Como aliviar la diarrea en niños: Cuando su hijo tiene diarrea: MedlinePlus enciclopedia médica

Como aliviar la diarrea en niños: Cuando su hijo tiene diarrea: MedlinePlus enciclopedia médica

Cuando su hijo tiene diarrea: MedlinePlus enciclopedia médica

La diarrea es el paso de heces sueltas o acuosas. Para algunos niños, la diarrea es leve y desaparecerá en unos pocos días. Para otros, puede durar más tiempo. Puede hacer que su hijo pierda demasiado líquido (se deshidrate) y que se sienta débil.

La gastroenteris viral es una causa común de diarrea. Tratamientos médicos, como los antibióticos y algunos tratamientos contra el cáncer, también pueden causar diarrea.

Este artículo habla sobre la diarrea en niños de más de 1 año de edad.

Es fácil para un niño con diarrea perder demasiado líquido y deshidratarse. Es necesario reponer los líquidos perdidos. Para la mayoría de los niños, tomar las clases de líquidos que normalmente consumen debe ser suficiente.

Un poco de agua está bien. Pero demasiada agua sola, a cualquier edad, puede ser dañina.

Otros productos, como Pedialyte e Infalyte, pueden ayudar a mantener a un niño bien hidratado. Estos productos se pueden comprar en el supermercado o la farmacia.

Las paletas de helado y la gelatina pueden ser buenas fuentes de líquidos, especialmente si su hijo está vomitando. Poco a poco, usted puede darles grandes cantidades de líquidos a los niños con estos productos.

También puede darle a su hijo jugo de fruta diluido en agua o caldo.

No use medicamentos para detener la diarrea de su hijo sin consultar primero con el médico. Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo si el uso de bebidas para deportistas está bien.

En muchos casos, usted puede seguir alimentando a su hijo como de costumbre. La diarrea desaparecerá normalmente con el tiempo, sin ningún cambio o tratamiento. Pero mientras los niños tengan diarrea, deben:

  • Consumir comidas pequeñas durante todo el día en lugar de 3 comidas grandes.
  • Consumir algunos alimentos salados, tales como rosquillas y sopa.

Cuando sea necesario, los cambios en la dieta pueden ayudar. No se recomienda ninguna dieta específica. Pero los niños a menudo mejoran con alimentos blandos. Dele a su hijo alimentos tales como:

  • Carne de res, cerdo, pollo, pescado o pavo a la parrilla o al horno
  • Huevos cocidos
  • Plátanos (bananos) y otras frutas frescas
  • Compota de manzana
  • Productos de pan hechos de harina refinada y blanca
  • Arroz blanco o pasta
  • Cereales como crema de trigo, avena, harina y hojuelas de maíz
  • Crepes y wafles hechos con harina blanca
  • Pan de maíz, preparado o servido con muy poca miel o jarabe
  • Verduras cocidas, tales como zanahorias, habichuelas, champiñones, remolacha, tallos de espárragos, ahuyama y calabacín pelado
  • Algunos postres y refrigerios, como gelatina, paletas, pasteles, galletas o sorbete
  • Patatas al horno

En general, es mejor retirar las semillas y las cáscaras de estos alimentos.

Utilice leche, queso o yogur bajos en grasa. Si los productos lácteos están empeorando la diarrea o causando gases y distensión, es posible que su hijo necesite dejar de comer o beber estos productos por unos días.

A los niños se les debe permitir que se tomen su tiempo para regresar a sus hábitos alimentarios normales. Para algunos niños, un retorno a su dieta regular también puede traer un regreso de la diarrea. Esto con frecuencia se debe a problemas leves que el intestino tiene mientras absorbe los alimentos regulares.

Los niños deben evitar ciertos tipos de alimentos cuando tienen diarrea, incluso alimentos fritos, alimentos grasosos, alimentos procesados o comidas rápidas, pasteles, donas y salchichas.

Evite darle a los niños jugo de manzana y jugos de fruta sin diluir, ya que pueden aflojar las heces.

Procure que su hijo reduzca o suspenda la leche y otros productos lácteos si están empeorando la diarrea o causando gases y distensión abdominal.

Su hijo debe evitar las frutas y las verduras que puedan causar gases, tales como el brócoli, los pimientos, los fríjoles, los guisantes, las bayas, las ciruelas, los garbanzos, las verduras de hoja verde y el maíz.

Su hijo también debe evitar la cafeína y las bebidas carbonatadas en este momento.

Cuando los niños estén listos para las comidas regulares nuevamente, pruebe dándoles:

  • Plátanos (bananos)
  • Galletas saladas
  • Pollo
  • Pasta
  • Cereal de arroz

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Mucha menos actividad de lo normal (no se sienta del todo ni mira a su alrededor)
  • Ojos hundidos
  • Boca seca y pegajosa
  • Ausencia de lágrimas al llorar
  • No ha orinado durante 6 horas
  • Sangre o moco en las heces
  • Fiebre que no desaparece
  • Dolor de estómago

Easter JS. Pediatric gastrointestinal disorders and dehydration. In: Bakes KM, Buchanan JA, Moreira ME, Byyny R, Pons PT, eds. Emergency Medicine Secrets. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 65.

Kotloff KL. Acute gastroenteritis in children. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 366.

Schiller LR, Sellin JH. Diarrhea. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 16.

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Hojee la enciclopedia

Diarrea infantil: 11 remedios caseros para tratarla

10 minutos

Si el pediatra lo autoriza, es posible administrarle a los niños algunos remedios naturales, de manera puntual, para ayudarles a experimentar alivio.

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López.

Escrito por Daniela Echeverri Castro

Última actualización: 30 septiembre, 2022

La diarrea infantil es un síntoma que produce preocupación en los padres. Si bien es uno de los trastornos gastrointestinales más frecuentes en los primeros años de vida, su aparición siempre enciende las alertas.

La mayor parte de las veces se produce por una intoxicación alimentaria; sin embargo, también puede darse por una enfermedad digestiva o infecciones bacterianas y parasitarias.

Junto a las deposiciones acuosas y recurrentes, los niños pueden experimentar dolor abdominal, fiebre moderada y otros síntomas vinculados a la deshidratación.

Aspectos a tener en cuenta

De acuerdo con la Dra. Deborah M. Consolini:

  • Cuando la diarrea dura menos de 2 semanas, no suele ser necesario realizar pruebas de ningún tipo.
  • La principal preocupación en los niños es la deshidratación, por tanto el tratamiento se centra en rehidratar mediante la administración de líquidos y electrolitos.
  • En la mayoría de los niños la administración de líquidos por vía oral permite tratar con eficacia la deshidratación.
  • El niño debe ser evaluado por un médico cuanto antes si presenta algún signo de alarma (deshidratación, dolor abdominal intenso, fiebre, sangre o pus en las heces).

13 remedios naturales contra la diarrea infantil

En ocasiones, la diarrea suele ser un síntoma pasajero que no necesita tratamiento. Sin embargo, en otros casos puede que sea necesario recurrir a alguna medida para proporcionar alivio al pequeño mientras se mejora.

En caso de que el pediatra lo autorice, puedes aliviarle las molestias a tu hijo con los siguientes remedios naturales. 

1. Infusión de manzanilla

Las flores de manzanilla tienen propiedades digestivas y antiinflamatorias que pueden ayudar a aliviar las molestias. De hecho, según un estudio publicado en el año 2021, esta planta se ha empleado de forma efectiva en el tratamiento de la diarrea y los cólicos en niños. Sus compuestos reparan la mucosa del estómago y reducen la inflamación.

Ingredientes
  • 1 cucharadita de flores de manzanilla (7 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).
Preparación
  • Agrega las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la infusión, espera que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de uso

  • Dale de beber la infusión al niño hasta 2 veces al día, según la severidad del síntoma.

Descubre 6 propiedades medicinales de la manzanilla


2. Agua de arroz

El agua de arroz contiene varios nutrientes esenciales que ayudan a cortar la diarrea mientras reducen las descompensaciones que sufre el cuerpo. Es un remedio suave para el estómago, ideal para los niños, según creencias populares.

Múltiples estudios afirman que las propiedades antidiarreicas del arroz se deben, en parte, a la baja osmolaridad y la inhibición en la secreción de agua de las células intestinales. Además, el agua de arroz ayuda a evitar la deshidratación de los niños, ya que favorece a la reabsorción intestinal de agua.

Ingredientes
  • 3 cucharadas de arroz (45 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).
Preparación
  • Remoja las cucharadas de arroz en una taza de agua caliente.
  • Deja reposar la bebida 2 o 3 horas y cuélala.
Modo de uso
  • Divide la porción para dos tomas. Dale una toma en la mañana y otra en la tarde.

3. Infusión de hinojo

Se dice que, por sus propiedades digestivas, el hinojo es bueno para aliviar las molestias y frenar la diarrea infantil. Además, puede aportar algunos minerales.

El hinojo tienen actividad antibiótica contra múltiples bacterias según algunas investigaciones. Esta hierba es capaz de neutralizar algunas cepas de Escherichia coli, uno de los agentes etiológicos de diarrea más frecuentes. También resulta útil contra Pseudomonas aeruginosa Staphylococcus aureus.

Ingredientes
  • 1 cucharada de hinojo (15 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).
Preparación
  • Agrega el hinojo en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la infusión, déjala refrescar 10 minutos y fíltrala con un colador.
Modo de uso
  • Dale esta infusión al niño, hasta 2 veces al día.

4. Bebida de manzana

Se dice que gracias a su aporte de ácidos orgánicos, la bebida de manzana ayuda a mejorar la digestión, neutralizando la irritación de la mucosa gástrica. Sus nutrientes combaten la deshidratación y reducen el malestar general.

La manzana contiene una sustancia llamada pectina, la cual se digiere casi completamente en el colon. La pectina que no se digiere forma un gel astringente, por lo que absorbe agua y atrapa otros materiales orgánicos, mejorando la consistencia de las heces en los niños.

De hecho, una investigación determinó que el extracto de pectina de la manzana en combinación con manzanilla era de utilidad para tratar la diarrea infantil. Los niños que consumieron la preparación disminuyeron la frecuencia de sus deposiciones de forma significativa.

Ingredientes
  • 2 manzanas.
  • 2 tazas de agua (500 ml).
Preparación
  • Lava, pela y corta las manzanas en varios cubos.
  • Ponlas en una olla y agrégales el agua.
  • Hierve la bebida durante 10 minutos, a fuego bajo.
Modo de uso
  • Distribuye la bebida para 4 o 5 tomas pequeñas al día.

5. Puré de zanahoria y miel

El puré de zanahoria con miel es un remedio digestivo para controlar la diarrea infantil y la irritación gástrica. Su agradable sabor facilita su consumo considerablemente.

Ingredientes
  • 2 zanahorias medianas.
  • 2 cucharadas de miel de abejas (30 g).
Preparación
  • Cocina las zanahorias hasta que se ablanden.
  • Tritúralas con un tenedor y mezcla el puré con la miel de abejas.
Modo de uso
  • Divide el remedio en 3 porciones: una para la mañana, otra en la tarde y la última, antes de dormir.

Lee también 9 razones por las que deberías comer una manzana verde en ayunas


6. Agua tibia con limón y sal

Se dice que la combinación de ingredientes de esta sencilla bebida tiene un objetivo en especial: regular los niveles de electrolitos después de sufrir deshidratación por la diarrea.

Ingredientes
  • El zumo de un limón.
  • 2 tazas de agua (500 ml).
  • ½ cucharadita de sal (3 g).
  • 1 cucharada de azúcar (15 g).
Preparación
  • Exprime el zumo de un limón fresco y dilúyelo en el agua.
  • Agrega la sal y el azúcar y mezcla bien.
Modo de uso
  • Sirve media taza de bebida y pídele al niño que la beba.
  • Luego, divide la mezcla restante para 2 o 3 tomas posteriores.
  • Repite el remedio hasta notar una mejoría.

7. Yogur

Enlaces Relacionados

El yogur es un alimento probiótico, es decir, que contienen una serie de bacterias beneficiosas para el sistema gastrointestinal. Las bacterias contenidas en este alimento ayudan a regular la microbiota intestinal, por lo que pueden aliviar la diarrea infantil de forma efectiva.

Por su parte, una publicación de la revista BMJ Open demostró que la ingesta de este alimento también puede prevenir la aparición de diarrea, sobre todo en niños que consumen antibióticos. Esto se debe a que el alimento contiene bacterias como Lactobacillus rhamnosus GG y Bifidobacterium lactis.

Obtener los beneficios de este remedio casero para la diarrea infantil es tan sencillo como consumir 1 o 2 raciones de yogur al día. También es posible mezclarlo con frutas como la manzana para mejorar su sabor.

8. Remedio de manzana y zanahoria

La manzana y la zanahoria son alimentos de fácil digestión con grandes beneficios para la salud gastrointestinal. Su empleo en forma de jarabe es de utilidad en el alivio de los síntomas de la diarrea en los niños pequeños.

Ingredientes
  • 1/2 taza de zanahoria rallada.
  • 1/2 taza de manzana rallada.
  • 2 a 3 cucharadas de miel.
Preparación
  • En una olla, añade todos los ingredientes y lleva a baño maría a fuego bajo por 20 a 30 minutos.
  • Revuelve hasta obtener un jarabe homogéneo y retira del fuego.
  • Deja enfriar al aire libre y guarda el preparado en un recipiente de vidrio con tapa.
Modo de uso
  • Toma 1 a 2 cucharadas al día, mientras duren los síntomas de la diarrea.
  • Este jarabe puede almacenarse en la nevera con una vida útil de hasta 1 mes.

9. Sopa de zanahoria

La sopa de zanahoria es ampliamente recomendada en los adultos y niños con diarrea aguda, según estudios. La misma es rica en nutrientes y electrolitos como el sodio, el potasio, el calcio y el magnesio, los cuales suelen perderse con las evacuaciones continuas.

Ingredientes
  • 4 a 5 zanahorias.
  • 1 papa mediana.
  • 1/2 calabacín.
  • 4 tazas de agua (1 litro).
Preparación
  • Pela, lava y corta todos los vegetales en trozos pequeños.
  • Añade los vegetales en una olla, agrega la sal y lleva a fuego medio hasta que estén blandos.
  • Retira del fuego, deja reposar por 10 minutos.
  • Tritura la preparación en una licuadora hasta obtener una mezcla cremosa.
Modo de uso
  • Toma 1 plato pequeño de sopa 1 vez al día, y no olvides consumir abundante agua.

10. Té de canela

El té de canela es útil para reducir la diarrea, aliviar los cólicos abdominales y producir sensación de bienestar.

Ingredientes
  • 1 ramita de canela entera.
  • 1 taza de agua (250 ml).
Preparación
  • En una olla, hierve el agua a fuego medio y añade la rama de canela.
  • Lleva a ebullición por 10 a 15 minutos.
  • Retira la infusión del fuego y deja reposar por 20 minutos.
Modo de uso
  • Bebe la infusión de canela 2 a 3 veces al día, previo a la ingesta de alimentos.
  • Antes de consumir caliente el té por un par de minutos.

11. Aguacate y hojas de guayabo

La infusión de hojas de guayabo con semillas de aguacate es utilizada para detener la diarrea y aumentar la consistencia de las heces. Además, permite combatir algunas infecciones intestinales.

Ingredientes
  • 40 gramos de hojas de guayabo.
  • 1 cucharada de semilla de aguacate rallada y tostada.
  • 4 tazas de agua (1 litro).
Preparación
  • En una olla, añade el agua y las hojas de guayabo.
  • Lleva a hervir a fuego medio alto por 10 a 15 minutos.
  • Retira del fuego y añade la cucharada de semilla de aguacate rallada.
Modo de uso
  • Bebe esta infusión 1 a 2 veces al día mientras tengas los síntomas de la diarrea.
  • Evita añadir azúcar para endulzar, una buena opción es la miel.

Alimentación de los niños con diarrea

Primero que nada, es importante destacar que no existe una dieta específica para cuando los niños tengan diarrea. En este sentido, solo será necesario realizar pequeños cambios en los hábitos alimenticios para mejorar y favorecer la digestión de los alimentos.

Lo ideal es que los niños coman varias veces al día en porciones pequeñas, en lugar de ingerir 3 comidas grandes como se hace usualmente. Por su parte, se debe favorecer el consumo de ciertos alimentos salados como rosquillas y sopa de res.

Las dietas blandas también pueden ser beneficiosas en la diarrea infantil. Esta dieta ayuda a reducir la duración de los síntomas y disminuye el malestar general, por lo que se recomienda la ingesta de los siguientes alimentos:

  • Carne de pollo, cerdo, res o pescado a la plancha o al horno.
  • Plátano.
  • Huevos cocidos.
  • Arroz blanco.
  • Pan de maíz.
  • Patatas al horno.
  • Compota de manzana.
  • Postres como gelatinas o paletas.

Por su parte, los pequeños deben evitar consumir alimentos fritos o grasosos, así como alimentos procesados o comida rápida. Todas estas opciones son muy difíciles de digerir, por lo que pueden aumentar la intensidad de los cólicos y del malestar general, empeorando los síntomas de la diarrea.

¿Cuándo consultar al pediatra?

Hay casos especiales que se deben atender con ayuda del pediatra. Si el síntoma no mejora a pesar de tener en cuenta los remedios mencionados, lo mejor es solicitar un chequeo.

Preocúpate si:

  • Si hay sangre en las deposiciones.
  • La diarrea no mejora en una semana.
  • Hay dolor e inflamación notoria.
  • La diarrea es intermitente o frecuente.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *