Comida para niños mañosos: 20 Recetas saludables y fáciles para niños antiverduras – Sapos y Princesas

Comida para niños mañosos: 20 Recetas saludables y fáciles para niños antiverduras – Sapos y Princesas

8 cenas para niños ¡saludables y divertidas!

Muchas veces la diferencia entre el éxito y el fracaso de una cena para niños está en la presentación, ya que los peques ‟comen con los ojos”. Por eso, tal vez la misma receta les puede encantar o la pueden odiar, solo porque no les ha llamado la atención. Para tratar de ayudaros en la a veces difícil tarea de hacer comer sano a los peques, os traemos estas 8 cenas para niños ¡saludables y divertidas! Más que de verdaderas recetas (que encontraréis en cantidad aquí en PequeRecetas), se trata de ideas que os pueden inspirar a la hora de presentar un plato de manera atractiva ¿las vemos?

INDICE DE CONTENIDOS

  • Cenas para niños saludables y divertidas: Cabezas de tomate rellenos con cuscús
  • Cenas para niños saludables y divertidas: Barquitos de verdura
  • Cenas para niños saludables y divertidas: Simba de hummus
  • Cenas para niños saludables y divertidas: Caritas de pizza
  • Cenas para niños saludables y divertidas: Ratones de patatas rellenas
  • Cenas para niños saludables y divertidas: Pasta de colores
  • Cenas para niños saludables y divertidas: Nuggets estrella
  • Cenas para niños saludables y divertidas: Puercoespín de quesitos

Cenas para niños saludables y divertidas: Cabezas de tomate rellenos con cuscús

Más información: Parents

Los tomates rellenos de toda la vida pueden convertirse en una comida divertida si los decoramos un poquillo. Mientras contáis en la cocina algunos chistes cortos de Pequeocio, preparad rodajas de olivas para los ojos, la boca recortada en una loncha de queso al igual que los piecitos, y unos rizos de lechuga cortada muy finita para hacer los cabellos completan la ilusión. Además, podéis rellenarlos con diferentes tipos de ensaladas, por ejemplo en este caso están rellenos con cuscús.

Cenas para niños saludables y divertidas: Barquitos de verdura

Hace un tiempo preparamos estos barquitos de verdura para niños, una manera divertida de incluir las verduras en la dieta infantil, ¡y además deliciosa!

Cenas para niños saludables y divertidas: Simba de hummus

Más información: Spoonful

¿Preparáis hummus para los peques? Esta receta árabe es muy nutritiva, pero puede resultar difícil que los peques la coman sin rechistar. Claro que si lo convertimos en Simba del Rey León, ¡seguro que será más fácil! Se trata de decorar el plato con tiras de ajíes asados para hacer las crines, rodajas de rabanitos para los ojos y un trozo para el hocico y las orejas y la trompa podéis hacerlas con pan de molde, lonchas de queso, etc.

Cenas para niños saludables y divertidas: Caritas de pizza

Más información: Skinny Mom

Para hacer unas mini pizzas rápidas podemos usar rodajas de pan como base. Un poco de salsa de tomate, una espolvoreada de queso y luego al horno para gratinar. Para hacer las caritas usad vuestra imaginación con los ingredientes que tenéis en casa: olivas, tomate, ajíes de diferentes colores, zanahoria, ¡lo que se os ocurra!

Cenas para niños saludables y divertidas: Ratones de patatas rellenas

Más información: Refurbishes Ideas

Las patatas rellenas son un plato que solemos preparar bastante a los niños, porque es nutritivo y sencillo. Si a nuestra receta habitual el damos le valor agregado de una presentación llamativa y divertida como ésta, seguro que los peques comerán con más ganas. Se trata siempre de utilizar los ingredientes que tenemos en casa para crear personajes que llamen la atención de los niños.

Cenas para niños saludables y divertidas: Pasta de colores

Más información: Spoonful

Si os gusta preparar la pasta fresca en casa, podéis agregar un poco de color en la masa usando ingredientes con colores fuertes como la espinaca o la remolacha. ¡Los peques quedarán alucinados cuando vean el plato con pasta de colores! Y luego si queréis, podéis servirla decorada para crear personajes, como Animal de Barrio Sésamo.

Cenas para niños saludables y divertidas: Nuggets estrella

Estos nuggets de pollo y verdura son una receta perfecta para los niños, saludable y nutrititva, y si además le damos formas especiales como estas estrellas ¡el éxito está asegurado!

Cenas para niños saludables y divertidas: Puercoespín de quesitos

Más información: Project Denneler

Para un aperitivo sencillo y saludable, los quesitos son siempre una solución, sobre todo si los presentamos de manera tan bonita, con láminas de almendras para simular las púas del puercoespín. ¡Bonito y delicioso! ¿Qué os parecen estas 8 cenas para niños saludables y divertidas? Probádlas ¡y veréis que los peques comen con más ganas!

5 consejos para que los niños mañosos coman frutas, vegetales y otros alimentos saludables

  • Redacción
  • BBC News Mundo

Fuente de la imagen, iStock

Pie de foto,

Muchos niños rechazan algunos alimentos sanos, pero es posible modificar sus hábitos alimenticios.

Pocas cosas son más desesperantes para los padres que tener hijos que se rehúsan a comer.

Muchos niños son mañosos a la hora de la comida y cuesta darles de probar algo nuevo.

Pero aunque te desespere que tu pequeña o pequeño rechace o escupa lo que le preparaste con tanto amor y cuidado ten en cuenta que ¡no es su culpa!

En los últimos años se ha descubierto que el motivo por el cual los niños son quisquillosos con la comida es genético, en especial si se trata de probar cosas nuevas.

  • «Me daba tanto terror comer que dejé de crecer a los 11 años
  • 4 trucos para lograr que los niños coman alimentos nuevos

Tiene que ver con nuestro pasado prehistórico, cuando los humanos comenzaron a incorporar nuevas plantas a su dieta.

Saltar Recomendamos y continuar leyendo

Recomendamos

  • ¿Es mejor lavarse los dientes antes de tomar café o después? (y otros consejos para evitar las manchas)

  • El lado negativo de que tu familia te diga que eres una persona bonita

  • Los alimentos que deberían formar parte de la dieta diaria de los niños hasta los 5 años

  • Lo que debes comer y lo que no si tienes diarrea

Final de Recomendamos

Muchas de esas plantas podían contener toxinas, que en el caso de los niños podían resultar fatales.

Fuente de la imagen, iStock

Pie de foto,

Todos sabemos que debemos comer muchas frutas y vegetales para estar saludables. Pero, ¿cómo logramos que los coman los más pequeños? Te damos algunos consejos.

Por eso nuestros cerebros se adaptaron a desconfiar y rechazar la comida que no nos es familiar.

Sin embargo la ciencia también ha determinado que no hay que perder las esperanzas ya que los hábitos alimenticios de los niños pueden ser modificados.

La psicóloga Clare Llewellyn del University College London (UCL) le enumeró a la BBC estos cinco estrategias que podemos adoptar para que los niños coman de todo.

1 Prueba 20 veces

Si tu pequeño o pequeña rechaza alguna comida específica o si se rehúsa siquiera a probar algo, intenta ofrecerle una cantidad muy pequeña de esa comida por 20 días seguidos.

Hay investigaciones que demuestran que si haces esto se reduce el «factor miedo» y aumenta la familiaridad del alimento, haciendo que sea mucho más probable que tu hijo o hija lo pruebe.

Es el famoso ¡persevera y triunfarás!

Fuente de la imagen, iStock

Pie de foto,

Si comes medio brócoli y le das la otra mitad a tu hijo o hija tendrás mejores chances de que lo coma.

2Mitad y mitad

Muchos padres ya saben que los chicos imitan su comportamiento y que ellos también deben comer sano si pretenden que sus niños hagan lo mismo.

«La mejor manera de lograr que los niños coman algo en particular es comerlo a la par suya y frente a él o ella», aconseja la doctora Llewellyn.

«Por ejemplo, puedes tomar un trozo de comida, cortarlo al medio, comerte la mitad y mencionar lo rico que te parece.

Luego le ofreces la otra mitad a tu niño. «De esa manera aprende que es seguro comerlo», explica.

3 ¡No presiones!

Cuando te pasaste veinte minutos tratando de convencer a un menor testarudo de que pruebe un bocado de algo es entendible que caigas en las amenazas.

«Si no comes tu brócoli no irás a jugar», es una típica. O «si no terminas tus zanahorias mamá estará muy molesta».

Pero los expertos aseguran que todo tipo de presión es inútil.

Fuente de la imagen, iStock

Pie de foto,

Las amenazas no sirven para los que niños coman mejor, sino todo lo contrario.

«Las investigaciones muestran que todas estas estrategias de hecho llevan a que los niños tengan aún mayor aversión por ese alimento que quieres que prueben», asegura la psicóloga.

Así que ya sabes: ¡paciencia!

4 — Incentiva

Los especialistas aconsejan que dejes de lado el palo y adoptes la estrategia de la zanahoria.

Se sabe que a los niños pequeños les encanta que los elogien. Los estudios también muestran que están dispuestos a hacer muchas cosas a cambio de una recompensa.

Aprovechando esto, Llewellyn recomienda motivarlos mucho, haciéndoles saber que es un gran desafío probar algo nuevo y festejando mucho cuando lo hacen.

También se pueden ofrecer recompensas más tangibles, como pegatinas, calcomanías o prendedores.

Fuente de la imagen, iStock

Pie de foto,

Puedes ponerle estrellas a tu pequeño en un «star chart» cada vez que come bien.

Otro recurso popular es un «star chart«: un gráfico que puedes colgar en tu pared o refrigerador y colocarle estrellas cada vez que tu hijo o hija comió bien.

La cocinera británica Annabel Karmel, quien se especializa en comidas infantiles, le dijo a la BBC que otra forma de incentivar los buenos hábitos alimenticios es prestarle mucha atención a cómo se presenta la comida.

«Muchas veces los niños dicen: ‘No voy a comer eso porque se ve asqueroso’. Es temor a algo nuevo y no se animan a probar bocado», señaló.

¿La solución? Meter el alimento nuevo dentro de algo que ya conocen, por ejemplo, una tarta, reduciendo su temor a probarlo. O darle forma divertida, haciendo que la experiencia sea más lúdica.

5 Nunca premies con comida

Pero aunque las recompensas sirven, Llewellyn advierte que nunca se debe usar el postre como incentivo.

¿Quién no le ha dicho alguna vez a un niño: ‘Si comes tus verduras podrás comer helado de postre’?».

Error.

Fuente de la imagen, iStock

Pie de foto,

Nunca premies con postres, o los desearán aún más.

«No soluciona el problema: se ha comprobado científicamente que esta estrategia hace que los chicos odien la comida problemática aún más», asegura la psicóloga.

Pero, peor aún, también crearás un problema nuevo.

«Haces que aumente el gusto de tu hijo por el alimento que usas como recompensa, que suele ser algo poco saludable», advierte la experta.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *