Poemas con animales: poesía de grandes autores para leer con tus hijos

Poemas con animales: poesía de grandes autores para leer con tus hijos

poesía de grandes autores para leer con tus hijos

A través de estos poemas cortos sobre animales tan dispares como una mariposa, unos ratones, un gallo o un mono, los niños podrán aprender a disfrutar con la poesía mientras aprenden sobre la naturaleza y los distintos animales que viven en ella.

Te invitamos a leer estas poesías de grandes autores como Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Antonio Machado, Maria Elena Walsh, Lope de Vega o Gloria Fuertes. Son 12 poemas de animales para que los niños disfruten leyendo.

1. El topo y otros animales. Poema de Tomás de Iriarte

Ciertos animalitos,
todos de cuatro pies,
a la gallina ciega
jugaban una vez.

Un perrillo, una zorra
y un ratón, que son tres;
una ardilla, una liebre
y un mono, que son seis.

Éste a todos vendaba
los ojos, como que es
el que mejor se sabe
de las manos valer.

Oyó un topo la bulla
y dijo: «Pues, ¡pardiez!,
que voy allá, y en rueda
me he de meter también».

Pidió que le admitiesen,
y el mono, muy cortés,
se lo otorgó (sin duda
para hacer burla de él).

El topo a cada paso
daba veinte traspiés,
porque tiene los ojos
cubiertos de una piel.

Y a la primera vuelta,
como era de creer,
facilísimamente
pillan a su merced.

De ser gallina ciega
le tocaba la vez;
y ¿quién mejor podía
hacer este papel?

Pero él, con disimulo,
por el bien parecer,
dijo al mono: «¿Qué hacemos?
Vaya, ¿me venda usted?»

Si el que es ciego y lo sabe
aparenta que ve,
quien sabe que es idiota,
¿confesará que lo es?

2. Poesía infantil: El gallo despertador

Kikirikí,
estoy aquí,
decía el gallo
Colibrí.

El gallo Colibrí
era pelirrojo,
y era su traje
de hermoso plumaje.

Kikirikí.
levántate campesino,
que ya está el sol
de camino.

-Kikiriki.

levántate labrador,
despierta con alegria,
que viene el dia.

-Kikiriki.

Niños del pueblo
despertad con el ole,
que os esperan en el «cole’.
El pueblo no necesita reloj,
le vale el gallo despertador

3. El twist del mono liso: poema infantil de María Elena Walsh

¿Saben saben lo que hizo
el famoso Mono Liso?
A la orilla de una zanja
cazó viva una naranja.

¡Qué coraje, qué valor!
Aunque se olvidó el cuchillo
en el dulce de membrillo
la cazó con tenedor.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

A la hora de la cena
la naranja le dio pena,
fue tan bueno el Mono Liso
que de postre no la quiso.

El valiente cazador
ordenó a su comitiva
que se la guardaran viva
en el refrigerador.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

Mono Liso en la cocina
con una paciencia china
la domaba día a día,
la naranja no aprendía.

Mono Liso con rigor
al fin la empujó un poquito
y dio su primer pasito
la naranja sin error.

La naranja, Mono Liso,
la mostraba por el piso,
otras veces, de visita,
la llevaba en su jaulita.

Pero un día entró un ladrón,
se imaginan lo que hizo,
el valiente Mono Liso dijo:
«Ay, qué papelón».

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

A la corte del Rey Momo
fue a quejarse por el robo,
mentiroso, el rey promete
que la tiene el gran bonete.

Porque sí, con frenesí
de repente dice el mono:
«Allí está detrás del trono
la naranja que perdí».

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

Y la reina sin permiso
del valiente Mono Liso
escondió en una sopera
la naranja paseandera

Mono Liso la salvó
pero a fuerza de tapioca
la naranja estaba loca
y este cuento se acabó.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

La naranja se pasea
de la sala al comedor.
No me tires con cuchillo
tírame con tenedor.

4. Poesía de animales: Las moscas de Antonio Machado

Vosotras, las familiares,
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares,
me evocáis todas las cosas.

¡Oh, viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!

¡Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar!

Y en la aborrecida escuela,
raudas moscas divertidas,
perseguidas
por amor de lo que vuela,

-que todo es volar-, sonoras
rebotando en los cristales
en los días otoñales…
Moscas de todas las horas,

de infancia y adolescencia,
de mi juventud dorada;
de esta segunda inocencia,
que da en no creer en nada,

de siempre. .. Moscas vulgares,
que de puro familiares
no tendréis digno cantor:
yo sé que os habéis posado

sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.

Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas,
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas,
vosotras, amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.

Más poesía de Antonio Machado

5. Pato: poema de Blas de Otero

Quién fuera pato
para nadar, nadar por todo el mundo,
pato para viajar sin pasaporte
y repasar, pasar, pasar fronteras,
como quien pasa el rato.
Pato.
Patito vagabundo.
Plata del norte.
Oro del sur. Patito danzaderas.

Permitidme, Dios mío, que sea pato
¿Para qué tanto lío,
tanto papel,
ni tanta pamplina?
Pato.

Mira, como aquél
que va por el río
tocando la bocina…

6. Mañana de primavera: poema de Juan Ramón Jiménez

¡Mañana de primavera!
Vino ella a besarme, cuando
una alondra mañanera
subió del surco, cantando:
«¡Mañana de primavera!».

Le hablé de una mariposa
blanca, que vi en el sendero;
y ella, dándome una rosa,
me dijo. «¡Cuánto te quiero!
¡No sabes lo que te quiero!».

¡Guardaba en sus labios rojos
tantos besos para mí!
Yo le besaba los ojos…
— ¡Mis ojos son para ti;
tú para mis labios rojos!

El cielo de primavera
era azul de paz y olvido…
Una alondra mañanera
cantó en el huerto aún dormido.
Luz y cristal su voz era
en el surco removido…
¡Mañana de primavera!

7. Los ratones: Poema de Lope de Vega

Juntáronse los ratones
para librarse del gato;
y después de largo rato
de disputas y opiniones,
dijeron que acertarían
en ponerle un cascabel,
que andando el gato con él,
librarse mejor podrían.

Salió un ratón barbicano,
colilargo, hociquirromo
y encrespando el grueso lomo,
dijo al senado romano,
después de hablar culto un rato:

— ¿Quién de todos ha de ser
el que se atreva a poner
ese cascabel al gato?

8.

El pajarito verde: poesía corta de Juan Ramón Jiménez

Morado y verde limón
estaba el poniente, madre.
Morado y verde limón
estaba mi corazón.

¡Verdugones de los golpes
de su rudo corazón!
…Morado y verde limón
estaba el poniente, madre.

Más poemas de Juan Ramón Jiménez

9. Parejas: poema corto de Gloria Fuertes

Cada abeja con su pareja.
Cada pato con su pata.

Cada loco con su tema.
Cada tomo con su tapa.

Cada tipo con su tipa.
Cada pito con su flauta.

Cada foco con su foca.
Cada plato con su taza.

Cada río con su ría.
Cada gato con su gata.

Cada lluvia con su nube.

Cada nube con su agua.
Cada niño con su niña.

Cada piñón con su piña.
Cada noche con su alba.

Otros poemas de Gloria Fuertes

10. El lagarto está llorando: poema de Federico García Lorca

El lagarto está llorando
La lagarta está llorando.

El lagarto y la lagarta
con delantalitos blancos.

Han perdido sin querer
su anillo de desposados.

¡Ay, su anillito de plomo,
ay, su anillito plomado!

Un cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros.

El sol, capitán redondo,
lleva un chaleco de raso.

¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!

¡Ay cómo lloran y llóran,
¡ay1, ¡ay!, cómo están llorando.

Más poemas de Federico García Lorca

11. Mariposa: poema corto de Federico García Lorca

Mariposa del aire,
qué hermosa eres,
mariposa del aire
dorada y verde.

Luz de candil,
mariposa del aire
¡quédate ahí, ahí, ahí!…
¡Quétade ahí!
Mariposa, ¿estás ahí?

12. Manuelita la Tortuguita: poema de María Elena Walsh

 

Manuelita vivía en Pehuajó
pero un día se marcó.
Nadie supo bien por qué
a París ella se fue
un poquito caminando
y otro poquitito a pie.

Manuelita, Manuelita,
Manuelita dónde vas
con tu traje de malaquita
y tu paso tan audaz.

Manuelita una vez se enamoró
de un tortugo que pasó.
Dijo: ¿Qué podré yo hacer?
Vieja no me va a querer,
en Europa y con paciencia
me podrán embellecer.

En la tintorería de París
la pintaron con barniz.
La plancharon en francés
del derecho y del revés.

Le pusieron peluquita
y botines en los pies.
Tantos años tardó en cruzar
el mar que allí se volvió a arrugar
y por eso regresó vieja como se marchó
a buscar a su tortugo que la espera en Pehuajó

Más poemas de María Elena Walsh

7 poemas cortos y divertidos de animales para leer y recitar con niños

A la mayoría de los niños les encantan los animales: saber de ellos, verlos, tocarlos… Por eso, podemos aprovechar este amor y ternura casi innato para fomentar la poesía entre los más pequeños. A continuación hemos recopilado algunos poemas cortos muy divertidos escritos por Marisa Alonso en los que los animales son los protagonistas: gaviotas, ardillas, mariposas. .. Son un recurso excelente para profesores o para padres, ya que se pueden leer y recitar con los niños en el aula o en casa.

¡Empezamos! Tras leer este primer poema os proponemos continuarlo inventando estrofas con distintos animales. ¿Qué más os dicen las gaviotas? Puedes pedirle a los niños que te digan cuál es su animal favorito y qué está haciendo en solo cuatro versos. Poco a poco conseguiréis una poesía más larga con animales de todo tipo.

Son felices las ardillas

una a otra se acompañan,

siempre las veo jugar

no pelean, ni regañan.

 

Las pequeñas mariposas

también aquí son felices

y como acaban los cuentos

juntas comen las perdices.

 

¡Las gaviotas me lo dicen!

 

¿De qué tienen miedo las ardillas? ¡Del cuervo negro! Los poemas que hablan sobre los miedos pueden ser una herramienta perfecta para ayudar a los niños a superar sus propios temores. Tras leer estos versos, puedes preguntarles qué pueden hacer las ardillas para no tener miedo del cuervo. ¿Ponerse una capa de protección? ¿Apoyarse las unas a las otras y hacer frente juntas al miedo? Los pequeños reflexionarán y sabrán cómo enfrentarse a sus miedos cuando los tengan.

Ha venido un cuervo negro

asustando a las ardillas,

a ninguna vemos hoy

saltando por las orillas.

 

Las he llamado insistente

pero ninguna ha salido,

hasta que no ven que el cuervo

alzando el vuelo se ha ido.

 

Por eso se han escondido

 

Este poema puede dar lugar a preguntas que inicien conversaciones muy interesantes. Por ejemplo, ¿por qué el mar es azul? ¡Aprovecha para transmitir conocimientos a los niños!

Antes el mar era gris,

ha cambiado de color

porque las nubes se han ido

y ha vuelto a salir el sol.

 

Ahora el mar es azul,

tan azul como es el cielo,

por eso la mariposa

inicia feliz su vuelo.

 

Este poema hará especial ilusión a los niños que tengan una mascota en casa, sobre todo a los que convivan con un gato. Se sentirán identificados con los protagonistas de esta poesía. Tras leer y recitar los versos, puedes animar a los niños a que escriban un pequeño texto hablando sobre sus propias mascotas y lo que más les gusta hacer con ellas.

Lo llamaban Mizifú

y aunque ese no era su nombre,

como se lo puso el niño

muy contento le responde.

 

Le achucha, juega con él,

le acaricia la cabeza,

y el gatito mueve el rabo

con mucha delicadeza.

 

¡Mizifú! -llama el pequeño-

Y el gatito le contesta,

como así le puso el niño

va con él y no protesta.

 

¿Por qué no le ponéis música a este poema? Podéis coger la melodía de una canción que os guste o inventaros vuestro propio ritmo. Cuando la hayáis ensayado un par de veces, se la podéis enviar a la familia por WhatsApp. ¡Seguro que les dais una agradable sorpresa!

Una rama seca llora

piensa que no vale nada,

pero una hormiga a su sombra

le dice que está encantada.

 

Que si hace mucho calor…

 

Con su amigo caracol

siempre van en busca de ella

y aunque está seca y mayor

sigue siendo hermosa y bella.

 

Esta es una de esas poesías que ayudan a explicar ciertos conceptos a los niños como, en este caso, el del descaro. Y es que hay actitudes que los pequeños no llegan a comprender del todo bien si no es con ejemplos o ciertas herramientas. ¿Se sentirán reflejados los niños en esta ardilla?

Ha bajado de las rocas

una ardilla hasta mi lado

ha jugado alrededor,

y a saltitos se ha acercado.

 

Algo he visto que ha comido,

con descaro me ha mirado,

ha mordido mi chaqueta,

y de nuevo se ha marchado.

¡Y temor no me ha mostrado!

 

En este caso, el protagonista de los versos es un niño que escribe un cuento. ¿Y si le propones a tus pequeños que cojan el bolígrafo y escriban una pequeña historia? No les des orientaciones sobre la temática, el lugar en el que tiene que suceder o los protagonistas que debe tener. De esta forma, echarán a volar la imaginación sin límites.

Ha vuelto la mariposa

no deja de sorprenderme,

cuando escribo un cuento nuevo

siempre se acerca a leerme.

 

Cuando acaba de leer

volando se va alejando.

Sé que todos mis poemas

por la isla va recitando.

 

¡Y sigo y sigo soñando!

 

Y para seguir aprendiendo y jugando con los animales, hemos reunido a continuación otras actividades educativas que también fomentan el amor por la naturaleza. Hay un poquito de todo para satisfacer a todos los niños.

— Chistes de animales
Niños y adultos pasarán un gran rato contando y chistes de animales tan divertidos como los del oso Traposo. Incluso podéis inventar vuestros propios chistes.

— Origami de animales
¿Os atrevéis con el origami? ¡No es tan difícil como parece! Si seguís los vídeos del paso a paso con atención y sin prisas conseguiréis crear figuras asombrosas. Además, es una actividad excelente para trabajar la capacidad de concentración de los niños y la habilidad manual.

— Dibujos de animales
A los niños de todas las edades les gusta pintar. Proponles colorear dibujos que has impreso previamente o dibujar ellos mismos a sus animales favoritos y les tendrás muy entretenidos durante una tarde entera.

— Bonitos cuentos de animales
Y, como no podía ser de otra forma, también te proponemos bonitas historias protagonizadas por perros, gatos, caballos, leones, loros… Los cuentos de animales os permitirán pasar un gran momento en familia al tiempo que transmites valores positivos a los pequeños.

Puedes leer más artículos similares a 7 poemas cortos y divertidos de animales para leer y recitar con niños, en la categoría de Poesías en Guiainfantil.com.

Poems about animals, poems about our smaller brothers, poems about cats and dogs.

poems and wishes / Poems / Poems about animals

Animals are amazing creatures. You can assume that you already know everything about them, but they will suddenly surprise you. And of course they are worth it for poets to compose poems about them. In the section «Poems about animals» we have collected a collection of funny and sad works about a wide variety of our smaller brothers. These are poems about dogs and cats, forest and domestic, wild and tame. We don’t know what kind of animals you like, or if you like them at all. But we know for sure that the poems about these amazing creatures will not leave you indifferent.

    sections of category «Poems»

  • Children write
  • Patriotic poems
  • Poems — Motivators
  • Poems — Reflections
  • Poems of unknown
  • Poems about friendship
  • Poems
  • love
  • Poems about nature
  • Poems about sex
  • Erotic verses

Voice greetings

  • ,"mp3_url":"https:\/\/voice.3d-galleru.ru\/voice\/90\/
    .mp3","rank":"129.905","likes":0,"title":"Ты — сокровище Вселенной — стихи","url":"http:\/\/voice.3d-galleru.ru\/s-dnem-rozhdeniya-80399\/ty-sokrovishhe-vselennoj-stixi-
    .html"}»> send to
  • I brought kittens home,
    a90 dad and mom say: — 05! Bring them back,
    is not a cat kindergarten!

    I look at the tiny kittens:
    they must be hungry!
    They crawl towards me, gliding,
    they don’t know what’s wrong. ..

    And mom and dad look at the kittens,
    squatting down, looking.
    They sigh together: — That’s the trouble…
    Well, if so, then…. Then…
    Let them live with us for now.
    pour some milk in a saucer!

    Alexey Shlygin.

    Send to a friend

    4


    Animal poem «Where the baobabs came to the slope»

    Where the baobabs came to the slope
    A pink elephant lived in a meadow.
    Many cheerful forces were in him,
    He did not wear boring shoes.

    Clever tigers, stupid jackal,
    They moved more quietly if he was sleeping.
    He was a little baggy on the outside —
    Kind ears, affectionate look.

    But the days of change came,
    A cunning hunter took him prisoner.
    And in the zoo, on a cloudy day,
    He became an ordinary gray elephant.

    The animals are laughing, joking about him:
    «Ah yes, handsome — gray as a house!»
    The elephant smiled, the elephant forgave them,
    But, for some reason, he suddenly became sad.

    You should not be discouraged, there is no trouble,
    I know that you are pink!
    Maybe by chance, somewhere in a dream,
    You leaned against a gray wall!

    My good elephant, I’m sorry,
    There are gray days in life!
    Soon the sun will give a dawn,
    Will paint the skin in pink!

    Send to a friend

    3


    Animal poem «Don’t throw a stone at a dog»

    Don’t throw a stone at a dog,
    Let it be just a homeless dog0058 But he is already painfully wounded,
    Though he does not know bitter tears.
    What treacherous owner
    He was sold for a copper penny?
    So that this homeless dog
    Learn about betrayal and lies.
    No, he won’t cry from pain,
    But day after day, over and over again,
    He hides his dog’s sadness
    In the context of intelligent kind eyes.
    A dog sits under a fence,
    Suffering from heart anguish,
    But does not suffer from shame
    His, once, former friend.

    Send to a friend

    2


    Poem about animals «A homeless dog wandering dejectedly»

    A homeless dog wandering dejectedly
    May he not be rejected by the world!
    It was his life that made him gloomy —
    He was abandoned by his masters…

    He loved them, forgetting himself,
    Betrayed was with all his carefree soul!
    And now he wanders and does not know
    Where to hide from the cold blizzard.

    Where to grab a piece from hunger —
    The one that you brought to the trash …
    People! Why are you so dumb and deaf!..
    Apparently, you weren’t alone…

    This dog wants to look you in the eyes —
    He is looking for the answer of his pure love there.
    You could be friends with this dog forever,
    You could probably understand him…

    Look into the eyes of a homeless dog, people!
    Smile at him and pet him lightly.
    And you won’t have a more selfless friend,
    And the road won’t be far away. ..

    And this dog won’t wander alone
    Along the gloomy roadsides, his tail wearily between his legs…
    I thought: «It’s strange that in the vast world
    There is no place for homeless dogs and cats.»
    Do you hear, cat? Come with me —
    It’s getting dark, which means it’s time for us to go home!
    We walked down the street with her proudly and boldly —
    I was silent, and the cat sang softly.
    What did she sing about? Perhaps about
    That everyone needs their own home.

    Alexey Dmitriev.

    Send to a friend

    1


    Poem about animals «A mongrel got on the bus with me-»

    A mongrel got on the bus with me —
    Gray-haired, quiet, sat next to me,
    With a motionless tail, cowardly pressed,
    But there was something in the look…
    «Pet me, well, is it difficult for you?»
    She took off her glove, touched the wool-
    And to hell with fleas, well, it’s impossible!
    Well, people, there is a concept of honor!
    Quietly the eyes of a dog closed
    With unbearable fearful trust-
    Something in me broke, broke-
    I rushed away from the mongrel to the door-
    God, what a doggy longing!
    God, feel for a minute-
    as if someone’s hand is on your head,
    Close your eyes and calm down — as if
    You are not just like that, you are someone’s dog!
    And the damn collar is crushing your Adam’s apple,
    But you’ve gotten used to the pressure for a long time-
    I felt so sorry for both of us-
    I burst into tears right in the car:
    «They tamed us, domesticated us-
    And now we’re wandering hungry-
    Terrible with hunger for tenderness
    Is it possible that someone will like it —
    But you look in the heart — longing is all there . .. »
    People! Now it seems to me all the time —
    I’m walking, and the mongrel is on my heels…

    In the same yard, for many years now
    There lived a one-eyed and earless cat,
    In addition, his tail was broken
    And his paw was twisted from the hip.
    He walked, as if bouncing, a cat,
    And he had a nickname — Ugly.

    To all the children who played in the yard,
    It was a strict ban to touch a cat.
    That cat was persecuted from all sides,
    But he seemed to love everyone and everything,
    And those who drove him away with stones —
    He rubbed and purred on those feet.
    And the janitor, even though she was in years, —
    Sometimes she poured from a hose on a cat,
    And he humbly got wet under a stream,
    It was as if it was not known to escape.

    Especially that cat loved children —
    Stremglav ran to them, yelling joyfully …
    And whoever took it in his arms —
    He sucked on a blouse or a button.
    Once a cat ran into dogs:
    One girl saw how
    Two terrible dogs tormented him at once,
    Under the ear-cutting command “face!”
    Fearlessly running up, the little girl
    Grabbed a half-dead cat:
    He was choking, he was barely breathing,
    And a trace of a tear crossed his muzzle.
    She carried him home at a run,
    After all, the cat was still almost alive,
    And the cat tried to purr at that moment
    And even suck her button.
    He died in the girl’s arms…
    The golden eye looked at the clouds…
    And for a long time at the entrance of her
    She sat looking at him.
    And compassion instantly revealed to her —
    And made that little girl kinder —
    What kind of ugliness even cats have
    There is boundless love.

    Send to a friend

    1


    Poem about animals «Often people look smart»

    Often people look smart
    they are a hundred times.
    Well, in confirmation
    Make a comparison:
    This one is evil, they say, like a DOG.
    That one is stubborn like a donkey,
    Well, the worst of all, however,
    Our notorious GOAT!
    And more than once I heard:
    That one — got drunk like a PIG,
    That one — is stupid, as if a CHICKEN,
    This one is a fool like a SHEEP,
    That one is corrupt, like a SKIN,
    And so on, without end …
    MAN! Loving yourself,
    Look at yourself!
    Who pours alcohol into himself?
    NOT a pig, NOT a dog, NOT a cat.
    Who is a cruel enemy —
    Kills just like that,
    And not only his own skin,
    Will he foolishly sell his child?
    NO, no wolves, no dogs,
    No cows, no camels
    They don’t sell anything
    They don’t betray anyone!
    Who is there «dragging» from dope?
    NOT rams, and NOT chickens,
    Not a single «stupid» ram
    is a drug addict.
    A for meanness and evil,
    A GOAT is far from us!. ..

    V. Nikolaeva

    Send to a friend

    1

    1 already


    .

    Alien faces, smells and sounds…
    Well, where are THOSE to whom you were so devoted?
    I remember everything — both voices and hands,
    How I licked them, how truly I loved them!
    There is no point in waiting. No, they won’t come… Alas…
    I became a burden — wool, food, walks…
    And I still remember every lane,
    In which WE walked so many times…

    Strangers around — bark, howl … Cry!
    Lattice, booth, buckets — all the comfort.
    I guessed what it all means:
    This is probably our last shelter…
    I understood everything. We are all unlucky.
    I stopped glaring at faces,
    I began to bark, to maintain traditions
    And went to the booth «to the toilet» out of spite!
    But nothing happens… Day after day…
    Winter is coming. Cold and empty. ..
    I keep getting sick. I was looked at by a doctor,
    But it won’t help… Such a feeling…

    And morning again — a new day, and a new term.
    You still have to live until evening, but is it worth it?
    Yes, I became jealous of everyone they came to,
    Yes, I began to grin, I turned very gray,
    But my feelings for THOSE, DISTANT, did not go away —
    I would like to be with THEM even now!

    I didn’t go out, I forgot the color of the grass,
    No one’s hand stroked me for a long time
    And at night, like everyone else, I also howled,
    In the hope that the separation is short,
    But no one came …
    I waited a long time …
    Even now I sometimes still pray for a miracle,
    I would probably give my whole life
    Just for THE PEOPLE to come,
    Whom I swore allegiance to forever!..
    Whom I loved so sincerely…
    Well… Crown of Nature… Man…
    Live…
    Don’t be afraid…
    I have forgiven you. ..

    Send to a friend

    1


    Poem about animals «I had a successful hunt the other day»

    I had a successful hunt the other day,
    I found the lair easily.
    I immediately shot the she-wolf with shot,
    My dog ​​killed two of her puppies.
    Already boasted to his wife of his prey,
    A wolf’s howl sounded in the distance,
    But this time it was somehow unusual —
    It was saturated with grief and longing.
    And in the morning of the next day,
    Although I sleep quite soundly,
    A roar woke me up at the house,
    I ran out of the door in what I was.
    A wild picture appeared before my eyes:
    A huge wolf stood by my house.
    A dog on a chain — and the chain did not reach,
    Yes, and, probably, he could not help.
    And next to him was my daughter
    And merrily played with his tail.
    I could not help at that moment,
    She didn’t understand what was in danger.
    We met the wolf’s eyes.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *