Como afecta la tristeza al feto: ¿Qué siente el bebé cuando la madre está triste en el embarazo?

Como afecta la tristeza al feto: ¿Qué siente el bebé cuando la madre está triste en el embarazo?

Esto es lo que experimenta el bebé cuando lloras de tristeza durante el embarazo

4 minutos

Tu bebé puede sentir tu tristeza durante el embarazo. Descubre cómo afectan los estados emocionales maternos al desarrollo prenatal.

Escrito por Zuleyvic Adriana Cuicas

Última actualización: 03 febrero, 2022

La experiencia de tu bebé cuando está dentro de tu vientre está absolutamente conectada con lo que te sucede. En ese momento, tú eres su todo. Eres su contacto más próximo con el mundo exterior y también con su mundo interior. Así, el bebé siente tu tristeza durante el embarazo.

La ciencia ha demostrado que durante el embarazo tu bebé siente lo mismo que tú y con la misma intensidad. Y si lloras de tristeza, tu bebé experimentará en carne propia este estado emocional; él sentirá como si fuera suya toda esa tristeza y esa angustia.

Durante la etapa de gestación, tu bebé se está preparando para la vida y lo hace a través de los mensajes que tú como madre le proporcionas, afirma Curt A. Sandman una de las científicas que participó en un estudio realizado recientemente en la Universidad de California-Irvine que evidencia que el cambio en el estado mental de la madre influye en el desarrollo de su bebé antes y después del nacimiento.

Esta investigación comprueba que cuando un bebé está dentro del útero de su madre, es un participante activo de su propio desarrollo, sobre todo porque durante ese periodo está recolectando información para la vida después del nacimiento. Y uno de los hallazgos más impresionantes del trabajo científico en el que también participaron Elysia P. Davis y Laura M. Glynn es que el bebé puede sentir el estado psicológico de su mamá.

La placenta recibe las señales hormonales que derivan de la tristeza

A medida que el bebé crece, recibe constantemente mensajes de su madre y estos no solo se circunscriben a escuchar su latido de su corazón o a oír la música que su mamá le pone cerca de su vientre, éste va más allá. En esta etapa, el bebé recibe señales químicas a través de la placenta, las cuales incluyen el estado mental de su mamá. Las hormonas que las madres producen mientras van experimentando emociones pasan a través de la placenta.

Así, si la mamá está severamente triste o deprimida en el embarazo, el bebé lo siente. Este estado emocional afecta su desarrollo durante buena parte de su vida. A largo plazo, tener una madre deprimida podría conducir a problemas neurológicos y trastornos psiquiátricos, dice Sandman.

Es más, el mismo equipo de científicos comprobó en un estudio anterior que los niños mayores cuyas madres estaban ansiosas durante el embarazo, que a menudo es un síntoma de depresión, tienen diferencias en ciertas estructuras cerebrales. No obstante, se necesitarán estudios durante décadas para determinar exactamente qué significa tener una madre deprimida para la salud a largo plazo de un niño.

Los cambios emocionales durante el embarazo influyen en el desarrollo emocional del bebé

Es un hecho: El cambio en el estado mental de la madre puede influir en el desarrollo de su bebé antes y después del nacimiento. Pero, además, se estima que una de cada cuatro mujeres sufren trastornos de salud mental durante la gestación, por lo que muchos niños sufrirán las consecuencias a corto y largo plazo.

Por eso lo ideal en este tipo de casos es tratar la depresión prenatal, una enfermedad con la cual la ciencia ya sabe cómo lidiar, sin embargo el problema, según acusan las científicas, es que las mujeres rara vez se someten a una evaluación psicológica o psiquiátrica antes del nacimiento de su bebé.

Lo más recomendable durante el tiempo de gestación es que la madre tenga un estado emocional equilibrado, que se sienta tranquila, pues esto hará que el bebé se desarrolle de mejor manera.

Lo que más afecta el desarrollo del niño, según el estudio, es la fluctuación de manera persistente del estado emocional de la madre, pues el bebé también se desequilibra cuando presiente los lapsos cortos de felicidad de su madre y luego cambia inesperadamente a uno de tristeza o estrés. Estos desbalances afectan el desarrollo del bebé durante y después del embarazo, por lo cual es indispensable tener un balance emocional.

Por su parte, un grupo de psicólogos prenatales asegura que el bebé además de percibir los sentimientos de su madre también percibe sus pensamientos, los cuales también influyen la manera en el que el bebé se moldea.

En este sentido, el bebé de una madre que no deseaba su embarazo siente el rechazo que ella siente por él, lo cual le crea problemas emocionales futuros.

Lo ideal es que en esta etapa tan importante, en la que se crean lazos tan estrechos con el bebé, procures sentirte tranquila. Evita a toda costa experimentar estrés o sentimientos negativos; para ello puedes realizar ejercicios de meditación, relajación o yoga. Todos te pueden ayudar a superar la ansiedad y la tristeza. Y, por supuesto, recuerda que puedes buscar ayuda profesional durante esta etapa.

Te podría interesar…

Qué le pasa al bebé en la tripa de mamá cuando esta llora o está triste

Durante el embarazo todo lo que la madre viva, sienta y experimente repercute positiva o negativamente en el desarrollo del bebé. Por eso, en esta ocasión, queremos hablarte de aquello que le ocurre al bebé en la tripa de mamá cuando esta llora o está triste.

El embarazo es una condición en la vida de la mujer que puede generar muchos cambios físicos y emocionales que la hacen especialmente sensible, ya que se generan muchas inquietudes e interrogantes: si será buena madre, si el bebé nacerá sano, si sus recursos económicos serán suficientes para costear todo lo que su retoño necesita…

Los cambios hormonales en el embarazo dados por el aumento de los niveles de estrógeno y progesterona son los responsables de estos altibajos emocionales y hacen que la futura madre se sienta más vulnerable ante cualquier estímulo.

Si una madre se siente feliz y ríe, su cerebro produce una sustancia denominada endorfina, la cual puede pasar al feto a través de la placenta y producirle sensación de felicidad y bienestar. En cambio, si una madre está triste y llora su cerebro produce otros neurotransmisores que desencadenarán en ella sentimientos de angustia y stress. Si son esporádicos, no causan ningún problema; pero si se presentan con mucha frecuencia o persisten más allá de dos semanas puede transformarse en depresión y esto sí afectaría el a la evolución y crecimiento del bebé.

En el embarazo la depresión y la ansiedad es más frecuente de lo que creemos: aproximadamente un 20% de las embarazadas la sufren. La depresión genera cambios en la actividad neuronal en el cerebro de la madre, principalmente en el sistema límbico, produciendo cambios en la secreción de neurotransmisores (similares a los que ocurren con el consumo de alcohol o uso de drogas).

Estas alteraciones llegan al bebé a través de la placenta, por lo que el feto experimentara los mismos cambios bioquímicos que la madre en su cuerpo, afectando su salud. ¿Qué puede ocurrir una vez que nazca? El pequeño puede presentar comportamientos compulsivos y trastornos en su desarrollo.

Múltiples investigadores en Europa y Estados Unidos han realizado estudios en embarazadas con trastorno de depresión y han encontrado múltiples alteraciones relacionadas en sus hijos, tales como:

Afectación del desarrollo del sistema endocrino fetal.  Al nacer, los niños presentan niveles elevados de hormona adenocorticotropa, lo que indica que estuvieron sometidos a altos niveles de estrés. Este aumento afecta el desarrollo adecuado de su sistema neuroendocrino infantil, el cual es el responsable de regular el estado de ánimo, las emociones y la respuesta al estrés.

Bajo peso al nacer. Los hijos de madres con depresión o ansiedad durante la gestación poseen mayores probabilidades de presentar bajo peso al nacer, según investigadores del Instituto Karolinska de Suecia.

Mayor posibilidad de desarrollar esquizofrenia. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Manchester en mujeres que vivieron situaciones muy difíciles durante el embarazo (muerte de seres queridos o diagnóstico de enfermedades graves) llegaron a la conclusión de que sus bebes tenían 1,6 veces más riesgo de desarrollar esquizofrenia.

Aumenta el riesgo de alteraciones en el desarrollo emocional. Los hijos de madres que presentan depresión y ansiedad en el embarazo tienen mayor posibilidad de desarrollar trastornos de hiperactividad, ansiedad y depresión infantil.

Es indiscutible que las emociones que siente la embarazada afectan al feto, por lo que la futura madre debe seguir esta serie de consejos:

Dormir por lo menos 8 horas.

Realizar ejercicio físico (si no está contraindicado), ya que aumenta su energía y mejora la salud mental.

Integrarse a grupos de apoyo. Hablar con otras embarazadas y compartir experiencias puede ayudar a disipar el miedo y la ansiedad relacionados con el embarazo.

Pedir ayuda. Si sientes mucha presión, sentimientos de frustración, culpa o llanto que se prolongue más allá de dos semanas habla con tu médico o matrona para que te ayuden e indiquen tratamiento y de esta manera mejorar los síntomas de depresión con medicamentos y psicoterapia.

Puedes leer más artículos similares a Qué le pasa al bebé en la tripa de mamá cuando esta llora o está triste, en la categoría de Depresión en Guiainfantil.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *