Como enseñar a andar en patines: Cómo enseñar a patinar en línea a un niño

Como enseñar a andar en patines: Cómo enseñar a patinar en línea a un niño

Cómo enseñar a patinar en línea a un niño

4 minutos

Patinar en línea es una actividad muy divertida para los niños, además de ser una buena manera de practicar ejercicio físico. En este artículo te contamos algunos tips para que puedas enseñar a tu hijo a hacerlo. 

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán.

Última actualización: 11 marzo, 2022

Al igual que aprender a ir en bicicleta, aprender a patinar en línea es un buen ejercicio para equilibrar y administrar las habilidades motoras de tu hijo. Aunque no debes preocuparte en exceso, ya que a lo largo de este artículo te daremos algunos tips sobre cómo enseñar a patinar en línea a un niño.

Patinar en línea es uno de los ejercicios más divertidos que los padres y los niños pueden practicar juntos. Incluso, pueden integrar dicha actividad en un estilo de vida saludable. Al igual que otro tipo de actividad cardiovascular, patinar en línea permite quemar muchas calorías, aunque la diferencia con otros deportes es que las articulaciones no sufren en exceso durante la práctica. Por si fuera poco, también es un gran ejercicio que ayuda a mejorar el equilibrio.

Independientemente de la edad, como madre debes evaluar el progreso de tu hijo para determinar si físicamente es capaz de aprender a patinar. En el caso de que observes que está luchando para mantener el equilibrio y la coordinación, deberás esperar un poco más de tiempo hasta que se sienta más cómodo y con más confianza.

A continuación, te contamos cómo enseñar a tu hijo a patinar siguiendo unos pasos muy sencillos. Solo tendrás que leer bien y después ponerlo en práctica. Aunque al principio parezca complicado, en realidad es mucho más fácil de lo que te puedas imaginar. ¡Toma nota!

1. Salir bien equipado

Sin ninguna duda, garantizar la seguridad es clave a la hora de probar un nuevo deporte. Así que, para enseñar a patinar en línea a un niño, en primer lugar, deberías comprarle patines adecuados para sus pies. En principio, nunca deben quedar demasiado ajustados para que se sienta con mayor comodidad.

Por si fuera poco, los pequeños que aprenden a patinar caen en innumerables ocasiones. Por lo tanto, debes equipar a tu pequeño con las herramientas necesarias para evitar que la primera sesión termine en la sala de emergencias.

Y es que, como mínimo, deberías equipar al pequeño con rodilleras, coderas, casco y muñequeras, para asegurarse de que esté bien acolchado. Para una mayor eficiencia, te recomendamos optar por protecciones nuevas y adaptadas a su talla, que aún no han amortiguado demasiados choques.

2. Aprende lo básico

Patinar en línea es similar a caminar, excepto que se hace sobre ruedas. Enseñar a tu hijo los conceptos básicos del patinaje aumentará la confianza en él. Por lo que, en esta fase inicial, debes dejar que practique en una zona segura hasta que pueda mantener el equilibrio. Y es que el éxito en cualquier campo de la vida viene del entrenamiento.

Asimismo, consideramos que el patinaje en línea es una actividad que requiere varios conjuntos de habilidades.  Para que el pequeño tenga éxito, deberá desarrollar las habilidades adecuadas. De hecho, la clave para patinar correctamente es mantener el equilibrio. Si tu hijo mantiene las rodillas dobladas y se inclina ligeramente hacia adelante, su centro de gravedad le ayudará a mantenerse erguido.

3. Adopta la postura correcta

En tercer lugar, te recomendamos que enseñes al pequeño a adoptar la postura correcta. Y es que aprender la postura básica de patinaje en línea y los movimientos correspondientes es algo imprescindible para los principiantes.

Para adoptar la postura correcta debe colocar los pies separados al ancho de los hombros, doblar las rodillas y ponerse de cuclillas. Cuando se está patinando sobre ruedas, el equilibrio es clave, y esta postura evitará que el pequeño se caiga.

4. Práctica

Una vez que tu hijo se sienta cómodo con los conceptos básicos, ha llegado el momento de practicar durante horas. En este punto, debes ayudarle a crear movimientos hacia adelante para aprender a mantener el equilibrio. Incluso, debes entrenarle para que sepa cómo deben caer y así evitar cualquier tipo de lesión inesperada.

Como podrás imaginar, patinar es una actividad muy divertida, así que sigue estos consejos cuidadosamente para enseñarle a tu hijo a dominar la práctica. Además, si observas que tu niño florece bien con esta actividad, te recomendamos inscribirlo en una escuela o en un instituto de patinaje. Cuando tu pequeño está probando los patines por primera vez, puede estar nervioso e inseguro. Si se cae o tiene problemas para dominarlo, recuerda que debes animarlo a continuar.

Finalmente, te recordamos que el patinaje sobre ruedas es un deporte increíblemente divertido que no solo es saludable para los niños, sino que también les proporciona felicidad.

Por ello, si no has enseñado a tu hijo a patinar en línea, quizás no haya mejor momento que el presente para hacerlo. ¿A qué estás esperando? Recuerda que la práctica es importante para que este deporte se domine, así que si al principio hay caídas, no temas, ¡poco a poco se irá notando la mejora en cuando a patinar en línea!

Te podría interesar…

Consejos para que los niños aprendan a patinar

4 minutos

Patinar puede ser una de las cosas más divertidas que pueden hacer los niños en sus tiempos libres. Descubre cómo enseñarles a hacerlo de una forma responsable y amena en este artículo.

Revisado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez.

Escrito por Carmen Fetreros

Última actualización: 25 febrero, 2022

¿Quieren aprender tus hijos a patinar? No lo dudes y ayúdales a que aprendan cuanto antes. El patinaje es una diversión pero también un deporte útil para desarrollar el equilibrio en los niños.

Además, está de moda en la actualidad. Muchos niños quieren aprender a patinar. Una actividad divertida y muy saludable. Pero a veces no resulta fácil en los primeros intentos.

Lo primero que tienen que hacer los niños es elegir qué tipo de patines quieren usar: los tradicionales de ruedas paralelas o los de línea conocidos como rollers. Estos últimos están formados por cuatro ruedas de goma en línea recta sobre un mismo eje. También pueden aprender a patinar sobre hielo si ellos lo desean.

Se recomienda que los niños no empiecen a patinar hasta los 4 años y que lo hagan con ejercicios muy sencillos. A partir de los 7, si ya han aprendido lo básico y tienen cierta destreza, pueden ir aprendiendo ejercicios más complicados y complejos.

Beneficios del patinaje

Los beneficios del patinaje son numerosos y además, destaca como una actividad física de intensidad, pero muy recreativa.

El patinaje es una diversión pero también un ejercicio saludable para los niños. Si quieren aprender, intenta ayudarles y animarles. Una actividad física que mejora la motricidad, fortalece los músculos de las piernas y mejora su resistencia física. También les ayuda mejorar su equilibrio y su concentración.

Los niños tienen que utilizar siempre un casco especial, homologado y bien ajustado. No lo olvidéis porque los protegerá en el caso de golpes en la cabeza. Deben utilizar rodilleras y coderas para proteger articulaciones. También tienen que llevar muñequeras y protección en las palmas de las manos para evitar daños en las muñecas.

Además deben llevar ropa cómoda y resistente. Es muy importante que los patines estén bien ajustados. Comprueba que no se muevan a los costados ni que estén sueltos. Es importante que compres los patines del tamaño que necesitan o ajustables.

Primeros pasos para aprender a patinar

Lo mejor es apuntarlos a unas clases de patinaje para que aprendan a subirse en los patines y empezar a deslizarse. Los monitores suelen tener mucha experiencia y saben ayudarles a ir mejorando el equilibrio. Suelen hacer ejercicios y juegos prácticos para que aprendan a patinar.

Si esto no es posible los padres tendrán que ayudarles con mucha paciencia a aprender a patinar con ejercicios sencillos. Lo más importante es que aprendan a subirse en los patines y a adquirir equilibrio. También habilidades fundamentales como aprender a frenar, cambiar de dirección y patinar con obstáculos.

Una buena idea es empezar practicando sobre una alfombra o césped. Puedes poner una silla para apoyarse e ir adquiriendo equilibro. Los patines no rodarán tan fácilmente en estas superficies y mejorarán las habilidades de los niños. Intenta que los niños logren estabilizar su cuerpo gracias a los brazos. Primero déjale que se agarre a ti hasta que coja confianza si tiene miedo a caerse. Luego tendrá que ir poco a poco estabilizándose y soltándose.

Intenta que no se agobien si no van tan rápido como deberían. Es importante que adquieran confianza y que no se preocupen si se caen una y otra vez. Patinar puede no ser fácil en un primer momento para los niños. Intenta motivar en todo momento. Ten mucha paciencia cuando estén practicando y ya verás como en poco tiempo los niños habrán aprendido. Una vez que adquieran los conocimientos básicos ya podrán patinar sin peligros e incluso participar en carreras con los amigos o en campeonatos.

Cuando se trate de niños pequeños, es conveniente contar con el equipamiento de seguridad apropiado para que no se lastimen cuando caigan ni se inhiban de experimentar por el temor a las caídas.

Consejos prácticos

Se recomienda visitar la zona donde van a patinar nuestros hijos con antelación para observar si hay algún peligro. No patinar en superficies irregulares o que no sean planas. Buscar lugares que no tengan algún obstáculo con arena, agua, piedras o agujeros. Los niños no deben patinar en calles o carreteras por las que pueda pasar ningún vehículo. Nunca se deben sujetar en coches, motos o bicicletas para avanzar.

Es importante que aprendan bien la técnica desde el principio para evitar caídas y lesiones. Ten mucha paciencia para que adquieran seguridad y aprendan pronto los movimientos básicos.

Intenta que practiquen casi todos los días para que vayan patinando cada vez mejor. Solo con media hora recordarán lo aprendido. Las claves son que adquieran confianza, mucha práctica y que disfruten patinando cuando quieran y les apetezca. El patinaje es un ejercicio que los mantendrá activos y saludables.

Te podría interesar…

Cómo aprender a patinar para patinadores principiantes

contenido

  • Que tabla comprar
  • Para los principiantes
  • Vestimenta y proteccion
  • principio
  • Primeros movimientos
  • Próximos pasos

El embarque es uno de los deportes extremos urbanos más extendidos. Habiendo entendido montar en patineta y aprendiendo a hacerlo, podrás divertirte, sorprender a tus amigos con trucos espectaculares, ser ágil, fuerte y saludable.

Que tabla comprar

Primero necesitas una patineta. Hay varios tipos de tablas que se utilizan para diferentes propósitos.

  1. Tabla larga. Lo mejor para comenzar una carrera de skater. Es fácil aprender movimientos elementales y saltos sobre ellos. Pero su diseño dificulta la realización de trucos.
  2. Classic. Ideal para acrobacias, conducción normal, maniobrable. Requiere habilidades y práctica básicas y, por lo tanto, no se recomienda para principiantes.
  3. Una tabla personalizada se hace a pedido del maestro o personalmente por un skater. Una condición importante, además de la capacidad financiera, es la comprensión de qué tipo de patinaje se necesita y una visión de cómo patinar. La solution para professionales.

Hay muchas subespecies de tablas: de varias partes móviles, con un número diferente de ruedas y sus radios. Suelen ser elegidos por personas con experiencia.

Para los principiantes

Como elegir una patineta. La plataforma, también conocida como la tabla, debe tener un rango medio de ancho. Mid unos 20 cm. Las tablas estrechas permit maniobrabilidad y pronto estarás montando en ellas. Pero por ahora, se necesita un ancho medio, que proporcionará estabilidad. Las ruedas deben ser de dureza media, ideales para asfalto. Suave, a pesar de una buena amortiguación, limitará la posible velocidad. El radio de las ruedas para principiantes es de 54 mm.

Al principio, puede tomar números ABCE, clase 1-3. La suspension se elige en función de la masa deseada del patín.

Vestimenta y proteccion

El resto depende de tus gustos y preferencias. Es recomendable comprar zapatos en tablas especializadas.

Estos zapatos están hechos de materiales especiales que permiten que el pie se sienta libre al mismo tiempo que proporciona un agarre seguro en la tabla. La suela debe ser plana.

IMPORTANTE: Solo las personas que no andan en patineta pueden aconsejarle que renuncie a la protección.

Las espinilleras y un casco son elementos importantes del atuendo de un patinador, especialmente un principiante. Cómo aprender a andar en patineta, usando protección o no: la elección de todos. Pero se ha notado que quienes viajan sin espinilleras y cascos dejan de hacerlo mucho antes de lo que les gustaria.

principio

El lugar debe estar desierto, con acceso limitado a los automóviles. Idealmente, una carretera de asfalto o cemento llano sin agujeros. Quizas en el parque. Para los principiantes, primero debe aprender a mantener el equilibrio y rodar sin hacer ningún esfuerzo. Haz los trucos más tarde.

Hay tres posturas básicas que debes dominar hasta que aprendas a no caer. Esta es la base desde la que aprenderás a patinar de forma brillante.

  1. Pata estandar . La extremidad inferior izquierda está frente a la derecha, con la que empujarás.
  2. Pie tonto. El de la derecha está al frente, el de la izquierda está empujando. No menos común que el «estándar».
  3. Patas de Mongo. La pierna delantera se usa para empujar.

Primeros movimientos

Para empezar, simplemente mantén el equilibrio en su lugar, sintiendo la caja de resonancia. A las patinetas les encanta que las entiendan. Averigüe qué pierna es su apoyo mediante la prueba. Para comprobarlo, observe qué pierna sube instintivamente los escalones primero. Ella sera la principal. A medida que aprenda a montar en patineta, podrá elegir su propio estilo y técnica de conducción.

  • Al conducir, la pierna de conducción se mueve hacia un lado. La pata de empuje debe levantarse y colocarse con cuidado en la parte posterior de la caja de resonancia. Las rodillas están ligeramente flexionadas, la espalda recta. La pata delantera está detrás del primer par de tornillos. Intenta empujar.
  • Hay dos tipos de giros: suaves y cerrados. Los afilados se logran balanceándose sobre las ruedas traseras y moviendo abruptamente la tabla hacia cualquier lado.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *