Papillas para bebes de 1 año: 5 papillas para niños de 12 meses en adelante

Papillas para bebes de 1 año: 5 papillas para niños de 12 meses en adelante

5 papillas para niños de 12 meses en adelante

5 minutos

Aquí tienes 5 recetas con papillas para niños de 12 meses en adelante. En la variedad está el gusto, así que no dudes en ponerlas todas en práctica y ver cuál es la que prefiere tu hijo.

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 08 febrero, 2022

Los primeros años de tu bebé son de los más importantes para su desarrollo. Esto implica que durante este tiempo debes alimentarlo de la mejor manera posible. Para ayudarte un poco, aquí te traemos 5 fabulosas recetas de papillas para niños que resultan tan nutritivas como fáciles de hacer.

Recuerda que los nutrientes que le aportas en sus primeros años de vida pueden condicionar la salud de los venideros. Por este motivo no debes descuidar su dieta.

Las mejores papillas para niños

Una alimentación adecuada en los primeros años de vida es básico para un correcto desarrollo del bebé. Así que cuando cocines, recuerda intentar usar siempre alimentos naturales, mucho más sanos que los procesados. Estas recetas con papillas para niños son perfectas para una alimentación equilibrada. Toma nota.

Papilla de plátanos y mandarina

Esta receta destaca principalmente por su contenido en vitamina C. Existe evidencia conforme este nutriente es esencial para mantener el correcto funcionamiento del sistema inmune.

Ingredientes:
  • 1 o 2 plátanos.
  • ½ mandarina.
Preparación:
  1. Para comenzar, lo primero que tienes que hacer es pelar y cortar los plátanos en rodajas.
  2. Seguidamente, introducir los trozos en la batidora junto con el zumo de la mandarina.
  3. Batir muy bien y servir al instante.

Papilla de coliflor y queso

Las crucíferas son verduras con un alto contenido en fitonutrientes. Estos son capaces de reducir el riesgo de desarrollar patologías complejas, tal y como afirma un estudio publicado en Microbiological Research.

Ingredientes:
  • 175 gramos de coliflor.
  • 3/4 de taza de leche.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • 1 pizca de sal.
  • 50 gramos de queso cheddar rallado.
Preparación:
  1. Lo primero es partir la coliflor en varios trozos pequeños.
  2. Seguidamente, en una olla (debes garantizar que quepa toda la coliflor) poner a calentar agua y un poco de sal.
  3. Una vez el agua esté a punto de hervir, agregar la coliflor y dejarla cocinando durante 10 minutos aproximadamente.
  4. Transcurridos los 10 minutos, escurrir la coliflor y pasarlo todo a un bol.
  5. Para elaborar la papilla, agregar el aceite a la coliflor.
  6. Luego, con ayuda de un tenedor, triturar todo hasta obtener una pasta compacta.
  7. Seguidamente, agregar  la leche líquida y remover hasta conseguir una mezcla suave para el bebé.
  8. Por último agregar el queso rallado y servir para que el pequeño disfrute.

Papilla de pescado blanco

Las papillas de pescado son la mejor forma de incluir productos del mar en la alimentación infantil. Estos alimentos aportan proteínas y ácidos grasos necesarios para el desarrollo.

Ingredientes:
  • 1 filete de merluza (entre 60 y 70 gramos).
  • 2 zanahorias.
  • 1 patata.
  • Una taza de agua.
  • 1 cebolleta.
  • Un poco de aceite de oliva extra virgen.
Preparación:
  1. Pelar y picar en trozos la patata, la cebolleta y la zanahoria.
  2. Una vez que las tengas listas, poner a hervir junto con el filete de merluza hasta que las verduras estén lo suficientemente blandas.
  3. Seguidamente, retirar las verduras y escurrirlas bien para comenzar a triturarlas en la batidora junto con un poco del agua de la cocción. La idea es que las dejes triturar al menos durante 3 minutos.
  4. Luego, añadir el filete al vaso de la batidora, pero no sin antes desmenuzarlo. Asegúrate de que no se te pase ninguna espina.
  5. Después triturar todo en la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea y suave para el bebé.
  6. Por último, para servir, agregar al plato unas gotas de aceite de oliva extra virgen, ¡y a disfrutar!

Más papillas de frutas para niños: sandía, mango y plátano

Las frutas son la mejor forma de aportar carbohidratos en las primeras etapas de la vida. Junto al contenido en fructosa, destaca la presencia de antioxidantes fundamentales para garantizar un buen estado de salud.

Ingredientes:
  • 1 rodaja de sandia.
  • Una naranja.
  • 1 plátano.
  • 1 mango.
Preparación:
  1. Para comenzar, pelar una por una las frutas, y picarlas en trozos, asegurándote de no pasar ninguna semilla.
  2. Una vez las tengas todas troceadas, agregar al vaso de la batidora y triturarlas hasta obtener una mezcla homogénea y suave.
  3. Cuando hayas conseguido la mezcla, añadir el zumo de la naranja poco a poco y batir un poco más.
  4. En caso que veas que la papilla está muy líquida, puedes agregar una galleta para darle un poco de espesor aunque es preferible que disfruten del sabor de las frutas sin ningún ingrediente añadido.

Papilla de calabacín y jamón

A pesar de que las carnes rojas no deben constituir el elemento central de la dieta, son también indispensables para la salud. Al menos una o dos veces por semana han de aparecer en la dieta.

Ingredientes:
  • 1 calabacín.
  • 40 gramos de jamón cocido.
  • 1 patata.
  • Una cucharada de queso crema.
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen.
Preparación:
  1. Lo primero será lavar y pelar la patata y el calabacín.
  2. Seguidamente, cocinar al vapor, para lo cual puedes ponerlos en el microondas durante 5 minutos, a 100º y a cuarta velocidad.
  3. Una vez haya transcurrido el tiempo, agregar el jamón junto con la cucharada de queso crema y el aceite de oliva. Poner en temporizador en 3 minutos, con 100º y con la quinta velocidad.
  4. Transcurrido el tiempo, triturar un poco la papilla y servirla al instante. Buen provecho para tu bebé.

Prepara papillas para niños saludables

Observa lo fácil y rápido que es cocinar papillas naturales y de calidad para niños. Ten en cuenta que las cantidades señaladas son orientativas y que deben adaptarse al hambre y las necesidades de cada edad concreta.

Si quieres ver a tu bebé sano y feliz, no lo dudes, pon en práctica estas recetas. Además contribuirás a garantizar su desarrollo.

Te podría interesar…

Alimentación para bebés de 1 a 2 años

Al cumplir su primer año, el bebé empieza una nueva etapa en su alimentación. A esta edad el niño ya puede comer todo tipo de alimento, aparte de que podrá adquirir hábitos saludables.

Poco a poco, el niño ya podrá masticar alimentos troceados y disfrutar de todo lo que come, compartiendo mesa con los demás de la familia. También podrá experimentar una comida más completa, con un primer plato (puré de verduras, sopas, etc.), un segundo (carnes, huevo, etc.), y un postre (yogur, fruta, etc.)

Las necesidades nutricionales de un niño dependerán de su desarrollo, de su peso y medidas, y también de su grado de actividad, si camina, gatea, etc. En líneas generales, debería ingerir:

Calorías — 1.200 a 1300 Kcal/día
Proteínas — 25 a 30 gr/día
Hidratos de carbono — 100 a 160 gr/día
Grasas — 35 a 45 gr/día

Entre el primer y el segundo año de vida, la leche es un alimento muy importante para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D de los bebés. A esta edad el bebé necesitará de 500cc a 700cc de leche entera al día. También se puede reemplazar parte de la leche con productos lácteos como un yogur, quesos y otros. Lo ideal es que el bebé vaya dejando el biberón para pasar a tomar leche en vaso o taza.

Aparte de la leche, es importante ofrecer una variedad de alimentos nuevos al bebé. Se debe vigilar la calidad de los alimentos y no tanto las cantidades. Es importante que los bebés coman diariamente cereales, ya que le provee hierro, coman 2 porciones de vegetales crudos o cocidos, una porción de fruta, 50 a 100 gr de carne, y que se siente en la mesa con la familia, por lo menos una vez al día.

A esta edad los bebés todavía imitan los buenos hábitos de los adultos. Además, los padres podrán vigilar a su bebé por si se atraganta o se mancha. La calidad de los alimentos es lo más importante. Se debe evitar los alimentos o preparaciones, muy condimentadas, picantes, saladas o azucaradas.

Desayuno

Media mañana

Comida

Merienda

Cena

Media taza de leche

de vaca entera

Un yogur

Media taza de ensalada

de zanahoria cocida

y tomate con aceite de oliva

30 gr de queso fresco

o petit suisse

Media taza de pasta

con queso rallado

60 — 120 gr. de cereales

 sin azúcar

Media rebanada

de pan integral

80 — 100 gr. de pollo

a la plancha

Media taza de pera

cortada en cubitos

Tortilla francesa

de un huevo

Media taza de manzana

cortada en cubitos

Media taza de pera

cortada en cubitos

Media taza de arroz

con calabacín

a la plancha

Media rebanada

de pan integral

60 — 100 gr. de espinacas

rehogadas con aceite


Fuente consultada:

— Pediatriaynutricioninfantil.com
— ZonaDiet.com

Puedes leer más artículos similares a Alimentación para bebés de 1 a 2 años, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.

How to wean a child from a pacifier: step-by-step instructions from pediatricians

Ways to wean a child from a pacifier

Method 1.

Patience

To begin with, we will determine at what age it is better to wean a child from a pacifier so as not to cause him strong feelings. By the way, most pediatricians and child psychologists also cannot give a clear answer to this question. So, for example, doctors believe that pacifiers, even the most modern orthodontic models, have a negative effect on the developing bite in a child and the development of speech, therefore, after 10 months, a pacifier is absolutely not needed, and it needs to be disposed of. Psychologists emphasize that sometimes a child can get so used to a pacifier that if it is taken away from him by force, a real psychological trauma can be caused, so it is important to let the child wean himself off the pacifier. What if this process drags on until 3-4 years old, and in the kindergarten, peers will laugh at a child with a pacifier in his mouth and make fun of educators?