Frutas prohibidas durante el embarazo: Nutrición en el embarazo: Alimentos que debes evitar durante el embarazo

Frutas prohibidas durante el embarazo: Nutrición en el embarazo: Alimentos que debes evitar durante el embarazo

Frutas prohibidas durante el embarazo- TodoPapás

Publicidad

Índice

  • ¿Por qué es importante comer fruta en el embarazo?
  • ¿Puede ser alguna fruta perjudicial en el embarazo?

 

Articulo relacionado: Cuidado bucal durante el embarazo

Las frutas son básicas en una dieta sana por los siguientes motivos:

—  son ricas en fibra, que contribuye a evitar el estreñimiento y las hemorroides en el embarazo.

contienen muchas vitaminas, entre las que destacan el betacaroteno, necesario para el desarrollo de las células y tejidos, la visión y el sistema inmunológico; la vitamina C, que ayuda a la formación de los huesos y los dientes, así como del colágeno de los tejidos conjuntivos; vitaminas del grupo B como el ácido fólico, que previene los defectos del tubo neural; la vitamina E, un antioxidante que protege al cuerpo de las infecciones y ayuda a que los nuevos glóbulos crezcan; o la vitamina A, que ayuda a la reproducción celular, la formación de las hormonas o la estimulación del sistema inmunitario.

Articulo relacionado: Frutas prohibidas durante el embarazo

contienen mucho potasio, que controla la tensión sanguínea; hierro, que previene la anemia; calcio, que participa en la formación de huesos y de dientes del futuro bebé; o magnesio, relacionado con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes y posee un suave efecto laxante.

aportan entre un 89-90% de agua, favoreciendo la hidratación de la embarazada.

En general, todas las frutas son buenas en el embarazo, aunque, para sacarles el máximo partido, es importante que potencies el consumo de frutas de colores variados. Algunas de las más recomendables en estos meses (aunque siempre se aconseja que sean de temporada) son las frambuesas o fresas, los albaricoques, el kiwi, la manzana, la naranja, la pera, el plátano, la piña o la sandía.
 

Articulo relacionado: ¿Hacer ejercicio durante el embarazo puede reducir el riesgo de obesidad en los hijos?

Es cierto que todas las frutas están permitidas durante el embarazo y no hay ninguna que no se deba ingerir, pero hay que tener en cuenta los siguientes tipos de frutas:

— Frutas y verduras sin lavar. Lo más importante e imprescindible que puedes hacer es lavar bien las frutas, verduras y hortalizas antes de comerlas o cocinarlas. Las bacterias, como la listeria o salmonela, y otros parásitos, pueden estar presente en la piel de este tipo de alimentos. Por su presencia pueden infectarte tanto a ti como a tu hijo, que puede mostrar los síntomas al nacer.

— Evitar la fruta transgénica por el peligro de los pesticidas. Aunque los estudios científicos no demuestren que tomar esta fruta tenga efectos secundarios, lo más aconsejable sería tomar fruta orgánica. Las frutas que más riesgo tienen de contener pesticidas son las manzanas, arándanos, cerezas, peras, fresas y uvas.

— Intentar no comprar zumos no pasteurizados. Estos jugos frutales pueden incluir patógenos, como la E. coli, salmonela y cryptosporidium. En cambio, si se pasteurizan se reduce casi todo el contenido y minerales de la fruta. En todos los casos, la mejor opción sería preparar el zumo en casa.

— Consumir en poca cantidad las frutas ácidas. La piña y los cítricos no son peligrosos, pero sí que pueden provocar acidez estomacal o reflujos sí se toman en exceso.

En teoría, todas las frutas se pueden tomar en el embarazo, aunque con determinadas enfermedades hay que tener cuidado. Por ejemplo, las embarazadas que padezcan diabetes no deben tomar continuamente frutas que contengan alto nivel de azúcar, como las uvas o el mango.

Publicidad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Frutas a evitar durante el embarazo

La alimentación balanceada es necesaria para tener una excelente salud física, mental y emocional. Gracias a que son las fuentes de energía más naturales que podemos conseguir, que ayudarán a proteger nuestro organismo, beneficiar el crecimiento infantil y prevenir enfermedades.

Durante el embarazo, tener una buena dieta balanceada y nutritiva no solo es fundamental para el desarrollo regular del bebé, sino para garantizar la salud de la madre. Por eso, existen una gran lista de alimentos frescos para consumir pero también algunos que son mejor evitar.

¿Por qué es importante cuidar la alimentación durante el embarazo?

Existe la creencia errónea de que las mujeres embarazadas deben comer por dos, es decir, ella y el bebé, o que deben satisfacer todos sus antojos, sin importar cuáles sean. Pero, la realidad es que esto puede ser más dañino de lo que pensamos, en especial si se toma como excusa para consumir alimentos altos en grasas, frituras, azúcares o procesados, lo cual lleva a un sobrepeso, problemas de presión arterial, gastritis, entre otros.

Existen muchos alimentos que pueden afectar la salud del feto en desarrollo y de la madre gestante, como los mariscos, carnes crudas, embutidos, quesos madurados, algunas verduras y frutas que promuevan la acidez estomacal o la digestión. A diferencia de aquellos alimentos recomendados, que son beneficiosos para el desarrollo del feto, gracias a que reciben nutrientes, minerales y vitaminas naturales.

8 frutas prohibidas en el embarazo

En general, las frutas y verduras son muy buenas durante el embarazo, pero hay que tener en cuenta que no todas son ideales y por ello es preferible regular su consumo o evitarlas por completo durante todo tu período de gestación.

1. Piña

Las piñas son frutas con una alta cantidad de vitamina C y acidez en ellas, a pesar de que su sabor sea dulce cuando ya están más maduras. Por lo que puede derivar en problemas estomacales para la madre, como acidez, irritación, mala digestión, diarreas o vómitos. Su consumo excesivo también puede afectar otros órganos como los riñones, por una concentración de calcio.

2. Frutas cítricas

Las frutas cítricas pueden ser muy buenas para el embarazo si se consumen con moderación y en poca cantidad, pues también pueden causar molestias estomacales y una sobredosis de vitaminas C que afectan el estómago y el tracto digestivo.

En este caso se recomienda comer con moderación frutas como naranjas, pomelos, toronjas, mandarinas, manzanas, limón, kiwi o fresas.

3. Frutas dulces

En el caso de las frutas dulces como sandías, higos, melones o bananas, es mejor que su consumo sea antes de que estas maduren, así se evitan las grandes concentraciones de azúcares en estas frutas que puedan afectar con tu peso durante el embarazo.

Como dijimos anteriormente, lo recomendable es tener un consumo moderado y variado, pues estas frutas son ricas en potasio, antioxidantes, ácido fólico y vitaminas A. Lo cual ayuda a proteger la piel, prevenir enfermedades y manejar el estrés.

4. Frutas sin lavar

Esta es una recomendación para cualquier caso pero en especial durante el embarazo, es necesario lavar las frutas antes de consumirlas. Así retiramos cualquier tipo de pesticida, bacterias o suciedades que se pegan a la superficie y que pueden ser perjudiciales para el feto.

Cuando la madre se expone a un alimento sucio o con químicos, puede desarrollar toxoplasmosis u otros parásitos que afectan el desarrollo adecuado del feto. Causando abortos espontáneos o malformaciones.

5. Frutas con mal aspecto

Hacemos referencia a todas esas frutas que puedan tener puntos o manchas oscuras, que tengan una textura diferente al resto de la fruta, que puedan tener rastros de moho o que ya estén por pudrirse.

Todas las frutas que se consuman durante el embarazo deben estar en su mejor punto, ser frescas, que no estén muy maduras o muy verdes. Esto para asegurar que no existan riesgos de contraer enfermedades o exponerse a parásitos por suciedad o mal estado de las frutas.

6. Frutos secos

En este caso nos referimos a los cacahuates, como el cacahuete, almendras, avellanas, etc. Aunque esta es una opinión dividida, ya que hay expertos que aseguran que debe evitarse el consumo de frutos secos durante el embarazo, debido a que el bebé puede desarrollar una alergia a estos alimentos o causar reacciones alérgicas en la madre. Tal como se demostró en el estudio realizado por el equipo de investigación del hospital de Boston en 2014.

Sin embargo, otros aseguran que tiene el efecto contrario, que ayuda a proteger al bebé de posibles alergias futuras y que es seguro ingerirlas durante la gestación, mientras la madre no sea alérgica a ellos.

7. Evitar mezclar muchas frutas

Una taza de ensalada de frutas puede otorgar muchas bondades nutricionales, pero hay que tener cuidado en consumir esta comida durante la gestación, pues puede contribuir a una mala digestión por pesadez estomacal y por ende, tener problemas para evacuar o para que el feto absorba los nutrientes correctos.

En este caso, es mejor combinar solo 2 o 3 frutas y en pedazos pequeños.

8. Zumos no pasteurizados

Un zumo o leche no pasteurizada puede contener diferentes bacterias patógenas dañinas como el E coli o salmonella, lo cual es sumamente perjudicial para la salud de la madre y el feto. Por ello se recomienda no comprar estos tipos de jugos, sino realizarlos en casa con frutas frescas y consumirlos el mismo día.

Consejos extras de alimentación para embarazadas

Este es sin duda un capítulo en la vida de la mujer que representa un sin número de cambios y en donde el desconocimiento está a la orden del día. Es por ello que siempre debes acudir con tu médico para que te oriente en la mejor forma de llevar la alimentación de tu embarazo y las condiciones que debes seguir. Por ejemplo:

  • Evitar alimentos crudos como pescados, sushi, ceviche, pollo o carnes.
  • Cambiar los dulces por frutas cuando tengas antojos.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *