Como es el tapon mucoso y cuando sale: qué es y qué pasa cuándo se desprende

Como es el tapon mucoso y cuando sale: qué es y qué pasa cuándo se desprende

qué es y qué pasa cuándo se desprende

Salud

El tapón mucoso suele expulsarse alrededor de las semana 38 de embarazo

La Información
NOTICIA
01.01.1970 — 01:00h

Actualizado: 03.09.2020 — 14:53h

Cómo reconocer el tapón mucoso: qué es y qué pasa cuándo se desprende

Pixabay

La expulsión del tapón mucosos es síntoma de que el embarazo está llegando a su fin. La expulsión de tapón mucoso se produce porque el cuello uterino comienza a dilatarse por la inminencia del parto, algunas mujeres no llegan a notar su expulsión, otras mujeres no llegan a expulsar su tapón mucoso hasta el mismo día del nacimiento del bebé. Te contamos cómo saber cuándo has expulsado el tapón mucoso.

Qué es

El tapón mucoso es un conjunto de secreciones mucosas que se acumulan en el cuello uterino o cérvix. a partir de las quinta semana de gestación. Estas secreciones forman un abarra que aísla al útero de la vagina evitando así que entren bacterias. 

El tapón mucoso se expulsa cuando el cuello del útero comienza a dilatarse, normalmente a partir de las semana 38 de embarazo, y es señal de que se está acercando la hora del parto. Una vez expulsado el tapón mucoso el nacimiento del bebé puede producirse en horas, días o incluso en algunas semana.

Cómo es el tapón mucoso

El tapón mucoso es una sustancia espesa y viscosa que puede ser de color trasparente, blanco, rosa con hilos de sangre o de color marrón. Muchas mujeres no son consciente de la expulsión del tapón mucoso ya que un gran número de embarazadas lo expulsan en el baño o lo confunden con el flujo vaginal.

Desprendimiento del tapón

El desprendimiento del tapón mucoso es signo de que el parto tendrá lugar en un periodo breve de tiempo, pero no implica necesariamente que se produzca el mimo día de que el tapón mucoso sea expulsado, puede llegar a tardar semanas en producirse. No es necesario acudir al hospital si se produce el desprendimiento del tapón y no has roto aguas o no existen contracciones rítmicas. Se recomienda consultar con el ginecólogo si se pueden mantener relaciones sexuales una vez se haya desprendido el tapón mucoso, ya que el útero estará más expuesto a infecciones del exterior.

Si la expulsión del tapón mucoso se produce de forma precoz, antes de llegar al final de los meses de gestación, es un síntoma de parto inmaduro, podría ser causado por cérvix incompetente.

¿Qué es el tapón mucoso y para qué sirve en el embarazo?

El tapón mucoso comienza a formarse en las primeras semanas de gestación. En la perfecta maquinaria sincronizada que es el embarazo, también hay lugar para esta sustancia que se genera únicamente en estos nueve meses y cuya función principal es proteger al bebé de bacterias que pudieran llegarle a través del cuello del útero.

Su aspecto es gelatinoso, y está formado por agua y glucoproteínas. Permanecerá en el cérvix (entre el útero y la vagina), donde se segrega, actuando de barrera para que el feto esté más seguro. Pero algunas embarazadas lo expulsan antes del parto. ¿Qué consecuencias tiene?

No te lo pierdas

¿Cuándo se suele perder el tapón mucoso?

En la última etapa del embarazo, el cuello del útero se va acortando y abriendo para que el bebé pueda salir por el canal del parto, gracias a las contracciones. Es en esos momentos cuando algunas embarazadas pueden perder el tapón mucoso, aunque no ocurre siempre.

“No todas las mujeres expulsan el tapón mucoso antes del parto”, aclara Elena Pajuelo, matrona y divulgadora en redes sociales (@actualidadmatrona, en Instagram). “El tapón se desprende cuando empieza a haber modificaciones hormonales; es decir, cuando aumentan los estrógenos, además de la presión que ejerce el bebé sobre el cuello del útero o se inicia la dilatación o apertura del cérvix”, explica.

Hay gestantes que notan la salida del tapón mucoso en un momento concreto, como un flujo muy abundante y espeso, mientras que otras lo van sintiendo a lo largo de varios días. Es impredecible cómo ocurrirá en cada una. Además, tal como explica la experta, “esta secreción puede ir acompañada de algún hilito de sangre o color marronáceo o sanguinolento”.

©AdobeStock


¿Qué indica la pérdida del tapón mucoso?

Desde que se pierde el tapón mucoso hasta que llega el parto pueden pasar horas o días. Tal como indica Elena Pajuelo (www.youtube.com/actualidadmatrona), “es un signo de que el embarazo va llegando a su fin y que el cuello del útero comienza a ablandarse, pero no podemos saber de manera exacta cuándo será el momento en que comience el parto”.

La embarazada puede seguir haciendo vida normal hasta que el parto comience, no debe ir al hospital y no es necesario que informe a su médico. Además, puede estar tranquila, pues su bebé continúa protegido. “El tapón mucoso es una barrera más para el bebé, con el fin de evitar la entrada de bacterias o gérmenes. Pero, además de esta barrera, si el parto no ha comenzado, el cuello del útero está cerrado, actuando como barrera física. Y el bebé está protegido por la bolsa de las aguas, envuelto en líquido amniótico”, destaca la especialista.

¿Se puede confundir con el líquido amniótico?

Perder el tapón mucoso no precisa de una consulta médica, pero comenzar a perder líquido amniótico, sí. Por eso es importante diferenciarlos, aunque es sencillo. Mientras que el tapón mucoso es muy espeso y tiene color blanco o amarillento (y a veces se acompaña de filamentos de sangre o color sanguinolento), el líquido amniótico es claro y casi transparente.

Además, el tapón mucoso es difícil de limpiar, mientras que cuando hay una pérdida de líquido amniótico y la mujer rompe aguas, es una sensación constante de sentirse mojada. Otra diferencia entre ambos es que el tapón mucoso no tiene ningún olor, a diferencia del líquido amniótico, que posee un olor característico, de tipo dulzón.

¿Hay que acudir al hospital en algún caso?

Cuando se pierde el tapón mucoso sin más no es necesario acudir al hospital, “la mujer puede seguir haciendo vida normal hasta que se desencadene el parto”, recalca la matrona.

No obstante, ante estos signos de alarma que relata, sí habría que consultar:

  • Hay un sangrado abundante (como una menstruación o similar).
  • El bebé deja de moverse como habitualmente.
  • Aparece un dolor intenso a nivel abdominal, que no cede.
  • Se pierde líquido amniótico.
  • Hay contracciones regulares e intensas.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *