Cm se puede saber si estas embarazada: Síntomas del embarazo: Qué ocurre primero

Cm se puede saber si estas embarazada: Síntomas del embarazo: Qué ocurre primero

Cambios fisiológicos del pecho durante el embarazo

El embarazo completa el desarrollo mamario


Durante la gestación la glándula mamaria completa su total maduración y se prepara para cumplir su principal misión: la secreción de leche para amamantar, para alimentar a su cría como el resto de los mamíferos.

El desarrollo de la glándula mamaria se inicia desde el período embrionario (cuarta semana de vida embrionaria), empieza a madurar en la pubertad y madura totalmente durante la gestación y lactancia.

Se extiende por tanto, desde antes del nacimiento hasta el envejecimiento, donde se producen una serie de cambios hormonales. Las hormonas son sustancias químicas segregadas por diferentes glándulas de nuestro organismo y que controlan distintos órganos y funciones.

Cambios de la mama en la gestación


Es durante el embarazo cuando la glándula mamaria alcanza su máximo desarrollo bajo la influencia de diferentes hormonas, principalmente los estrógenos, la progesterona y la prolactina.

Los cambios fisiológicos normales que sufre la glándula mamaria durante la gestación comprende tres fases: mamogénesis, lactogénesis y lactopoyesis y lactoeyección.

La mamogénesis: el crecimiento de la mama


La mamogénesis son los cambios anatómicos de crecimiento de la mama. Comienza en la pubertad gracias a los estrógenos,  la hormona que produce un aumento de las estructuras más importantes de la mama (epitelio ductal, células estromales y células mioepiteliales) y la progesterona, otra hormona que en este caso inicia la formación de los componentes secretores en la última porción del conducto mamario.

Así, al principio de la gestación se produce un aumento del número y tamaño de los ductos mamarios (ramificación de los conductos) porque predominan los estrógenos y disminuye el tejido graso del pecho. Hacia la mitad de la gestación los lóbulos aumentan en tamaño y número y aparecen las primeras secreciones gracias a la progesterona.

La lactogénesis: se “fabrica” el calostro y la leche


Posteriormente se produce la lactogénesis que comprende desde el inicio de la secreción de calostro en la segunda mitad del embarazo hasta el parto. Cuando se produce ese acúmulo de material secretor o calostro, entra en escena la prolactina, otra hormona que se encarga de estimular la producción de lactoalbúmina y lactosa (fundamentales en la producción de leche) que atraen agua y aumentan el volumen de leche. La máxima producción se produce al final del embarazo y durante el parto cuando baja la progesterona y toma el control la prolactina, que inicia la producción de leche 30-40 horas aproximadamente tras el parto.

Todo esto produce un aumento importante del volumen de las mamas, se produce también un aumento de la red venosa superficial que es más evidente, un aumento de tamaño y pigmentación de los pezones y glándulas de Montgomery.

La galactopoyesis o lactoeyección: empieza la producción de leche


Tras la lactogénesis se produce la subida de la leche, galactopoyesis o lactoeyección, etapa fundamental para el mantenimiento de la producción de leche. Hay dos hormonas fundamentales: la prolactina y la oxitocina.

  • La prolactina tiene un papel fundamental en la producción de leche.

  • La oxitocina es la hormona más importante para la eyección o vaciado de esa leche. La oxitocina provoca la contracción de la células mioepiteliales que exprimen el alvéolo y permiten que la leche llegue a los conductos y senos lactíferos y pueda ser extraída mediante succión. Además solo se aumenta la producción de leche tras el parto con el vaciamiento de la misma, por tanto hay que mantener un equilibrio entre la producción de leche y el vaciado regular de las mamas. La liberación de la oxitocina, fundamental para el amamantamiento, requiere que el eje hipotálamo-hipofisario, que se encuentra en el cerebro, esté intacto, es decir, que existan adecuados estímulos sensoriales y mecánicos de pezón y areola y evitarse en la medida de lo posible el mayor número de estímulos dolorosos o estrés que puedan interferir la liberación de oxitocina.

 

Dra. Juana Mª Brenes Sánchez y Dra. Nuria Izquierdo Méndez

Especialistas en Obstetricia y Ginecología, de la Unidad de Patología Mamaria y de la Unidad de Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid

7 signos que podrían significar que está embarazada

¿Tiene fiebre del bebé? ¿Está intentando quedarse embarazada? Si es así, es muy probable que haya buscado en Google todos los signos y síntomas posibles de estar embarazada.’ Aunque solo un análisis de sangre de su médico puede confirmar si está embarazada, la Dra. Narinder Brar, osteópata y ginecobstetra de Banner Health en Arizona Maternity and Women’s Clinic Inc, comparte siete de los primeros signos de embarazo más comunes.’

1. Ausencia de menstruación

Según una encuesta realizada por la American Pregnancy Association, el 29 % de las mujeres encuestadas dijo que no tener la menstruación fue su primer síntoma de embarazo. Probablemente no tendrá la menstruación cuatro semanas después de la concepción. Esto puede parecer obvio, pero se sorprendería de cuántas mujeres no realizan un seguimiento de sus periodos o tienen periodos irregulares.’’ Si alguno de estos es el caso, debería hacerse una prueba de embarazo para confirmarlo.’

La Dra. Brar explica que las pruebas de embarazo en el hogar son fáciles de usar y generalmente son muy precisas.“” “Si su prueba de embarazo es negativa pero no ha tenido la menstruación, consulte a su médico y hágase una prueba de embarazo en suero.”

2. Náuseas

El segundo síntoma más común (25 %) que las mujeres dijeron haber detectado como un signo temprano de embarazo son las náuseas. Las náuseas o el malestar matutino generalmente se desarrolla alrededor de cuatro a seis semanas después de la concepción. No está claro qué lo causa exactamente, pero las hormonas pueden ser parte del porqué.’ Pueden alcanzar su punto máximo al final del primer trimestre y volverse menos severas en el segundo trimestre.

3. Cambios en los senos

En las primeras etapas del embarazo, sus senos pueden sentirse más sensibles, llenos y doloridos y su sostén puede no ajustarse como solía hacerlo. Debido a que esto está relacionado con los cambios hormonales en su cuerpo, también podría significar que su menstruación está a punto de comenzar. Busque otros signos reveladores, como el oscurecimiento de sus areolas.

Los senos aumentan de tamaño durante el embarazo, rápidamente en las primeras 8 semanas de embarazo, según dice la Dra. Brar.“” Los pezones se hacen más grandes y más móviles.“ Las areolas también parecen más grandes y más oscuras. También se puede sentir dolor en el pezón y sensación de hormigueo.”

4. Antojos de comida o aversiones

¿Ver algo que normalmente le gusta comer hace que de repente le den náuseas? Hay poca evidencia científica entre la sensibilidad al olor y las aversiones a los alimentos, pero un estudio halló una correlación entre el embarazo y un sentido del olfato elevado. Entonces, esas historias que ha oído sobre encurtidos y helados pueden no ser tan descabelladas como cree.

5. Cansancio

Durante el embarazo temprano, sus niveles de progesterona se dispararán, lo que puede causarle mucho sueño. Debido a esto, es una buena idea dormir lo suficiente.’

Las mujeres a menudo se sienten fatigadas al comienzo del embarazo, fatiga que no se alivia con el descanso, según dice la Dra. Brar.“–” No existe un tratamiento específico que no sea el ajuste a la falta temporal de energía.“ Estos síntomas mejoran a medida que avanza el embarazo, especialmente después de 12 semanas de embarazo.”

6. Más ganas de ir al baño

Durante el embarazo, el flujo de sangre a los riñones aumentará en un 35-60 %, dando lugar a un 25 % más de orina. Esto se traduce en más ganas de ir al baño. También pueden ser causadas por otros factores, como una infección del tracto urinario o diabetes, así que asegúrese de consultar con su médico si nota un cambio repentino.

7. Manchado vaginal

Algunas mujeres experimentarán una pequeña cantidad de sangrado, conocido como sangrado de implantación, muy temprano en el embarazo. Esto a menudo puede confundirse con un periodo, pero generalmente es más ligero y generalmente se define por la presencia de sangre solo cuando se limpia.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *