Parto segundo embarazo: lo que necesitas saber- Natalben

Parto segundo embarazo: lo que necesitas saber- Natalben

lo que necesitas saber- Natalben

Parir por segunda vez, ¿será igual de complicado? 


Si ya tienes un hijo y te encuentras embarazada de nuevo, es probable que te preguntes cómo será este segundo parto. Con la ayuda de la doctora Mónica Martín, ginecóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario, de Madrid, te contamos cómo suelen ser los partos de las mujeres que dan a luz por segunda vez

Es muy posible que ya te hayas dado cuenta de que hay algunas diferencias entre este embarazo y el anterior. Por ejemplo, las contracciones de Braxton Hicks “puede que las sienta más”, aunque también advierte la ginecóloga que “es una percepción muy variable entre las gestantes”. No obstante, la experiencia en el embarazo, como dice el dicho, es un grado. La madre va a estar muy atenta al proceso e identificará rápidamente el tipo de contracciones porque ya las ha experimentado con su primer hijo.

Puedes notar más las contracciones del segundo bebé


“Muchas veces -indica- el hecho de haber tenido un parto previo, y por tanto contracciones, puede hacer que la mujer sepa cuál es la sensación y las identifique mejor”.  Una de las mayores preocupaciones de las mujeres que tuvieron un primer parto complicado es que en el segundo la experiencia sea similar. Sin embargo, no tiene por qué ser así. “Es un miedo habitual de la paciente que ha tenido un parto largo o un expulsivo prolongado o con fórceps o con un gran desgarro. Siempre intentamos tranquilizar a las gestantes en este sentido porque lo más frecuente es que el segundo parto sea siempre más corto y sencillo para la madre”, explica la doctora Martín.

Segundo parto: entre las semanas 38 y 39


De hecho, las mujeres suelen referir que el segundo parto suele ser mucho más fácil y los médicos afirman que presenta menos complicaciones.  Según la doctora Mónica Martín, hay menos riesgo de:

Diferencias entre el primer y segundo parto


Suele ser más corto

Todas las fases de parto se acortan en las mujeres en un segundo parto, tanto la parte latente, es decir las de las contracciones irregulares, como la de dilatación y el expulsivo.  “Por eso se aconseja acudir un poco antes al hospital”, afirma la doctora Martín. 

Si en un primer parto, los ginecólogos suelen aconsejar que se vaya al hospital a la hora y media de tener contracciones regulares cada cinco minutos, pero cuando se ha dado a luz anteriormente aconsejan acudir al hospital cuando durante hora y media se hayan tenido contracciones cada diez minutos.

El cérvix se borra y se dilata a la vez

 

El motivo es que hay una fase del parto que las mujeres multíparas prácticamente se “saltan”: el borramiento del cuello del útero. Cuando una mujer que nunca ha dado a luz se pone de parto, el cuello del útero o cérvix lentamente se va estirando y volviéndose más delgado y una vez que se ha producido este proceso, empieza a dilatarse para que el bebé pueda pasar por el canal del parto. Tras ese primer parto, el cuello del útero no recupera su estado previo. Cuando hay un segundo parto, el proceso de borramiento y dilatación es simultáneo.

El parto puede doler menos


Como tanto la fase de dilatación como el periodo expulsivo del parto se acortan en el tiempo, el dolor es menor. “También el hecho de haber pasado por el proceso previo ayuda a sobrellevar mejor las circunstancias”, nos comenta la doctora Martín. 

¿El segundo parto será también por cesárea?


Si tuviste un parto por cesárea con tu primer hijo, tu segundo retoño no tiene por que nacer así. Según la doctora Mónica Martín, “si el periodo entre los dos partos es mayor de 18 semanas puede intentarse un parto por vía vaginal, siempre que previamente la gestante esté de acuerdo”. Sí es verdad que si la cesárea anterior se practicó por desproporción pélvico-cefálica, frecuente cuando el niño es grande, o por no progresión de parto “tienen más riesgo de una segunda cesárea”, aunque no se contraindica un parto vaginal.

Cuándo será una cesárea segura

Pero por supuesto no siempre es posible. No se podrá intentar un parto vaginal si la primera cesárea se realizó por que la mujer antes del parto tuvo:

  • Una rotura del útero​​​​​
  • Una cirugía uterina en la que se practicó una incisión en la cavidad endometrial 
  •  O si la incisión de la cesárea que se le practicó la primera vez fue a lo largo (desde el ombligo hacia el pubis) o en forma de T. Aunque como nos apunta la doctora Martín, no es frecuente que la cesárea hoy se lleve a cabo con estas técnicas, “si [dicha incisión] se realiza hay que comunicar a la paciente que el siguiente parto siempre será por cesárea”.

Cómo es el segundo posparto 


Las mujeres que han tenido hijos previamente suelen tener un mejor posparto, en parte porque el riesgo de parto instrumental o de desgarro es menor. Sin embargo, hay algunas molestias que suelen ser más complicadas:

  • Los entuertos: Son contracciones del útero que se producen inmediatamente después del nacimiento del bebé y en los primeros días tras el parto para expulsar los coágulos que se acumulan en la cavidad uterina y para que el útero recupere su tamaño habitual. “A partir del segundo parto como el músculo está ‘dado de sí’, ha perdido parte de la elasticidad y necesita contraerse con más fuerza. Por eso los entuertos duelen más”, afirma la doctora Martín.
  • Hemorragia o loquios: Son las pérdidas de sangre vaginal que se producen por la herida que la placenta dejó en la pared del útero. En el segundo parto, esas hemorragias son mayores que en el primero también porque el útero está más dilatado y tarda más en contraerse.
  • Trombosis venosa: Existe un riesgo mayor de que se generen trombos, en parte porque la edad de la madre, que obviamente es más avanzada, y por el hecho de haber tenido más hijos.

Caridad Ruiz

Redactora experta en Salud

¿Cómo será tu segundo parto? Diferencias y particularidades

Embarazo y parto ·Parto

El segundo embarazo se vive con mayor serenidad, pero a menudo también con mucho más cansancio por tener que cuidar a al hijo mayor.

Te contamos qué más puede cambiar y no te esperabas.

Actualizado a

Las molestias y el cansancio de la recta final de la gestación se ven compensados. Más corto y fácil, el nacimiento del segundo hijo suele ser una experiencia que se disfruta más.

el primer embarazo es diferente Al segundo

Si en el primero la emoción por tener un hijo se mezcla con la fascinación por lo que el propio cuerpo es capaz de hacer y cierto miedo al parto por ser algo desconocido, todas las madres coinciden en señalar que la ilusión por tener un nuevo hijo en brazos no mengua en las siguientes ocasiones.

11 situaciones diarias que cambian en el embarazo

“El primero da más vértigo; con el segundo la ilusión es más serena, ya sabes lo que es”, cuenta Lorena, mamá veterana.

Así es, el segundo embarazo se vive con mayor serenidad, pero a menudo también con mucho más cansancio, debido al mayor trabajo y menor tiempo libre que supone cuidar al hijo mayor.

Zonas más sensibles

¿Hay que tomar medidas diferentes por haber tenido embarazos previos? Si repasamos las partes del cuerpo a las que un segundo embarazo puede afectar de manera específica, el sistema venoso es quien se lleva la palma, ya que a medida que se van teniendo más embarazos, aumentan las probabilidades de tener varices y hemorroides.

En el segundo embarazo, aumentan las probabilidades de tener varices y hemorroides

Ambas aparecen por la presión que el peso y el volumen del embarazo ejercen en el sistema venoso, dificultando el flujo de la sangre en su camino de retorno al corazón.

Para prevenirlas, lo ideal es encontrar varios momentos para tumbarse durante el día y, sobre todo, evitar permanecer largas horas de pie o sentada.

Estas recomendaciones también son válidas para ayudar a prevenir el descenso del útero y la vejiga. Si las varices ya son un problema antes del embarazo, el uso de medias elásticas compresivas quizá pueda hacer más llevadera la situación.

Embarazo libre de diabetes gestacional

Por el hecho de tener más edad, la probabilidad de sufrir diabetes gestacional es un poco más elevada. Para sortearla es importante elegir bien los alimentos que componen la dieta diaria, evitando los que contienen azúcares y harinas refinadas –refrescos, bollería, dulces, etc.– y escogiendo preferiblemente alimentos integrales –pan, arroz…–, legumbres y verduras.

En cambio, hay un trastorno que tiende a producirse con menor frecuencia en los segundos y siguientes embarazos: la preeclampsia.

Problemas de espalda

En un segundo embarazo también es más probable que aparezcan dolores lumbares, en parte debido a la sobrecarga que supone coger en brazos a menudo al hermano o hermanos mayores.

Pueden aparecer dolores lumbares: al embarazo se suma el hecho de coger en brazos al hijo mayor

Es el mismo problema que cuando se carga con bolsas de la compra. La norma general de prevención es flexionar las piernas para agacharse en lugar de doblar la espalda. Practicar yoga puede ser un buen antídoto.

“En el primer embarazo tuve ciática las últimas semanas. En el segundo, tenía una espalda a prueba de bomba. Hasta cogía al mayor en brazos. Quizá hacer yoga desde el principio tuvo algo que ver”, explica Lorena.

¿La bolsa se rompe antes?

En contra de lo que se podría pensar, el esfuerzo físico, el cansancio por cuidar a los hijos mayores o la repetición de embarazos no son factores que influyan en la rotura de la bolsa de aguas.

Sí lo es el estrés emocional mantenido, en concreto, el miedo.

¿se adelanta el parto o se retrasa?

Ni una cosa ni la otra. La creencia de que el segundo y los siguientes embarazos son un poco más cortos que el primero está muy extendida. Incluso se ha llegado a decir que el segundo parto se produce una semana antes. Pues no es cierto.

La duración media de un embarazo, tanto del primero como de los posteriores, es de 266 días

Estadísticamente, la duración media de un embarazo, desde la fecundación hasta el nacimiento, es de 266 días tanto para primeros embarazos como para segundos.

Por supuesto, hay desviaciones con respecto a la media, pero estas desviaciones tienen que ver, casi siempre, con la constitución genética y, en algunos casos, con factores emocionales o infecciosos.

¿El parto es más corto?

De media, el segundo parto dura entre la mitad y dos terceras partes de lo que duró el primero. El tercero tiene una duración aún menor.

El preparto suele ser especialmente corto comparado con el primero porque el cuello del útero ya se acortó en una ocasión y perdió su rigidez original.

Y también porque, probablemente, en el segundo embarazo ha habido más contracciones de Braxton Hicks, esas contracciones de entrenamiento, irregulares no dolorosas, que ayudan a que el cuello del útero se acorte.

Embarazo a los 40 años: riesgos y cuidados

En el primer parto es habitual que la mujer acuda al hospital creyendo que el desenlace es inminente, cuando en realidad está aún en la fase preparto.

La segunda vez eso no suele ocurrir, no solo porque ya sabes lo que es el preparto, sino también porque es más corto: cuando te quieres dar cuenta, ya estás de parto de verdad, con contracciones largas y frecuentes.

La fase de dilatación también suele durar menos en el segundo parto: un 60% de media. Eso se debe a que el cuello del útero ya pasó antes por el proceso de dilatación y sus fibras tienen más facilidad para la elongación.

La fase de dilatación y la de pujos suelen durar menos en el segundo parto

Esta orientación también es válida en el caso de que el primer parto fuera por cesárea: si se practicó cuando la mujer estaba de 8 cm, y tardó cinco horas en pasar de 3 a 8 cm, en esta ocasión es probable que lo logre en tres horas.

La fase de pujos también acostumbra a ser más corta en los partos posteriores: no es la primera vez que el canal del parto se abre para dar paso a la cabeza de un bebé. La duración media de esta fase suele ser un 60% de la del primer parto.

El alumbramiento, en cambio, puede resultar más largo

El alumbramiento, el tiempo que va desde que nace el bebé hasta que se alumbra la placenta, no solo no es más corto en el segundo parto, sino que, por el contrario, puede resultar más largo… en los casos de alumbramiento espontáneo. Cuando este se dirige con oxitocina intravenosa, masaje uterino y tracción mantenida del cordón umbilical, no hay diferencias.

¿Hay cosas que pueden ir peor en el segundo?

Pues bien, con cada embarazo aumenta la probabilidad de que en el momento de salir la placenta exista una hemorragia. A un útero muchas veces distendido por embarazos previos le cuesta más contraerse para cerrar los vasos capilares durante o después de la salida de la placenta.

De todos modos, no hay que ser alarmistas. Estamos hablando de medias, de estadística. Individualmente, un parto puede estar muy alejado de estas referencias.

También hay que decir que la probabilidad de tener una hemorragia se ve aumentada por otros factores, como el número de horas de parto o la administración de oxitocina para forzar las contracciones.

Recomendaciones importantes

  • Poner al bebé sobre la madre nada más nacer para que se prenda al pecho espontáneamente estimula la contracción del útero y es un factor universal de reducción del riesgo de hemorragia, además de favorecer el vínculo.
  • También, a más embarazos, más duelen los entuertos, esas contracciones que se producen cuando el bebé mama. Esta es otra de las diferencias.
  • Si ambos partos son vaginales, todo lo demás, en general, es más fácil en la segunda gestación. Por ejemplo, la probabilidad de desgarros o de episiotomía desciende. Aun así, si tras el primer parto hay que cuidar el periné, en el segundo hay que hacerlo todavía más.
  • Y ¿cómo se cuida? La norma general es realizar reposo relativo en los cuarenta días que siguen al parto: evitar esfuerzos y hacer varias siestas a lo largo del día. El bebé se despertará para mamar varias veces cada noche, por lo que, durante el día, es fundamental echarse para descansar mientras él duerme.

Loading…

Newsletter

Recibe cada semana toda la actualidad y los mejores consejos de salud para cuidarte día a día. Ver ejemplo

Suscribiéndote a nuestra newsletter, estás
aceptando la Política de Privacidad

Deseo recibir comunicaciones comerciales sobre productos y/o servicios ofrecidos por la Comunidad RBA. Ver la Política de Privacidad

Deseo recibir comunicaciones comerciales de terceras empresas colaboradoras de la Comunidad RBA. Ver la Política de Privacidad

Web acreditada por:

Entidades sanitarias colaboradoras:

Saber Vivir es una web especializada en salud y bienestar. Nuestros artículos se redactan con fines informativos y, en ningún caso, pueden sustituir el diagnóstico de un profesional. Ante cualquier problema de salud, consulte con su médico.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Saber Vivir?

Global Community — La Leche League International

Katı Gıdalara Geçiş: Ne Zaman Uygundur?

Sunday, May 7, 2017

Katja Leccisi, MD, RDN, Mont-Tremblanc, Quebec, Canada İyi beslenmek; dengeli ve çeşitli bir beslenme programı dahilinde, besinleri doğal hallerine en yakın biçimde yemek demektir. Bu yazı dizisi bebeğinizin ilk tadımdan ilk yıla kadar beslenmesiyle ilgili farklı bakış açılarını inceleyecektir. Bebeğinize ne zaman ek gıdalar … Read More

» sencillo» y sano pero sobre todo, deseaba con todami alma un parto natural sin anestesia, ese era mi sueño. Soy una mujer muy deportista, casi nunca me enfermo y … Read More

Breastfeeding in public places

Monday, January 30, 2017

Diane Wessinger, MS, IBCLC 35 years ago, when my first baby was about 6 weeks old, I sat in the waiting room waiting for the doctor to call me. In the room, besides me, there was another … Read More

Con quale frequenza realmente l’allattamento fallisce?

Monday, January 30, 2017

Pamela Morrison, IBCLC, West Sussex, UK Immaginate anche che sia disponibile ovunque, che non richieda magazzini o trasporti – e che aiuti le madri a pianificare le loro famiglie e a ridurre il rischio di … Read More

Jak často kojení doopravdy troskotá?

Monday, January 30, 2017

Pamela Morrison, IBCLC, West Sussex, UK Přeložila: Míša Laudicina Revidovala: Jana Vitáková Představte si, že by vědci přišli na nový „lektvar snů“, jímž by se dalo nasytit každé novorozeně a jenž by dokázal poskytnout imunitu miminkům kdekoliv na světě. Představte si také, že by tento produkt byl kdekoliv snadno dostupný a nebylo by jej třeba … Read More

Kanser ve Emzirme

Monday, December 12, 2016

Diana West, BA, IBCLC Çeviren: Çiğdem Kayacık – Ayşe Tuğba Kartal Photo: Maria Griner Photography Bu yazıda, emzirme sürecindeki annelerden kanserle veya ihtimali ile  yüzleşenlerin sıkça sorduğu soruların cevaplarını bulacaksınız. Kanserli bir meme ile emzirilmek herhangi bir şekilde bebeği kanser yapmaz. Bebekler kanserli bir memeyi emmeyi her zaman REDDETMEZ, ancak habis dokunun gelişmesiyle birlikte sütün tadı değiştiğinde veya … Read More

How I breastfed my surrogate baby

Saturday, November 19, 2016

Lily Vardy, Haifa, Israel Translation: Elena Demyanova. Editorial: Maria Sorokina, Svetlana Evgrafova My mother enjoyed feeding me at La Leche League meetings, and I grew up listening to her stories about breastfeeding and parenting. And I really wanted to be a mom. All this time I have known that breastfeeding is an integral part of motherhood, and … Read More

Rebecca Edwards, Bedford, Reino Unido y Joy Mottram, East Surrey, Reino Unido Traducido por Arancha García, España Cuando hijo Joe , un analisis de sangre mostró que yo había generado anticuerpos Rh a pesar de haber recibido las vacunas anti-D (ver recuadro inferior).

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *