Cochecito recien nacido: Amazon Los más vendidos: Mejor Cochecitos para Bebé

Cochecito recien nacido: Amazon Los más vendidos: Mejor Cochecitos para Bebé

Elección de productos seguros para bebés: Coches de bebés (para Padres)

 


Hay cochecitos de una amplia variedad de tamaños y de estilos. Cuando esté buscando un cochecito perfecto, que sea ligero y cómodo, tenga también en cuenta la seguridad del bebé.

En qué fijarse:

  • Seleccione un cochecito que haya sido fabricado para la edad, la estatura y el peso de su hijo. Los recién nacidos necesitan reposar casi completamente planos en sus cochecitos, porque aún no son capaces de aguantar la cabeza.
  • Compruebe que el cochecito cuente con unos cinturones de sujeción fiables. El diseño más seguro es el del arnés de 5 puntos: un arnés para cada hombro, un arnés entre las piernas y dos arneses a cada lado de la cintura, todos conectados entre sí.
  • Si el cochecito tiene una barra en la parte anterior (para que el niño se pueda agarrar), asegúrese de que la abertura entre la barra y el asiento se pueda cerrar cuando el coche se utiliza en la posición reclinada.
  • Los mejores frenos son aquellos que bloquean las ruedas posteriores mediante mecanismos de la estructura de la misma rueda, en vez de depender de la presión de los neumáticos. Algunos cochecitos tienen frenos solo en una rueda mientras que hay otros tienen frenos en ambas ruedas. Independientemente del tipo de frenos que tenga el cochecito, fíjese en que sean fáciles de usar.
  • El cochecito no debería tener partes en que se puedan enganchar o que puedan pellizcar los dedos del bebé ni que supongan un riesgo de asfixia y/o de atragantamiento.
  • Compruebe la estabilidad del cochecito. La base de las ruedas debe ser ancha y el asiento debe estar ubicado en la parte baja del chasis. El cochecito no debería volcar cuando se ejerce una ligera presión sobre el manillar.
  • Si el cochecito dispone de una bolsa para llevar cosas, debe estar colocada baja, en la parte posterior del cochecito y delante de las ruedas traseras.
  • La abertura por donde caen las piernas del bebé debe ser lo bastante pequeña como para evitar que el cuerpo del bebé se pueda colar y resbalar por completo.
  • Usted debería poder desplazar el cochecito en línea recta empujándolo con una sola mano.
  • El manillar debe estar por lo menos al nivel de su cintura o un poco más abajo.
  • ¿Está buscando un cochecito para llevar a más de un niño? Los modelos dobles (donde un niño se sienta detrás del otro) son más fáciles de maniobrar que los cochecitos donde los niños se sientan uno al lado del otro. También son más estables y se pliegan con más facilidad y de una forma más compacta. Si escoge uno donde los niños se sentarán uno al lado del otro, asegúrese de que el cochecito tenga solo un reposapiés. Si tuviera dos en vez de uno, existiría la posibilidad de que el pie de un niño quedar atrapado entre ambos.

ADVERTENCIAS DE SEGURIDAD:

  • No deje nunca a un niño solo en un cochecito sin supervisión.
  • Use siempre el arnés de seguridad cuando su hijo esté en el cochecito.
  • No use una almohada o una manta como colchón dentro del cochecito. Si queda mucho espacio libre en el cochecito de un recién nacido, coloque pequeñas mantas enrolladas alrededor del bebé para mantenerlo fijo en su lugar.
  • Cuando no esté desplazando al bebé en su cochecito, ponga siempre los frenos.
  • No cuelgue nunca bolsos o bolsas de pañales del manillar del cochecito. Un bebé podría quedar atrapado en los agarraderos o las tiras de las bolsas y estrangularse, o el peso de las bolsas podría hacer que volcara el cochecito.
  • Para evitar atrapar la cabeza del bebé, cierre la abertura entre la barra para agarrase y el asiento cuando use el cochecito en la posición reclinada (u horizontal).
  • Pliegue y abra el cochecito lejos del niño para evitar agarrarle los dedos.
  • Si compra un cochecito nuevo, regístrelo en el registro del fabricante, así, le podrían avisar si hubiera un problema de seguridad más adelante.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD

Fecha de revisión: enero de 2018


Cochecito del bebé: consejos y consideraciones

4 minutos

Si estás pensando en comprar un cochecito de bebé, ¡no te pierdas nuestras consideraciones!

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán.

Última actualización: 03 febrero, 2022

El cochecito del bebé es uno de los elementos básicos de los que debes disponer cuando tengas un bebé. Sin embargo, saber elegir el adecuado no siempre es sencillo. Son muchos los modelos y opciones que ofrece el mercado. Por eso, es normal que no sepas por dónde empezar a mirar. A continuación, te presentamos una serie de consejos para que tu compra se adecue a todo lo que tu bebé necesita.

Cochecito de bebé: estética y practicidad

No siempre la estética, es decir, nuestros gustos, va de la mano con aquello que es práctico o manejable. Así, es fundamental que tengas en cuenta ciertos aspectos a la hora de elegir el cochecito de tu hijo.

Por ejemplo, que entre en el maletero de tu coche o en el ascensor. No obstante, eso no significa que no puedas elegir el cochecito que más te guste: son muchas las opciones, así que seguro que encontrarás aquella que conjugue ambos requisitos.

Características del cochecito del bebé:

Lo primero de todo es que te cerciores de que tu hijo viajará en el cochecito seguro. El cinturón del mismo deberá contar con anclajes sencillos y rápidos a la hora de abrirlos. Además, deberá contar con una barra de seguridad que ofrezca garantías suficientes.

También deberá ser ligero. Esto es, una vez plegado, debería poderse llevar con una sola mano. Además, es importante que sea manejable, esto es, que ruede y gire bien para que lo puedas llevar con mayor comodidad. De hecho, existen algunos tipos de ruedas con la capacidad de adaptarse a diferentes terrenos y tipos de suelos. Estas son las más adecuadas para los viajes.

En cuanto a las medidas o dimensiones, deberás comprobar que se adapte a tus necesidades. Si tienes una vivienda reducida, lo mejor será que el carrito no ocupe demasiado espacio. También es primordial que compruebes que sea ajustable a diferentes alturas. No es lo mismo llevar el carrito con deportivas que con tacones. Si el cochecito puede regular su altura te evitarás muchos problemas de espalda.

Con respecto a los complementos, muchos modelos grandes tienen incorporado un espacio para todo tipo de accesorios: bolsos, mochilas, sombrilla y, por supuesto, una capota para la lluvia. Por último, asegúrate de que la silla puede reclinarse y la tapicería se puede desenfundar, además de que sea lavable, transpirable y acolchada.

Análisis de modelos: los maxi-cosi

Los modelos llamados maxi-cosi, que se integran sobre un sencillo chasis, son una opción más funcional que los denominados capazo. En la actualidad hay carritos para niños maxi-cosi que aseguran un confort para el bebé y una correcta postura.

El modelo maxi-cosi ofrece más comodidad que el capazo. Además, no es tan aparatoso, ofrece la posibilidad de que se coloquen en él accesorios y suele ser también una opción más barata. Estos cochecitos para niños suelen tener tres piezas junto al chasis, formado por las patas y las ruedas. Estas tres partes son:

  • La silla de paseo, que se usa a partir de los 6 meses, cuando ya el pequeño puede sujetar por sí mismo su cabeza.
  • El capazo o cuco, donde los bebés con muy poco tiempo de vida van tumbados, como si de una cama se tratara.
  • El maxi-cosi propiamente dicho, esto es, el centro del cochecito. Aunque es el nombre de una marca, el nombre deriva de esta pieza.

Aspectos culturales para llevar al recién nacido

La manera en que transportamos a los bebés recién nacidos tiene un matiz cultural. En España, la mayor parte de los niños van en un capazo, sobre todo si son pequeños. Además, muchos profesionales aconsejan esta opción. Esto se debe a que se suele defender la teoría de que la espalda de los pequeños tiene que estar continuamente en horizontal.

Sin embargo, el cochecito del bebé estándar no existe. Lo que puede ser adecuado para unos niños, no lo es para otros. Por ello, hay que tener en cuenta las necesidades y peculiaridades de cada uno. En cualquier caso, hay algunas características que cualquier cochecito del bebé debería tener:

  • Que sea pequeño, cómodo y transportable.
  • Que su peso no sea elevado. A ello habría que sumar el peso del niño, por lo que el conjunto podría ser muy pesado.
  • Si se trata de padres que les gusta viajar, el cochecito del bebé tiene que ser todoterreno. Así se podrá adaptar a cualquier tipo de suelo

La cuestión de que tenga capazo o no dependerá de los gustos de los padres. Normalmente, si ese trata de un recién nacido, el cochecito suele llevarlo. En caso de que apuestes por uno de ellos, es recomendable que el capazo sea sencillo, ligero y, si puede ser, plegable. Así lo podrás guardar en casa cuando tu hijo crezca y solo quieras usar el cochecito. Además, existen algunos modelos homologados para viajar en coche.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *