Gemelos misma bolsa: Los gemelos monoamnióticos (que comparten la misma bolsa amniótica): ¿tienen mejores resultados si nacen antes?

Gemelos misma bolsa: Los gemelos monoamnióticos (que comparten la misma bolsa amniótica): ¿tienen mejores resultados si nacen antes?

¿cuántos tipo de gemelos existen?

Cuando se realiza una ecografía para confirmar el embarazo es el momento de conocer también el número de bebés que vienen en camino, lo cual influirá significativamente en los controles del embarazo, en el parto y por supuesto, en la vida de los niños y de los padres.

No todos los embarazos múltiples son iguales sino que, dependiendo del número de óvulos fecundados y el momento en que se produce la división del cigoto, hay diferentes tipos de gemelos.

Gemelos dicigóticos o bivitelinos (mellizos)

Representan el 70% de los embarazos gemelares. Son el resultado de dos óvulos fecundados por dos espermatozoides que han formado dos cigotos. Son dos gestaciones distintas que se desarrollan a la misma vez. Cada uno se implanta de forma independiente, dentro de su saco gestacional con su propia placenta y su propia bolsa amniótica.

El desarrollo de los gemelos dicigóticos o bivitelinos suele ser mayor que el de los gemelos univitelinos.

Para que suceda tiene que haber habido dos ovulaciones en el mismo ciclo menstrual, o bien dos óvulos del mismo ovario o bien un óvulo de cada ovario.

Al ser la fecundación de dos óvulos y dos espermatozoides la carga genética es diferente, con lo cual, los niños pueden ser o no del mismo sexo. Por lo mismo, tampoco son idénticos, siendo lo que conocemos como mellizos. De cada 100 embarazos de mellizos, la mitad son de diferente sexo, y de los que son del mismo sexo, la mitad son dos varones y la mitad dos mujeres.

Gemelos monocigóticos o univitelinos

Es menos frecuente que el anterior. Representan el 30% de los embarazos gemelares y su incidencia es de aproximadamente un par de gemelos cada 250 nacimientos. A diferencia de los anteriores, el cigoto se forma por la unión de un óvulo y un espermatozoide que tras la fecundación se divide para crear dos embriones. La división del cigoto se considera como un hecho fortuito, un “accidente biológico” en el que no influyen la raza, la edad de la madre o la herencia.

Gemelos idénticos

Los bebés que surgen de esta fecundación llevan la misma información genética, por eso son siempre del mismo sexo, lo que se conoce como gemelos idénticos, que aunque no lo son completamente, sus semejanzas físicas suelen ser muy grandes.

Según el momento en el que se divida el cigoto, tendremos diferentes tipos de gemelos monocigóticos o univitelinos.

  • 1) Bicoriales y biamnióticos: cuando la división del cigoto se produce dentro de los tres días posteriores a la fecundación. Cada embrión crece dentro de su propia bolsa amniótica y se alimenta de su propia placenta.
  • 2) Monocoriales y biamnióticos: cuando la división del cigoto se produce entre el cuarto y el séptimo día posteriores a la fecundación. Comparten la misma placenta pero cada uno crece en su propia bolsa amniótica. Representan el 90% de los embarazos gemelares monocigóticos.
  • 3) Monocoriales y monoamnióticos: son casos muy poco frecuentes. Sucede cuando la división del cigoto se produce tardíamente, entre el 7 y el 13vo. día posterior a la fecundación. Comparten placenta y bolsa amniótica, siendo el embrión lo único que se divide. En este tipo de embarazos suelen ser más frecuentes las complicaciones.

Dentro de este último grupo de gemelos monocoriales y monoamnióticos se incluyen los embarazos de gemelos siameses o unidos, que sucede cuando la división del cigoto se produce después del 13vo día posterior a la fecundación. La división es incompleta y quedan unidos por alguna parte de sus cuerpos (toracópagos, unidos por el tórax; pigópagos, unidos por las nalgas y craneópagos, unidos por la cabeza)

Embarazo múltiple triple, cuádruple, quíntuple…

Cuando en el embarazo se desarrollan más de dos fetos se los conoce como trillizos, cuatrillizos, quintillizos, sextillizos e incluso hay casos excepcionales como el de septillizos en Egipto y los famosos octillizos de California.

Tipos de trillizos

Dentro del embarazo triple hay a su vez tres tipos dependiendo de la cantidad de óvulos fecundados.

1) Puede haber sido la fecundación de un solo óvulo que se dividió en dos y uno de ellos luego se dividió otra vez en dos. Son los conocidos como trillizos idénticos, pues comparten el mismo material genético y por supuesto, son del mismo sexo.

2) Dos óvulos fecundados por dos espermatozoides y uno de ellos se dividió en dos, dando como resultado tres niños. Los dos niños nacidos del mismo óvulo y espermatozoide comparten material genético y tendrían el mismo sexo (lo que suele llamarse gemelos), mientras que el otro puede ser de diferente sexo (lo que suele llamarse mellizo).

3) Tres óvulos fecundados por sendos espermatozoides (gemelos tricigóticos). Igual que en el caso de los gemelos dicigóticos cada uno tiene su propia carga genética, su propia bolsa amniótica y placenta. Se parecen como cualquier hermano con la diferencia que son gestados a la misma vez.

Tipos de cuatrillizos

El embarazo cuádruple, es el resultado de la fecundación de dos óvulos que a su vez se dividieron en dos, o bien de 3 óvulos, dos independientes y uno que a su vez se divide en dos, o mucho más extraño si hablamos de fecundación natural, de cuatro óvulos independientes fecundados por cuatro espermatozoides en un mismo ciclo.

Así, a medida que aumenta el número de embriones resultantes de las divisiones más excepcionales son los embarazos. Podríamos seguir con cinco, seis o más.

Las combinaciones pueden ser muchísimas, pero espero que esta clasificación de los tipos de gemelos pueda servir para aclarar algunas dudas sobre los embarazos gemelares y los nacimientos múltiples.

Fotos | Karen Warfel, Adina Voicu, 자유 천지 en Pixabay

En Bebés y más | En plena pandemia por coronavirus, una mujer da a luz a cuatrillizos idénticos concebidos de forma natural

Gemelos y mellizos, ¿cuál es la diferencia?

Se trata de una de esas confusiones muy frecuentes, y puede que hasta que no te toque de cerca no sepamos diferenciar muy bien. Y es que, aunque tengan el mismo origen, son términos que han acabado distinguiéndose. Gemelos y mellizos, ¿son lo mismo? Pues aunque es indudable que se parecen, no son iguales. ¿Qué diferencia hay entre ellos?

Etimológicamente ambos términos poseen el mismo origen (latín «gemellicium») y aunque históricamente se han utilizado ambos indistintamente para hacer referencia a niños nacidos de un mismo parto (con la diferencia de que «mellizo» era más propio del habla popular y «gemelo» de la culta), la evolución de significado de las palabras ha ido acompañada de una diferenciación. ¿Cuál es la diferencia entre gemelos y mellizos?

Si consultamos la última edición del diccionario de la RAE, estos términos se diferencian, aunque con el matiz de «especialmente» (es decir, que la primera parte de la definición es común y uno no excluye al otro obligatoriamente en su segunda parte):

  • Gemelo, la. Del latín ‘gemellus’. 1. adj. Dicho de una persona o de un animal: Nacido del mismo parto que otro, especialmente cuando se ha originado por la fecundación del mismo óvulo.

  • Mellizo, za. Del latín vulgar ‘gemellicius’, de ‘gemellus’, gemelo. 1. adj. Dicho de una persona o de un animal: Nacido del mismo parto que otro, especialmente cuando se ha originado por la fecundación de distinto óvulo.

Es decir, entendemos por «gemelos» aquellos hermanos idénticos o que tanto se parecen, del mismo sexo, porque vienen de un mismo óvulo y de un mismo espermatozoide que lo fecundó. En cambio, los mellizos son hermanos con un parecido menor, porque se han gestado de un óvulo y un espermatozoide diferente, con lo cual pueden ser del mismo sexo o no.

Gemelos monocigóticos o idénticos (univitelinos)

La palabra «monocigótico» que acompaña a ‘gemelo’ nos da la clave: ‘mono’ significa ‘uno’ y ‘cigótico’ hace referencia al cigoto. Esto es: son gemelos que provienen de un solo cigoto o del mismo cigoto, entendiendo por cigoto la célula que resulta de la unión de las células sexuales masculina y femenina y a partir de la cual se desarrolla el embrión.

Es decir, que un solo óvulo es fecundado por un espermatozoide. Después se produce una bipartición celular y se originan dos embriones distintos, del mismo sexo, los gemelos idénticos (solo en casos extremadamente raros hay gemelos de distinto sexo, como veremos). Por lo tanto, la separación en dos organismos sucede días después a la concepción. Se puede decir que los gemelos idénticos, al principio, fueron uno solo.

¿Y por qué son tan parecidos? Porque la división celular origina dos células genéticamente iguales que se desarrollan aparte. No obstante, hay hermanos gemelos que presentan un parecido menor y esto es debido a que, aunque comparten un genotipo muy similar, sus genes no son idénticos.

Además, siempre existen rasgos intrínsecos en la complexión de cada uno: reciben una nutrición desigual durante la gestación, influye la epigenética luego del nacimiento. .. y existen otras variaciones en el desarrollo de ambos que pueden cambiar sus apariencias durante el crecimiento.

Tipos de gemelos monocigóticos o idénticos

Veamos ahora los distintos tipos de gemelos monocigóticos o idénticos, ya que según el momento en que se produzca la división celular, tendrán un desarrollo diferente:

  • Lo habitual es que los gemelos sean monocoriales y biamnióticos, es decir, que cada uno se desarrolle en su propio saco amniótico aunque compartan corno (la membrana exterior de las dos que envuelven el embrión y que da origen a la placenta). Esto es así porque la división se suele producir entre el cuarto y el séptimo día tras la fecundación, antes de que se formen los sacos amnióticos. Estos gemelos comparten la placenta, pero cuentan con sacos amnióticos individuales. Suelen ser el 90% de los embarazos gemelares monocigóticos.

  • Gemelos bicoriales y biamnióticos, menos frecuentes: se divide dentro de los tres primeros días posteriores a la fecundación. Cada embrión crece dentro de su propia bolsa amniótica y se alimenta de su propia placenta.

  • Los gemelos monoamnióticos son gemelos idénticos que se desarrollan dentro del mismo saco amniótico, comparten la placenta dentro del útero materno, pero poseen dos cordones umbilicales separados. La división del cigoto sucede tardíamente, a partir del séptimo día desde la concepción. Tener gemelos monoamnióticos es poco frecuente y conlleva riesgos y complicaciones habituales (sucede aproximadamente 1 de cada 50.000 embarazos). En este último grupo se engloban el extraño fenómeno de los «gemelos en espejo».

En algunos casos excepcionales de hermanos gemelos monocigóticos ocurre que los hermanos comparten algún órgano o distintas extensiones del mismo cuerpo. Esto sucede cuando la división celular se produce más allá de los doce días tras la fecundación y son los conocidos como hermanos siameses o gemelos siameses.

Otro caso raro de gemelos es aquel que produce hermanos de diferente género, es decir, serán gemelos idénticos, pero uno varón y otro mujer. Se da cuando uno de los gemelos aporta la totalidad de sus cromosomas (46), incluyendo los cromosomas XX (femenino) y XY (masculino) mientras que el otro aporta solo 45 faltando el cromosoma Y, o bien uno de los cromosomas X. Al haber un solo cromosoma X, el segundo gemelo será forzosamente una niña (al no haber cromosoma Y) portadora de una enfermedad conocida como Síndrome de Turner.

Mellizos o gemelos dicigóticos (bivitelinos)

La palabra «mellizos», como hemos dicho, se refiere especialmente a aquellos hermanos que provienen de dos embriones que se han fertilizado por separado. Por eso estos hermanos pueden ser de distintos sexos. La palabra «dicigótico» se refiere a que estos hermanos provienen de dos (o más) cigotos y no de uno solo como en el caso anterior.

En estos casos, la gestación ocurre de manera simultánea al fecundarse dos óvulos distintos por dos espermatozoides distintos (o más de dos óvulos por más de dos espermatozoides): esto da como resultado individuos dicigóticos o mellizos.

¿Por qué se produce esta multiplicidad? Porque durante el periodo de ovulación es liberado más de un óvulo, lo cual puede ocurrir de manera natural (en este caso, suelen ser dos óvulos al mismo tiempo) y más frecuentemente si la mujer se ha sometido a un procedimiento de fertilidad (cuando las posibilidades de que haya más de dos óvulos aumentan).

Cuando estos óvulos son fertilizados por espermatozoides distintos, comienzan a desarrollarse cigotos distintos, independientemente. Por eso los mellizos no se parecen tanto: tienen una diferente constitución física y genética. Además sus placentas y membranas son diferentes y separadas.

Incluso, podría darse el caso de que los bebés nacidos en el mismo parto fueran de padres diferentes, si un gameto resulta fecundado en un coito y el otro lo fuera en un acto sexual diferente.

En definitiva, vemos que un embarazo múltiple puede engendrarse de dos maneras. La más frecuente, un 70%-75% de los casos, es producto de dos óvulos fecundados por dos espermatozoides: son los mellizos o gemelos dicigóticos. El 25%-30% de casos de partos múltiples resultan de la división del mismo cigoto tras la fecundación: son los gemelos idénticos o monocigóticos. En cualquier caso, ¡doble alegría para los papás!

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Probabilidades de tener gemelos, Tipos de gemelos

Los gemelos monoamnióticos (que comparten la misma bolsa amniótica): ¿tienen mejores resultados si nacen antes?

Idioma:

  • Español
  • Deutsch

  • English

  • English
  • Francais

  • Hrvatski
  • Russian

Disponible en más idiomas

Mostrar menos idiomas

¿Cual es el problema?

Los gemelos idénticos que comparten la misma bolsa amniótica en el útero se denominan gemelos monoamnióticos. La bolsa amniótica es la bolsa de aguas (líquido amniótico) que rodea al feto. Los gemelos monoamnióticos son diferentes de la mayoría de los gemelos idénticos, que están separados el uno del otro en su propia bolsa amniótica, con su propio líquido amniótico.

Los embarazos con gemelos monoamnióticos son poco frecuentes: aproximadamente uno de cada Los embarazos gemelares monoamnióticos tienen riesgos (más allá de los riesgos que se aplican a todos los tipos de embarazos gemelares) y estos riesgos aumentados incluyen la muerte de ambos o de uno de los gemelos. Los mayores riesgos se deben sobre todo a que los cordones umbilicales pueden quedar comprimidos, lo que puede ser peligroso porque impide que el oxygeno llegue al feto.

Se quería averiguar si es mejor asegurar un parto temprano de los gemelos monoamnióticos mediante inducción o cesárea («parto temprano planificado») antes de las 34 semanas de embarazo, o esperar hasta más tarde, las 8 rededor6 (o hasta que el trabajo de parto se inicie por sí solo), manteniendo un estrecho control del embarazo y de los gemelos durante todo el embarazo («conducta expectante»).

¿Por qué es esto importante?

Los embarazos gemelares monoamnióticos tienen mayores riesgos que otros tipos de embarazos gemelares y estos mayores riesgos incluyen la muerte de ambos o de uno de los gemelos. Podría ser que el hecho de que los gemelos nazcan pronto (antes de las 34 semanas) reduzca el riesgo de compresión del cordón umbilical. Sin embargo, los efectos del parto prematuro también pueden ser graves, y la necesidad de atención hospitalaria durante algún tiempo es casi segura.

¿Qué evidencia se encontro?

Se buscaron ensayos controlados aleatorizados que compararan los desenlaces del parto prematuro planificado frente a la conducta expectante (fecha de búsqueda: 31 de marzo de 2015). Se buscaron ensayos en todos los idiomas y sin restricciones de fecha. No se encontraron ensayos.

Existen estudios de series de casos y opiniones clínicas de expertos, pero no se puede confiar en este tipo de estudios para obtener una respuesta clara a menos que incluyan números muy grandes y se evalúe adecuadamente su calidad.

¿Qué significa esto?

Las mujeres y sus familias deben analizar con sus profesionales sanitarios cuál es la mejor opción para ellas. Parte de ese debate incluirá la disponibilidad de cuidados neonatales de alta calidad, si se opta por el parto prematuro.

Dado que un enseyo controlado aleatorizado sería difícil con un problema tan poco frecuente, se considera que los estudios de investigación futuros partirán de reunir los resultados de muchos hospitales diferentes, junto con los aspectos sociales relacionados.

Conclusiones de los autores:

Los embarazos gemelares monoamnióticos son poco frecuentes y no hay evidencia suficiente de ensayos controlados aleatorizados sobre las cuales establecer conclusiones solidas acerca del mejor tratamiento. En su ausencia, es posible remitirse a las series de casos clínicos históricos y al consenso de expertos. Los planes terapéuticos deben considerar la disponibilidad de atención neonatal de alta calidad si se elige el parto temprano. Las mujeres y sus familias deben participar en la toma de decisiones sobre estos embarazos de alto riesgo.

Se necesitan auditorías multicéntricas y continuas de los desenlaces maternos y perinatales de los embarazos gemelares monoamnióticos con el objetivo de informar a las familias y los médicos acerca de los desenlaces perinatales actualizados con la práctica obstétrica contemporánea. Los estudios de investigación deben considerar las implicaciones sociales y economicas de las intervenciones planificadas, así como los desenlaces perinatales.

Leer el resumen completo…

Antecedentes:

Los embarazos gemelares monoamnióticos se forman cuando se fecunda un único óvulo y la masa celular interna resultante se divide para formar gemelos que comparten la misma bolsa amniótica. Esta situación es poco frecuente y afecta a alrededor de uno de cada 10,000 embarazos en general. Los embarazos gemelares monoamnióticos son susceptibles de compliciones que incluyen enredo del cordón, aumento de las malformaciones congénitas, restricción del crecimiento intrauterino, sindrome de transfusión entre gemelos y aumento de la mortalidad perinatal. Todos los embarazos gemelares también conllevan riesgos maternos adicionales que incluyen preeclampsia, anemia, hemorragia antes del parto, hemorragia posparto y parto quirúrgico.

No se conoce el momento óptimo para el parto de gemelos de un embarazo monoamniótico. Las opciones incluyen el «parto temprano programado» entre las 32 y las 34 semanas o, como alternativa, la posibilidad de esperar el trabajo de parto espontáneo al menos hasta el momento habitual del parto programado para otros gemelos monocoriónicos (aproximadamente las 36 a 38 semanas de gestación), a menos que haya una indicación específica para el parto más temprano.

Objetivos:

Evaluar si el parto temprano habitual en los embarazos gemelares monoamnióticos mejora los desenlaces fetales, neonatales o maternos en comparación con la «conducta expectante». La conducta expectante significa la posibilidad de aguardar el trabajo de parto espontáneo al menos hasta el momento habitual del parto programado para otros gemelos monocoriónicos (aproximadamente las 36 a 38 semanas de gestación en muchos centros), a menos que en ese tiempo ocurra una indicación específica para el parto, p. ej., una prueba prenatal intranquilizante.

Métodos de búsqueda:

Se buscó en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 de marzo de 2015).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados publicados y no publicados (incluidos los ensayos aleatorizados por conglomerados) que compararan los desenlaces de las mujeres y los neonatos que se asignaron al azar a parto temprano programado de un embarazo gemelar monoamniótico con los desenlaces de las mujeres y los neonatos que se asignaron al azar a parto a término programado o a conducta expectante. Sin embargo, no se identificaron ensayos para inclusion en esta revisión.

Los ensayos controlados cuasialeatorizados, los ensayos publicados solamente en forma de resumen y los ensayos que utilizaron un diseño cruzado (cross-over) no fueron elegibles para inclusión en esta revisión.

Obtención y analisis de los datos:

No se identificaron ensayos mediante la estrategia de búsqueda.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *