Como enseñar a mi niño a ir al baño: Consejos de entrenamiento para ir al baño: MedlinePlus enciclopedia médica

Como enseñar a mi niño a ir al baño: Consejos de entrenamiento para ir al baño: MedlinePlus enciclopedia médica

Consejos de entrenamiento para ir al baño: MedlinePlus enciclopedia médica

Aprender a usar el inodoro es un gran evento en la vida de su hijo. Usted hará el proceso más fácil para todos si espera hasta que su hijo esté listo para este entrenamiento. Una dosis de paciencia y sentido del humor también ayuda.

La mayoría de los niños comienza a mostrar signos de que están listos para el entrenamiento para ir al baño entre las edades de 18 y 30 meses. Antes de los 18 meses, mayoría de los niños no puede controlar completamente sus músculos de la vejiga y el intestino. Su hijo le avisará a su manera que está listo para comenzar este entrenamiento. Los niños están listos cuando:

  • Muestran interés en el inodoro o en usar calzoncillos
  • Expresan a través de palabras o expresiones que tienen que ir al baño
  • Señalan que el pañal está mojado o sucio
  • Se sienten incómodos si se ensucia en el pañal y tratan de quitarlo sin ayuda
  • Permanece seco durante al menos 2 horas durante el día
  • Puede bajarse el pantalón y volver a subirlo
  • Puede comprender y seguir instrucciones básicas

Es una buena idea escoger un tiempo cuando tenga otros eventos planeados, como unas vacaciones, un gran paso, o un proyecto de trabajo que requerirá tiempo adicional.

No presione al niño para que aprenda demasiado rápido. Si su hijo se siente presionado para usar la bacinica antes de estar listo, puede tomarle más tiempo aprender. Si el niño se resiste al entrenamiento, significa que no está listo todavía. Así que retroceda y espere unas semanas antes de intentar otra vez.

Para iniciar el entrenamiento, necesitará:

  • Comprar un asiento de entrenamiento y una bacinica, puede que necesite más de uno si tienen cuartos de baño o áreas de juego en diferentes niveles de la casa.
  • Coloque la bacinica cerca del área de juego de niños para que puedan verla y tocarla.
  • Establezca una rutina. Una vez al día, siente a su hijo en la bacinica con la ropa puesta. Nunca lo obligue a sentarse en ella y que se baje cuando quiera.
  • Una vez se sienta cómodo sentado en la bacinica, haga que se siente sin pañales y pantalones. Muéstrele cómo bajar los pantalones antes de sentarse en la bacinica.
  • Los niños aprenden observando a otros. Deje que su hijo vea o sus hermanos usar el inodoro y deje que practique en el lavado.
  • Ayude a su hijo a aprender cómo referirse al baño utilizando términos sencillos como «popo» y «pipi».

Una vez que su hijo está cómodo sentado en la bacinica sin pañales, puede comenzar a enseñarle cómo usar el inodoro.

  • Coloque heces de su pañal en la bacinica.
  • Haga que vea mientras vacía la bacinica en el inodoro.
  • Haga que deje ir el agua en el inodoro y que vea cómo lo hace. Esto le ayudará a aprender que en el baño es donde va el «popo».
  • Esté alerta para cuando su niño señales de que debe usar inodoro. Lleve a su hijo a la bacinica rápidamente y prémielo por decirle.
  • Enséñele a su hijo a dejar lo que está haciendo e ir a la bacinica cuando siente que necesitan ir al baño.
  • Permanezca con su niño cuando está sentado en la bacinica. Leer un libro o hablarle puede ayudarlo a relajarse.
  • Enséñele a su hijo a limpiarse el mismo después ir al baño. Enseñe a las niñas a limpiarse de adelante hacia atrás para ayudar a impedir que las heces lleguen cerca de la vagina.
  • Asegúrese de que su hijo lava sus manos adecuadamente después de cada vez después que usa el inodoro.
  • Elogie a su hijo cada vez que va al baño, aunque lo único que haga sea sentarse allí. Su objetivo es ayudarlo a conectar la necesidad de ir al baño con ir al inodoro y utilizarlo.
  • Una vez que su hijo ha aprendido a usar el baño regularmente, puede que desee intentar usar pantalones de entrenamiento. De esa manera su hijo puede entrar y salir del baño sin ayuda.

La mayoría de los niños toma alrededor de 3 a 6 meses para aprender a usar el baño. Generalmente, las niñas aprenden a usar el inodoro más rápido que los niños. Los niños comúnmente usan pañales hasta la edad de 2 a 3 años.

Incluso tras permanecer seco durante el día, la mayoría de niños lo necesitan más tiempo para poder dormir toda la noche sin mojar la cama. Esta es la última etapa del entrenamiento para ir al baño. Es una buena idea obtener un ahulado para la cama mientras su hijo aprende a controlar sus deseos de ir al baño durante la noche.

Espere que su niño tenga accidentes mientras aprende a usar el inodoro. Es sólo parte del proceso. A veces, incluso después del entrenamiento, pueden ocurrir accidentes durante el día también.

Cuando se produzcan estos eventos es importante:

  • Mantener la calma.
  • Limpie a su hijo y recuérdele amablemente que debe usar el baño, la próxima vez. Nunca lo regañe.
  • Calme a su hijo si se molesta.

Para evitar este tipo de eventos usted puede:

  • Preguntarle a su hijo de vez en cuando si quieren ir al baño. La mayoría de los niños deben ir aproximadamente una hora después de una comida o después de beber mucho líquido.
  • Póngale ropa interior absorbente a su hijo si tienen accidentes frecuentes.

Llame al médico si su hijo:

  • Ya sabe usar la bacinica pero ahora está teniendo más accidentes
  • No usa el inodoro después de los 4 años de edad
  • Tiene dolor al orinar o defecar
  • Se moja a menudo — esto podría ser un signo de una infección urinaria

Bacinica

American Academy of Pediatrics website. Creating a toilet training plan. www.healthychildren.org/English/ages-stages/toddler/toilet-training/pages/Creating-a-Toilet-Training-Plan.aspx. Updated November 2, 2009. Accessed January 29, 2021.

American Academy of Pediatrics website. Toilet training and the older child. www.healthychildren.org/English/ages-stages/toddler/toilet-training/Pages/Toilet-Training-and-the-Older-Child.aspx. Updated November 2, 2009. Accessed January 29, 2021.

Elder JS. Enuresis and voiding dysfunction. In: Kliegman RM, St. Geme JW, Blum NJ, Shah SS, Tasker RC, Wilson KM, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 558.

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Hojee la enciclopedia

Enseña a tu hijo a ir al baño en solo 3 días

5 minutos

¿Quieres enseñar a tu hijo a ir al baño en tan solo tres días? Entonces sigue estos pasos que los llevarán al éxito fácilmente. ¡Prueba esta técnica!

Revisado y aprobado por la psicóloga Ana Couñago.

Escrito por Macarena Esperanza Marina

Última actualización: 24 noviembre, 2021

Enseñar a tu hijo a ir al baño en solo 3 días parece imposible, mas no lo es. Llegó el ansiado momento de olvidar los pañales, pero no hay de qué temer. Este proceso no tiene por qué convertirse en una lucha compleja, desigual e interminable.

Retirar rápidamente los pañales para que nuestros niños puedan ir al baño no es un sueño, sino una realidad que requiere de una buena técnica. Por supuesto, puede que en este corto, rápido y efectivo camino percibamos unas pocas ‘resistencias’ lógicas.

Ya estás avisada: si el niño muy de vez en cuando se hace pipí no deberá alarmarte. Además el pequeño necesitará de tu apoyo constante para lograr superar esta etapa que no es nada sencilla para él. Y, fundamentalmente, requerirá de una serie de ‘competencias’ complementarias para poder decirle adiós a los pañales.

Bajarse y subirse los pantalones, tirar de la cadena, lavarse y secarse las manos deben incorporarse tempranamente en la rutina diaria del pequeño. Asegúrate de no perder tiempo durante el desarrollo del menor para inculcar estas destrezas que te garantizarán el éxito a la hora de enseñarle a ir al baño.

¿Sientes que tu hijo está preparado física y mentalmente para enfrentar este momento? ¿Cómo acompañarlo a lograrlo sin perecer en el intento? Presta atención a los detalles que te brindaremos a continuación. Compartiremos el día a día de este proceso con el que los bebés pueden ir al baño en 3 días.

Primer día para aprender a ir al baño

En cuanto se despierte tu hijo, explícale su ingreso en una nueva etapa y sus implicaciones. Dile que no usará más pañal, sino que estará desnudo de la cintura para abajo. Por ello, para hacer sus necesidades sin ensuciar la casa tendrá que utilizar la bacinilla.

Mantente atenta todo el día a su actividad y pídele que te avise cada vez que sienta ganas de evacuar. Muéstrale incluso cómo los miembros de la casa hacen sus necesidades fisiológicas en el baño.

Evita exasperarte en caso de que el plan falle y celebra cada pequeño avance del bebé. No es un mal recurso apelar a botanas saladas o a snacks con altos contenidos de agua. Estos obligarán a todos los miembros del hogar a asistir seguido al baño.

Es fundamental que el pequeño vea cuando van al baño, así se familiarizará con todo el ‘ritual’ que supone el abandono del pañal.

Cuando al menos llegue a depositar unas pocas gotas de pipí en el orinal, felicítalo y recurre al “baile de la bacinilla”. Claro que es un gran avance, pues según expertos, tras acudir once veces a la bacinilla, el niño comenzará a utilizarla solo.

Llegado el momento de ir a dormir la siesta o por la noche, dile a tu bebé que es momento de ir al baño. Jamás se lo consultes, dado que esta pregunta siempre suele encontrar respuestas negativas de su parte.

Llegó el fin de este primer día duro. Puedes tomar dos caminos para la noche. Una alternativa consiste en colocarle el pañal justo antes de que se quede dormido. La otra es, si crees que permanecerá seco durante esas horas, dejarlo descansar desnudo.

Segundo día

En este caso el plan de acción será el mismo que el llevado a cabo durante la jornada anterior. Ahora bien, es posible salir de paseo este segundo día, claro, luego de que el niño orine en su bacinilla. El paseo preferentemente debe ser por la tarde y es recomendable que no se extienda por más de una hora.

De este modo, el pequeño asociará esa salida a la calle como un efecto directo de ir al baño. Del mismo modo, es un buen entrenamiento del pequeño para que sepa que previo a salir de casa debe hacer sus necesidades.

No olvides que, para esta salida familiar, resulta conveniente que el niño no vista pañales. Resulta fundamental saber si es posible llegar a casa sin haber tenido que lamentar algún accidente.

Los especialistas recomiendan no salir lejos de casa ni usar el coche. Asimismo, es fundamental ser precavida en esta misión. Es conveniente llevar contigo la bacinilla e incluso, una muda de ropa por si no eres afortunada en el intento a la primera.

¡Tercer y último día!

Simplemente continúa el programa del segundo día. Este último día del reto es posible salir de paseo una hora en la mañana y otra en la tarde. Recuérdale que vaya al baño antes de salir y vístelo con pantalones sueltos sin nada debajo. Tampoco te olvides de llevar los implementos fundamentales para los casos de emergencias.

Recuerda en todo momento que la paciencia y el respeto constituyen la clave del éxito para llegar a la meta. Solo así lograrás resultados sin herir, avergonzar, frustrar ni agotar al niño.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *