otro dato que no se ha podido demostrar científicamente.

(Te interesa: La influencia de la luna en el parto)

4. Comer especias y picante

También suele aconsejarse el consumo de ciertos alimentos. Las especias y la comida picante pueden provocar acidez o ardor de estómago. Sin embargo, también se dice que estimulan el movimiento de los intestinos y, con él, la llegada del parto.

La piña, el jengibre, la albahaca o el orégano son otros de los alimentos que también se asocian con la inducción del parto.

Sin embargo, científicamente no se ha demostrado que ninguno de los alimentos mencionados provoquen el parto de forma más o menos directa.

5. Baños de agua caliente y relajación

Por otro lado, la relajación también podría ser clave para adelantar el parto. En este sentido, conviene saber que los nervios y el estrés provocan la producción de adrenalina, una sustancia que dificulta o impide la aparición de contracciones.

Por tanto, prepararse un baño de agua caliente con infusión de hierba luisa o practicar meditación son muy útiles para agilizar el inicio del parto. Estas técnicas te ayudan a suavizar la tensión de tus músculos y, por tanto, pueden propiciar el inicio de las contracciones y del parto.

6. Estimular los pezones puede adelantar el parto

Por último, podrías probar con la estimulación de los pezones para provocar la secreción de oxitocina, la encargada que provoca las contracciones uterinas. Podrías tocarlos o pellizcarlos. De hecho, podrías ver cómo, incluso, te sale un poco de calostro. Es algo totalmente normal.

De todos modos y, como te explicábamos anteriormente, es mejor dejar que la naturaleza siga su curso y que el bebé nazca cuando realmente está preparado. De lo contrario, si alguno de los dos corre peligro, tu ginecólogo ya te indicará cómo proceder.

4 Juegos para ayudar a dar a luz

¿Has pensado en practicar algunos ejercicios o juegos para favorecer el parto? A continuación, te detallamos algunos juegos para hacer con la pelota de dilatación, muy focalizados a ayudar a la mamá a dar a luz:

1. Con la espalda apoyada en la pelota

Este ejercicio resulta muy útil ponerlo en práctica para favorecer la dilatación. Además, es una técnica que permite que la mamá pueda relajarse y eso la ayudará a sobrellevar mejor los dolores y el nerviosismo de los días o momentos previos al parto. Básicamente, consiste en que te sientas en el suelo con las piernas dobladas en posición de «indio» y con la espalda apoyada en el balón. Así de simple y efectivo. 

2. Basculación de la pelvis

Este ejercicio consiste en realizar la siguiente postura sobre la pelota: sentarse encima de ella con las piernas abiertas. La espalda debe mantenerse recta. A continuación, como si de un juego se tratara, deberás mover la pelvis hacia delante y hacia atrás. Así, se logra favorecer la dilatación, aliviar los dolores de espalda y relajar la zona vaginal. 

3. De cuclillas

La posición de cuclillas también es muy aconsejable para ayudar a dar a luz. Para hacer bien esta posición, deberás colocar las manos apoyadas en la pelota de dilatación. Y permanecer así un ratito; sin más. Esta posición facilita la apertura de la pelvis. 

4. De rodillas

Otro ejercicio muy beneficioso es el de sentarse de rodillas en el suelo separando los muslos, con los brazos colocados sobre la pelota de dilatación y el tronco apoyado en ella. Así, lograrás reducir el estrés, relajar la musculatura y liberar tensiones. 

3 Ejercicios para tener un parto rápido

1. Con la pelota de pilates

La pelota de pilates es muy útil durante todo el embarazo, pero especialmente durante el último trimestre. Si quieres favorecer el tener un parto rápido e indoloro, es aconsejable que realices a diario ejercicios con la pelota de pilates: solamente por sentarte encima ya liberas tensión de los huesos de la pelvis. Además, llegado el momento del parto, inclinarte sobre una pelota de pilates aliviará la presión de tu espalda baja y de los músculos de la pelvis, y facilitará el descenso del bebé por el canal de parto.

2. Tonificación del suelo pélvico

Tonificar el suelo pélvico es la mejor manera de vivir un parto seguro, evitando desgarros. Así pues, es muy recomendable que te concentres en esta parte del cuerpo, realizando ejercicios de contracción y tonificación de la zona a diario. Además de prevenir la incontinencia, este ejercicio es muy efectivo para inducir el parto. Repítelo de 10 a 15 minutos por día.

3. Hacer la mariposa

¿Sabías que el clásico ejercicio de hacer la mariposa es ideal para estirar y fortalecer los músculos de la espalda y de la pelvis? Al mantener flexibles los músculos de la pelvis, facilitas el flujo sanguíneo a la parte inferior del cuerpo y, de esta manera, ayudas a facilitar las labores de alumbramiento.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *