3 dias de retraso y dolores menstruales: ¿Tengo síntomas de embarazo o me va a venir la regla?

3 dias de retraso y dolores menstruales: ¿Tengo síntomas de embarazo o me va a venir la regla?

¿Tengo síntomas de embarazo o me va a venir la regla?

“Me va a venir la regla”, “No viene”, “¡No viene!”, “Me ha venido ya…”,“¡Estoy ovulando!”… Frases y situaciones como éstas son comunes cuando se busca un bebé. Vamos a intentar resolver todas tus dudas reproduciendo una consulta obstétrica muy común: “¿Cómo sé si estoy embarazada o me va a venir la regla?” No es normal tener un embarazo con regla en curso… Aunque a veces puede confundirse un pequeño manchado -el sangrado de implantación embrionaria- con una regla corta y superficial. 

Consulta de una paciente: «¿Estoy embarazada o me va a venir la regla?»


Y esta historia comienza así: Nuestra paciente es una mujer de 30 años que ha encontrado el momento idóneo en su vida para quedarse embarazada y acuda de su cita con el ginecólogo…  

PACIENTE: ¡Buenos días, doctor!

MÉDICO: Buenos días, María, qué tal te encuentras?

P: Estoy un poquito nerviosa: es que no me viene la regla y estamos buscando un bebé.

M: ¿Y cuándo fue tu última regla?

P: Tengo un retraso de tres días, o sea que hace 31 días.

M: ¿Qué tal te encuentras?

P: No me encuentro muy bien es que parece que me va a venir la regla.

  • ¿Necesitas saber tu índice de masa corporal (IMC) antes de concebir? Utiliza nuestra calculadora

M: Pero, qué sientes, qué te pasa?

P: Tengo una gran molestia en el pecho, vamos que ni me puedo tocar, cuando me roza el sujetador, veo las estrellas, no sé si eso es normal. Hasta creo que me ha crecido un poco, lo tengo más hinchado.

M: Esa molestia del pecho, ¿sueles tenerla habitualmente cuando te va a venir la regla o es más marcada?

P: Yo creo que esta vez me duele más, vamos es que de verdad, que ni me puedo rozar.

M: Y, ¿presentas algún dolor más?

P: Sí, tengo una molestia en la parte baja de la tripa, como en los ovarios… ¡como si fuera a tener el periodo!

M: Esa sensación de dolor tipo menstrual también se puede dar en las primeras semanas de embarazo, María, así que estate tranquila. Lo más importante es que no venga asociado a sangrado. ¿Has manchado en algún momento?

P: No, eso no me ha pasado. La verdad es que miro constantemente la braguita cuando voy al baño, por si me viene la menstruación, pero no he manchado nada todavía.

  • ¿Te preocupa la alimentación ahora que estás embarazada? Recopilamos los mejores nutrientes.

M: Y ya no tienes ningún problema más, ¿verdad?

P: Pues, es que me lleva pasando ya unos días, que me voy al trabajo sin comer nada, porque es que me levanto con el estómago delicado. No tengo ganas de vomitar, pero realmente, es que me da asco todo, no puedo comer nada de lo que tengo en casa. Y, al mediodía, sólo quiero comer hidratos de carbono… vamos, pasta, pasta y pasta.

M: Creo que sería conveniente realizarte inmediatamente una prueba de embarazo, para saber si estás embarazada o no, porque todos los síntomas que presentas concuerdan con el estado de una mujer en sus primeras semanas de gestación. Así que, ¡vamos a ello!

Primeros síntomas o señales de embarazo, ¿cuáles son?


Lo que la paciente ha ido describiendo es toda la sintomatología propia de las primeras semanas de embarazo, que resumimos a continuación:

  • Dolor en los pechos y tensión mamaria El pecho está más abultado, más sensible, y a veces duele incluso con el roce del sujetador. También puede ser un síntoma premenstrual.
  • Dolor abdominal El aumento de gases puede acentuar las molestias abdominales del embarazo. La paciente puede confundirlas con el dolor tipo cólico, de la regla. El dolor abdominal de la gestación tiene mayor intensidad al final del día y es difícil de calmar.
  • Irritabilidad y somnolencia Estos dos síntomas pueden presentarse también en un síndrome premenstrual, pero habitualmente no suelen ser tan marcados.

Síntomas digestivos: señales de gestación


  • Sensación de náusea y vómitos: El malestar estomacal puede traducirse en sensación de náusea, incluso vómitos y asco hacia ciertos olores o sabores que antes pasaban inadvertidos.
  • Estreñimiento y gases: El aumento de progesterona también se asocia a un enlentecimiento intestinal, que puede llevar consigo un estreñimiento acentuado y un aumento de la flatulencia. Los gases pueden agravar la sensación de náuseas y malestar gástrico que presenta la gestante.
  • Más migraña: En algunas mujeres que padecen migrañas también pueden encontrarse más afectadas durante esta etapa del embarazo, debido, fundamentalmente, a los altos niveles de progesterona que circulan por su organismo.

Cuándo debo empezar a tomar mi suplemento vitamínico 


La Dra. Onica Armijo, especialista en Fertilidad del Hospital La Paz (Madrid) recomienda que al menos un mes antes de buscar embarazo se tengan unos niveles adecuados de ácido fólico y yodo. Estas son sus consejos nutricionales:

  • Es importante tener unos buenos niveles de hierro (evitar la anemia) y de vitamina D. ¿Cómo hacerlo? Adquiere unos buenos niveles tomando el sol sin protección 10-20 minutos al día, no en las horas dañinas y luego protégete; además puedes tomar alimentos como los pescados grasos o alimentos enriquecidos.
  • Para esto puedes tener una dieta rica en estas vitaminas y oligoelementos o tomar un suplemento vitamínico.
  • La dosis recomendada de ácido fólico es de 400 mcg (1000 si es gemelar) o más si eres diabética o tomas algunos fármacos o  ha habido antecedentes de problemas del desarrollo del tubo neural en gestaciones previas.
  • Se encuentra fundamentalmente en las verduras de hoja verde, frutos secos y legumbres o en forma de  suplementos vitamínicos.
  • La cantidad de yodo se recomienda que sea de 150-200 mcg de yodo. Se puede ingerir en productos del mar y lácteos.

Dra. Miriam de la Puente

Obstetra del Hospital Clínico San Carlos (Madrid)

Síntomas del síndrome premenstrual y del embarazo: 7 comparaciones

El síndrome premenstrual (SPM) es un grupo de síntomas relacionados con el ciclo menstrual. Por lo general, los síntomas del síndrome premenstrual ocurren una o dos semanas antes de tu periodo. Usualmente desaparecen después de que comience tu periodo.

Los síntomas del síndrome premenstrual pueden ser muy similares a los del inicio del embarazo. Sigue leyendo para saber cómo distinguirlos. Pero debes recordar que las diferencias entre el embarazo y el síndrome premenstrual son sutiles y varían de una mujer a otra.

SPM: durante el síndrome premenstrual, la inflamación y la sensibilidad en los senos pueden ocurrir en la segunda mitad de tu ciclo menstrual. La sensibilidad varía de leve a intensa, y generalmente es más intensa justo antes de tu periodo. Las mujeres en edad fértil tienden a tener síntomas más graves.

El tejido mamario puede sentirse irregular y denso, especialmente en las áreas externas. Es posible que tengas una sensación de llenura en los senos con sensibilidad y un dolor intenso y sordo. El dolor a menudo mejora durante tu periodo o inmediatamente después, a medida que bajan tus niveles de progesterona.

Embarazo: al inicio del embarazo, los senos pueden sentirse adoloridos o sensibles al tacto. También pueden sentirse más llenos y pesados. Esta sensibilidad e hinchazón generalmente sucederá una o dos semanas después de la concepción, y puede durar un tiempo a medida que tus niveles de progesterona aumentan debido al embarazo.

SPM: si se trata del SPM, por lo general, no tendrás sangrado ni manchado. Cuando tienes tu periodo, el flujo es notablemente más intenso y puede durar hasta una semana.

Embarazo: para algunas mujeres, uno de los primeros signos de embarazo es un ligero sangrado vaginal o manchas que, por lo general. son de color rosa o marrón oscuro. Esto suele suceder entre 10 y 14 días después de concebir y, por lo general, no es suficiente para necesitar toallas sanitarias o tampones. El manchado generalmente dura solo uno o dos días, así que es más corto que un periodo normal.

SPM: durante el síndrome premenstrual, puedes estar irritable y sentirte un poco malhumorada. También puedes tener episodios de llanto y sentirte ansiosa. Por lo general, estos síntomas desaparecen después de que comienza tu periodo.

Hacer un poco de ejercicio y dormir lo suficiente puede ayudar a aliviar tu estado de ánimo por SPM. Sin embargo, si te sientes triste, abrumada, sin esperanza o sin energía durante dos semanas o más, podrías estar deprimida. Asegúrate de hablar con tu médico.

Embarazo: si estás embarazada, podrías tener cambios de humor que duran hasta el parto. Durante el embarazo, es más probable que sientas muchas emociones. Puedes estar extasiada y emocionada, esperando con ansias al nuevo miembro de tu familia. También puedes tener momentos de tristeza y llorar más fácilmente.

Al igual que con el síndrome premenstrual, estos últimos síntomas también pueden indicar depresión. Si te preocupan tus síntomas y crees que podrías estar deprimida, asegúrate de hablar con tu médico. La depresión durante el embarazo es normal, pero puede y tiene que tratarse.

SPM: el cansancio o la fatiga, al igual que los problemas para dormir son comunes durante el síndrome premenstrual. Estos síntomas deberían desaparecer cuando comience tu periodo. Hacer un poco de ejercicio puede ayudar a mejorar el sueño y disminuir la fatiga.

Embarazo: durante el embarazo, el aumento de los niveles de la hormona progesterona puede causarte cansancio. La fatiga puede ser más marcada durante el primer trimestre, pero también puede durar durante todo el embarazo. Para ayudar a tu cuerpo a sobrellevarlo, asegúrate de comer bien y dormir lo suficiente.

SPM: un retraso en tu periodo no suele causar náuseas o vómitos, pero algunas molestias digestivas como las náuseas pueden acompañar a los síntomas del síndrome premenstrual.

Embarazo: las náuseas matutinas son uno de los signos más clásicos y claros de que estás embarazada. Los ataques de náuseas a menudo comienzan un mes después de quedar embarazada. El vómito puede o no acompañar a las náuseas. A pesar del nombre, las náuseas matutinas pueden ocurrir en cualquier momento del día. Sin embargo, no todas las mujeres experimentan náuseas matutinas.

SPM: cuando tienes SPM, probablemente notarás un cambio en tus hábitos alimenticios. Puedes desear chocolate, carbohidratos, azúcares, dulces o alimentos salados. O puedes tener un apetito voraz. Estos antojos no ocurren en la misma medida cuando estás embarazada.

Embarazo: es posible que tengas antojos muy específicos y que otros alimentos no se te antojen en lo absoluto. También puedes tener una aversión a ciertos olores y sabores, incluso los que alguna vez te gustaron. Estos efectos pueden durar todo el embarazo.

También podrías tener el síndrome de pica, que es cuando consumes de manera compulsiva artículos que no tienen valor nutricional, como hielo, suciedad, escamas de pintura seca o piezas de metal. Habla con tu médico de inmediato, si tienes antojos de cosas que no son alimentos.

SPM: si tienes síndrome premenstrual, podrías tener dismenorrea, cólicos que ocurren de 24 a 48 horas antes de tu periodo. El dolor probablemente disminuirá durante tu periodo y eventualmente desaparecerá al final de este.

Los cólicos menstruales a menudo disminuyen después de tu primer embarazo o a medida que envejeces. Algunas mujeres tendrán más cólicos a medida que comienzan a entrar en la menopausia.

Embarazo: podrías experimentar cólicos leves o suaves al principio del embarazo. Estos cólicos probablemente se sentirán como los cólicos leves que se presentan durante el periodo, pero estarán localizados en la parte baja del estómago o la espalda baja.

No ignores estos síntomas si tienes antecedentes de pérdidas de embarazo. Descansa. Y si no disminuyen, habla con tu médico. Durante el embarazo, puedes tener cólicos durante semanas o hasta meses. Si sabes que estás embarazada y estos cólicos van acompañados de cualquier sangrado o secreción acuosa, consulta a un médico de inmediato.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *