Peso medio bebe al nacer: ¿Cuánto debe pesar un bebé recién nacido?

Peso medio bebe al nacer: ¿Cuánto debe pesar un bebé recién nacido?

Cuál es el peso ideal de un bebé al nacer (recién nacido)

Cuando un niño nace, su peso es un motivo de curiosidad. Una de las razones que impulsa este interés social se remonta en el tiempo, cuando aún se consideraba que un bebé gordito era más sano. Pero hoy día los pediatras no se apoyan en los kilos para justificar la salud de los recién nacidos, por eso te decimos cuál es el peso ideal de un bebé al nacer.

Te interesa: Cómo decirle «te amo» a tu bebé desde que está en el vientre

¿Cómo sabe el ginecólogo cuánto pesa el feto?

Durante el embarazo, el tocólogo informa a la paciente sobre el peso que tendrá su hijo al nacer. Aunque este cálculo es aproximado, ofrece información adicional importante acerca de la evolución del feto.

Observando la ecografía y relacionando la altura del futuro bebé (desde la coronilla hasta el coxis) con su diámetro abdominal. Para seguir su progreso a lo largo de la gestación se le mide el fémur. Como es lógico, el médico se dará por satisfecho en cuanto compruebe que el feto se va desarrollando con normalidad.

Foto: Pexels

Te interesa: Por qué los 28 días de un bebé recién nacido son cruciales

El verdadero problema surge cuando la criatura nace y sus llantitas no se ajustan a los del modelo ideal de bebé rollizo que los padres habían imaginado. En general, si pesa más de la cuenta, nadie pondrá ninguna queja; pero si se quedó algo corto en la báscula, será objeto de comentarios sin fin.

Y es que, a veces, los padres se preocupan demasiado. Cada chiquito tiene sus propias proporciones, y un bebé más largo siempre parecerá más flaco que su vecino; aunque ambos pesen igual y el peso sea el adecuado.

Ahora bien, ¿es menos sano un niño que nace con un peso inferior al que indican las gráficas? Y, ¿cómo afecta la alimentación al peso en el primer año?

Te interesa: Mitos de la cesárea que hay que derrumbar

¿Cuál es el peso ideal de un bebé al nacer?

El peso medio de los nacidos a término (entre las semanas 37(TM) y 41(TM) de embarazo) se sitúa entre los 3 y 3. 5 kilos. Pero habrá que entender lo que significa peso medio: es un cálculo general y no hay que asustarse si el peque lo supera un poco o si se queda por debajo. De este promedio se deduce un margen de normalidad bastante amplio: de 2.5 a 4 kilos.

Por debajo de 2.5 y por encima de 4, los recién nacidos pueden necesitar cuidados especiales. En los primeros tres o cuatro días de vida todos los nenes sufren una pérdida que puede llegar a representar hasta un 5% de su peso. Es normal, y sucede porque eliminan orina y excrementos que han sido acumulados en la gestación.

Los niños alimentados con biberón engordan distinto que los que toman el pecho

A diferencia de la leche materna, cuya composición cambia a lo largo de la toma (más líquida al principio, más densa y grasa al final), la de fórmula tiene una constitución constante. Esto no significa que los bebés estén mejor alimentados.

Según la OMS, la leche materna cubre todas las necesidades nutricionales durante los primeros seis meses de vida y aporta las defensas naturales que transmite la madre; además de otros componentes, aún desconocidos, que no contiene la leche artificial.

Te interesa: La importancia de la lactancia materna

Los estudios indican que la tendencia de los amamantados es engordar más que los de fórmula en las primeras semanas, y después, a partir del segundo mes, ganar peso lentamente.

Pero, esto no significa que la leche sea insuficiente a partir de dicha edad. Si te preocupa que tu retoño no gane peso como debe, hay que revisar la forma en que lo estás alimentando:

• ¿Le ofreces el pecho a demanda aunque, a veces, lo pida cada hora o antes?

• ¿Permites que el bebé mame todo el tiempo que desee, esperando a que él decida cuándo soltar el pezón?

Te interesa: Top de alimentos para producir leche materna

Lo correcto es afirmar en ambas. En caso contrario, tu hijo no ganará el peso que debe. Estás a tiempo de corregir el error y confiar en tu organismo. La leche es valiosa, pero para amamantar con éxito debes ser paciente con el bebé.

La importancia de preparar bien el biberón

Si tu hijo toma fórmula, prepárala siguiendo las indicaciones del envase. Las cucharas dosificadoras no han de llenarse colmadas, pues él tomará unas cantidades de grasa, proteínas y minerales inadecuadas para su organismo y puede tener fiebre por deshidratación a causa de la alimentación concentrada.

Tampoco en cada dosis tienes que añadir más agua de la indicada, correrás el riesgo de que se alimente insuficientemente. Es preferible preparar un poco más de leche en una y otra toma que quedarte corta. Si rechaza parte del biberón, no lo obligues a terminárselo.

¿Cuánto deben engordar cada mes?

En el primer trimestre se considera normal ganar de 50 a 200 gramos a la semana. No son medidas absolutas.

¿Es normal que no engorde igual todos los meses?

Los niños no suben de peso de forma constante, hay variaciones en el mes. Lo importante es vigilar que no baje de peso. Salvo indicación de su pediatra. Para valorar con mayor corrección el desarrollo de los peques, conviene pesarlos una vez al mes.

Entre los seis y los 12 meses ganan 500 gramos cada mes (son datos aproximados). Durante el primer año triplican los kilos de su nacimiento y su longitud se incrementa en unos 25 cm. Pero, el mayor desarrollo se observa en los primeros meses; cuanto mayor es un bebé, menos engorda y crece.

Te interesa: Cómo incorporar alimentos a la dieta del bebé

Foto: Pexels

Cuál debe ser el peso de un recién nacido

¿Qué tamaño tiene un recién nacido?

Al igual que los adultos, los bebés también vienen en una amplia variedad de tamaños.
La mayoría de los que nacen entre las semanas 37 y 40 de gestación pesan entre 2.500 gramos (5 libras con 8 onzas) y 4.000 gramos (8 libras con 13 onzas).

El hecho de que tu recién nacido esté más delgado o más pesado que los demás no indica nada, posiblemente esté igual de bien que los bebés promedio, esto solo indica que debe recibir una mayor atención por parte de los médicos para estar seguros de que todo está correcto y tenga un buen crecimiento y desarrollo.

¿Por qué varía el peso de tu bebé al nacer?

Es habitual que en los primeros días de vida, tu pequeñín pierda entre el 5% y el 10% de su peso corporal. Pero no es algo que deba preocuparte, pues esto ocurre con todos los recién nacidos y durante el primer mes irás notando un aumento en su peso.

Una de las razones por las que tu recién nacido pierde peso al nacer es por la pérdida del exceso de agua corporal y meconio que tiene el bebé, que son eliminados durante los primeros días.

La leche materna es muy importante para este proceso de adaptación de tu recién nacido, pues es su única fuente de nutrientes que permiten la hidratación y el crecimiento correcto del bebé.

Hay varios factores que pueden intervenir en el tamaño de tu bebé:

El tamaño de los padres

Si tú y tu pareja son altos y grandes lo más probable es que tu bebé tenga mayor tamaño que un bebé promedio. Si por el contrario, papá y mamá son pequeños, el bebé será de menor tamaño que el promedio.

Partos múltiples

Si tu embarazo es de mellizos, trillizos o más, seguramente el tamaño de los bebés será menor, porque no solo deben compartir espacio para crecer dentro del útero, sino que también suelen nacer antes.

Tu salud durante el embarazo

Existen algunas enfermedades en el embarazo que pueden afectar el peso de tu recién nacido. Por eso debes hacerte supervisar por tu médico constantemente y evitar el cigarrillo y el alcohol.

La nutrición durante el embarazo

Tu dieta en el embarazo puede afectar el peso de tu bebé, por eso es fundamental que lo que comas sea equilibrado y adecuado según la etapa en la que te encuentras.

Las 3 razones más comunes del bajo peso de tu bebé

Nacimiento prematuro

Cuando el pequeñín nace antes de las 37 semanas de gestación se considera un bebé prematuro y por lo tanto su peso tiende a ser bajo. Debes seguir todas las recomendaciones nutricionales de tu médico.

Crecimiento limitado

Esto se da cuando el bebé, por problemas con la gestación, no aumenta de peso como debería antes de nacer. El crecimiento limitado puede presentarse por desprendimiento placentario, infecciones de tejidos, mal flujo sanguíneo o simplemente porque sus padres son pequeños.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *