Cervezas sin alcohol embarazo: ¿Se puede beber cerveza sin alcohol durante el embarazo?

Cervezas sin alcohol embarazo: ¿Se puede beber cerveza sin alcohol durante el embarazo?

La cerveza sin alcohol como aporte de ácido fólico durante el embarazo

Este martes se presenta, en Zaragoza, el estudio ‘El papel del ácido fólico en el embarazo’ que incluye recomendaciones sobre la ingesta diaria de cerveza en embarazadas.

El tirón de la cerveza en Aragón

El consumo de cerveza sin alcohol es beneficioso durante el embarazo y el periodo de lactancia, ya que es una de las bebidas que contiene más ácido fólico, vitamina del grupo B, esencial para la correcta formación del tubo neural del feto.

Es una recomendación recogida en el estudio ‘El papel del ácido fólico en el embarazo’, que presentan este martes a las siete de la tarde en la Clínica Montpellier de Zaragoza el vicepresidente de la de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), Tirso Pérez Medina, y el profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y portavoz del Centro de Información Cerveza y Salud, Jesús Román Martínez.

«La ingesta de un botellín de 250 mililitros, siempre sin alcohol, durante el embarazo podría aportar el 7,5% de la cantidad diaria recomendada de esta vitamina en embarazadas», ha afirmado el doctor Pérez Medina.

Y es que, durante el embarazo, la ingesta mínima diaria recomendada se duplica y pasa de 200 microgramos al día a entre 400 y 800 microgramos al día si están planeando quedarse embarazadas o si ya lo están y 300 si están dando el pecho.

En este sentido, el doctor Román Martínez ha incidido en que lo deseable es empezar a consumir el ácido fólico, que se encuentra además de en la cerveza en el zumo de naranja o algunas verduras, hortalizas y cereales, desde el momento en el que la pareja planea el embarazo, hasta seis meses antes si es posible.

Según el vicepresidente de la SEGO, con la difusión del estudio se pretende «poner en valor las ventajas reales del consumo de cerveza, siempre sin alcohol», ha recalcado, ya que «el consumo de alcohol en embarazadas y lactantes debe ser cero».

La cerveza sin alcohol está elaborada con los mismos ingredientes que la cerveza tradicional (agua, cebada y lúpulo) y aporta fibra soluble, minerales, apenas tiene calorías y es una alternativa para las mujeres consumidoras habituales de cerveza que están en estado de gestación o en periodo de lactancia, recuerda el estudio.

Una ingesta deficiente de la vitamina podría ocasionar durante el embarazo defectos del tubo neural del feto, en concreto, malformaciones del sistema nervioso central, como la espina bífida.

Con el aporte adecuado de ácido fólico, ha recordado el doctor Román Martínez, se reduce hasta un 72% la presencia de espina bífida en los fetos en proceso de creación.

Además de tener un papel primordial durante el embarazo, el ácido fólico es esencial para el sistema nervioso y la regeneración de células, que ayuda también a regular los niveles de homocisteína, factor de riego en enfermedades cardiovasculares.

Ir al suplemento de salud.

Etiquetas

Alcohol y embarazo: MedlinePlus enciclopedia médica


Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007454.htm


Para usar las funciones de compartir de esta páginas, por favor, habilite JavaScript.

A las mujeres embarazadas se les insiste encarecidamente en que no beban alcohol durante el embarazo.

Se ha demostrado que tomar alcohol estando embarazada causa daño al bebé a medida que se desarrolla dentro del útero. El alcohol consumido durante el embarazo también puede llevar a problemas de salud prolongados y anomalías congénitas.

Cuando una mujer embarazada bebe alcohol, este viaja por vía sanguínea y llega a la sangre, los tejidos y los órganos del bebé. El alcohol se descompone mucho más lentamente en el cuerpo del bebé que en un adulto. Eso significa que el nivel de alcohol en la sangre del bebé permanece elevado por más tiempo que en la madre. Esto puede perjudicar al bebé y algunas veces puede llevar a que se produzca un daño de por vida.

PELIGROS DEL ALCOHOL DURANTE EL EMBARAZO

Tomar mucho alcohol durante el embarazo puede llevar a un grupo de defectos en el bebé conocido como síndrome de alcoholismo fetal. Los síntomas pueden abarcar:

  • Problemas de comportamiento y atención
  • Anomalías cardíacas
  • Cambios en la forma de la cara
  • Crecimiento deficiente antes y después del parto
  • Tono muscular deficiente y problemas con el movimiento y el equilibrio
  • Problemas con el pensamiento y el habla
  • Problemas de aprendizaje

Estos problemas de salud son permanentes y pueden ser desde leves hasta graves.

Las complicaciones que se observan en el bebé pueden incluir:

  • Parálisis cerebral
  • Parto prematuro
  • Aborto o muerte infantil

¿QUÉ TANTO ALCOHOL ES SEGURO?

No hay ninguna cantidad «segura» conocida de consumo de alcohol durante el embarazo. El consumo de alcohol parece ser más dañino durante los primeros 3 meses del embarazo; sin embargo, tomar alcohol en cualquier momento del embarazo puede ser perjudicial.

El alcohol incluye la cerveza, el vino, las bebidas a base de vino y el licor.

Un trago se define como:

  • 12 onzas de cerveza
  • 5 onzas de vino
  • 1.5 onzas de licor

La cantidad que se bebe es tan importante como la frecuencia con la cual se bebe.

  • Incluso si usted no bebe con frecuencia, tomar una gran cantidad una vez puede ser dañino para el bebé.
  • Las borracheras con la bebida (5 o más tragos en una ocasión) incrementan enormemente el riesgo de que el bebé desarrolle algún daño relacionado con el alcohol.
  • Tomar cantidades moderadas de alcohol estando embarazada puede llevar a un aborto espontáneo.
  • Las bebedoras empedernidas (aquellas que toman más de 2 bebidas alcohólicas al día) están en mayor riesgo de dar a luz a un hijo con síndrome de alcoholismo fetal.
  • Cuanto más beba usted, más aumentará el riesgo de daño para el bebé.

NO BEBA ALCOHOL DURANTE EL EMBARAZO

Las mujeres que estén embarazadas o que estén tratando de quedar embarazadas deben evitar beber cualquier cantidad de alcohol. La única manera de prevenir el síndrome de alcoholismo fetal es no tomar alcohol durante el embarazo.

Si usted no sabía que estaba embarazada y tomó alcohol, deje de tomarlo tan pronto como sepa de su embarazo. Cuanto antes deje de beber alcohol, más saludable será su bebé.

Escoja versiones sin alcohol de las bebidas que le gustan.

Si no puede controlar la bebida, evite estar en compañía de otras personas que estén consumiendo alcohol.

Las mujeres embarazadas que padecen alcoholismo deben unirse a un programa de rehabilitación para el alcoholismo. También deben realizarse controles estrictos con su proveedor de atención médica.

Las siguientes organizaciones pueden ser de ayuda:

  • Substance Abuse and Mental Health Services Administration — 1-800-662-4357 www.findtreatment.gov
  • National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism — www.rethinkingdrinking.niaaa.nih.gov/about.aspx

Tomar alcohol durante el embarazo; Síndrome alcohólico fetal — embarazo; SAF — síndrome alcohólico fetal; Efecto del alcohol en el feto; Alcohol durante el embarazo; Defectos congénitos relacionados con el alcohol; Trastorno del espectro del alcoholismo fetal

Prasad MR, Jones HE. Substance abuse in pregnancy. In: Resnik R, Lockwood CJ, Moore TR, Greene MF, Copel JA, Silver RM, eds. Creasy and Resnik’s Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 68.

Prasad M, Metz TD. Substance use disorder in pregnancy. In: Landon MB, Galan HL, Jauniaux ERM, et al, eds.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *