Embarazo flujo: los 5 tipos más comunes que vas a experimentar

Embarazo flujo: los 5 tipos más comunes que vas a experimentar

los 5 tipos más comunes que vas a experimentar

Es normal sufrir mucho flujo vaginal en el embarazo. Estas pueden variar en espesor, consistencia, cantidad y frecuencia durante la duración del embarazo. Las secreciones son unos de los primeros síntomas y señales de que estás encinta. Las secreciones normales de la vagina se llaman leucorrea. Ayudan a que tu vagina esté limpia y libre de infecciones. Un aumento de estas secreciones puede ocurrir tan pronto como 1 o 2 semanas tras concebir, incluso antes de que no te venga el período.

¿El flujo vaginal en el embarazo es normal?

Sí, es normal tener más secreciones vaginales en el embarazo. La secreción del cuello uterino comienza tan pronto como 1 o 2 semanas tras quedarte encinta. Esta puede ser más abundante conforme van pasando los meses y llega a su pico en las últimas fases del embarazo. 

La secreción vaginal aumenta, ya que tu cuerpo produce más estrógeno y el riego sanguíneo al área vaginal se aumenta. Los cambios del cuello uterino durante el embarazo también pueden afectar las secreciones de la vagina. Tu cuerpo segrega más líquido para ayudar a prevenir las infecciones cuando el cuello uterino y las paredes de la vagina se ablandan. La cabeza de tu bebé también puede presionar el cuello uterino en las últimas fases de tu embarazo y eso puede provocar el aumento de las secreciones. 

¿Cómo puede ayudarte Flo?

Estas secreciones contienen líquido de la vagina y del cuello uterino, bacterias normales presentes en la vagina y células viejas vaginales.

¿La secreción vaginal significa que estoy embarazada?

Un aumento de las secreciones es uno de los primeros síntomas y señales de que estás encinta. El fluido del cuello uterino puede aumentar tan pronto como 1 o 2 semanas tras quedarte encinta y las secreciones se hacen más aparentes conforme avanza el embarazo.

Tipos de flujo vaginal en el embarazo

Secreción mucosa

Durante el embarazo, la sangre que se dirige al cuello uterino aumenta. Esto lleva a un aumento en la secreción del cuello uterino y, a su vez, provoca un aumento del flujo vaginal durante el embarazo. No tienes de qué preocuparte sobre este aumento en las secreciones, ya que es algo muy común y es inofensivo. 

Durante el embarazo el flujo vaginal puede ser blanco o claro, ligero o como mucoso y con un leve olor. Además, ayuda a que tu vagina esté limpia y libre de infecciones.

Debes visitar a tu médico si tienes flujo genital en el embarazo con un olor fuerte y desagradable o un color inusual.

Flujo hemático

El flujo hemático es el tapón mucoso que cierra la abertura del cuello uterino durante el embarazo y previene las infecciones. Normalmente se expulsa durante la última fase del embarazo, cuando estás cerca de dar a luz. Este tapón se forma durante las primeras fases (sobre la séptima semana) y cuando se expulsa significa que puede que des a luz pronto. O bien poco después de que este sea expulsado o una o dos semanas después.

Es un flujo mucoso denso que puede tener algo de sangre. Puede tener una consistencia fibrosa y pegajosa. Si expulsas este tapón de mucosa, visita a tu médico para que calcule cuánto te queda hasta dar a luz. Es muy importante que vayas a tu médico si ves algún tipo de sangrado vaginal.

Líquido amniótico

Otro tipo de secreción en el embarazo que puedes experimentar es la fuga de líquido amniótico. Este es el líquido que recubre a tu feto en el útero. Ayuda a la correcta formación del bebé. La fuga del líquido amniótico te puede parecer que un líquido caliente de la vagina sale o bien a borbotones o como un goteo constante. No suele tener olor y es claro, pero puede contener mucosa o sangre. 

La fuga de este líquido puede ser peligrosa para ti y para el bebé en cualquier momento del embarazo. Aunque puede que tengas alguna fuga pequeña, perder demasiado es perjudicial.

Debes visitar a tu médico inmediatamente si la secreción de fluido cervical durante el embarazo es marrón amarillento o con tintes verdes. Esto puede indicar que tu bebé defecó en el útero y puede provocar complicaciones respiratorias en el parto.

Secreción de la candidiasis vaginal

Los cambios hormonales que tienen lugar durante el embarazo pueden afectar el pH de tu vagina, lo que aumenta su propensión a que los microorganismos patógenos provoquen una infección como la candidiasis. Por lo que, durante el embarazo, estás más expuesta a sufrir candidiasis vaginal; sobre todo en el segundo trimestre. 

Estas infecciones, también llamadas candidiasis, pueden provocar secreciones densas, blanquecinas y se parecen al queso crema. Los otros síntomas y señales de la candidiasis son la picazón dentro y alrededor de la vagina, enrojecimiento y molestias alrededor de la vagina, sensación de pinchazos a la hora de ir al baño y dolor al mantener relaciones sexuales. 

Debes visitar a tu médico si los síntomas de tu secreción vaginal durante el embarazo se deben a una candidiasis vaginal. Podrán recetar cremas antihongos y supositorios adecuados para el estado de tu embarazo.  

Manchado

El manchado es el rastro de sangre rojizo, marrón oscuro o rosa durante el embarazo. Es más ligero en comparación a tus períodos. Durante el embarazo, este tipo de manchado se debe a una serie de factores. Alrededor del 20 % de las mujeres embarazadas notan un manchado durante el primer trimestre y se debe a la implantación del embrión, aborto espontáneo, embarazo ectópico y causas desconocidas. Durante el segundo trimestre, este manchado se debe a la irritación del cuello uterino tras un examen, por mantener relaciones sexuales o por un pólipo cervical. En el tercer trimestre, este manchado se debe a la irritación del cuello uterino tras un examen o por mantener relaciones sexuales. También puede ocurrir cuando se expulsa el tapón mucoso. 

Visita a tu médico si notas un manchado o un sangrado vaginal durante tu embarazo. Un sangrado vaginal abundante durante el segundo trimestre puede indicar alguna emergencia médica como una placenta previa, un aborto espontáneo tardío o un parto prematuro y se requiere atención médica inmediata. Del mismo modo, un sangrado vaginal abundante durante el tercer trimestre también requiere atención médica inmediata, ya que puede ser la causa de una placenta previa, vasa previa o un desprendimiento de la placenta. 

Higiene vaginal durante el embarazo

El aumento de la secreción cervical está dentro de los cambios normales y temporales del embarazo. Puedes no hacer nada al respecto. Pero si te molesta o irrita, puedes usar protegeslips sin perfume. También puedes probar cambiarte la ropa interior más a menudo. 

Intenta seguir estos consejos para mantener una higiene vaginal y controlar el aumento de las secreciones de fluido cervical estando embarazada: 

  • Mantén limpia tu vulva (la parte externa de tus genitales) y el perineo (la zona entre el ano y la vagina).
  • Lávate los genitales con agua y un jabón suave sin perfume o un emoliente. Hazlo con cuidado y sin frotar. 
  • No uses desodorantes vaginales, baños de espuma perfumada o toallitas perfumadas.  
  • Evita el lavado vaginal (aclarado vaginal). Esto irrita el recubrimiento vaginal y afecta al equilibrio natural de bacterias. La secreción vaginal es bastante ácida y la presencia de buenas bacterias mantiene las malas alejadas. Alterar el equilibrio natural puede provocar una inflamación e infección. 
  • Usa ropa interior de algodón.
  • Usa ropa ancha que permita la circulación del aire.
  • Seca siempre tu zona genital tras el baño o la ducha, el ejercicio o al acabar de nadar. 
  • No uses tampones ya que pueden introducir gérmenes en la vagina.

Secreción vaginal durante el embarazo: ¿Qué significa el color?

El embarazo ocasiona cambios en la secreción vaginal que pueden hacerla variar en color, textura y volumen. Con frecuencia, el incremento en la secreción vaginal es una de las señales más tempranas del embarazo. Algunos cambios en el color también son normales, mientras que otros pueden indicar infección y algunos problemas.

El color es uno de los cambios más obvios que pueden ocurrir. La secreción puede ser:

  • transparente o blanca lechosa
  • blanca y grumosa
  • verde o amarilla
  • gris
  • café
  • rosada
  • roja

Este artículo discute la secreción vaginal durante el embarazo, incluso qué significan los diferentes colores de la secreción y cuándo visitar a un médico.

Share on PinterestAlgunos cambios en el color de la secreción vaginal son normales, y algunos pueden indicar infección y otros problemas.

Es normal tener secreción en diferentes etapas del ciclo menstrual y durante el embarazo.

La secreción vaginal saludable, también llamada leucorrea, es clara y transparente o blanca y con apenas un ligero olor.

El volumen de esta secreción se incrementa durante el embarazo para reducir el riesgo de infecciones vaginales y uterinas.

La secreción es más fuerte en las últimas semanas del embarazo, cuando puede contener moco rosado.

El moco es usualmente pegajoso y de consistencia gelatinosa e indica que el cuerpo se está preparando para el trabajo de parto.

Los diversos colores de la secreción vaginal pueden indicar diferentes problemas de salud. Estos incluyen:

Transparente o blanca lechosa

Este color sugiere leucorrea, que es usualmente una secreción normal y saludable, especialmente si tiene un ligero olor.

Sin embargo, cualquier cambio en su cantidad o consistencia puede sugerir un problema. Una mujer embarazada, pero todavía no a término, debe consultar con un médico si experimenta un incremento en la secreción transparente que fluye constantemente o se hace espesa y gelatinosa.

Estos cambios pueden sugerir trabajo de parto prematuro.

Blanca y grumosa

La secreción vaginal grumosa y blanca o blanquecina, similar al requesón, puede indicar una infección de candidiasis.

Las infecciones de candidiasis son comunes y el cuerpo es particularmente susceptible a estas durante el embarazo. Otros síntomas incluyen picazón, ardor y micción o relaciones sexuales dolorosas.

Verde o amarilla

La secreción vaginal verde o amarilla no es saludable y sugiere una infección de transmisión sexual (ITS), como clamidia o tricomoniasis. Otros posibles síntomas incluyen enrojecimiento o irritación en los genitales. Algunas veces, las ITS no ocasionan ningún síntoma.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), las ITS pueden ocasionar complicaciones durante el embarazo, las cuales pueden afectar tanto a la madre como al niño. Algunas veces, estas complicaciones no aparecen hasta años después del nacimiento, pero pueden afectar el sistema nervioso y desarrollo del niño y ocasionar infertilidad en la mujer.

Ocasionalmente, las personas pueden pensar que tienen una secreción amarilla cuando realmente están segregando pequeñas cantidades de orina.

Gris

La secreción vaginal gris puede indicar una infección vaginal llamada vaginosis bacteriana (VB), particularmente si también tiene un olor a pescado que aumenta después de las relaciones sexuales.

La VB es el resultado de un desequilibrio bacteriano en la vagina. El lavado vaginal y tener varias parejas sexuales son factores de riesgo para la VB, que es la infección vaginal más común durante el tiempo de la maternidad.

Café

La secreción usualmente es café debido a sangre vieja que expulsa el cuerpo, lo cual puede ser un síntoma temprano del embarazo. La secreción café durante el embarazo no es generalmente causa de preocupación.

Sin embargo, las mujeres embarazadas que experimentan secreción café oscura deben comunicarse con su médico.

Rosada

La secreción rosada durante el embarazo puede o no ser normal. Con frecuencia aparece durante el inicio del embarazo o en las últimas semanas, cuando el cuerpo se prepara para el trabajo de parto. También aparece antes de una pérdida involuntaria o durante un embarazo ectópico.

Un estudio con 4,510 participantes determinó que los episodios de manchas y hemorragias leves durante el primer trimestre, especialmente los que persisten por 1 o 2 días, no corresponden a un alto riesgo de pérdida involuntaria.

Otras causas de manchas leves durante el embarazo incluyen relaciones sexuales e infecciones vaginales.

Roja

La secreción vaginal roja durante el embarazo, requiere atención inmediata de un médico, especialmente si el sangrado es fuerte, contiene coágulos o aparece junto con cólicos y dolor abdominal.

Estos síntomas sugieren una pérdida involuntaria o embarazo ectópico. Aproximadamente 10% a 15% de los embarazos terminan en aborto espontáneo, lo que la gente también puede llamar pérdida del embarazo.

Otras causas de secreción roja pueden ser menos serias, especialmente durante el primer trimestre, cuando puede resultar de un implante o infección. Los estudios indican que entre 7% y 24% de las mujeres sangran durante el inicio del embarazo.

El sangrado posterior en el embarazo puede indicar posibles problemas graves o trabajo de parto prematuro, lo cual requerirá atención médica inmediata.

Share on PinterestUna mujer embarazada puede ayudar a mantener la salud vaginal al consumir una dieta saludable

Un incremento en el volumen de la secreción vaginal con leve olor durante el embarazo es normal, pero los colores y olores inusuales con frecuencia indican una infección.

Un médico puede recetar antibióticos y otros medicamentos para tratar las infecciones en esta área del cuerpo.

Las mujeres pueden mantener usualmente su salud vaginal durante el embarazo con lo siguiente:

  • Evitar el uso de tampones.
  • Evitar el lavado vaginal.
  • Elegir productos de cuidado personal y artículos de higiene sin olor, incluso papel higiénico y jabones sin olor.
  • Usar toallas protectoras para absorber la secreción excesiva.
  • Secar la región genital de adelante hacia atrás después de orinar o defecar.
  • Secar los genitales cuidadosamente después de la ducha o nadar.
  • Utilizar ropa interior hecha de una tela transpirable.
  • Evitar utilizar pantalones de mezclilla ajustados o pantaletas de nilón, que incrementan el riesgo de infección.
  • Consumir una dieta saludable y evitar demasiada azúcar, que puede estimular las infecciones de candidiasis.
  • Probar alimentos y suplementos probióticos que sean seguros durante el embarazo; estos pueden evitar los desequilibrios bacterianos en la vagina.

Es esencial discutir cualquier secreción inusual con un médico, ya que este síntoma puede sugerir una infección que requiera tratamiento o un problema con el embarazo.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *