Ejercicios bebe 2 meses: Estimulación temprana — 2do mes

Ejercicios bebe 2 meses: Estimulación temprana — 2do mes

Estimulación temprana — 2do mes

Jul 15

Español

Es importante que comiences ejercicios de estimulación para los bebés de dos meses . Aplicándolos de 1 a 3 veces diarias.
Lo que es cantar, platicar, jugar, acariciar a tu bebé, estos ejercicios de estimulación temprana no requieren un tiempo exacto, hazlo cuantas veces quieras, con esto refuerzas la unión que tienes con tu bebé, le das seguridad y se siente amado y protegido. Todo lo anterior es parte del correcto desarrollo de un bebe.

La estimulación para bebés de 2 meses de edad puede ayudarlo en su desarrollo, pero ¿Cómo estimular a un bebé de 2 meses?:

Estimulación motriz:

1. Puedes cargar a tu bebé, sosteniéndolo de su espalda y pecho, lo meces de un lado al otro y deberá mantener su cabecita erguida.
2. Acuesta a tu bebé boca abajo y acaricia su espalda y sus pompas, para que levante su cabecita. Con estos ejercicios, fortaleces sus músculos.
3. Carga a tu bebé levantándolo unos 25 cms.,y mécelo de un lado a otro, de arriba hacia abajo, adelante, atrás y en círculos. Ve nombrando cada posición, por ejemplo. Dile a tu bebé arriba y lo subes, abajo y lo bajas, etc.
4. Si tienes una pelota que se infla, coloca a tu bebé sobre ella, procurando que quede su tórax sobre el y que us piecitos toquen el piso, muévelo a la derecha, a la izquierda, adelante, atrás. Con estos ejercicios, estimulas el equilibrio.
5. Coloca sobre su cuna juguetes colgantes para que trate de agarrarlos, fíjate que no sean tan pequeños que puedan significar un peligro para tu bebé.
6. Ponle tu dedo en su manita para que lo agarre.
7. Acuéstalo boca abajo para que, con sus manitas agarre las cobijas o las arañe.
8. Colócale juguetes en su cuna para que intente tocarlos. Con estos ejercicios estimulas el reflejo de agarre de las manos.

Estimulación cognoscitiva:

1. Siempre que estés con el, por ejemplo: bañándolo, cambiando su pañal, alimentándolo, arrullándolo, etc. , dile “yo soy tu mamá”, “él es tu papá”, “ella es tu abuela” etc. Con esta estimulación para bebés logras trabajar la capacidad de reconocer y diferenciar a las personas.
2. Cuando tu bebé esté desnudo, dile: “estas son tus piernas”, estos son tus pies”, estas son tus manos” estos son tus dedos”. Con esto estimulas el reconocimiento de las partes de su cuerpo.

Te puede interesar: Conoce el desarrollo de tu bebé de 2 meses de edad

Estimulación del lenguaje:

1. Cántale a tu bebé canciones y muévete al ritmo de la misma.
2. Si tu bebé te dice “agugu” o “aaaaaaaa” (que te hable con sonidos guturales), respóndele, creando una conversación, por ejemplo; “hola mi bebé, que me dices?”, “no me digas”, etc. Con esto lo estimulas para que siga emitiendo sonidos. También estás familiarizando a tu bebé con el lenguaje.

Estimulación temprana visual:

1. Cuando tu bebé esté boca arriba, cuelga o detén algún objeto llamativo sobre él, de modo que logre enfocarlo, cuando esté viéndolo, muévelo en diferentes direcciones para que lo siga con los ojos. Con esto estimulas la fijación y seguimiento de un objeto.
2. Cuando estés cargando a tu bebé, paséalo por tu casa y vele enseñando como se llama cada objeto que hay en ella. Con esto estás ampliando el campo visual de tu bebé.

Estimulación auditiva en su 2do mes de edad:

1. Canta una canción a tu bebé y muévelo como si lo pusieras a bailar (con cuidado, sin brusquedad)
2. Sacude sonajas, instrumentos sonoros (maracas, cajitas con piedritas, cascabeles, etc.) hazlo suavemente cerca de su carita, para que tu bebé mueva su cabecita buscando el sonido, agítalo del lado de su hombro derecho y luego del izquierdo.

Estimulación táctil:

1. Ponte en las manos aceite para bebé y puedes, después de bañarlo, darle un masaje para que e relaje, ponle en sus manitas algún objeto para que lo sujete. Con estos ejercicios lo ayudas a relajar sus músculos.
2. Deja que tu bebé toque objetos con diferentes texturas, por ejemplo; un muñeco de peluche suave, un pedacito de franela, una esponja, etc. , conforme lo haga puedes decirle “suave”, “rugoso”, etc., con esto estás haciendo que tu bebé reconozca diferentes texturas.

Estimulación socio-afectiva:

1. Háblale con amor a tu bebé.
2. Cuando lo veas intranquilo, cárgalo y cálmalo hablándole con amor.

Juguetes que puedes proporcionarle a tu bebé de 2 meses de edad:

1. Sonajas para amarrar en sus manitas.
2. Móviles de cuerda.
3. Grabaciones de canciones infantiles.
4. Telas de diferentes texturas.
5. Juguetes blandos.
6. Esencias de olores agradables.
¿Tienes alguna duda o comentario? Escríbeme


¿Te gustó el artículo? ¡Regálanos un like o compártelo a tus conocidos!

Compartir en WhatsApp

También te puede interesar:


0 — 3 meses Bebé Blog0 a 3 2meses bebe estimulacion estimulacion temprana

Bebé de dos meses.

Desarrollo del bebé mes a mes

En el segundo mes de vida, el bebé empieza a percibir algún que otro ruido y comienza a emitir sus primeros sonidos como ‘eh’ o ‘uh’, algo que ilusiona muchísimo a los padres. Asimismo, también puede mantener la cabeza erguida por más tiempo y se puede observar que está mucho más espabilado y hábil cada día, lo que nos entusiasma y nos hace sentirnos más orgullosos del avance que dan nuestros hijos. ¡La evolución del bebé mes a mes es increíble y empezamos a poder interactuar un poco con él! ¿Qué más hitos ocurren en el desarrollo del bebé de dos meses?

A los dos meses, el bebé ya intenta levantar la cabeza si está boca abajo, apoyándose en los antebrazos. Todavía su cuello no ha ganado la suficiente fuerza como para mantener esta posición durante mucho rato. Aunque ya sabes que el pequeño no debe dormir boca abajo por riesgo de muerte súbita, sí que es recomendable que le pongas en esta posición por tiempos cortos de tiempo para que su columna se vaya fortaleciendo.

El bebé de dos meses muestra interés por los estímulos visuales y auditivos. Es capaz de fijar la mirada y seguir un objeto. Sonríe y emite sonidos cuando le hablan. ¿Qué tal si cogemos una pelota de tela, se la mostramos mientras él está tumbado boca arriba y la movemos hacia el lado derecho o izquierdo? ¡Pruébalo y verás lo que ocurre! ¡Todo emoción!

En este segundo mes, ya se nota una mayor evolución. La mayoría de los bebés consiguen mover los ojos y la cabeza para acompañar algún movimiento de objeto o de alguien. Los estudios sostienen que seis de cada diez bebés reconocen el rostro de su mamá.

Para comunicarse, el pequeño utiliza el llanto para decir lo que quiere, como por ejemplo, que tiene hambre o que no paren de moverle en el carrito de paseo, algo muy típico en los niños. ¿Sabías que, según la Asociación Española de Pediatría, los bebés pueden llorar una media de tres horas al día? Algunos lo harán más, pero tranquila, según pase el tiempo ellos mismos encontrarán otras formas de calmarse, como con el uso del chupete.

Por norma general, el peso y talla habitual en esta etapa es:

Niños: 58,5 cm (talla) y 5,5 kilos (peso).
Niñas: 57,2 cm (talla) y 5,2 kilos (peso).

No obstante, si tienes cualquier duda respecto a los percentiles de tu pequeño, recuerda que consultar con el pediatra siempre es la mejor opción. No hagas caso a las opiniones que puedan darte otras personas y confía solamente en los consejos y recomendaciones que te dé el médico de tu hijo.

En su primer mes de vida, el bebé se manifestaba fundamentalmente para expresar malestar, sin embargo, en este segundo mes, el pequeño ya empieza a dar muestras de placer y comienza a potenciar fundamentalmente dos de sus sentidos: la vista y el oído.

Vista
Su campo visual llega a extenderse hasta los 30-40 centímetros y sus ojos son capaces de seguir los objetos en movimiento de manera horizontal, vertical y hasta circular. Los colores que más captan su atención son el rojo, el azul y el verde y, si te fijas atentamente, podrás darte cuenta de que a tu bebé le atrae mucho la luz de la lámpara de casa.

Oído
A finales de este segundo mes y comienzos del tercero, el bebé irá siendo capaz de distinguir la procedencia del sonido y moverá lentamente su cabecita en esa dirección. Su sonido preferido es la voz de mamá la cual es capaz de tranquilizarle más que nadie.

[Leer más: Desarrollo de los sentidos del bebé]

A partir de la quinta semana, la carita de tu bebé ya no será la de aquel recién nacido que hace nada tenías entre tus brazos y lo mejor de todo es que empezará a comunicarse con su primera sonrisa. Un momento estimulante para él y sus papás. Muchos bebés consiguen sonreír en respuesta a otra sonrisa. Cuando la madre u otra persona cercana le dedique tiempo para hablar, el bebé se reirá demostrando que le gusta, y es que es una etapa en la que las personas y los rostros humanos le llaman mucho la atención. ¿Y si empiezas a jugar con él al clásico juego de aparecer y desaparecer?

El llanto seguirá y puede que de una forma más fuerte en razón de los llamados cólicos del lactante. Estos empiezan a manifestarse en la mayoría de los niños a partir del mes y medio de vida y se pueden alargar hasta los tres-cuatro meses. Generalmente, se dan por la tarde-noche y duran una media de 2-3 horas.

¿El motivo? Como dice el estudio, ‘La prevención y tratamiento de los cólicos del lactante’, realizado por C. Calvo Romero, gastroenterólogo infantil del Hospital Clínico Universitario de Valladolid (España), puede ser por causas psicológicas (estrés de los padres y causas socioeconómicas), gastrointestinales (inmadurez del sistema digestivo), dietéticas (alergia a la proteína de la leche) o inmadurez neurológica.

Su tratamiento pasa por masajes en la zona de la tripa, procesos de acupuntura y, en el caso de que el pediatra lo recomiende, algún tipo de tratamiento farmacológico.

El bebé mueve sus manos y pies, pero todavía no es capaz de controlar perfectamente sus movimientos por lo que le cuesta agarrar objetos o alcanzarlos. Y, otro dato importante, su manos están más tiempo abiertas y puede patalear de forma insistente.

El reflejo de Moro (sobresalto) y el reflejo tónico del cuello (posición de esgrima), reflejos primitivos propios de los recién nacidos, empiezan a desaparecer.

El principal medio de comunicación del bebé de dos meses seguirá siendo el llanto. Todavía queda bastante para que aprenda a hablar (¡ten paciencia!), pero a estas alturas seguro que ya has aprendido a diferenciar sus sollozos de hambre, dolor, cansancio, sueño

Lo más significativo y característico del lenguaje a esta edad son los gorgoritos, escucharás como tu bebé emite sonidos como ‘ooh’ y ‘aah’, es el precedente de los sonidos vocálicos que ya está empezando a desarrollar.

Como ya te hemos comentado, lo más bonito de esta etapa será ver su sonrisa. ¡Disfruta de cada momento que, aunque ahora no te lo parezca, crecen muy rápido!

[Leer más: El lenguaje del bebé de 0 a 2 meses — Comunicación del recién nacido]

Debido a los cólicos del lactante de los que ya te hemos hablado, es muy probable que el sueño del bebé de esta edad se vea alterado y que se sienta muy inquieto a última hora de la tarde o a primeras horas de la noche.

Esto provoca mucha angustia en los padres, pero no queda otro remedio que esperar a que pasen. Intentad hacer turnos para estar con el bebé y que podáis descansar vosotros también. Recordad que vuestra tranquilidad y serenidad ayudarán mucho al chiquitín.

[Leer más: Consejos para mejorar el sueño y el descanso de los padres]

El bebé va espaciando espontáneamente las tomas después de las primeras semanas de vida. Ha ganado experiencia succionando y puede realizar la toma en unos diez minutos en cada pecho o incluso menos. Los problemas de mastitis o grietas en el pezón que pudieron aparecer los primeros días, seguramente ya han desaparecido. ¡Empieza el momento de que mamá y bebé disfruten de la lactancia materna y se beneficien de ella!

Por un lado, a la madre le ayuda a recuperarse mejor del parto, la protege frente a un futuro desarrollo del cáncer de mama o de ovario y disminuye la incidencia de fracturas posmenopáusicas. Por otra parte, para el pequeño lactante, puede ser una de sus mejores vacunas, ya que reduce las posibilidades de infecciones y alergias y estimula sus defensas, además de ayudarle en el proceso de hacer la digestión y favorecerle el desarrollo neurológico y visual.

Pero si no has podido dar el pecho por la circunstancia que sea, la leche artificial también le ayudará en su desarrollo y tus besos y caricias serán su mejor alimento. Independientemente del tipo de alimentación que reciba el bebé, ya sea lactancia mixta, artificial o materna, no se le debe administrar ningún otro alimento si no es recomendado por el pediatra.

Lo normal es que el bebé vaya aumentando de peso regularmente ganando unos 150-200 gramos cada semana y, dado que gran parte de la hormona del crecimiento se segrega mientras que duerme, necesita descansar mucho para crecer adecuadamente.

Es básico seguir el calendario de vacunaciones del bebé y llevar todas las vacunas al día. A la hora de dormir, hay que poner al bebé boca arriba y sin almohada y no dejarle nunca sobre la cama de los padres o el cambiador sin vigilancia. A pesar de que es muy pequeño, puede rodar y caer al suelo.

En cuanto al cambio del pañal debemos ser muy responsables y conscientes de que hay que hacerlo frecuentemente, incluso adelantarnos y no esperar a que el bebé lo moje. Además de coger uno nuevo, debemos limpiar bien la zona y hacerlo con agua y jabón neutro o con toallitas higiénicas para este fin, pero intentando no abusar para no dañar la fina barrera cutánea del bebé.

A los dos meses, empezarás también a disfrutar del momento del baño. Tu pequeño se ha familiarizado con este instante del día y ya no ‘sufre’ tanto. ¡Los llantos y miedos del primer día se han transformado en risas y alegría! Se recomienda hacerlo por la tarde-noche, previo última toma antes de meter al niño en la cuna, para que así esté más relajado y concilie antes el sueño.

Para estimular los reflejos del bebé de dos meses puedes utilizar sonajeros o juguetes que desarrollen sus sentidos, sobre todo el del oído, haciéndolos sonar a un lado u otro de su cabeza para que dirija su mirada hacia ellos.

Es importante, a su vez, realizar movimientos con los brazos y piernas del bebé. Por ejemplo, moverlos hacia arriba y hacia abajo, abrirlos y cerrarlos, y repetirlos con las extremidades inferiores para terminar doblándolas y estirándolas con cuidado.

Realizarle masajes relajantes, cantarle nanas, mecerlo o bailar con el niño en brazos le dará tranquilidad y seguridad. ¿Has probado también la experiencia de portear a tu bebé contigo tanto cuando estás en casa como cuando sales a la calle? Es una oportunidad única de estar muy cerquita de tu retoño y, además, de obtener un montón de beneficios para él: reduce los síntomas de los cólicos, disminuye los momentos de llanto, mejora su autoestima al sentirse arropado y querido y favorece su control postural.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *