Peso normal bebe al nacer: El peso del bebé al nacer

Peso normal bebe al nacer: El peso del bebé al nacer

El peso del bebé al nacer

A lo largo del embarazo, el obstetra o el especialista que realiza las ecografías puede confirmar a los padres el peso aproximado que va teniendo el bebé a medida que se desarrolla durante los tres trimestres de embarazo. Es ya desde entonces, una preocupación de los padres: ¿cuál es la talla y peso del bebé? Una preocupación que continuará con el nacimiento del bebé y a medida que el bebé crece y va evolucionando. Te contamos cuál debe ser el peso del bebé al nacer y las causas de que pueda tener un peso bajo.

Cuando un bebé nace una de las primeras preguntas que nos hacemos es cuánto ha pesado y cuánto ha medido. Para los papás es muy importante saber cuál es el peso del bebé al nacer, pero también lo es para los pediatras.

El peso normal de un recién nacido está entre los 2500 g y los 3800-4000 g, según la edad gestacional, es decir, entre los 2,5 kg y los 3,8-4 kg. Existen unas curvas llamadas percentiles que nos ayudan a situar al recién nacido respecto a los otros recién nacidos de su sexo y edad gestacional.

Los recién nacidos que nacen con peso bajo, también llamado Crecimiento Intrauterino Retardado (CIR), Bajo Peso al Nacer, o Pequeño para la Edad Gestacional (PEG) (aunque no son sinónimos perfectos) tienen más riesgo de tener hipoglucemias en el periodo neonatal. El tratamiento recomendado por los pediatras para ellos es realizarse controles de glucemia tras el nacimiento y en la edad adulta control ante posibles alteraciones metabólicas. Además, los bebés de bajo peso al nacer tienen mayor riesgo de mortalidad y de enfermedades cardiacas durante la edad adulta.

Asimismo, los niños que nacen con un peso alto, mayor de 3,800 g, tienen más riesgo de tener hipoglucemias, por lo que también debemos controlar sus niveles de azúcar en sangre en las primeras horas de vida.

[Leer +: Leer los percentiles de peso de los niños]

Ya hemos hablado cuáles son los rangos de peso considerados normales en el nacimiento (y, por tanto, cuándo hablamos de bajo peso o CIR). Pero, ¿por qué el bebé no ha crecido más durante la gestación? Se considera que un 3-5 por ciento de la población fue uno de estos niños pequeños para su edad gestacional. Este concepto considera tanto la talla como el peso de los bebés al nacer, sin embargo, son más los niños que nacen pequeños de longitud que los nacidos con bajo peso.

Vamos a considerar algunas de las causas de bajo peso al nacer, explicadas por la Asociación Española de Pediatría.

Causas relacionadas con el bebé que causan el bajo peso

Algunas de las causas apuntadas por la AEP tienen que ver con el propio feto y su desarrollo dentro del vientre materno. Estas son algunas de las más destacadas:

— Alguna alternación en los cromosomas: trisomía 13, 18, 21, etc.

— El desarrollo de algunas anomalías congénitas como anormalidades del corazón o sistema cardiaco.

Enfermedades genéticas como la acondroplasia.

Motivos relacionados con la madre embarazada y el útero-placenta

Por otro lado, los hábitos de la madre, así como algunos problemas de salud previos a la gestación, podrían aumentar las posibilidades de que un bebé nazca con bajo peso.

— Presencia de enfermedades como diabetes, problemas renales, anemia crónica, etc.

— Infecciones como la rubéola, toxoplasma, herpes virus, malaria, VIH, etc.

Un estado nutricional no saludable: peso bajo antes del embarazo, desnutrición, etc.

— Consumo de drogas, tabaco o alcohol

— Alteraciones en la placenta: placenta previa o placenta baja, inserción anómala en el cordón, etc.

Razones demográficas que influyen en el peso del bebé

Ya sabemos que son muchos los factores que influyen en el crecimiento del niño una vez que nace: la altura y el peso que han heredado de sus padres, su actividad física, su alimentación… Pero, ¿qué influye cuando el bebé crece dentro de la tripa de su madre? Además de lo anteriormente mencionado, los siguientes factores también pueden hacer que tu bebé nazca con bajo peso:

— Que la familia tenga una talla baja (en lo que se refiere a la altura y al peso). En este sentido, también influye la etnia a la que pertenezca el pequeño.

— Que la madre tenga una edad extrema (muy joven o muy mayor) puede afectar al crecimiento normal del bebé durante la gestación.

— Si ha nacido un hermano mayor también con bajo peso según la edad gestacional.

Cuando hablamos de que un bebé nace con un peso elevado (sobrepeso), nos viene a la cabeza el término macrosomía fetal. Si bien son muchos los factores relacionados con esta, tradicionalmente se ha establecido que se da cuando el bebé nace con más de 4 o 4,5 kg, siempre teniendo en cuenta la edad gestacional.

Para conocer más sobre algunos de los factores de riesgo de macrosomía, es decir, que un bebé nazca con un peso elevado, acudimos a la guía de la AEP.

Factores relacionados con la madre y el padre

En primer lugar, la Asociación Española de Pediatría relaciona este peso alto al nacer con ciertos factores relacionados con los padres del bebé.

— Peso y talla elevados (sobrepeso, obesidad. ..) tanto en el caso de la madre como del padre. También influye la raza y otros factores socioeconómicos.

— Diabetes materna tanto antes como durante la gestación, mal controlada.

— Excesiva ganancia ponderal gestacional. El tamaño uterino y placentario.

Cuando la madre ha tenido varios partos antes. Si algunos de estos hermanos ha tenido macrosomía, existen más posibilidades de que el bebé nazca con un peso muy alto.

— Si la edad materna es menor a los 35 años.

— La alimentación de la madre.

Causas relacionadas con el bebé que afecta a su peso al nacer (sobrepeso)

Además, debemos tener en cuenta otras causas relacionadas con cómo se desarrolla y crece el feto dentro de la barriga de la embarazada. En la AEP se enumeran, entre otros factores, los siguientes:

— Los bebés varones tienen más probabilidades de ser de mayor tamaño que las niñas.

— La edad gestacional en la que nazcan.

— El desarrollo de ciertos síndromes genéticos como Weaver, Wiedemann-Beckwith, Sotos, etc.

El recién nacido suele perder peso en la primera semana de vida, suele ser menos de un 10 por ciento del peso al nacimiento. Generalmente en un niño sano y con una alimentación adecuada, como la lactancia materna a demanda, el peso del nacimiento se recupera a las dos semanas de vida.

Puedes leer más artículos similares a El peso del bebé al nacer — ¿Cuántos kilos deben pesar los niños?, en la categoría de Peso y altura en Guiainfantil.com.

el peso y la talla al nacer

Recién nacido

Suscríbete a Bebés y más

Sin comentarios

Armando
@armando_bastida

Hace un mes os hablamos del aspecto al nacer del bebé, de cómo sería en los primeros días después de llegar al mundo, para que tuvierais una mínima referencia y ayudaros a resolver las típicas dudas de los padres que acaban de serlo.

Hoy seguimos un poco con esa entrada centrándonos en el peso y la talla de los bebés al nacer, porque muchos padres tienen expectativas acerca del peso y el tamaño que tendrán, o dudan cuando ven que su bebé es tirando a ligerito y el de la habitación de al lado del hospital, que ha nacido el mismo día, parece su hermano mayor (o viceversa).

¿De qué depende el peso de un bebé al nacer?

Los bebés no pesan todos lo mismo al nacer, y esto es porque hay varios factores que afectan al peso y estatura del bebé que está por nacer. Vamos a ver a continuación cuáles son estos factores:

  • La duración del embarazo: Por lógica, cuanto más tiempo está un bebé gestándose en la barriga de su madre, más grande será. Un bebé nace a término cuando lo hace a partir de las 37 semanas de gestación, y se considera post término a partir de las 42. Entre la 37 y la 42 hay un mes de diferencia. Para un bebé no es lo mismo salir a las 37 que a las 42, así que pese a que nace a término en ambas, a los 42 seguro que es más grande que si naciera a las 37.
  • El tamaño de los padres: No es una regla exacta, porque a veces se ven niños pequeñitos con padres grandes, pero sí hay una tendencia clara. Si la madre y el padre son más bien altos, los niños nacen grandes. Si los padres son bajitos, los niños suelen nacer pequeñitos.
  • La dieta de la madre durante el embarazo: el embarazo es el peor momento de la vida de la mujer para ponerse a hacer una dieta de adelgazamiento o para privarse de nutrientes que tanto ella como el bebé necesitan. Lo es porque el riesgo de parto prematuro es mayor, el bebé puede tener un desarrollo cerebral peor, puede nacer con labio leporino y puede nacer también con bajo peso.
  • Posibles complicaciones en el embarazo: Hay circunstancias en el embarazo que pueden modificar el tamaño del bebé. Si la madre ha tenido la tensión elevada durante el embarazo o ha padecido algunas enfermedades el bebé podría ser más pequeño de lo que habría sido si todo hubiera ido bien. Si en cambio la madre ha sufrido diabetes gestacional el bebé podría ser más grande.
  • El consumo de sustancias nocivas para el bebé: el tabaco, el alcohol o las drogas durante el embarazo afectan al tamaño del bebé.

¿Cómo saber si su tamaño es correcto?

Si un niño es muy pequeño, o si es muy grande, el desarrollo y la vida fuera del útero pueden serle relativamente complicados. Por eso, cuando los bebés nacen, tras medirles y pesarles, se comparan las cifras con las que se consideran normales al nacer. Esto se hace mirando las tablas de peso y de altura por percentiles.

En ellas se observa cuál es el tamaño habitual de los bebés y cuál es el peso habitual al nacer, y así se compara al bebé recién nacido para saber si todo es normal o si podría haber algo a tener en cuenta. Para que tengáis más datos, comentaros que lo normal es que un recién nacido niño mida entre 46 y 53,5 cm y pese entre 2,500 y 4,300 kg. Si es niña, lo normal es que mida entre 45,5 y 53 cm y pese entre 2,400 y 4,200 kg.

Si se sale por arriba o por abajo hay que ver las razones, porque podría ser algo normal o podría haber una causa sobre la que trabajar o solucionar.

¿Y si es grande o pequeño?

Los niños más cercanos a los valores altos o bajos que os he comentado son los considerados grandes o pequeños (grandes, por encima del percentil 90 y pequeños, por debajo del 10).

En caso de que el bebé sea grande, que es algo que maravilla mucho a los familiares, por aquello de que da la sensación de que cuanto más grande es, más sano está, hay que vigilar con los niveles de azúcar en la sangre, pues pueden tener dificultad para regularlos y, para prevenir una hipoglucemia (un nivel muy bajo de azúcar que afecta al nivel de conciencia del bebé) hay que alimentarle con más frecuencia que al resto de los bebés.

En caso de que el bebé sea pequeño hay que tener muy en cuenta el tema de la alimentación, pues a veces tienen más problemas para comer, y hay que vigilar con la temperatura, porque pueden tener más problemas para regular su propia temperatura.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *