Remedio casero para la tos seca de un bebe: 6 remedios caseros para tos seca con flema en bebés

Remedio casero para la tos seca de un bebe: 6 remedios caseros para tos seca con flema en bebés

6 remedios caseros para tos seca con flema en bebés

El otoño está a la vuelta de la esquina y con él, la temporada de resfriados, catarros y gripes, especialmente para los más pequeños de la casa. Una triada que se acentúa además con la vuelta al colegio o la escuela infantil. Y aunque en principio sean tres afecciones muy comunes y no deriven en casos graves, tanto los hijos como los padres lo pasan mal.

La sintomatología suele conllevar mocos, fiebre, malestar general y, la más habitual, la dichosa tos. Esta última es la que aquí nos ocupa, porque es muy frecuente, molesta e impide que nuestro bebé pueda dormir, comer e incluso respirar con normalidad.

¿Qué tipo de tos tiene mi bebé?

Aunque existen muchos tipos de tos, las más frecuentes son la tos seca o la tos con flema. Es importante diferenciar entre ambas e identificar cuál presenta el niño, a fin de saber cómo actuar. Hay que destacar que la tos es una respuesta natural del cuerpo como defensa para expulsar algo del cuerpo, ya sea moco, polvo o cualquier otro elemento que no deba estar ahí.

Por un lado, tenemos la tos seca, aquella en la que no se expulsa moco. Se produce por una inflamación de las vías respiratorias y es verdaderamente molesta. Por otra parte, la tos productiva es aquella en la que sí se mueve el moco y se escucha el movimiento de las flemas del pequeño. A menudo, estas van hacia la garganta para expulsarlas o tragarlas.

Mientras que la segunda tiene una función importante y conviene dejarla hacer su efecto y no tratar de evitarla, la primera sí se puede intentar aliviarla a fin de mejorar el bienestar del pequeño.

Lee también

Cómo aliviar la tos

Lo más importante es llevar al bebé al pediatra y atender a sus recomendaciones expresas. Será el especialista quien decida el mejor tratamiento para el paciente. En este sentido, la Asociación Española de Pediatría (AEP) apunta que algunos medicamentos anticatarrales pueden producir en los niños pequeños efectos adversos, como aumento de la frecuencia cardiaca, adormecimiento, convulsiones e incluso muerte en los menores de dos años.

Asimismo, la agencia del medicamento de Estados Unidos (FDA) desaconseja el uso de medicamentos para el catarro en niños menores de dos años.

No obstante, tanto sí el pediatra receta un jarabe para la tos como si no, existen algunos remedios caseros con los que aliviar este molesto síntoma y que nuestro niño se encuentre mejor.

Remedios caseros para la tos de los bebés

1

Hidratación

Procura que el peque esté bien hidratado en función de su edad. Leche materna o fórmula, agua, zumos, leche, caldos…

2

Miel

La miel solo debe administrarse a niños mayores de un año, pues contiene la bacteria Clostridium botulinum que resulta peligrosa y puede causar botulismo a peques de menos de 12 meses de edad. Para mayores de un año, una cucharadita de miel o bien disuelta en leche o agua aliviará su garganta.

3

Cebolla

Un truco que ha pasado de generación en generación sin que conste ninguna evidencia científica de su eficacia. Sin embargo, a muchas personas les funciona para mejorar la tos. Corta una cebolla y déjala en la mesita de noche para que el niño duerma mejor.

4

Postura erguida

Procura que el niño duerma con la cabeza ligeramente elevada, pues esta postura le ayudará a respirar mejor. Utiliza cojines para los más mayores y, en el caso de la cuna de los bebés, pon una toalla enrollada debajo de su colchón.

5

Humidificador

El humidificador es de ayuda en algunos casos concretos, por ejemplo cuando el ambiente del dormitorio sea muy seco. Sin embargo, está desaconsejado en niños con asma o alergias y conviene no abusar de su uso y limpiarlo bien, a fin de evitar bacterias y hongos.

6

Limpiezas nasales

Para limpiar el moco de la nariz hay soluciones que van desde absorberlo con un aspirador específico hasta limpiezas con suero fisiológico.

7 Remedios caseros para la tos en bebés

Una de las formas para aliviar la tos del bebé es ponerlo de pie o sentado en las piernas de los padres para que la cabeza esté más elevada, ya que en esta posición ayuda al bebé a respirar mejor. Otra forma de disminuir la tos es darle pequeñas cantidades de agua para disminuir la irritación en la garganta.

Sin embargo, en caso de que el bebé tenga fiebre, dificultad para respirar o tos acompañada de vómitos, es importante llevarlo al pediatra, el cual realizará una evaluación completa y podrá recomendar el uso de algunos medicamentos como antibióticos o antialérgicos.

La tos es un síntoma muy común en bebés y se presenta como mecanismo de defensa del organismo para intentar expulsar algún alimento o secreción, por lo que puede venir acompañada de vómito de alimentos o simplemente de moco. Además, la tos en el bebé puede ocurrir en casos de resfriado, bronquitis, asma o rinitis.

Algunos remedios caseros para aliviar la tos del bebé son:

1. Dar pequeñas cantidades de agua a lo largo del día

Es importante darle de tomar agua al bebé constantemente, si este tiene más de 6 meses, amamantar a libre demanda o darle fórmula al bebé a temperatura ambiente para disminuir la irritación en la garganta, en caso tenga menos edad. Sin embargo, el agua solo debe darse cuando no tenga tos para evitar que se ahogue o vomite.

2. Colocar suero fisiológico al bebé en la nariz

Cuando el bebé tenga la nariz tapada, es importante colocar unas gotas de suero fisiológico en la nariz para ayudar a limpiarla y a eliminar el exceso de secreciones, lo que a su vez ayudará a aliviar la tos. También es posible realizarle un lavado nasal con una jeringa. Vea cómo realizar el lavado nasal en bebés.

3. Hacer inhalaciones con suero fisiológico

Es posible realizar nebulizaciones con suero fisiológico, si se dispone del aparato, para limpiar e hidratar las vías aéreas. Estas inhalaciones ayudarán a disminuir la irritación y evitarán la tos.

4. Darle un baño tibio al bebé con la puerta del baño cerrada

El vapor del baño tibio ayuda a mantener las vías aéreas hidratadas, afloja las secreciones (facilitando su salida) y alivia la tos.

5. Usar un humidificador

Es posible usar un humidificador en los casos donde se sienta que el aire de la casa está muy seco, esto ayudará a mantener las vías hidratadas y mejorará la tos.

6. Elevar la cabecera de la cama

Colocar por la noche unas toallas dobladas por debajo del colchón o una almohada para elevar un poco la cabecera de la cuna o de la cama, pues de esta manera las vías aereas quedarán libres y el reflujo disminuirá, aliviando la tos del bebé.

7. Darle 1 cucharadita de miel (niños con más de 2 años)

En el caso de los bebés con más de 2 años, es posible darles 1 cucharadita de café, es decir, 2,5 mL de miel antes de dormir, pues la miel ayuda a hidratar la garganta y aliviar la tos, además de poseer propiedades antimicrobianas, antivirales y antiinflamatorias.  Vea otros remedios caseros para resfriados en bebés.

Medicamentos de farmacia

El uso de medicamentos debe estar indicado por el pediatra cuando la tos sea causada por situaciones más complicadas, como rinitis, neumonía o asma. De esta forma, el pediatra puede prescribir algunos medicamentos como antialérgicos, antibióticos, descongestionantes o expectorantes, en el que el tiempo de uso y la dosis variará de acuerdo a la edad y al estado general de salud del bebé y la causa de la tos.

Causas de la tos en el bebé

La tos en el bebé normalmente es un mecanismo de defensa del organismo para eliminar secreciones en casos de problemas respiratorios sencillos, como gripe o refriado, que se caracterizan por la presencia de moco transparente o flema, nariz tapada y dificultad para respirar.

Además, la tos en el bebé puede ser causada por olores fuertes, como humo de cigarro, pintura fresca o insecticida, asma, reflujo o infecciones como laringitis, rinitis, bronquitis, neumonía o crup.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *