Dolor de vientre despues de tener relaciones embarazada: Sexo durante el embarazo: Dolor y molestia

Dolor de vientre despues de tener relaciones embarazada: Sexo durante el embarazo: Dolor y molestia

¿Por qué me duele el útero después del orgasmo?

Sexualidad femenina

Actualizado a: Jueves, 15 Octubre, 2020 10:22:55

Durante y tras la actividad sexual se producen contracciones en el miometrio

  1. Eva Martínez Arredondo

A veces las mujeres presentan calambres o dolor en el útero durante las relaciones sexuales o después del orgasmo, ¿por qué se produce este fenómeno?, ¿cómo evitar estos calambres?, ¿cuándo es necesario acudir a un especialista? En primer lugar, hay que destacar que desde el punto de vista médico un calambre es “una contracción involuntaria y dolorosa de un músculo, que dura poco tiempo pero que es capaz de llegar a generar una molestia importante”, según informa Laura Nieto, ginecóloga y sexóloga médica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Al respecto, Antonio Carballo, ginecólogo del Hospital Universitario de Jaén coincide con Nieto en que los calambres son contracciones musculares involuntarias y destaca que “son muy frecuentes y normalmente ocurren después de alguna actividad muscular intensa como puede ser el ejercicio físico”.

Con esta definición como base, ¿por qué a veces durante las relaciones sexuales provocan calambres o sensación de dolor en el útero? Ambos especialistas responden que durante y tras la actividad sexual se producen contracciones en el miometrio (el conjunto de fibras musculares que conforman el útero) que pueden ser muy intensas, durar varios minutos y percibirse como dolorosas. “Esto puede originar que, en algunas ocasiones, durante o tras la relación sexual se produzcan calambres y sensación de dolor a nivel uterino o en la pelvis”, apunta Nieto.

Por otra parte, Carballo recuerda que el útero puede contraerse debido a otras causas ya que “el miometrio es el encargado de las contracciones del parto, pero también es capaz de contraerse en otras situaciones como por ejemplo la menstruación, la ovulación, la presencia de un cuerpo extraño como puede ser un DIU o por infecciones uterinas”.

Más frecuentes durante el orgasmo

Las molestias uterinas tales como los calambres pueden aparecen en cualquier momento durante las relaciones sexuales, aunque son más habituales e intensas cuando la mujer llega al orgasmo y después de éste. “El orgasmo femenino se caracteriza principalmente por la presencia de contracciones intermitentes en la musculatura de los genitales”, explica Carballo y añade: “La contracción rítmica de los músculos de la zona pubogenital, hace que se estrechen las paredes de la zona más externa de la vagina; de la misma forma hay contracciones del útero y del ano”. 

Asimismo, este tipo de contracciones en el útero después de orgasmo están relacionadas con la secreción de hormonas y la preparación natural del cuerpo de la mujer para concepción: “Durante el orgasmo se produce la liberación de varias sustancias, entre ellas la oxitocina, que además de generar placer, hace que se produzcan contracciones rítmicas uterinas y de las paredes vaginales. Esto sucede para que fisiológicamente se fomente el transporte del esperma hacia el óvulo para facilitar la concepción”, detalla Nieto. “Además, el semen contiene prostaglandinas que también tiene capacidad de producir contracciones del músculo uterino”, indica Carballo.

Causas de las molestias durante el sexo

A parte de los calambres o contracciones uterinas, a veces las mujeres pueden experimentar molestias durante las relaciones sexuales provocadas por diferentes motivos, tal y como señala Nieto. A su juicio, las causas más frecuentes son “la escasa lubricación, la pérdida de elasticidad vaginal por déficit de estrógenos (algo que ocurre habitualmente durante la lactancia y la postmenopausia), las grietas por microtraumatismos genitales o herida genital tras relación previa, las infecciones genitales activas o que hayan pasado desapercibidas, la dispareunia previa (dolor durante la penetración) o antecedentes de dolor con las relaciones sexuales”.

En este punto, el ginecólogo del Hospital Universitario de Jaén apunta que las molestias uterinas se pueden deber a factores como “la menstruación, la ovulación, las infecciones del tracto urinario o del tracto genital, tener alguna cirugía previa, padecer endometriosis, la presencia de quistes en el ovario o miomas uterinos o ser portadora de un DIU”. En su opinión, incluso la posición del útero en determinadas posturas sexuales puede hacer que aparezcan dolores. Por ejemplo, las mujeres en el primer trimestre de embarazo o aquellas que tienen el útero dirigido hacia atrás. 

Otras situaciones que pueden hacer que el sexo sea doloroso son “la presencia de tabiques vaginales, las alteraciones del himen, cambios y contracciones de los músculos cercanos de la vagina (vaginismo) y la presencia de varices en la pelvis”, enumera Carballo.

Cómo evitar los calambres y molestias durante el sexo

Ambos especialistas insisten en que para poder prevenir estas molestias lo principal es conocer el motivo. “Cada caso es diferente, de ahí la importancia de una valoración individualizada y sin prisas. Lo que debe hacer una mujer que presente estas molestias, de forma repetida, es solicitar una valoración profesional”, resalta la ginecóloga y sexóloga médica del Hospital Universitario Reina Sofía. En su experiencia, cuando existe alguna infección vaginal o cualquier otra patología ginecológica se deberá instaurar un tratamiento y/o hacer las recomendaciones necesarias para combatir los síntomas.

Por su parte, Carballo pone de manifiesto que ante estas molestias se debe comprobar que, en caso de que la paciente lleve un diu, el dispositivo esté correctamente colocado, así como aconsejar el uso de lubricantes durante las relaciones sexuales. “Finalmente, la pareja debe de encontrar de forma conjunta las posturas y posiciones que sean más satisfactorias y que puedan aliviar ese dolor”, concluye.

  • Quirónsalud

    Principales soluciones para abordar la pérdida de cabello en las mujeres

  • Quirónsalud

    Cómo cuidar tus piernas si tienes varices

Dolor en el sexo después del parto: ¿es normal?

05 abr Dolor en el sexo después del parto: ¿es normal?

Posted at 12:43h
in Sin categoría
by Bwom Team

¿Es normal el dolor en el sexo después del parto? Descúbrelo con estas 5 falsas creencias sobre el sexo en el postparto.  

Tu cuerpo sufre muchos cambios durante el embarazo y el postparto. Estos cambios son normales, como tener dolor durante las relaciones sexuales después del parto, pero no puede ser tu “nuevo normal”. Muchos de estos cambios pueden ser tratados, sin cirugía o medicación, a través de fisioterapia del suelo pélvico.

En este post desmitificaremos el sexo tras el parto a través de 5 mitos afirmaciones de ¿Verdadero o falso? ¡Sigue leyendo

1 ¿Verdadero o Falso?  Tu cuerpo cambia durante el embarazo pero deberías volver a su forma original entre 6 y 8 semanas después del parto. Puedes reanudar todas las actividades, incluso el ejercicio y las relaciones sexuales.

FALSO. La mayoría de la comunidad médica te puede hacer creer en tu revisión de las 6 semanas después del parto que «todo está bien» para retomar tus actividades normales. Sin embargo, es bueno que tomes consciencia de que los cambios que tu cuerpo ha experimentado están lejos de volver a «la normalidad» en un periodo de 6 semanas.

Para empezar, tu cuerpo ha experimentado cambios hormonales significativos durante el embarazo y en el postparto. El estrógeno y la progesterona aumentan a medida que avanza el embarazo, pero se desploman en la primera etapa del postparto. La lactancia materna mantendrá bajos los niveles de estas hormonas durante este periodo. Y esto tiene un impacto significativo en tus tejidos, creando sequedad vaginal y adelgazamiento en los tejidos de tu zona genital. Es algo similar a lo que sucede durante la menopausia.

Estos cambios hormonales se producen independientemente de si has tenido un parto vaginal o una cesárea, y pueden contribuir a que el sexo sea doloroso. Por lo tanto, como ves, el dolor no tiene que ver sólo con el daño de la musculatura en el parto.

 

2. ¿Verdadero o falso?  El dolor en el sexo es algo muy raro, e incluso si se ha experimentado antes de concebir, es probable que se resuelva después del parto.

FALSO. El dolor en las relaciones sexuales es muy común, según el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos que cita que 3 de cada 4 mujeres experimentan esta sensación en algún momento de sus vidas. Es muy común en el postparto y en adelante. Esto puede ser devastador para una pareja con falta de sueño, cambio de pañales y ajustándose a un nuevo horario familiar.

Un estudio reciente del International Journal of Obstetrics and Gynecology (BJOG) con más de 1,200 pacientes, afirmó que 9 de cada 10 mujeres tenían dolor durante las relaciones sexuales después del parto. Esta prevalencia depende del parto, ya sea vaginal o cesárea. Las mujeres que eran más propensas a experimentar esta sensación eran las que habían tenido una cesárea electiva, cesárea de emergencia, o parto natural asistido con ventosa. La buena noticia es que estos números se van reduciendo con el paso del tiempo, un 45% a los 3 meses del postparto y un 23% a los 18 meses de postparto.

Cabe destacar que las mujeres que paren vía cesárea son más propensas a experimentar dolores más intensos a los 6 meses. Lamentablemente, un 10% de las mujeres que manifestaron dolor en las relaciones sexuales durante este estudio, lo describieron como “angustiante”, “horrible” o “insoportable”. También remarcar que, a los 18 meses, 2 de cada 10 mujeres seguían teniendo sexo doloroso. Como podemos observar, tener dolor en las relaciones sexuales es común, aunque hay maneras de trabajar en él y facilitar su recuperación a través de ejercicios de recuperación del suelo pélvico.

3. ¿Verdadero o falso? Cualquier síntoma que podamos tener como resultado del parto lo notaremos en los dos primeros meses después del parto.

FALSO. Las pacientes de un estudio reciente sobre lesiones que ocurren en el momento del parto, no desarrollan muchos de sus síntomas hasta varios años después. ¿Cómo puede ser esto? Esto es probablemente debido a una lesión de los nervios en el área. Sin embargo, como los nervios sanan solos, pero a veces pueden hacerlo de forma incompleta o inadecuada, dando lugar a síntomas en la zona varios años después. Estos síntomas o problemas incluyen el prolapso, incontinencia urinaria o dolor en el sexo.

4. ¿Verdadero o falso?  El tiempo cura todas las heridas. «Si espero, se curará solo».

FALSO. Mientras que algunas anormalidades óseas que ocurren durante el parto, tienden a resolverse, las lesiones de los músculos del suelo pélvico y periné no tienden a ello. Esto provoca debilidad del suelo pélvico y prolapso de órganos si no se trata.

5. ¿Verdadero o falso? Mis síntomas, como el dolor en el sexo, son lo normal por haber tenido un bebé y debo convivir con ellos.

FALSO. Muchos médicos consideran que estos síntomas son normales, y no derivan a sus pacientes a un especialista: un fisioterapeuta del suelo pélvico. No adoptes como normal estos síntomas sólo porque son comunes.  ¡Puedes hacer mucho para cambiarlo! Un fisioterapeuta del suelo pélvico incluye terapias manuales, ejercicios específicos, instrucciones para realizar ejercicios en casa, modificación de posturas, hábitos, etc.

Ahora tienes el poder de reescribir tu futuro y empezar a disfrutar tu vida al máximo, sin síntomas, e incluyendo el sexo placentero y libre de dolor, tan pronto como sea posible.

Sobre Heather Jeffcoat

Heather Jeffcoat es fisioterapeuta del suelo pélvico en Los Angeles, CA. Es la propietaria de Fusion Wellness & Physical Therapy y la autora de Mi Sexo Sin Dolor: Una Guía De Autotratamiento para la Vida Sexual, Que Realmente Te Mereces.

Fuentes

  • EA McDonald et al. Dyspareunia and childbirth: a prospective cohort study. BJOG 2015; DOI: 10.1111/1471-0528.13263
  • M Quinn. Injuries to the levator ani in unexplained, chronic pelvic pain. Journal of Obstetrics & Gynaecology. Nov. 2007, Vol.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *