Ecografia tres meses: Las pruebas en el tercer mes de embarazo

Ecografia tres meses: Las pruebas en el tercer mes de embarazo

Semana 12. Triple Screening y ecografía del 1er trimestre

En esta semana se realiza una prueba importante que arrojará datos muy relevantes sobre el desarrollo de tu bebé. Además, te damos algunas recomendaciones de seguridad para cuando vayas a viajar o salir de casa.

Triple Screening y ecografía 1er trimestre

En torno a esta semana te realizarán una ecografía de alta resolución para valorar aspectos importantes sobre la evolución de tu bebé.

Ecografía de primer trimestre (semanas 11-14). Su objetivo básico es identificar el número de fetos (gestación única o múltiple), su vitalidad (latido cardíaco) y su tamaño (mediante la longitud cráneo-caudal). Durante esta ecografía se determinan una serie de parámetros que determinan un riesgo determinado para síndrome de Down y otras patologías cromosómicas, como la translucencia nucal, el hueso nasal o el flujo sanguíneo fetal. Estos datos se tienen en cuenta para informar sobre el riesgo de síndrome de Down (denominado screening combinado de cromosomopatías).

Ecografía de primer trimestre (semanas 11-14).

¿Qué es el Triple Screening?

¿Cuándo se realiza el Triple Screening? ¿Qué se busca con esta prueba? El Triple Screening, o cribado de cromosomopatías, se realiza el mismo día de la ecografía de la semana 12. Es una estimación matemática que calcula el riesgo que tiene el bebé de padecer alteraciones cromosómicas, como la trisomía 21 (Síndrome de Down) y la trisomía 18 (Síndrome de Edwards). Para realizarlo se tienen en cuenta tres datos:

  • La edad de la madre (el riesgo incrementa con la edad de la madre).
  • Los niveles de dos proteínas fabricadas por la placenta (beta-hCG libre y PAPP-A).
  • Los datos obtenidos en la ecografía de la semana 12 (tamaño del bebé translucencia nucal).

Es importante saber que no es una prueba concluyente, es decir, no es un diagnóstico, sino que mide un índice de riesgo. En caso de riesgo alto se recomienda realizar exámenes más precisos, que actualmente pueden ser: test de ADN fetal en sangre materna (mediante una analítica de sangre), o bien una amniocentesis o una biopsia corial, ambas técnicas invasivas, para descartar o confirmar el riesgo. Nuestros ginecólogos te asesorarán en todo momento sobre cuál será la opción más adecuada, valorándolo de manera individual.

Infórmate con más detalle sobre este tipo de pruebas aquí.

Viajes: Cinturón de seguridad, viajes en avión y balnearios

Según datos del RACE, el uso del cinturón de seguridad reduce el riesgo de muerte hasta en un 80% en caso de accidente. El Reglamento General de Circulación obligaba a su uso en mujeres embarazadas. La RACE recomienda consultar al ginecólogo en caso de duda y si por algún motivo te aconseja no usarlo, intenta evitar los desplazamientos en coche.

Es importante tener una mayor precaución en el primer y tercer trimestre. Esto es debido a que en los primeros meses de embarazo la cantidad de líquido amniótico es escaso, por lo que el feto está menos protegido y los daños pueden ser graves en caso de colisión. En el tercer trimestre el abdomen es voluminoso y el uso del cinturón suele ser más molesto, pero es recomendable usarlo ya que en caso de accidente el bebé puede sufrir un traumatismo.

El cinturón de seguridad debe colocarse de una forma específica para incrementar la seguridad y la comodidad. Es importante que ambas bandas estén bien ajustadas al cuerpo sin holguras. La norma establece que debe situarse entre los senos y lo más abajo posible sobre las caderas.

  • La banda horizontal del cinturón debes situarla por debajo del abdomen asegurándote de que queda ajustada a los huesos de la cadera y no se suba hacia el vientre.
  • La banda diagonal debe ir ajustada sobre el hombro y el esternón, sin que roce el cuello ni se sitúe sobre los senos.

En el mercado existen algunos productos homologados que dan una mayor confortabilidad y que pueden usarse bien como conductora o como pasajera habitual. Lo que está desaconsejado siempre es el uso de pinzas, cojines o cualquier otro tipo de rellenos.

Semana 12_Seguridad en el embarazo

Viajar en avión

Las compañías aéreas permiten viajar sin autorización médica generalmente hasta la semana 28-32, pasado este período es posible que te soliciten un permiso para volar por parte del ginecólogo. A partir de la semana 36 de gestación (32 si es múltiple y sin complicaciones) la recomendación es no volar, pero puedes acceder con un certificado de tu médico en el embarque. El certificado médico debe incluir la fecha probable de parto y debe estar sellado por el colegiado. Algunas compañías pueden hacerte firmar un descargo de responsabilidad en fases muy avanzadas o solicitar una autorización expresa de los médicos de la compañía aérea.

En cualquier caso, te recomendamos que consultes las condiciones de la compañía antes de comprar tu billete. Nuestras recomendaciones en el caso de que viajes son las siguientes:

  • Elige ropa cómoda y amplia para que no sientas ningún tipo de opresión durante el viaje.
  • Elige un asiento donde puedas estirar las piernas con facilidad, para ello elige el pasillo.
  • Levántate a dar un paseo para estirar las piernas cada hora, de esta manera activas la circulación y evitas el riesgo de formación de trombos, ya que al estar sentada el peso del útero puede oprimir la vena cava impidiendo la circulación a las piernas de forma correcta.
  • También puedes realizar ejercicios de estiramiento flexionando y extendiendo los pies. Si tienes problemas circulatorios te recomendamos el uso de medias de compresión.
  • El cinturón de seguridad deberá colocarse por debajo del abdomen, en la pelvis.
  • Es importante que te hidrates bebiendo agua durante el trayecto.

Ir al balneario

Existe bastante controversia con la posibilidad de acudir a estos centros durante la gestación, en cualquier caso, debe ser tu ginecólogo quien te oriente y te indique la posibilidad de ir.

Algunos tratamientos que se ofrecen en los balnearios no están permitidos para las embarazadas, pero otros ofrecen tratamientos específicos para las mismas por las propiedades terapéuticas de las aguas medicinales.

Si tu ginecólogo te da el visto bueno, es aconsejable que acudas al médico del balneario para que ajuste el tratamiento a tu estado de forma individualizada.

Sustancias peligrosas: medicamentos, insecticidas, plomo

Todas aquellas sustancias consideradas tóxicas no solo son nocivas para la madre, también pueden serlo para el bebé. Se debe evitar la exposición a sustancias tóxicas como el plomo o el mercurio o sustancias químicas industriales. También debes protegerte frente a las emanaciones de gases o de humos, incluido el del tabaco. Por supuesto el consumo de drogas, tabaco y alcohol son altamente nocivos para el bebé.

Si en el ámbito laboral estás expuesta a agentes nocivos, deberás comunicar tu estado de gestación ya que pueden producir complicaciones o dañar gravemente la salud del bebé.

Los medicamentos deben tomarse con precaución, a ser posible no debería consumirse ninguno, y siempre que sea necesario bajo la supervisión de un facultativo en ginecología. Los efectos secundarios y las complicaciones que pueden darse en el feto pueden ser importantes.

El uso de insecticidas debe descartarse durante la gestación, así como las pinturas que contengan disolventes y productos químicos. La exposición prolongada a estos puede ser perjudicial.

Qué se evalúa en la ecografía del bebé de 3 meses

La ecografía de las 12 semanas es una de las más importantes del embarazo y por eso es uno de los primeros estudios de rutina que se realizan. ¿Qué se evalúa en la ecografía del bebé de 3 meses? Es un estudio de gran importancia clínica, donde se analiza el estado general del feto y su desarrollo.

La ecografía del bebé de 3 meses permite evaluar el estado intrauterino del feto para así saber si el mismo se ha formado de manera normal y no presenta mayores complicaciones. A través de una serie de parámetros, se evalúan diversos aspectos vinculados al desarrollo, crecimiento y formación general del embrión.

Índice

  • 1 Qué se ve en la ecografía de los 3 meses
  • 2 Semana 12 y triple screening

Qué se ve en la ecografía de los 3 meses

Más allá del estado de salud, la ecografía de los 3 meses tiene un gran impacto emocional dado que se puede escuchar latir el corazón del bebé. Se trata de una ecografía de alta resolución que analiza al feto en toda su dimensión para brindar datos muy relevantes sobre su estado general. Si bien se la conoce como ecografía de las 12 semanas, la misma puede realizarse entre las semanas 11 y 14.

¿Qué se evalúa en la ecografía de los 3 meses? Una de las grandes revelaciones es poder descifrar si se trata de un embarazo único o bien hay más de un feto en el vientre. También se evalúa la vitalidad del feto a través del latido cardíaco. Por otra parte, se realizan diversas mediciones para establecer el tamaño del bebé mediante la longitud cráneo-caudal. Si bien aún se trata de una etapa temprana, en esta ecografía también es posible establecer una serie de parámetros que permitirían dar cuenta si el feto podría tener riesgo de padecer Síndrome de Down u otras patologías vinculadas a alteraciones cromosómicas.

Otro de los aspectos relevantes que se evalúan en la ecografía de los 3 meses del bebé es la implantación del embrión, de la placenta y verificar si hay posibles hematomas, algo bastante frecuente en esta etapa del embarazo. También se comprueba la edad gestacional del feto y con ello es posible establecer la posible fecha de parto. Las mediciones que se realizan a su vez permiten analizar el desarrollo del bebé para ver si presenta malformaciones físicas.

Semana 12 y triple screening

Además de evaluar generalidades del feto, en la ecografía de los 3 meses del bebé se realiza también un estudio complementario llamado translucencia nucal o Triple Screening. Esta prueba se realiza el mismo día de la ecografía y analiza el hueso nasal y los pliegues de la nuca del bebé. Luego estos datos se combinan con otros adicionales para arrojar un resultado basado en probabilidades para así establecer los riesgos de que el bebé tenga trisomía 21 o Síndrome de Down y trisomía 18, también conocido como Síndrome de Edwards.

El Triple Screening se compone de tres aspectos diferenciales. Por un lado se analiza la edad de la madre junto a los niveles de dos proteínas fabricadas por la placenta, beta-hCG libre y PAPP-A. Estos datos a su vez se combinan con los datos obtenidos en la translucencia nucal (análisis de los pliegues de la nuca del bebé). El resultado arroja un índice de riesgo aunque hay que destacar que no se trata de una prueba concluyente. Para eso es necesario realizar una amniocentesis.

Qué esperar de una ecografía a las 12 semanas de embarazo

Por lo general, el primer paso para detectar estas anomalías cromosómicas consiste en realizar la translucencia nucal, que se realiza durante la ecografía de los 3 meses del bebé. En el caso de que el riesgo sea mayor al esperable, el médico recomendará realizar otro tipo de estudios para así establecer parámetros más precisos y tener un mayor panorama. Una de las opciones es realizar un análisis del ADN del feto en sangre materna mediante una muestra de sangre de la madre. Otra opción es la amniocentesis o una biopsia corial. Este estudio es invasivo y por eso es recomendable luego de la translucencia o bien si se trata de una madre añosa.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *