Puedo estar embarazada y que no me duelan los senos: ¿Cómo es el dolor mamario y uterino del primer trimestre?

Puedo estar embarazada y que no me duelan los senos: ¿Cómo es el dolor mamario y uterino del primer trimestre?

¿Cómo es el dolor mamario y uterino del primer trimestre?

  • Recopilamos los 15 síntomas de embarazo que puedes notar antes de hacerte el test casero.

Dolores de útero y mamas de las primeras semanas


A lo largo de todo el embarazo, tus mamas se preparan para su principal cometido: dar el primer alimento a tu hijo y «fabricar» la leche que le proporcionará todos los nutrientes necesarios para vivir.  Y para ello todas las hormonas, las placentarias, los estrógenos, la progesterona y la prolactina materna, provocan en ellas algunas modificaciones, algunas no demasiado agradables, como el dolor mamario

  • El embrión puede verse en ecografía a partir de la 4-5 semana, ¿quieres ver su proceso de desarrollo?

Notarás también dolor uterino, similar al que quizás sientes con la menstruación, que te acompañará e irá variando en intensidad durante las primeras semanas de embarazo. Hay que tener en cuenta que este pequeño órgano (sin ninguna otra misión dentro de tu organismo que ser el «recipiente» para que el feto se desarrolle) crecerá y crecerá a lo largo de todo el embarazo para poder alojar a tu hijo y al órgano encargado de darle el alimento y el oxígeno que precisa para vivir dentro de ti, la placenta. 

  • ¿Tengo síntomas de embarazo o me va a venir la regla? Aprende a diferenciar síntomas

Por qué sufres dolor en el bajo vientre en tu primer trimestre 


Es muy frecuente que al principio del embarazo muchas gestantes noten dolor en el bajo vientre o la zona baja de la tripa muy similar al que experimentan cuando les va a “bajar la regla». Es el dolor uterino, que te acompañará con mayor o menor intensidad durante el primer trimestre de embarazo.  Estas molestias se deben a los cambios que se producen en el útero, órgano compuesto de cuerpo y cuello uterino. Es de tamaño pequeño y casi sólido y en la mujer no gestante mide unos 8 centímetros de longitud, 5 centímetros de ancho, pesa de 50 a 80 gramos y tiene una capacidad de unos 10 ml.

¿Y por qué se produce este dolor de útero del que se quejan tantas embarazadas?

La doctora Miriam de la Puente lo explica: la distensión del útero es lo que produce los dolores del primer trimestre; unas molestias que son muy similares a las de la menstruación aunque con algunos detalles particulares que los diferencian. 

En el segundo trimestre, suelen mitigarse o producirse un cambio en las sensaciones dolorosas. «A partir de la semana 22 o 24 de embarazo -indica la especialista-, el crecimiento de útero ‘tira’ de ligamento redondo, por lo que la madre puede notar ciertas molestias en una zona lateral del abdomen. Hablamos entonces del síndrome del ligamento redondo». Pero no todas la embarazadas notan este dolor lateral del abdomen.

  • Conoce todos las señales y signos precoces de embarazo antes de realizarte el test

 Cómo diferenciar el dolor agudo: embarazo ectópico o aborto


Muchas mujeres que notan estos dolores abdominales aún no saben que están embarazadas pero pueden tener alguna sospecha. La doctora de la Puente nos da las claves para diferenciar entre los tipos de dolores que deben llevarnos a la consulta de urgencias para descartar dos patologías:

Cómo son los síntomas de embarazo ectópico
  • Paciente sin regla
  • Empieza tener un manchado escaso
  • Dolor más intenso que el de una menstruación, parecido a un cólico
  • El dolor no remite de ninguna forma
Y las señales de una amenaza de aborto
  • Tampoco hay menstruación
  • El dolor es intenso, también del tipo cólico, con un manchado escaso
  • Si el dolor deriva en pequeñas contracciones y el sangrado es muy abundante, quizá estemos ya frente a un aborto en toda regla
  • Calcula tus semanas de embarazo y tu fecha probable de parto con nuestras calculadoras «online»

El útero duele porque aumenta de tamaño y rota


Este crecimiento uterino al comienzo del embarazo se debe a la acción de los estrógenos y la progesterona, hormonas que están muy aumentadas en la gestación.    

  • Después del primer trimestre, el útero se adapta a las dimensiones del bebé que crece dentro de él.
  • En las primeras semanas del embarazo, al mismo tiempo que el útero crece, cambia su posición: rota a la derecha de la cavidad abdominal, en un proceso que se llama dextrorrotación.
  • También comprime y desplaza la musculatura y los tendones de la zona y el intestino. Así que no tiene por qué extrañar que notes algunas molestias, o incluso dolor uterino en los primeros compases de la gestación.
  • ¿Cómo son los cambios fisiológicos las mamas en el embarazo? 

Por qué duele el pecho: dolor mamario, a examen


Es probable que días antes de hacerte el test del embarazo, cuando solo sospechas que en tu interior ha empezado a gestarse una nueva vida, notes que el pecho te duele. Pero, de momento, esa tensión mamaria la achacas al síndrome premenstrual. Por eso, la ginecóloga Miriam de la Puente aconseja «diferenciar el dolor mamario premenstrual del dolor debido al embarazo». ¿Cómo? Realizando un test de embarazo después de los 35 días sin regla (en caso de periodos de 28 días), es decir, con 5 o 6 semanas de amenorrea [sin menstruación].

¿Qué pasa si hacemos la prueba de embarazo demasiado pronto?

«La mujer puede tener un resultado positivo en su prueba de embarazo pero que el embrión no se implante en el útero finalmente: tendrá su regla más tarde y no precisará tratamiento ninguno. Son los llamados abortos bioquímicos, que no van a tener ninguna repercusión en la historia ginecológica de la paciente, pero van a generarle una gran ansiedad», explica la doctora de la Puente.

A medida que los días pasan, notarás que esa sensibilidad aumenta, además de cierta sensación de hormigueo y compruebas que pechos empiezan a crecen. Son los primeros síntomas de embarazo. 

  • ¿Sabes cómo es por dentro el pecho de una mujer? Las Dras. Juana Brenes y Nuria Izquierdo te lo explican 

Cambios en las mamas, primer síntoma de embarazo


  • Todos estos síntomas se deben a que en tus mamas se incrementa la grasa y los lóbulos o ácinos, que es donde se produce y se almacena la leche, y los conductos (o galactóforos) por donde saldrá cuando tu hijo empiece a mamar.
  • Al aumentar la masa y el metabolismo mamario es necesario un mayor aporte de sangre, por ello aumenta la vascularización y apreciarás que las venas se notan claramente en la piel de ambas mamas.
  • Los pezones se vuelven más sensibles y son eréctiles al roce. Incluso si decides o no sueles no ponerte sujetador, es fácil que la leve fricción de la camiseta te moleste.
  • Las areolas se pigmentan y aumenta su circunferencia -el proceso se llama hiperpigmentación- y se observan pequeños bultitos o glándulas sebáceas o tubérculos de Montgomery.   
¿Qué puedes hacer para calmar el dolor de senos?

Una vez que confirmes el embarazo, compra un sujetador que se ajuste a las nuevas medidas de tu pecho.  A los pocos días, la tensión mamaria suele ir cediendo y desaparece en la mayoría de los casos a mediados del segundo trimestre de embarazo.  Además de las tallas que aumente tu pecho durante el embarazo, ten en cuenta que la subida de la leche (a las 48 horas del parto) volverá a producir un aumento de volumen en la mamas.

Caridad Ruiz

Redactora experta en Salud

¿Es normal no sentir dolor de senos en el embarazo?- TodoPapás

Publicidad

Indice

  • Cambios en los pechos a lo largo del embarazo
  • ¿Qué cambios en los senos son síntomas de embarazo?
  • ¿Hay algún dolor que suele acompañar al de senos?

 

Articulo relacionado: ¿Cuando estás embarazada es normal que te duela la cabeza?

Durante el embarazo se producen muchos cambios en los senos. Por ejemplo, desde los primeros días de gestación se hinchan y crecen ya que se acumula grasa en los senos y las glándulas mamarias aumentan de tamaño. Hacia la sexta semana de embarazo los pechos pueden haber crecido notablemente, incluso una talla entera o más. Y este aumento continuará toda la gestación, preparando a los senos para la lactancia.

Al incrementar su tamaño considerablemente, es muy común que aparezcan las temidas estrías y que se sienta picor en la zona por el estiramiento de la piel. También se puede notar cosquilleo y sensibilidad al tacto causados por la mayor cantidad de hormonas femeninas en el cuerpo: prolactina, oxitocina, hormona lactógena placental y luteinizante.

Además, las venas del pecho se vuelven más azuladas y se distinguen mejor, los pezones se vuelven más oscuros y se notan más, las aréolas también se tornan más oscuras y crecen y las pequeñas glándulas de la superficie de las aréolas se elevan y se tornan irregulares, formando unos bultitos que producen una sustancia aceitosa que evita que los pezones se resquebrajen o resequen.

Articulo relacionado: ¿Cuando estás embarazada es normal no engordar?

Todos estos cambios hacen que los pechos estén más sensibles y duelan, sobre todo en el primer trimestre del embarazo, aunque este dolor puede durar las 40 semanas de gestación. Es, asimismo, uno de los primeros síntomas de embarazo debido al aumento de dos hormonas: estrógeno y progesterona. Estas hormonas son las que causan el aumento del tamaño de los pechos, así como otros cambios habituales en ellos: tirantez, sensibilidad, hormigueo, hinchazón… que pueden verse incrementados al tocarlos o durante las relaciones sexuales.

Por otra parte, estos dolores son más habituales en mujeres que ya sufrían molestias durante la menstruación o en los días previos a estos y son más frecuentes en las primíparas.

Sin embargo, al igual que no todas las mujeres sufren náuseas durante las primeras semanas de gestación, tampoco todas notan dolor o molestias en los pechos. Como decíamos, los dolores son más habituales en mujeres que sufrían con frecuencia dolores durante la menstruación, en el primer embarazo o en mujeres a los que les aumenta el pecho más bruscamente, ya que este incremento del volumen de las mamas tampoco se da igual en todas las mujeres. A algunas les crecen mucho muy rápidamente, otras experimentan este aumento de manera paulatina y a otras apenas les crecen (sobre todo aquellas que ya tenían mucho pecho o padecen sobrepeso).

Articulo relacionado: ¿Es normal tener dolor en los senos?

Así, en general el dolor va ligado al mayor aumento y cambios en los pechos, aunque también es posible que tus senos crezcan poco en estas primeras semanas, y sin embargos los notes muy sensibles y doloridos. Cada organismo reacciona de una manera diferente al quedarse embarazada y no todas las mujeres experimentan los mismos cambios ni en la misma intensidad, pero eso no significa nada malo.

Por lo tanto, si te has quedado embarazada hace poco y no te duelen nada de nada los senos, o la molestia es muy leve, no debes preocuparte, sino alegrarte de no sufrir ese dolor. Eso no significa que tus pechos no estén cambiando y preparándose para producir leche, simplemente los cambios hormonales les han afectado de otra manera. Así que fuera preocupaciones, seguro que, aunque no notes nada, tus senos ya hayan empezado a aumentar y cambiar para poder alimentar a tu bebé cuando nazca.

 

El cuerpo de cada mujer es diferente y no todas tienen por qué sentir los mismos síntomas. Algunas mujeres no sólo no detectan los síntomas de los pechos en el embarazo, si no que pasan hasta el final del embarazo sin detectar ninguno.

— Normalmente, las mujeres empiezan a incrementar el nivel de grasa en el cuerpo, Esto también ocurre en los senos que aumentan de tamaño igualmente debido a que se desarrollan los lóbulos ácinos (donde se produce y almacena la leche materna) y sus conductos.

— Al aumentar la masa y el metabolismo mamario también se necesita mayor riego sanguíneo. Es por eso que puede que empieces a notar más claramente las venas en la piel de ambas mamas.

Los pezones se vuelven más sensibles y son eréctiles al roce. Puede que el simple roce del pecho con la camiseta te moleste.

Las aréolas se pigmentan (se vuelven más oscuras) y su circunferencia aumenta. Además, se empiezan a observar pequeños bultitos (glándulas sebáceas o tubérculos de Montgomery).

Es normal que a veces el dolor de senos venga acompañado de dolor de vientre. Al principio del embarazo hay mujeres que pueden notar un dolor en la zona de la pelvis. Muchas lo describen como un dolor parecido al que se siente cuando te va a bajar la regla. Es el dolor uterino, que se da en el primer trimestre de embarazo y se debe a los cambios que está sufriendo el útero.

Se debe tener en cuenta que durante el embarazo el útero puede multiplicar por mil su volumen. Esto es debido a que fuera de la gestación el útero no tiene función conocida. No se conoce un órgano que sea capaz de agrandarse tanto como el útero al final de la gestación.

El útero para crecer:

— tiene que adaptarse a las dimensiones que tiene el bebé, que crece con rapidez

— al mismo tiempo que crece durante las primeras semanas de gestación, el útero también rota a la derecha de la cavidad abdominal (proceso que se llama dextrorrotación)

— comprime y desplaza musculatura y tendones en la zona abdominal y ejerce presión en el intestino y la vejiga. Es normal tener algunas molestias (o incluso dolor) en las primeras semanas de gestación, pero también es normal no tenerlo. Cada cuerpo es un mundo.

Publicidad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *