Lecturas con valores para primaria: Cuentos con VALORES para niños ➔ MÁS DE 500 CUENTOS

Lecturas con valores para primaria: Cuentos con VALORES para niños ➔ MÁS DE 500 CUENTOS

Niveles de configuración – Moscú

Se realiza la configuración de los parámetros en el grupo “ Otros niveles
similar a configurar los parámetros del grupo “ Niveles de combustible “.

Los registros se almacenan en los datos “sin procesar” del controlador AutoGRAPH.
Después de cargar en el programa de despacho, estos datos se almacenan en la base de datos.
Al calcular un parámetro, el programa primero calcula el valor del parámetro
de acuerdo con la expresión dada. Después de eso, se realiza el filtrado primario.
lecturas calculadas: verificación de los umbrales superior e inferior de valores aceptables,
Filtrado por bandera o sensor. Luego se filtran las lecturas
desviación tolerable. Después del filtrado, las lecturas se vuelven a calcular
a las unidades de medida deseadas según la tabla de calibración. En la etapa de filtrado del valor
se almacenan en las unidades de medida en las que se almacenan en la memoria del controlador
“Autógrafo”. Si no se requiere ninguna transformación adicional, entonces
es necesario omitir la configuración de la tabla de calibración. Después de la calibración,
promedio de lecturas (si está configurado).

Esta secuencia de procesamiento debe tenerse en cuenta al establecer los umbrales
filtraciones, tolerancias, etc. Todos los ajustes relacionados con el módulo.
vista – rangos de visualización y umbrales de advertencia aplicados al parámetro
en la etapa final de procesamiento, después de promediar.

1. Ajustes generales Ajustes generales
descrito en la sección “Configuración general”, por lo que
esta sección no discutirá su configuración.

Figura 62. Configuración del grupo de parámetros “Otros niveles”.


elemento 2)

Los registros sin procesar de las lecturas se almacenan en la memoria del controlador AutoGRAPH
nivel, algunos de los cuales pueden ser erróneos. La filtración primaria incluye
incluye la exclusión de indicaciones que van más allá de los valores permitidos,
así como filtrado por estado de alimentación y sensores. Los ajustes se encuentran
en el bloque “Filtración”:

Al apagar la alimentación y los sensores – en la lista desplegable, debe
seleccione los parámetros, cuando esté apagado, se filtrarán las lecturas de nivel.
Si se seleccionan varios sensores, se filtrarán las lecturas de nivel
cuando al menos uno de estos sensores está apagado. Filtrar lecturas puede
llevarse a cabo, por ejemplo, desconectando la alimentación del controlador de a bordo
“AutoGRAPH” o sensores (por ejemplo, el sensor de encendido ON).
Umbral superior desactivado – el valor máximo de las lecturas de nivel, en
aquellas unidades de medida en las que las lecturas se registran en la memoria del controlador
“AutoGRAPH” (depende del sensor de velocidad y factores de conversión).
Cualquier lectura que supere el umbral especificado se filtrará y no
participará en el procesamiento de datos.

Umbral inferior desactivado – el valor mínimo de las lecturas de nivel, en
aquellas unidades de medida en las que las lecturas se registran en la memoria del controlador
“AutoGRAPH” (depende del sensor de velocidad y factores de conversión).
Cualquier lectura por debajo del umbral establecido se filtrará y no participará
en el procesamiento de datos.

Omitir después de encender s – tiempo después de encender la alimentación a bordo
controlador, durante el cual se omitirán las lecturas de RPM.
Este filtro introduce tiempo adicional para medir y promediar lecturas.
nivel después de encender el sistema. Saltar después de apagar de
tiempo hasta que el controlador de a bordo se apague, durante el cual
se omitirán las lecturas de nivel. Las lecturas de límite que faltan no son
participar en el promedio.

3. Montaje de la mesa de calibración ( Fig.62 , p.3)
medidas a otros o, por ejemplo, para obtener lecturas de nivel en lecturas
ADC en lecturas en litros. Si no se requiere conversión adicional,
entonces debe omitir el paso de configurar la tabla de calibración.

Para configurar la tabla de calibración del sensor en el programa AutoGRAPH
5 PRO” es necesario agregar esta tabla al registro de propiedades de transporte
medio para el que se está configurando el parámetro, luego asigne una tabla de calibración
sensor.

Detalle
la adición de una tabla de calibración al registro de propiedades se analiza en la sección
“PARÁMETROS PARA SEGUIMIENTO DEL NIVEL DE COMBUSTIBLE / DETECCIÓN DE DRENAJE Y RECARGAS”
en el ejemplo de configuración del sensor de nivel de combustible. Tabla de calibración de sensores
rpm se ajusta de la misma manera.

4. Ajuste de promedio y filtrado de picos

que se puede filtrar. El filtrado se hace por promedio
lecturas durante el intervalo (ventana de promedio) y estimaciones de la desviación de las lecturas
sensor en relación con los valores medios. Si la lectura actual excede
el valor promedio es mayor que la tolerancia, entonces la lectura
será filtrado. Para filtrar lanzamientos, habilite la opción
Elimina Lanzamientos y configura las siguientes opciones de filtrado
(Fig.62, ítem 4):

Ventana de promedio, min – intervalo de tiempo de promedio de lectura
revoluciones Desviación permitida, unidades. Rdo. – tolerancia
lecturas de la media. Después de filtrar los lanzamientos,
recálculo de las lecturas de rpm de acuerdo con la tabla de calibración, luego, si está permitido
Opción de “promedio”, cada lectura se promedia
(excepto para lanzamientos filtrados) durante un intervalo igual a la ventana de promedio especificada.

5. Configuración del rango de visualización de rpm

El rango de visualización puede ser limitado. En este caso, en la gráfica del parámetro
revoluciones se mostrarán sólo aquellos valores que no van más allá
rango permitido. Para limitar el rango de indicaciones, es necesario
vaya al grupo de configuración “Rango de visualización” y configure
los siguientes campos (Fig.62, ítem 5): Mínimo – valor mínimo del parámetro,
en las unidades del parámetro. Máximo – valor máximo
parámetro, en unidades de parámetro.

6. Configuración de los umbrales de advertencia al alcanzar el límite
valores

Para las lecturas de RPM, se pueden establecer umbrales, al alcanzar los cuales
los iconos de advertencia se mostrarán en los módulos del visor.

Los umbrales se configuran en el bloque de configuración “Umbrales”. lata total
Se pueden configurar 4 umbrales (Fig.62, ítem 6): crítico superior, advertencia superior,
Advertencia más baja y crítica más baja. Para que el umbral sea procesado,
debe establecer el valor de umbral y asignar un icono.

7. Configuración de la expresión para calcular el valor del parámetro.

El valor del parámetro se calcula a partir de la expresión dada. Para crear una expresión
es necesario seleccionar el registro del controlador de a bordo “AutoGRAPH”,
sobre la base de la cual se realizará el cálculo, luego establezca la compensación, el coeficiente
proporcionalidad y divisor, si es necesario.

La expresión también puede ser la suma o diferencia de varios parámetros.

Fig.62 muestra un ejemplo de configuración del parámetro para lectura
masa del producto (registro tipo 2) del canal de medición 3 del sistema STRUNA+.
En el programa AutoGRAPH 5 PRO, el parámetro se muestra con un desplazamiento
30 (en unidades de parámetro) y multiplicado por un factor de 2.

Biopsias repetidas de neoplasias pulmonares – indicaciones, contradicciones, resultados

Noticias de oncología
Jefe del Departamento de Oncología No. 3 del Hospital Clínico Oncológico de la Ciudad No. 1 del Departamento de Salud de Moscú (GBUZ GKOB No. 1 DZM), Profesor Asociado del Departamento de Cirugía de la Universidad Estatal FFM de Moscú. MV Lomonosova, PhD, Moscow

A pesar de una amplia gama de tecnologías que permiten obtener tejido para el examen morfológico en lesiones periféricas y focos pulmonares, la biopsia bajo control de tomografía computarizada multicorte (MSCT) es la más común debido a la relativa facilidad de reproducción, así como alta sensibilidad y especificidad llegando a 90% y 97%, respectivamente [1]. La ampliación de las capacidades de los sistemas de navegación intraoperatoria, como la fluoroscopia por TC, la navegación electromagnética y la biopsia con agujas coaxiales, permite alcanzar una sensibilidad del método del 95,2 % [2]. Hasta el día de hoy, es relevante la discusión sobre las indicaciones para la verificación de lesiones pulmonares primarias, la evaluación de los resultados de estudios no informativos y el valor diagnóstico de la biopsia repetida en diversas enfermedades pulmonares.

Indicaciones y contradicciones

Las neoplasias pulmonares periféricas deben diferenciarse de tumores malignos primarios y secundarios, cambios inflamatorios específicos (tuberculosis pulmonar), procesos benignos (fibrosis focal, enfermedades pulmonares intersticiales, neumonía, etc.) [3,4]. A pesar de la preocupación fundamental sobre la naturaleza oncológica de una lesión detectada incidentalmente en el pulmón, es importante enfatizar que más del 90% de dichos hallazgos son benignos [5]. Así, en estudios del National Lung cancer Screening Trial (NLST), DANTE, NELSON, MILD, ITALUNG, se confirmó la naturaleza oncológica entre todos los focos detectados en 1,4%, 2,5%, 0,9%, 0,5% y 1,5% de las observaciones, respectivamente. Estas cifras se pueden correlacionar con la frecuencia de verificación de NSCLC (1,4 %) cuando se examinan pacientes con focos detectados incidentalmente en los pulmones fuera del cribado [6]. De acuerdo con las recomendaciones del Grupo de trabajo de servicios preventivos de EE. UU. (USPSTF), se recomienda complementar la detección del NSCLC con una biopsia de lesiones sospechosas en pacientes de 55 a 80 años con antecedentes de tabaquismo de 30 paquetes-año o más que continúan fumando. fuma en este momento o ha dejado de fumar en los últimos 15 años. Además del tabaquismo, los factores de riesgo de la EP incluyen la edad, antecedentes oncológicos complicados, enfermedad pulmonar intersticial, enfisema y exposición a largo plazo al asbesto, el uranio y el radón [4].

Hasta el día de hoy, los programas de detección de NSCLC en Rusia son más de investigación y no tienen un impacto significativo en la mortalidad por cáncer de pulmón incluso en megaciudades y, por lo tanto, en la práctica clínica de rutina, los internistas, neumólogos y cirujanos se encuentran con más frecuencia con pacientes con focos detectados accidentalmente en los pulmones, lo que requiere enfoques diferentes de las recomendaciones desarrolladas sobre la base de estudios de detección. Sin embargo, la relación entre las lesiones pulmonares detectadas incidentalmente y los factores de riesgo de NSCLC puede tener un valor pronóstico importante e influir en la elección de las tácticas de manejo del paciente.

Según las directrices de la British Thoracic Society (BTS), ante una neoplasia pulmonar de 5 mm o más detectada incidentalmente, es necesario evaluar la estructura del tumor (sólido/subsólido), su tasa de crecimiento, el riesgo de malignidad según el modelo de Brock y datos de tomografía por emisión de positrones (PET) . Se puede sugerir una biopsia transtorácica si el tamaño del componente sólido de la lesión es mayor de 8 mm, si el riesgo de malignidad es >10% y la tasa de duplicación del volumen tumoral es <600 días [7].

La principal tarea de la biopsia transtorácica hoy en día sigue siendo la exclusión de naturaleza maligna en el caso de una primera lesión detectada en el pulmón y el diagnóstico diferencial de neoplasias detectadas en caso de generalización de un tumor de localización extratorácica. Es importante recalcar que cuando se detecta por primera vez una lesión solitaria en el pulmón en un paciente potencialmente operable y existe un alto riesgo de su malignidad según el examen radiográfico, no es necesaria la verificación morfológica, y al paciente se le puede recomendar tratamiento quirúrgico en la primera etapa. Esta posición puede estar respaldada, en primer lugar, por la tasa de error relativamente baja al seguir los protocolos de la British Thoracic Society (BTS), combinada con la alta variabilidad de los resultados con un resultado poco informativo de la biopsia transtorácica, que muy probablemente requerirá un tratamiento quirúrgico tardío. [7]. Entonces, cuando se eliminan los focos de crecimiento lento en los pulmones, su naturaleza benigna puede variar en un amplio rango, desde 9% al 64%, mientras que la aplicación de las recomendaciones de la British Thoracic Society (Directrices BTS) puede reducir la tasa de error al 5% [3].

Un grupo especial está formado por pacientes con antecedentes comórbidos agravados que están programados para radioterapia de haz externo o tratamiento farmacológico, así como un grupo de pacientes que insisten en la verificación de la enfermedad antes de iniciar el tratamiento. Es para los pacientes con un alto riesgo de tratamiento quirúrgico, lesiones pulmonares múltiples y una alta probabilidad de génesis no tumoral de la enfermedad que el tema de la verificación y el contenido de la información, incluida la biopsia repetida, es de particular importancia.

La verificación morfológica también está indicada para pacientes con funcionalidad limitada a los que no se les puede ofrecer cirugía, así como pacientes que, según datos clínicos, están indicados para tratamiento no quirúrgico (quimio o radioterapia) [6].

Las lesiones periféricas en los pulmones, detectadas durante la monitorización dinámica en el contexto de una enfermedad oncológica previamente confirmada, presentan un problema particular tanto para el diagnóstico como para la verificación radiológica. Todos los tipos de tumores pueden hacer metástasis en los pulmones, pero los más frecuentes son el cáncer colorrectal, el cáncer de mama, los sarcomas de tejidos blandos, el melanoma y el cáncer de tiroides [8]. En Quint L. E. et al. analizó la verificación morfológica de lesiones en los pulmones en 149pacientes con sobrecarga de anamnesis oncológica. En pacientes con tumores primarios de cabeza y cuello, uréteres, mama, cuello uterino, vías biliares ováricas, esófago, próstata y estómago, se confirmó con mayor frecuencia cáncer de pulmón metacrónico múltiple primario, mientras que pacientes con carcinoma primario de glándulas salivales, glándulas suprarrenales, colon, riñón, tiroides, timo y vejiga tenían aproximadamente la misma probabilidad de cáncer de pulmón metastásico y primario; en el melanoma primario, el sarcoma y el cáncer testicular, los focos en los pulmones fueron predominantemente de naturaleza metastásica. En un estudio de Mery C.M. et al. El CPNM múltiple primario y la enfermedad pulmonar metastásica en pacientes con antecedentes de cáncer se diagnosticaron en el 41 % y el 38 % de los casos, respectivamente.

La biopsia guiada por LDCT es un procedimiento seguro y bien establecido. Sin embargo, la experiencia de una institución médica y un cirujano en particular determina la amplia gama de contenido de información y la gama de complicaciones que pueden ocurrir durante la manipulación. En la mayoría de las situaciones, cuando está indicado, los beneficios de realizar TTB superan los posibles riesgos. Las contraindicaciones absolutas para la TTB son afecciones agudas, en particular, arritmias cardíacas graves, angina de pecho inestable, descompensación de insuficiencia cardíaca crónica, etc. Las contraindicaciones relativas incluyen trastornos de la hemostasia, insuficiencia renal o hepática crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica grave con volumen espiratorio forzado en 1 segundo menos de 1 l/seg o menos del 35% del valor predicho, hipertensión pulmonar, neumonectomía previa, imposibilidad de proporcionar una trayectoria segura para el acceso a la educación, difícil contacto con el paciente, dificultades para asegurar el posicionamiento necesario del paciente en la mesa , etc. Sin embargo, las contraindicaciones enumeradas tienen un carácter relativo y pueden interpretarse de forma diferente según la situación clínica específica y la experiencia del cirujano. Es mucho más importante resaltar la contraindicación “absoluta” de cualquier estudio intervencionista, cuando sus resultados no afectarán las tácticas de tratamiento del paciente.

Evaluación de la importancia diagnóstica del estudio

A pesar de la gran cantidad de estudios que evalúan los resultados de la TTB bajo TC, la verdadera efectividad clínica del método sigue siendo un tema de debate. El contenido de información de TTB bajo el control de MSCT en diferentes estudios varía ampliamente. Por lo tanto, la sensibilidad del método es 72-97%, especificidad – 86.5-100%, precisión diagnóstica – 86.5-98% [3,4,9-11]. La eficacia clínica de la TTB guiada por TC depende de muchos factores: técnica de biopsia, experiencia del médico, grupo de pacientes analizados y muchos otros factores. Por lo tanto, teniendo en cuenta la heterogeneidad de los pacientes en los estudios, es difícil evaluar objetivamente la efectividad general del método.

Lee y colaboradores realizaron un estudio multicéntrico para evaluar la eficacia de la TTB guiada por imágenes. Los autores analizaron los resultados de 9384 BTT primarias en 9239 pacientes bajo fluoroscopia o TC. La sensibilidad, especificidad y precisión del método fueron 82,5%, 86,5% y 91,1%, respectivamente. La frecuencia de errores de diagnóstico fue del 8,9%, el riesgo de error aumentó con el tamaño del tumor ≤2 cm, estructura subsólida del tumor, naturaleza benigna del tumor [12]. De interés es el trabajo de Lee et al. 2014, en el que el mismo grupo de autores en una muestra de 1153 pacientes tuvo una sensibilidad, especificidad y precisión significativamente más altas – 95,7%, 100% y 97%, respectivamente [9]. La diferencia en los indicadores de eficacia clínica puede indicar indirectamente la ausencia de una contribución significativa del volumen de procedimientos realizados previamente a la efectividad del estudio, por un lado, y la influencia de un gran número de factores (tamaño y densidad del foco , técnica de biopsia, antecedentes oncológicos, enfisema pulmonar, servicio morfológico, etc. ) sobre el resultado final biopsia sobre el otro.

Welborn et al. analizó los resultados de TTB bajo control CT en 955 pacientes (el tamaño medio del tumor fue de 3,0±2,1 cm): la sensibilidad, la especificidad y la precisión diagnóstica fueron del 87,5%, 94,5% y 89,1%, respectivamente, con una tasa de neumotórax pospunción de hasta el 26,4%. Los autores explican los valores relativamente altos de especificidad por la observación a largo plazo de los pacientes por parte de los cirujanos torácicos hasta el primer intento de verificar el diagnóstico, lo que predeterminó una confianza significativa en la naturaleza maligna de la formación [11].

Se debe prestar especial atención al análisis de biopsias realizadas en pacientes con lesiones menores de 20 mm y/o lesiones en vidrio deslustrado. Por ejemplo, en un estudio de Tian et al. la sensibilidad y especificidad en biopsia de lesiones con un tamaño promedio de 1,8 ± 0,6 cm (en 560 pacientes) fue de 92% y 98,6%, y la precisión diagnóstica es 94,6%. Los autores concluyeron que los factores que afectaron negativamente la precisión diagnóstica fueron el tamaño de la lesión <10 mm, la ubicación de la neoplasia en el lóbulo inferior del pulmón y el desarrollo de neumotórax durante la biopsia [13].

Huang et al. La precisión diagnóstica de la biopsia transtorácica bajo control de MSCT para lesiones con un diámetro de ≤1,5 ​​cm (n=43) y >1,5 cm (n=155) fue del 83,7 % y 96,8 %, respectivamente [2], lo que también indica una disminución en el contenido de información de una biopsia en el estudio de pequeñas formaciones pulmonares periféricas. Sin embargo, en muestras más grandes de pacientes, en particular, en el trabajo de Yun et al., no hubo una diferencia estadísticamente significativa entre la biopsia de formaciones sólidas y subsólidas: los autores evaluaron la eficacia clínica de TTB en 354 pacientes, de los cuales 54 las observaciones tenían estructuras pulmonares subsólidas. En ambos grupos, la sensibilidad del método fue del 83%, la especificidad – 99%, precisión general – 87,6%. A pesar de la ausencia de diferencias estadísticamente significativas en los resultados de una biopsia de lesiones sólidas y parcialmente sólidas en los pulmones, llama la atención el valor predictivo negativo relativamente bajo del estudio: 58,3% versus 70,9%, respectivamente, lo que puede dar lugar a discusión cuando decidir sobre una biopsia o un tratamiento quirúrgico primario para pacientes con lesiones en vidrio esmerilado observadas a largo plazo. Además, los autores no evaluaron los resultados de las biopsias repetidas en ambos grupos. En un metanálisis de DiBardino et al. Se analizaron 48 estudios de biopsia guiada por TC. La precisión diagnóstica global del método fue de 92,1%, sensibilidad – 92,1%, especificidad – 100%. Los autores notaron un efecto negativo de la estructura de la lesión en vidrio esmerilado en el pulmón sobre la precisión diagnóstica de una biopsia, a pesar de que un tamaño tumoral de menos de 10 mm no redujo significativamente la precisión (92,6 %) y la sensibilidad (88,7 %). ) del estudio [14].

Por lo tanto, en la mayoría de los estudios, se observaron altas tasas de eficacia clínica de la biopsia transtorácica de lesiones periféricas en los pulmones bajo control de TC. Sin embargo, hay resultados del estudio poco informativos, sobre la base de los cuales es imposible diferenciar de manera confiable un proceso maligno y benigno y, por lo tanto, considerar una biopsia como diagnóstico [15]. La exclusión de tales resultados del cálculo de la eficacia clínica puede sobrestimar significativamente la sensibilidad del método en estudio. Una evaluación de la prevalencia real de resultados no informativos puede formar una idea más correcta de la efectividad clínica de varias opciones para la verificación mínimamente invasiva de lesiones periféricas en los pulmones e influir en la elección de tácticas para examinar a los pacientes.

Al comparar la sensibilidad, especificidad y precisión de la biopsia transtorácica guiada por MSCT con el número de biopsias realizadas en el estudio, un aumento en el número de pacientes no conduce a un aumento significativo en la efectividad clínica del estudio. Así, en estudios con más de 1000 pacientes/biopsias, los indicadores de precisión diagnóstica son comparables con valores similares en grupos con menor número de pacientes.

La importancia diagnóstica está influenciada por factores de diversa naturaleza, en particular, áreas de estructura subsólida en el foco estudiado, el número de muestras obtenidas durante el estudio, el volumen de la biopsia, la duración de la observación por especialistas y el grado de confianza en el carácter maligno de la formación, el tamaño del tumor, etc. [3,5]. Los factores más significativos que influyeron en la efectividad de la técnica en estudios previos fueron el pequeño tamaño de la lesión, el desarrollo de complicaciones durante la manipulación, la presencia de áreas en vidrio deslustrado (GGO), el número de puntos de donde se obtuvo la biopsia, la localización del tumor, la estructura de la lesión y su naturaleza benigna [12-14].

La frecuencia de estudios no informativos

Los resultados de biopsia transtorácica totalmente no informativos, según diferentes autores, oscilan entre el 15% y el 32,4% de todos los estudios [2,5,18]. Uno de los problemas no resueltos de la verificación morfológica mediante técnicas de punción es la obtención de falsos positivos y falsos negativos. Un resultado falso positivo de una biopsia transtorácica ante la sospecha de CPNM es un fenómeno casuísticamente raro que se presenta en menos del 2% de los casos, a diferencia de un resultado falso negativo, en el que la probabilidad de confirmar el carácter tumoral de la lesión en el pulmón, según Borelli C. et al., puede alcanzar el 67% [17]. El valor predictivo negativo de la biopsia no informativa de neoplasias pulmonares, según diferentes autores, varía ampliamente, del 33% al 68% [15,18]. La verdadera evaluación de resultados erróneos en la práctica clínica real puede ser difícil y, en casos dudosos, requiere diagnósticos invasivos adicionales.

En un metanálisis de Chae K. et al. analizaron los resultados de 35059 biopsias transtorácicas de neoplasias pulmonares bajo control de TCMC en 143 estudios. En el 6,8% de los casos, luego de una biopsia exitosa, el material no fue suficiente para un diagnóstico diferencial entre la naturaleza maligna y benigna de la neoplasia. El grupo de biopsias no informativas es de interés principalmente porque, con un examen adicional, la frecuencia de lesiones tumorales de pulmón no diagnosticadas alcanza el 590,3 % en comparación con los hallazgos de biopsia benignos inespecíficos y específicos (20,6 % y 1,5 %, respectivamente). Los estudios no informativos pueden reducir la sensibilidad y la especificidad de la TTB-TC al 4,5 % y al 10,7 %, respectivamente, y la probabilidad de obtener material no informativo durante una biopsia en una lesión primaria maligna y benigna en el pulmón fue del 4,4 % y el 10,4 %, respectivamente. 17]. La obtención de material no informativo aumenta significativamente la necesidad de estudios adicionales (incluyendo PET-CT) o procedimientos quirúrgicos (re-biopsia, biopsia pulmonar toracoscópica) [15].

Un resultado no informativo de la biopsia transtorácica es más probable en caso de focos benignos inespecíficos y neoplasias de los pulmones, como neumofibrosis focal, neumonía, inflamación crónica, etc. ; puede alcanzar el 20,6%, mientras que las formaciones benignas específicas se asocian con mucha menos frecuencia a un resultado no diagnóstico: 1,5%. Los hallazgos no específicos de la biopsia transtorácica son indistinguibles de los hallazgos no informativos debido a la necesidad de repetir la biopsia y/o procedimientos más invasivos como la toracoscopia diagnóstica [19].].

Una causa frecuente de biopsia pulmonar no informativa es la hiperplasia adenomatosa atípica (HAA), una proliferación focal periférica de células epiteliales cuboidales atípicas a lo largo de los alvéolos y los bronquiolos [16]. La hiperplasia adenomatosa atípica es una lesión precancerosa en la que el diagnóstico diferencial basado en material de biopsia de adenocarcinoma pre o mínimamente invasivo puede ser difícil. La frecuencia de confirmación de tumor maligno en el diagnóstico final tras la comprobación primaria de hiperplasia adenomatosa según datos de biopsia alcanza el 88,9%, que es comparable a la frecuencia del diagnóstico final en casos de sospecha de células atípicas por examen citológico (91,1%) [17].

Resultados de biopsias repetidas

Los informes sobre biopsias repetidas de neoplasias pulmonares son raros. A pesar de que la frecuencia de resultados no informativos de los diagnósticos intervencionistas puede alcanzar el 22-28%, no existen estudios sobre la eficacia clínica de la repetición de biopsias de forma aislada. Sin embargo, existen muchos indicadores que evalúan la morfología final de los focos pulmonares, a partir de los cuales es posible tomar una decisión tanto sobre la repetición de la biopsia, la intervención quirúrgica y la observación dinámica. Cabe señalar que no en todos los estudios con un resultado de biopsia inicialmente bajo o poco informativo, los autores recomiendan una nueva verificación.

En un análisis retrospectivo, Mills et al. de 867 biopsias (realizadas en 772 pacientes, el tamaño medio de la lesión fue de 3,5±2,5 cm), el 87,2% fueron técnicamente exitosas. Se realizaron biopsias repetidas en 88 (10,1%) pacientes. Las indicaciones más comunes para repetir las biopsias fueron la necesidad de material adicional para el análisis molecular, la presencia de otra masa sospechosa, muestras no informativas y el desarrollo de resistencia a la quimioterapia durante el tratamiento farmacológico del NSCLC.

Boreli C. et al. se realizó una evaluación retrospectiva de los resultados informativos y no informativos de 183 biopsias pulmonares en 170 pacientes. Se obtuvo un resultado no informativo después de 33 (18%) de 183 biopsias primarias, luego de lo cual los pacientes fueron derivados para repetir la biopsia, cirugía u observación en 7, 18 y 8 casos, respectivamente. Los autores destacan que en 22 (66,7%) casos de biopsias no informativas, finalmente se confirmó el carácter maligno del tumor de pulmón. Los factores de riesgo independientes para la biopsia no informativa fueron el tamaño del tumor menor de 20 mm y su verdadera naturaleza benigna [15].

Analizamos nuestra propia experiencia en la realización de biopsias transtorácicas de tumores pulmonares primarios y secundarios bajo control de TCMC en el Hospital Clínico Oncológico No. 1 de la Ciudad de Moscú desde octubre de 2019 hasta diciembre de 2020. Se realizaron un total de 176 biopsias en 158 pacientes con un mediana de edad 70 (63-77) años. De 158 pacientes, la primera biopsia fue informativa en 139 (87,97%) pacientes (IC 95% 81,98-92,16%). Se realizaron biopsias repetidas en 18 (11,39%) pacientes de 158. De los 18 pacientes seleccionados para biopsia repetida, el estudio fue informativo en 16 (890,89%, IC 95% 67-97%).

Tongbai y col., Otto y col. la verificación de NSCLC durante la biopsia repetida fue del 63% y 55%, respectivamente [16]. En nuestro estudio, en pacientes con un resultado de biopsia no informativo, en un examen más detenido, la naturaleza maligna de las neoplasias se confirmó en el 23 % de los pacientes con resultados de TTB benignos, en el 23,5 % con biopsias no informativas y en el 43 % con biopsias no informativas. El CPNM se diagnosticó en el 36,8 % de los pacientes con biopsia primaria negativa. En grandes estudios, la frecuencia de diagnóstico de NSCLC en pacientes después de una primera biopsia transtorácica no informativa varía de 20,6% a 59. 3% [19].

En un estudio de Yountong Ma et al. Se evaluó la correlación entre el resultado no informativo de la biopsia primaria de las neoplasias pulmonares, sus características radiológicas y el estudio morfológico final. Así, de 1525 biopsias primarias, 243 (15,9%) no fueron informativas, de las cuales 80 fueron seleccionadas para reexaminación. Los estudios repetidos incluyeron biopsia, tratamiento quirúrgico u observación dinámica, durante los cuales fue posible establecer finalmente un diagnóstico morfológico. Así, en 34 (42%) observaciones de 81, se confirmó la naturaleza maligna del tumor. Los autores concluyeron que una evaluación aislada de lesiones sospechosas utilizando el modelo de Herder o Brock tiene un valor predictivo bajo para NSCLC, mientras que cuando se obtuvo neumonía organizada en la biopsia primaria, hubo el menor riesgo de confirmar cáncer de pulmón [20]. Con una alta probabilidad de naturaleza maligna de una neoplasia pulmonar según los datos de MSCT y una primera biopsia no informativa, se puede recomendar una segunda biopsia.

Conclusión

La biopsia transtorácica de neoplasias y focos en los pulmones es un método de investigación altamente informativo que permite verificar el diagnóstico morfológico con alta precisión en la gran mayoría de los pacientes. Un grupo especial está formado por pacientes con un resultado no informativo de la biopsia primaria, cuya proporción oscila entre el 12% y el 32%. Hoy en día, no existen recomendaciones generalmente aceptadas para el manejo de pacientes con un resultado no informativo de un estudio morfológico. La elección de un método de diagnóstico adicional (biopsia repetida, resección pulmonar toracoscópica u observación dinámica) debe basarse en una evaluación multidisciplinar de la semiótica radiológica, la localización, el tamaño y el número de focos en los pulmones, su dinámica de crecimiento, la historia oncológica, el estado del parénquima pulmonar y los antecedentes comórbidos del paciente.

Referencias:

  1. Zhu J, Wang X, Qu Y, Wen Z. Biopsia con aguja gruesa guiada por TC del pulmón en pacientes con neoplasia maligna primaria sospechosa de metástasis pulmonar: experiencia de 5 años en una sola institución. Diagnóstico Interv Radiol. 2021; 27:534-541. DOI: 10.5152/dir.2021.20042.
  2. Huang MD, Weng HH, Hsu SL, et al. Precisión y complicaciones de la biopsia de núcleo pulmonar guiada por TC en nódulos pequeños: una experiencia de un solo centro. imágenes de cáncer. 2019; Vol.19, No.1, P.1-10.
  3. McNulty W, Baldwin D. Manejo de nódulos pulmonares. BJR Abierto. 2019; 1:20180051.
  4. Khan T, Usman Y, Abdo T, et al. Diagnóstico y manejo del nódulo pulmonar periférico. Anales de medicina traslacional. 2019; Vol.7, No.15, P.348-348.
  5. Lee KH, Lim KY, Suh YJ, Hur J, Han DH, Kang MJ, Choo JY, Kim C, Kim JI, Yoon SH, Lee W, Park CM. Biopsia con aguja transtorácica percutánea no diagnóstica de lesiones pulmonares: un estudio multicéntrico del riesgo de malignidad. radiología. marzo de 2019; 290(3): 814-823. DOI: 10.1148/radiol.2018181482.
  6. Callister MEJ, Baldwin DR, Akram AR, Barnard S, Cane P, Draffan J, et al. Directrices de la British Thoracic Society para la investigación y el tratamiento de los nódulos pulmonares. Tórax. 2015; 70 Suplemento 2(Suplemento 2): ii1-54. doi: https://doi.org/10.1136/thoraxjnl-2015-207168.
  7. Directriz

  8. BTS para nódulos pulmonares. Directriz de la Sociedad Torácica Británica Onno Mets y Robin Smithuis el Centro Médico Académico, Ámsterdam y el Hospital Alrijne, Leiderdorp, Países Bajos. http://www.radiologyassistant.nl/en/p59d9bb5a1bbd7/bts-guideline-for-pulmonary-nodules.html.
  9. Hanamiya M, Aoki T, Yamashita Y, Kawanami S, Korogi Y. Frecuencia y significado de los nódulos pulmonares en TC de sección delgada en pacientes con neoplasias malignas extrapulmonares. EurJRadiol. 2012; 81:152-7. doi: https://doi.org/10.1016/j.ejrad.2010.08.013.
  10. Lee SM, Park CM, Lee KH, et al. Biopsia con aguja transtorácica percutánea guiada por tomografía computarizada de haz cónico de brazo en C de nódulos pulmonares: experiencia clínica en 1108 pacientes. radiología. 2014; Vol.271, No.1, P.291-300.
  11. Kachur A.K., Shrainer I.V., Lyadov V.K. Experiencia en oncología. Problemas de oncología. 2016; T.62, No.5, C.676–679.
  12. Welborn SL, Ohori NP, Nason KS. Biopsia guiada por tomografía computarizada percutánea realizada por cirujanos torácicos en 955 pacientes: un cambio de paradigma en los procedimientos torácicos guiados por imágenes. Revista de Cirugía Torácica y Cardiovascular. 2019; Vol.157, No.3, P.1239-1245.
  13. Lee KH, Lim KY, Suh YJ, et al. Precisión diagnóstica de las biopsias pulmonares con aguja transtorácica percutánea: un estudio multicéntrico. Revista coreana de radiología. 2019; Vol.20, No.8, P.1300-1310.
  14. Tian P, Wang Y, Li L, et al. Biopsia con aguja gruesa transtorácica guiada por TC para lesiones pulmonares pequeñas: rendimiento diagnóstico y adecuación para pruebas moleculares. Revista de enfermedades torácicas. 2017; Vol.9, No.2, P.333-343.
  15. DiBardino DM, Yarmus LB, Semaan RW. Biopsia transtorácica con aguja del pulmón. Revista de enfermedades torácicas. 2015; Vol.7, Suplemento 4, P.S304-S316.
  16. Borelli C, Vergara D, Simeone A, Pazienza L, Castorani G, Graziano P, Di Micco C, Quarato CMI, Sperandeo M. Biopsia transtorácica de lesiones pulmonares guiada por TC: resultados diagnósticos versus no diagnósticos. diagnósticos 2022; 12, 359. https://doi.org/10.3390/diagnostics12020359.
  17. Tongbai T, McDermott S, Kiranantawat N, et al. Biopsia percutánea con aguja guiada por TC no diagnóstica del pulmón: factores predictivos y diagnósticos finales. Revista coreana de radiología. 2019; Vol.20, No.11, P.1515-1526.
  18. Chae KJ, Hong H, Yoon SH, et al Resultados no diagnósticos de la biopsia transtorácica percutánea con aguja: un metanálisis [recurso electrónico]. ciencia Reps. 2019; Vol.9, No.1, P.12428. https://www.nature.com/articles/s41598-019-48805-x#citeas.
  19. Fontaine-Delaruelle C, Souquet P-J, Gamondes D, Pradat E, De Leusse A, Ferretti GR, Couraud S.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *