Pezon ideal para amamantar: Tipos de pezón para amamantar

Pezon ideal para amamantar: Tipos de pezón para amamantar

Lactancia materna con pezones perforados, planos o invertidos

La forma y el tamaño de los pezones pueden variar mucho de una mujer a otra. Nuestros consejos prácticos te ayudarán a facilitar la lactancia, sin importar cuáles sean tus pezones.

Comparta esta información

La mayoría de los pezones de las mujeres sobresalen, se agrandan y se hinchan al tocarlos, pero algunas tienen pezones planos o incluso invertidos. Además, algunas mujeres se perforan uno o ambos pezones. Por lo general, los pezones planos, invertidos o perforados no causan problemas al amamantar, pero en algunos casos se puede necesitar ayuda adicional.

“No entres en pánico si tienes pezones planos o invertidos. Como regla general, esto no interfiere con la lactancia de ninguna manera”, dice Shawnad Hilton, consultora de lactancia, visitante de salud y especialista en atención neonatal que ha trabajado con Medela en el Reino Unido durante más de una década. “Recuerda que tu bebé lleva a la boca no solo el pezón, sino también parte del seno”.

Sin embargo, en los primeros días, cuando la boca del bebé aún es muy pequeña y las habilidades para succionar no se han desarrollado, los pezones invertidos o planos pueden dificultar la alimentación, especialmente si el bebé no se encuentra bien o nació prematuro.

“Los pezones planos o invertidos pueden no llegar al paladar del bebé y, por lo tanto, no activar el reflejo de succión”, explica Schoned. “Es decir, el bebé puede tener problemas para agarrar y sostener el seno en la boca y no obtendrá suficiente leche”.

Cómo saber si tiene pezones planos o invertidos

Los pezones planos 1 no sobresalen mucho de la areola (el área
más oscura que rodea el pezón) incluso cuando se los estimula.

Los pezones invertidos parecen hundidos en el centro. Pueden verse así todo el tiempo o solo si son estimulados. A veces, los pezones invertidos están al mismo nivel que la areola y, a veces, incluso se hunden profundamente en el tejido mamario.

Esta característica puede ocurrir en uno o ambos pezones. Se estima que aproximadamente el 10% de las mujeres nulíparas tienen al menos un pezón retraído. 2 Si no está segura de qué tipo de pezones tiene, pruebe con una simple prueba de pellizco: Apriete suavemente el seno con el pulgar y el índice a ambos lados de la areola. El pezón debe salir hacia adelante. Si su pezón se esconde dentro, creando una depresión, entonces está retraído.

Preparación de pezones planos e invertidos durante el embarazo

Es posible que haya notado que durante el embarazo sus senos han cambiado y sus pezones se han vuelto más prominentes. Si esto no sucede y le preocupa que la forma de sus pezones dificulte la lactancia, intente usar formadores de pezones* en consulta con su médico. Se trata de unos discos de silicona suaves y flexibles que se colocan discretamente en el sujetador y aprietan ligeramente los pezones, ayudando a sacarlos.

“En un embarazo normal, los moldeadores de pezones se pueden usar a partir de las 32 semanas”, aconseja Schoned. – Comience a usarlos durante una hora al día, aumentando gradualmente el tiempo a ocho horas. Si tiene un cuello uterino incompetente (debilitado) o corre el riesgo de tener un parto prematuro, consulte con su proveedor de atención médica cuándo puede comenzar a usar moldeadores, ya que la estimulación del pezón puede desencadenar contracciones”.

“Los moldeadores de pezones se pueden seguir usando después del parto”, agrega Schoned. “Trate de ponerles un sostén de 30 a 60 minutos antes de alimentarlos”.

“Tengo los pezones invertidos, y después de dos o tres semanas de intentar prenderme constantemente, casi cambié a la fórmula”, recuerda Nina, una madre de Alemania. “Recurrí a La Leche Liga en busca de ayuda, y una buena mujer vino a mí y me apoyó para seguir alimentándome. Ella sugirió probar moldeadores de pezones y realmente me ayudaron. ¡De alguna manera mi bebé comenzó a entender qué hacer! La lactancia fue bien y lo amamanté hasta los 21 meses”.

Cómo ayudar a su bebé a prenderse a pezones planos o invertidos

Si a su bebé le gusta chuparse el dedo pero no está tan interesado en su pecho, es probable que su pezón no llegue al paladar. El bebé puede ponerse nervioso, empujar el pecho y llorar o incluso quedarse dormido sobre su pecho. Si esto sucede, pídale a un especialista en lactancia o a un profesional de la salud que verifique el agarre.

Hay varios trucos que puede usar antes de cada mamada para hacer que sus pezones se prendan más cómodamente. Schoned recomienda lo siguiente:

  • girar la tetina entre el pulgar y el índice para que sobresalga mejor;
  • coloque los dedos en forma de “V” o “C” y apriete el seno justo detrás de la areola para sacar el pezón;
  • aplique una compresa fría o un cubito de hielo en el pezón para empujarlo hacia adelante;
  • Extraer leche manualmente o con sacaleches un par de minutos antes de amamantar para que salga más el pezón.

“Tenía un pezón plano, pero solo lo descubrí cuando me di cuenta de que Austin tenía dificultades para succionar de ese lado”, dice Jennifer, madre de dos hijos en el Reino Unido. “Desde el punto de vista anatómico, esto no tiene nada de anormal, solo que mi pezón no sobresale tanto, y esto requiere cierta habilidad al momento de alimentar. Antes de dar este pecho, siempre pellizcaba y apretaba un poco el pezón y trataba de meterlo en la boca del bebé. Al principio fue un poco difícil, pero con el tiempo aprendí”.

Uso de almohadillas de lactancia

Si nada de lo anterior funciona y su bebé todavía tiene dificultad para prenderse, su especialista en lactancia o profesional de la salud puede recomendarle que amamante con una almohadilla de lactancia*. Son embudos de silicona finos y flexibles en forma de pezón con orificios en la punta por donde fluirá la leche.

Al bebé le resulta más fácil llevarse la almohadilla de alimentación a la boca, ya que es más grande y rígida. Además, tal superposición lo alcanzará hasta el cielo, provocando un reflejo de succión. No utilice almohadillas de lactancia durante mucho tiempo. Si experimenta dolor u otros problemas, comuníquese con su especialista en lactancia o profesional de la salud para verificar que su bebé se esté agarrando correctamente con una almohadilla para amamantar. También deberá controlar el aumento de peso de su bebé para asegurarse de que la producción de leche satisfaga sus necesidades. 3

Con el tiempo, a medida que su bebé aprenda a succionar correctamente y sus pezones se acostumbren a amamantar, podrá amamantar sin almohadillas para los senos.

“Mis pezones son bastante planos. El médico me aconsejó almohadillas de lactancia y pude alimentar con éxito a mis dos bebés”, dice Ann-Sophie, madre de dos hijos de Suecia. “Mi secreto es que se adhieran mejor a la piel, humedezco ligeramente los bordes antes de usarlos.”

Lactancia con pezones perforados

Muchas mujeres con pezones perforados descubren que no afecta su capacidad para amamantar. Sin embargo, las joyas deben quitarse antes de alimentarlo, ya que el niño puede atragantarse con ellas o lesionarse la lengua, las encías o el paladar.

“Tenía un piercing en el pezón, pero me lo quité un año después cuando me quedé embarazada porque mis senos estaban muy sensibles”, dice Kelly, madre de tres hijos del Reino Unido. “Amamanté exclusivamente a mi hija, y luego a sus dos hermanos menores, y nunca tuve ningún problema. ¡Y el pezón perforado era mi favorito!”

Algunas mujeres informan que la leche puede gotear de las perforaciones, mientras que otras creen que las cicatrices de las perforaciones reducen la producción de leche 4 , pero esto no ha sido bien investigado.

“No se puede predecir cómo un piercing afectará la lactancia hasta que comience la producción de leche”, explica Schoned. – Si está preocupada, hable con un especialista en lactancia o un profesional de la salud. Y recuerda que un seno puede ser suficiente para que los bebés obtengan la nutrición que necesitan si hay problemas con el segundo”.

Qué hacer si no puedes amamantar con pezones planos o invertidos

Si has probado todas las opciones y aún no puedes amamantar, aún así no debes privar a tu bebé de la leche materna.

“La salud de la mamá y el bebé es lo más importante”, dice Schoned. “Tal vez debería cambiar a la extracción completa y alimentar a su bebé solo con leche extraída. También puede probar el sistema de alimentación suplementaria** en el que el bebé continúa amamantando mientras recibe leche extraída adicional a través de un tubo. Es decir, el bebé seguirá succionando el pecho y estimulará la producción de leche, lo que, a su vez, te ayudará a bombear aún más.

“Tengo los pezones invertidos. Después de la desastrosa experiencia de amamantar a mi primer hijo con mi segundo, decidí salirme con la mía después de todo”, dice Babettli, madre de dos hijos de Italia. – Siguiendo el consejo de expertos, probé formadores de pezones y almohadillas de lactancia, pero todo fue infructuoso. Al final, extraer leche con el extractor de leche clínico electrónico doble Symphony*** de Medela demostró ser la mejor solución para nosotros. Me alimenté exclusivamente con leche extraída hasta por cuatro meses”.

Cuidado de los diferentes tipos de pezones

Los pezones planos o invertidos pueden requerir cuidados adicionales ya que el bebé puede apretarlos con más fuerza y ​​pueden inflamarse al principio. Puede encontrar consejos sobre cómo cuidar los pezones adoloridos en Cuidado de los pezones durante la lactancia.

Si sus pezones se invierten después de una toma, la humedad puede provocar inflamación y aumentar el riesgo de infecciones, incluida la candidiasis. Seca tus pezones después de cada toma antes de que tengan tiempo de esconderse adentro.

Con la inflamación de las glándulas mamarias, cuando incluso los pezones que sobresalen pueden volverse planos, los pezones planos o invertidos pueden ser difíciles. Lea los consejos útiles en el artículo sobre la hinchazón de los senos.

La buena noticia es que la lactancia o el bombeo continuo pueden cambiar la forma de sus pezones y la lactancia será más fácil con el tiempo. Con la llegada del próximo hijo, es posible que no tengas que enfrentar este problema en absoluto, como sucedió con Leanne, una madre de dos hijos del Reino Unido.

“La segunda alimentación fue como un cuento de hadas”, dice ella. “Después de casi cuatro meses de extracción para mi primer hijo, mis pezones planos estaban tan extendidos que con mi segundo hijo ya no tuve que usar almohadillas para los senos: podía succionar directamente del seno. El más pequeño ahora tiene nueve meses y todavía lo amamanto”.

Literatura

1 Pluchinotta AM. La Clínica Ambulatoria de Mama. Springer Internacional Publicaciones ; 2015. – Pluchinotta A.M., “Tratamiento de enfermedades de la mama en forma ambulatoria”. Editorial internacional de Springer. 2015.

2 Alexander JM, Campbell MJ. Prevalencia de pezones invertidos y no protráctiles en mujeres prenatales que pretenden amamantar. El Pecho . 1997;6(2):72-78. — Alexander JM, Campbell MJ, “Prevalencia de pezones invertidos e intratables en mujeres embarazadas que tienen la intención de amamantar”. Ze Brest (pecho). 1997;6(2):72-78.

3 McKechnie AC, Eglash A. Pezones protectores: una revisión de la literatura. Medicina de la lactancia materna. 2010;5(6):309-314. — McKechnie A.S., Eglash A., “Cubre pezones: una revisión de la literatura”. Medicina de Lactancia (Medicina de Lactancia Materna). 2010;5(6):309-314.

4 Garbin CP 9 , Hartmann PE , Geddes DT . Asociación de perforación del pezón con producción anormal de leche y lactancia. JAMA, Revista de la Asociación Médica Estadounidense. 2009;301(24):2550-2551. – Garbin S.P., Deacon J.P., Rowan M.C., Hartmann P.I., Geddes D.T., “La perforación del pezón y su impacto en la producción anormal de leche y la lactancia”, JAMA (Diario de la asociación médica estadounidense). 2009;301(24):2550-2551.

Lea las instrucciones antes de usar. Consultar a un especialista sobre posibles contraindicaciones.

* RC No. FSZ 2010/07352 con fecha 19/07/10

** RC No. FSZ 2010/07353 con fecha 19/07/10

*** RC No. FSZ 2010/06525 con fecha 17/03/ 20 21

Plástico de pezones: nueva tendencia en cirugía plástica | Artículos y consejos

El pecho femenino, según muchos hombres, es una de las partes más atractivas del cuerpo femenino. Unos pechos perfectos, objeto de deseo de muchas mujeres, son perfectos en todos los sentidos. Esto no es solo el tamaño correcto, óptimamente en armonía con el cuerpo, sino también una forma ordenada, disposición simétrica y mucho más.

Los pezones hermosos y estéticamente agradables son otro componente de un seno ideal. Además, la belleza de los pezones es un concepto complejo. Al igual que el cofre, tiene la forma y la posición normales, el color natural, etc.

La cirugía plástica moderna ofrece una gran cantidad de una amplia variedad de operaciones. Entre ellas también se encuentra la cirugía plástica de pezones. Recientemente, esta operación se ha vuelto muy, muy popular. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que esta intervención debe su popularidad no tanto al deseo de lograr el ideal en todo, sino a la moda.

No hace mucho tiempo, los países de Occidente se vieron abrumados por la moda de la ropa altamente translúcida. Por supuesto, esa ropa debe ser apropiada, y las chicas comenzaron a postularse masivamente a las clínicas de cirugía plástica para corregir la areola y poder usar una blusa transparente con placer y orgullo.

Actualmente, el número de pacientes que buscan la corrección del pezón se ha multiplicado por cuatro. Mirando a los creadores de tendencias o las celebridades de Hollywood, las mujeres comunes también quieren prescindir de la ropa interior y usar cosas reveladoras. Y no solo para vestir, sino también para lucir lo más atractiva posible con ellos.

¿Qué se puede cambiar con la operación?

A menudo, los pacientes buscan la ayuda de un cirujano plástico si no están satisfechos con la forma de los pezones; por ejemplo, si están demasiado invertidos o incluso planos. Pero a menudo también las mujeres tienen pezones erectos normales, solo quieren hacerlos aún más grandes.

Otra solicitud popular es la corrección de asimetría. En general, cabe decir que la asimetría de los pezones es normal para la mayoría de las mujeres. Pero las celebridades con pechos perfectos y pezones igualmente perfectos ponen el listón muy alto. Muchas mujeres quieren verse tan atractivas como las estrellas.

Después del parto, los pezones suelen cambiar de color, oscureciéndose. En este caso, se pide a los pacientes que aclaren la areola. A veces, las areolas también pueden estirarse, en tal situación, un cirujano plástico puede reducir su tamaño y hacer que las areolas se vean más precisas y estéticas en general.

¿Agrandar los pezones? ¡Poder! ¿Es necesario?

Como ya se mencionó, las correcciones vienen en diferentes opciones. Puede corregir la forma o la ubicación de las areolas. Pero aún así, la operación para aumentar los pezones se convirtió en un auténtico boom. Pero la cuestión de la conveniencia de tal operación sigue siendo la piedra angular.

Antes de decidirse por una intervención quirúrgica que afectará a los pezones, una mujer debe decidir si planea dar a luz y amamantar a sus hijos en el futuro. Si estos eventos están en los planes, entonces es mejor posponer la operación hasta el período en que finaliza el parto y la lactancia. La cirugía de agrandamiento de pezones suele ser relevante para pacientes que sufren de pezones planos o invertidos. Si una mujer decide que el parto y la alimentación natural no están planificados, entonces, en este caso, el cirujano sacará el pezón con hilos especiales, hará una incisión microscópica en la piel del seno y extirpará los tejidos responsables de tirar del pezón hacia adentro. También se forma una malla de hilos debajo de él, lo que evita que se vuelva a dibujar.

Pero tal operación, por supuesto, daña los conductos lácteos, lo que no se puede permitir si una mujer quiere dar a luz a un niño, y más aún para amamantarlo. Cuando se dañan, los conductos lácteos crecen demasiado y se bloquea la salida de la leche. Por lo tanto, el niño se verá obligado a sentarse con alimentación artificial y la mujer tomará medicamentos que bloquean la producción de leche. En este caso, puede aplicar una técnica más suave: estire el pezón y fíjelo en una pequeña gorra que se coloca sobre él. El uso de gorra es obligatorio por un período de siete a diez días. Durante todo este tiempo, los pezones están en un estado tenso y, mientras tanto, se forma tejido cicatricial debajo de ellos, lo que asegura que no se retraigan. Con esta técnica de intervención quirúrgica se preserva la posibilidad de amamantar. El inconveniente radica solo en la necesidad de usar gorras de fijación durante una semana.

¿Qué otras opciones hay?

Si los pezones no son invertidos ni planos, y el único deseo de la paciente es aumentarlos, se puede recurrir al procedimiento de inyecciones de relleno. Esta manipulación es bastante inofensiva. Los rellenos no bloquean los conductos lácteos y pueden recomendarse para aquellas mujeres que planean una alimentación natural. El único inconveniente es que los rellenos se disuelven con el tiempo, por lo que el procedimiento debe repetirse de vez en cuando.

También puedes aumentar los pezones con implantes. Pero en este caso, los conductos lácteos vuelven a sufrir. Los implantes bloquean la salida de la leche e interfieren con la lactancia. Un método alternativo puede ser usar un extractor de leche. Este dispositivo funciona bajo presión, por lo que es posible aumentar temporalmente los pezones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *