Como se forma una nueva vida: Sorry, we couldn’t find that page

Como se forma una nueva vida: Sorry, we couldn’t find that page

El origen de la vida

Ser padres es una nueva y maravillosa situación que cambiará radicalmente vuestras vidas dándoles una nueva dimensión, sentido y responsabilidad.Ser padres nos conduce a un polifacético y ambivalente ambiente en el cual tan pronto se pasa de la felicidad total a la preocupación absoluta, como a la inversa, bajo una serie de preguntas, dudas y afirmaciones comunes, como: “¿será normal nuestro bebé?”, “tiene que ser normal porque en la familia nunca hemos tenido problemas de ningún tipo”.
Sin embargo, esto no es así y la realidad nos dice que cada embarazo es como una lotería que “comporta” un cierto riesgo para algún tipo de alteración o malformación en todas las familias, mayor en unas y menor en otras, pero riesgo al fin y al cabo en todas, independientemente de que se hayan tenido o no, hijos normales o anormales con anterioridad. Si ustedes ya son padres de hijos normales o de hijos afectados de alguna enfermedad hereditaria, o es esta la primera vez, y planean un futuro embarazo, o la gestación ya está en marcha, esta web les puede ayudar a responder algunas de sus preguntas.

La vida empieza cuando un espermatozoide (célula masculina) y un óvulo (célula femenina) se fusionan y forman una sola célula, llamada huevo o cigoto, la cual a partir de este momento va a iniciar una serie de divisiones que culminarán en el nacimiento de un niño. Este proceso inicial se conoce como fecundación y de forma fisiológica se produce en las trompas de Falopio de la mujer.

Ver animación

El inicio de este proceso ocurre a través de las relaciones sexuales mantenidas durante el periodo ovulatorio mensual femenino, periodo durante cual una mujer es fértil y puede quedar embarazada.

 

Una vez ocurrida la relación sexual, los espermatozoides ascienden por el aparato genital femenino hacia las trompas, en busca del óvulo -salido del ovario- para fecundarlo.

Ver animación

¡La fecundación! Un único espermatozoide logra penetrar en el óvulo y se produce el milagro: un nuevo ser está en camino. Desde las trompas, este nuevo ser se traslada al útero, donde anida y seguirá creciendo por nueve meses hasta su nacimiento.

Ver animación

El crecimiento consiste en una larga etapa de millones de divisiones celulares, hasta la formación completa de un nuevo ser.

Ver animación

Ver animación

Ver animación

Ver más vídeos

Sin embargo, para que este largo y complejo proceso sea una realidad son necesarias tres etapas previas.

  • 1ª Etapa: Formación o Producción de los gametos
  • 2ª Etapa: Encuentro de los gametos
  • 3ª Etapa: Anidación o implantación

La producción de los óvulos y los espermatozoides

En la mujer los óvulos se producen en los ovarios. Cada mes, generalmente, un óvulo es liberado en uno de los ovarios introduciéndose en la trompa de Falopio: a este fenómeno se le llama ovulación. Posteriormente, este óvulo migrará, a través de la trompa, hacia el útero. Durante este trayecto, estará disponible sólo 24 horas para ser fecundado.

En el varón los espermatozoides se producen en los testículos de manera continua a partir de la pubertad. El tiempo que se requiere para su formación, desde su inicio hasta obtener un espermatozoide maduro apto para fecundar, es de aproximadamente 64 días. Una vez eyaculados, serán capaces de fecundar durante las 48 horas siguientes.

El hombre adulto en cada eyaculación emite entre 2 y 8 mililitros de semen. Y en cada mililitro pueden existir 20 millones de espermatozoides o más, en condiciones normales.

Encuentro de los gametos

Anidación o implantación uterina

Este nuevo ser debe establecerse en el útero para seguir su desarrollo y crecimiento.

Preguntas relacionadas

¿Cuál es la diferencia entre un embrión y un feto?

Ambos términos se refieren al hijo que se está esperando. La diferencia estriba en que el término embrión se utiliza para las ocho primeras semanas de gestación, y desde éstas hasta el final del embarazo, nos referimos a él con el término de feto.

¿Cuál es la diferencia entre gemelos y mellizos?

Gemelos son los hermanos que han nacido de un mismo embarazo. En la práctica se distingue entre los gemelos “idénticos y fraternos”. Los gemelos idénticos o mellizos son hermanos que se han formado a partir del mismo huevo, o sea del mismo óvulo y del mismo espermatozoide, por lo que siempre son del mismo sexo e “idénticos” entre ellos. Los gemelos fraternos son hermanos que se han formado a partir de diferentes huevos, es decir, cada uno de ellos se ha originado a partir de un óvulo y un espermatozoide diferente. Por lo cual habitualmente, lo único que tienen en común es la fecha de la fecundación, el momento del parto y el haber compartido el mismo ambiente intrauterino durante el periodo de su gestación. Estos pueden ser del mismo sexo o de diferente sexo y no tienen por qué parecerse entre ellos.

 

Siguiente tema: La especialización celular

Revisión: 17 de enero de 2015

Usamos cookies propias no intrusivas y de terceros para darle acceso a todas las funcionalidades. Haga click aquí para saber qué cookies utilizamos.

¿Cómo es el principio de una nueva vida?

3 minutos

¿Te gustaría saber cómo es el principio de una nueva vida? En el siguiente artículo te contamos cómo se produce la concepción.

Revisado y aprobado por la psicóloga Ana Couñago.

Escrito por Yamila Papa

Última actualización: 18 marzo, 2020

¿A quién no le gustaría saber cómo han sido nuestros primeros minutos, horas o días en el vientre materno? Esto es algo que desvela a muchos científicos, quienes desean conocer el proceso desde la concepción hasta el parto. El principio de una nueva vida es, sin dudas, algo maravilloso.

El principio de una nueva vida: espermatozoide y óvulo

Más allá de la idea mágica o idílica sobre el principio de una nueva vida, para que esta se forme deben cumplirse ciertos ‘requisitos’, como por ejemplo que haya un óvulo y un espermatozoide. Además, es indispensable que se produzca la fecundación y que el embrión pueda implantarse con éxito en el útero.

Pero vayamos por partes, ya que la tarea del espermatozoide es bastante complicada: debe abandonar la vagina, subir por el cérvix, atravesar la cavidad uterina y llegar a las trompas de Falopio para “encontrarse” con el óvulo.

Esto no termina allí, porque después ha de romper la envoltura del óvulo y fertilizarlo. ¡Todo eso antes de que otro le “gane la competencia”!

La fecundación

Una vez que el óvulo y el espermatozoide se encuentran, la fecundación también es un proceso que requiere de ciertas habilidades. Para ello, se requiere de un trabajo en equipo: varios espermatozoides intentan penetrar en la capa protectora del óvulo, llamada zona pelúcida, hasta que la membrana se rompe en un solo lugar. Por allí puede pasar el afortunado.

Aún falta algo más para conseguir el principio de una nueva vida: la implantación. Tras la fecundación, el óvulo se desplazará durante cinco días hasta llegar al útero, donde empezará a anidar. Este proceso dependerá de la cantidad de hormonas, como la progesterona y los estrógenos, que produzca el embrión.

Si todo sigue su curso, la gestación continuará y a los nueve meses, aproximadamente, el bebé nacerá. Sin embargo, antes se habrá desarrollado en el vientre materno, aumentando cientos de veces su tamaño en solo un par de semanas.

¿Cuándo se considera el principio de una nueva vida?

Esta pregunta es bastante polémica, ya que todo depende de quién la responda. La comunidad científica puede decir una cosa y los religiosos, otra diferente.

Según la biología, cuando se produce la fecundación entre el óvulo y el espermatozoide, existe un nuevo ser vivo, llamado cigoto, que cuenta ya con ADN. Es una célula con identidad genética propia y diferente a la de sus progenitores.

Este nuevo ser vivo se divide en dos células, luego en tres, en cuatro, y así sucesivamente hasta formar un organismo estructurado y completo. Y, si no se interrumpe su desarrollo, irá evolucionando hasta convertirse en una persona.

Diferentes perspectivas sobre el comienzo de la vida

El principio de una nueva vida, para la ciencia, sería desde el momento de la fecundación. Lo mismo indican instituciones religiosas como la Iglesia Católica. Sin embargo, desde el punto de vista científico, el ser humano es mucho más que moléculas de ADN. 

Otra perspectiva con respecto al comienzo de la vida es la de la religión musulmana, se dice que recién a los 120 días se puede considerar que el feto es una persona, porque ya tiene alma.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *