Jeroglificos egipcios para imprimir: Jeroglíficos egipcios: dibujo para colorear e imprimir

Jeroglificos egipcios para imprimir: Jeroglíficos egipcios: dibujo para colorear e imprimir

Taller de jeroglíficos egipcios — Egipto para niños

¿Cómo escribir tu nombre en jeroglíficos?
¿Quieres imitar a un escriba egipcio?

Para hacer este taller ponemos a tu disposición los elementos básicos que necesitas. Te adjuntamos una tabla de signos, donde encontrarás una adaptación de la equivalencia de los signos unilíteros egipcios con las letras del alfabeto castellano.

Los signos de nuestra tabla son coloreados, de modo que puedes imprimirlos en color y así podrán dibujarlos utilizando lápices de colores.

Ofrecemos también la posibilidad de que imprimas un folio con aspecto de papiro. Si lo imprimes en color y lo usas para que escriban encima en jeroglíficos, los participantes en el taller tendrán la sensación de escribir sobre ese tipo de soporte y la experiencia puede ser más interesante.

Lo que necesitas:

– Bolígrafo, lápiz o lápices de colores.
– Tabla de Jeroglíficos adaptada de Amigos de la Egiptología-AE:

– Descargar aquí pdf de tabla-jeroglificos-infantil

El taller puede realizarse con folios en blanco o sobre papiro. Pero si no dispones de auténtico papiro, puedes imprimir en color este pdf y así generar una sensación parecida:
Descargar papel de papiro en pdf

Adjuntamos un sencillo PDF con ilustraciones de la Piedra Rosetta, Champollion, los cartuchos que sirvieron para iniciar el desciframiento… El objetivo de este material es ilustrar las explicaciones que pueden acompañar la realización del taller:

Descargar pdf sobre infantil sobre jeroglíficos egipcio:  Rosetta y desciframiento

Sugerencias:
Este taller de jeroglíficos permite aproximarse al hecho de que los antiguos egipcios utilizaban signos jeroglíficos en su escritura. Son signos que representan a serpientes, lechuzas, tipos de recipientes, partes del cuerpo humano… Es importante llamar la atención sobre el hecho de que los signos de la tabla son solo una adaptación y que, en realidad, los antiguos egipcios utilizaban muchos otros signos. Para ilustrar esta idea quizá pueda ser útil comparar la tabla con un listado más completo y complejo.

Listado de Jeroglíficos del curso en Amigos de la Egiptología:
https://www.egiptologia.com/escritura/121-curso-de-jeroglificos/3651-2014-06-03-20-27-41.html

También este taller de jeroglíficos puede introducir a los más pequeños en el hecho de que la escritura egipcia fue algo que se perdió en el pasado y que el tiempo hizo caer en el olvido, de modo que llegó un momento en que ya nadie sabía leer jeroglíficos. Cuando se descubrió la Piedra de Rosetta se abrió una esperanza a los investigadores y gracias a ella se consiguieron grandes avances. Pero los jeroglíficos no fueron descifrados hasta 1822 y gracias al esfuerzo del sabio Jean François Champollion.

Dado que la Piedra Rosetta ofrece cartuchos de un rey y una reina, y como que estos cartuchos fueron claves para fijar el valor fonético de algunos signos en el proceso del desciframiento, sugerimos que en el taller se anime a escribir el nombre del niño o la niña en jeroglíficos; y que si desean presentarse como un faraón o reina, rodeen los signos de su nombre con la forma de un cartucho.

También se puede recordar que el papiro ha sido un soporte fundamental para la escritura en las civilizaciones antiguas, resultando ligero y muy práctico. Un invento faraónico inspirador de nuestro papel.

Posibles objetivos educativos:
Realizar un taller de jeroglíficos egipcios permite aproximar a la cultura faraónica de un modo divertido y atrayente. Pero no es solo una manualidad, ya que el taller puede ir acompañado de muchos contenidos que ayudan a comprender que mediante los descubrimientos realizados por los investigadores se puede entender lo que dicen los antiguos textos y que, gracias a ese trabajo, hasta es posible escribir nuestros propios nombres utilizando los milenarios signos.

Los jeroglíficos egipcios también pueden ayudar a que los más pequeños perciban que la escritura es una convención; que han habido y hay múltiples formas de escritura con sus respectivos signos. Nuestras letras son sólo uno de los sistemas.

A ello sumar que el taller puede concienciar sobre la relevancia que tienen los museos, ya que documentos tan importantes como la Piedra de Rosetta, que permitió impulsar el desciframiento de la escritura de faraónica, debe ser preservada adecuadamente.

Cómo leer los jeroglíficos egipcios. Curso en 15 minutos.

La Egiptomanía es como la cocina: empiezas friendo un huevo y acabas como Mikel López Iturriaga, hecho todo un Comidista. Para muchos, el huevo frito de la egiptología es la tumba de Tutankamón y los fabulosos tesoros hallados en ella.

Con el 90 aniversario de su descubrimiento, el  4 de noviembre de 1922, por Howard Carter como percha, propongo dar unos pasitos (pocos; soy un diletante, no un experto) por los secretos de la escritura jeroglífica. Si tropiezo me avisáis.

1- ¿Cuántos jeroglíficos egipcios existen?

Muchos, muchos, muchos. Leer de corrido, como Indiana Jones, las inscripciones de los muros de los templos y tumbas faraónicos es complicado. Antes tendrás que conocer al dedillo la lista Gardiner, el diccionario básico de la escritura egipcia, que recoge 743 jeroglíficos diferentes clasificados en 26 subgrupos (deidades, partes del cuerpo, el hombre y sus ocupaciones, animales…).  En ella solo están los más comunes, los que se usaban durante el Imperio Medio. Debajo se puede ver uno de los grupos de la lista Gardiner, el que representa a las aves.

En el periodo grecorromano el número total llegó a superar los 6.000, lo que no significa que se escribiese mejor en época de Cleopatra, sino que se usaban más palabras para decir lo mismo, como los políticos. También fue un recurso empleado por los sacerdotes egipcios para ocultar sus secretos a los nuevos gobernantes del país, los griegos y los romanos.

2.-¿Cómo se pronuncian? 

Mala suerte. No podrás tirarle los tejos a Ank-Su-Namún (Patricia Velásquez), la chica mala de la película La momia (podrás escribirle cartas y papiros, eso sí): aunque se ha intentado reconstruir la fonética de los jeroglíficos a partir de los sonidos del copto, no sabemos cómo sonaba realmente la lengua de los antiguos egipcios. Podemos leerla, pero no hablarla. Como convención, en las transcripciones se suelen rellenar los espacios entre consonantes con las vocales «e» y «o»  escritas en minúsculas (en las transliteraciones que manejan los egiptólogos y filólogos se emplean unos caracteres especiales).

3.-Un poquito de historia

Hasta el hallazgo en agosto de 1799 de la piedra Rosetta, el fragmento de una estela del año 196 a.C con la inscripción de un decreto del rey Ptolomeo V del año 196 a.C. en jeroglífico, demótico (una variedad cursiva de los jeroglíficos) y griego clásico, todos los intentos por traducirlos fueron inútiles. Comparando los cartuchos con los nombres reales (Ptolomeo, Cleopatra y Alejandro Magno, entre otros) que figuraban en ella, el británico Thomas Young y el francés Jean-François Champollion lograron descifrar algunos jeroglíficos, descubriendo que también funcionaban como signos alfabéticos (al menos cuando se usaban para escribir los nombres de monarcas extranjeros:  la dinastía de los Ptolomeos era de origen griego). Un descubrimiento importante, aunque no lo aclaraba todo. Fue Champollion quien en septiembre de 1822 dio con la clave definitiva para leer las antiguas inscripciones egipcias: el sistema jeroglífico es al mismo tiempo figurativo (1),simbólico (2) y fonético (3). El jeroglífico que representa un pato, por ejemplo, admite varias interpretaciones:

(1).- Como diría Pocoyó, a veces un pato es un pato es un pato. En este caso, el signo pato se traduce simplemente como “pato”. Cuac.

(2).- Otras veces, como cuando va junto al signo que representa al sol (el dios Ra) y en compañía del nombre de un faraón, su significado es muy diferente: “Hijo de Ra”. El pato, pues, también se puede traducir como “hijo”.

(3).- El pato también funciona como fonograma bilítero: S+A, un sonido que puede servir para escribir otras palabras sin ninguna relación con los patos o los hijos. Los fonogramas son representaciones de sonidos, equivalentes a letras o grupos de dos, tres o más consonantes.

Otro ejemplo: el signo que representa un bastón sirve para escribir “bastón”, aunque lo más habitual es que se aparezca con el significado de “palabra”. El estandarte, como los que se colocaban en los pilonos a la entrada de los templos, es el determinativo de la divinidad, de losagrado (se escribe antes del bastón por respeto).

Cuando ambos signos aparecen juntos, se leen como “palabra de dios”. Si van seguidos de las tres rayitas verticales que indican el plural de una palabra, se traduce como “las palabras de dios” o las “palabras sagradas”, es decir: “los jeroglíficos” (del término griego ἱερός+γλυφίς, hierós + glifós, escritura sagrada).

4.- ¿Por dónde empiezo?
La jeroglíficos se pueden escribir en cualquier dirección:horizontalmente, de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, o verticalmente, también en ambos sentidos. La dirección de las figuras indica el sentido la lectura. El escriba suele buscar la disposición más armónica de los signos, que se inscriben en cuadrados, unidades ideales que dividen el espacio disponible. Los signos ocupan un cuarto, un tercio, la mitad o la totalidad de estos cuadrados según su morfología y entorno. A veces también juegan con la simetría.

No hay puntos ni comas. Tampoco separación entre palabras y frases. Una forma de saber dónde empieza o termina una palabra es localizar eldeterminativo, un signo que señala su función semántica, como el que indica movimiento, representado por dos piernas en actitud de andar; el que determina una acción violenta, representado por unbrazo armado, o el que indica un concepto abstracto, un papiro enrollado. Algunos signos, como los que representan la R o la T, pueden aparecer como complementos fonéticos, para enfatizar o hacer más explícito un texto.

5.- ¿Existe un alfabeto jeroglífico?
Sí, pero sin vocales. El alfabeto egipcio está formado por 28 consonantes. ¿Y las aes, oes, íes y úes que vienen en la camiseta que me compré en Asuán?, os preguntaréis algunos. No son vocales, sinosemiconsonantes, como álef, la primera letra del alfabeto hebreo, que se corresponde aproximadamente con la letra A, representada por la figura de un alimoche.

6.- Deberes para casa
La tumba más bonita y alegre de Tebas es la QV66 en el Valle de las Reinas, donde fue enterrada Nefertari, «Bella entre las Bellas»,  la esposa favorita de Ramsés II. Se cree que Nefertari (no confundir con Nefertiti) murió a los 45 años, hacia el 1255 antes de Cristo (XIX Dinastía). Los muros y techos de su tumba están decorados con frescos de vivos colores; uno de ellos muestra a la hermosa reina, vistiendo una delicada túnica de lino plisado, jugando al  Senet, una especie de ajedrez o juego de damas, sobre el que aparece esta inscripción:

Se puede traducir más o menos así: «Osiris (título honorífico que reciben los difuntos). Gran esposa del Rey, señora de las Dos Tierras, Nefertari, amada de Mut, voz verdadera ante el gran dios Osiris».

PD.- La información para esta entrada está sacada del libro El enigma de la piedra, de Christian Jacq, la Gramática egipcia de Alan Gardiner. Para quienes quieran profundizar en el tema, recomiendo el programaAmanuense (está en español y se puede descargar gratis en la web deEgiptomanía).

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *