Que hacer y que no hacer durante el embarazo: Precauciones durante el embarazo: Preguntas frecuentes (para Padres)

Que hacer y que no hacer durante el embarazo: Precauciones durante el embarazo: Preguntas frecuentes (para Padres)

Toxoplasmosis (para Padres) — Nemours KidsHealth

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una infección provocada por un parásito diminuto (Toxoplasma gondii). Este parásito de una sola célula abunda en los gatos, pero los seres humanos y otros animales también se pueden infectar con él.

¿Quién puede contraer una toxoplasmosis?

Cualquier persona puede contraer una toxoplasmosis. Los expertos creen que millones de estadounidenses están infectados por T. gondii. Pero la mayoría de ellos no presentan síntomas porque sus sistemas inmunitarios están sanos e impiden que los parásitos dañen sus órganos.

La toxoplasmosis es más grave en:

  • Las mujeres embarazadas, que pueden trasmitir la infección a sus bebés. Los bebés que se infectan antes de nacer, nacen con una afección llamada «toxoplasmosis congénita»
  • Las personas con el sistema inmunitario debilitado. Esto incluye a gente con el VIH/SIDA o con cáncer. También incluye a personas que toman medicamentos que debilitan el sistema inmunitario, como los esteroides o los medicamentos que se toman después de someterse a un trasplante de órganos.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la toxoplasmosis?

Cuando una persona tiene una toxoplasmosis, el parásito permanece en su cuerpo durante toda la vida. Pero su presencia en el cuerpo de una persona no suele provocar ningún problema. En la mayoría de los casos, la gente ni siquiera sabe que está infectada porque no presenta ningún síntoma.

Cuando los niños presentan síntomas, estos varían en función de la edad del niño y de la respuesta de su sistema inmunitario a la infección.

En los niños que, de no ser por la toxoplasmosis, estarían sanos, la toxoplasmosis puede parecer una gripe o una mononucleosis. Los síntomas pueden incluir:

  • fiebre
  • ganglios linfáticos inflamados
  • dolores musculares
  • dolor de cabeza
  • cansancio

Los bebés con toxoplasmosis congénita no suelen presentar síntomas en el momento del nacimiento. Pero los problemas pueden aparecer varios meses después. Y pueden ir de leves a graves:

  • problemas en la visión e incluso una ceguera debida a lesiones en la retina (la capa sensible a la luz que está en el fondo del ojo)
  • daño cerebral que conduce a retrasos del desarrollo, convulsiones, pérdidas auditivas, flacidez muscular, o a tener una cabeza demasiado grande o demasiado pequeña
  • fiebre
  • ganglios linfáticos inflamados
  • ictericia (tonalidad amarillenta en la piel y el blanco de los ojos)
  • erupción en la piel
  • problemas en las células sanguíneas, como anemia o trombocitopenia
  • hígado o bazo grandes

Los casos más graves de toxoplasmosis congénita ocurren cuando la madre se infecta de esta enfermedad a principios del embarazo. Esto puede conducir a abortos espontáneos o a que el bebé nazca pronto (sea prematuro) o sea muy pequeño.

Los niños con el sistema inmunitario debilitado pueden presentar todos los síntomas antes mencionados, así como problemas en los pulmones y el corazón. Muchos de estos niños también nacen con una inflamación cerebral (encefalitis).

¿Cómo se propaga la toxoplasmosis?

La gente puede contraer la toxoplasmosis:

  • al ingerir carne cruda o poco cocinada de animales infectados (sobre todo de cordero, cerdo o venado)
  • al tocar o entrar en contacto con heces (o cacas) o tierra que contengan huevos de T. gondii.
  • al nacer con la enfermedad (una mujer que contraiga una infección por toxoplasmosis cuando esté embarazada puede trasmitir el parásito al feto a través del torrente sanguíneo)
  • muy raramente, al recibir una transfusión de sangre o un órgano trasplantado que están contaminados por ese parásito

¿Cómo se diagnostica la toxoplasmosis?

Para saber si una persona tiene toxoplasmosis, los médicos le preguntarán sobre si se ha expuesto a gatos en su casa o a agua o alimentos contaminados. También le pueden hacer pruebas para saber si tiene:

  • el parásito T. Gondii (o su ADN) en la sangre o los tejidos corporales.
  • anticuerpos contra T. Gondii en la sangre
  • cambios en el cerebro, los ojos y otros órganos. También pueden ayudar las pruebas de diagnóstico por la imagen, como ecografías, tomografías computadas (TC) o resonancias magnéticas (RM).

¿Cómo se trata la toxoplasmosis?

El tratamiento de la toxoplasmosis varía en función de la edad del niño y de su salud general. Los niños que están sanos pero contraen una toxoplasmosis no suelen necesitar medicarse, porque la toxoplasmosis remite por sí misma al cabo de pocas semanas o meses. Los bebés que nazcan con una toxoplasmosis congénita o que tengan el sistema inmunitario debilitado tendrán que tomar medicamentos antiparasitarios.

¿Se puede prevenir la toxoplasmosis?

Para ayudar a prevenir la toxoplasmosis en su familia, siga los siguientes consejos.

  • Cocine la carne a fondo para matar los gérmenes que pueda contener. Cocine la carne a una temperatura mínima de 145 ºF (63 ºC). No debería contener partes rosadas, y los jugos que desprende no deberían ser sanguinolentos. Cocine la carne picada a un mínimo de 160 ºF (72 ºC), y la carne de aves de corral a por lo menos 165 ºF (74 ºC).
  • Lávense las manos con agua y jabón después de manipular carne cruda, verduras u hortalizas no lavadas o de hacer jardinería en el exterior.
  • Lave todas las frutas, verduras y hortalizas antes de servirlas. Es posible que también le convenga pelarlas.
  • Lave bien todos los utensilios y todas las superficies de la cocina utilizando agua caliente y jabón después de cada uso.
  • No beban agua no tratada ni leche no pasterizada.
  • Enseñe a su hijo la importancia de lavarse bien las manos y con frecuencia para prevenir las infecciones.
  • Cierre los areneros que tenga en el exterior, sobre todo por las noches, para impedir que los usen los gatos que merodeen por fuera de su casa.

Si tiene un gato:

  • Retire sus heces del cajón de los excrementos cada día. Los huevos de T Gondii no son infecciosos hasta que haya pasado por lo menos un día después de que el gato defeque. Si usted está embarazada, haga que otra persona cambie el cajón de los excrementos del gato cada día.
  • Intenten que el gato esté siempre dentro de casa para que no pueda contraer la toxoplasmosis al entrar en contacto con la tierra o con pequeños animales infectados que cace e ingiera.
  • No alimente al gato de la familia con carne cruda.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico si su hijo tiene síntomas de toxoplasmosis, sobre todo si su hijo:

  • está recibiendo tratamiento contra el SIDA o contra el cáncer
  • tiene una afección o toma un medicamento que debilita su sistema inmunitario

Si usted está embarazada o está intentando quedarse embarazada, llame al médico de inmediato incluso si solo tiene un ganglio linfático inflamado, sobre todo si se ha relacionado con gatos o ha comido carne cruda o poco hecha.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD

Fecha de revisión: noviembre de 2019

Disfruta de un embarazo saludable — MyHealthfinder

  • Lo básico
  • Toma acción

Lo básico

Resumen

El cuidado de salud que recibes durante el embarazo se conoce como cuidado prenatal. Recibir cuidado prenatal puede ayudarte a tener un bebé más sano. Además, reduce el riesgo de que tu bebé nazca antes de tiempo, lo cual podría causarle problemas de salud.

Durante el cuidado prenatal, el doctor o la matrona (partera, comadrona) puede detectar cualquier problema de salud que se presente. Una matrona es una profesional de la salud que provee cuidado de salud durante el embarazo y que le ayuda a la mujer embarazada durante el trabajo de parto.

Hazte chequeos prenatales con regularidad.

Programa una visita con tu doctor o la matrona en cuanto sepas que estás embarazada o creas que podrías estarlo. Vas a necesitar muchos chequeos con tu doctor o matrona durante el embarazo. No faltes a ninguno, ya que todos son importantes.

Hazte todos los análisis y las pruebas que el doctor o la matrona te recomienden. El tratamiento temprano puede curar muchos problemas y prevenir otros.

Toma medidas para tener un embarazo saludable.

Para que tú y tu bebe se mantengan sanos, es importante que:

  • No fumes ni tomes alcohol
  • Te alimentes saludablemente y tomes suficiente ácido fólico
  • Mantente activa físicamente

Obtén más consejos sobre cómo tener un embarazo saludable:

  • Si acabas de enterarte de que estás embarazada, averigua qué debes hacer a continuación
  • Revisa estos consejos para mantenerte saludable y segura durante el embarazo

Temas para conversar

Aprovecha al máximo cada visita al doctor o la matrona.

Habla con tu doctor o matrona sobre:

  • Tu historial médico y el de tu familia, incluyendo cualquier problema crónico de salud (de largo plazo) o cirugías que has tenido
  • Cuándo necesitas obtener cuidado médico por problemas que puedan aparecer, como alta presión de sangre, mareos, hinchazón, dolor, sangrado o contracciones
  • Cuándo y dónde ir para obtener cuidado de emergencia durante tu embarazo
  • Cualquier medicamento que tomes, tanto recetado por un doctor como los que se venden sin receta, además de las vitaminas, los suplementos dietéticos y las hierbas que estés tomando
  • El aumento de peso saludable durante el embarazo

Estas visitas también son una buena oportunidad para conversar sobre:

  • Las preguntas que tengas sobre el embarazo, el parto y la lactancia materna
  • Cómo conseguir ayuda para comprar alimentos, incluyendo cómo conseguir ayuda del programa llamado “Mujeres, Bebés y Niños”, o WIC, por sus siglas en inglés (recurso en inglés).
  • Cualquier cosa que te moleste o te preocupe

Si estás preocupada por tu salud durante el embarazo, no esperes para pedir ayuda. Aprende más sobre los problemas del embarazo y cuándo llamar a tu doctor o matrona.

Planifica el parto.

El plan del parto describe lo que quieres que suceda durante el trabajo de parto y después de que nazca el bebé, e incluye:

  • Dónde te gustaría tener al bebé (en un hospital o en un centro de maternidad)
  • Qué personas quieres que estén contigo antes, durante y después del trabajo de parto para que te apoyen (como tu pareja, un pariente o un amigo cercano)
  • Cómo quieres controlar el dolor durante el trabajo de parto
  • Quién quieres que te ayude a tomar decisiones médicas importantes durante el trabajo de parto
  • Si piensas amamantar después de que el bebé nazca
Habla con tu doctor sobre la depresión.

Muchas personas desarrollan depresión durante y después del embarazo. Habla con tu doctor sobre tu riesgo de desarrollar depresión y si necesitas terapia para ayudar a prevenirla.

Pruebas médicas

Hazte pruebas médicas importantes.

Durante el embarazo, el doctor o la matrona te recomendarán unas pruebas médicas que todas las personas necesitan como parte del cuidado prenatal de rutina. Deberás hacerte algunas pruebas más de una vez.

Estas pruebas le dan al doctor o a la matrona información importante acerca de ti y del bebé. En ellas se analizarán la sangre y la orina para investigar lo siguiente:

  • El factor Rh (una proteían que algunas personas tienen en su sangre) (en inglés) 
  • Hepatitis B [PDF, 680 KB] 
  • Infección urinaria 
  • Sífilis 
  • Infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, recurso en inglés) 
  • Señales de haber tenido rubéola en el pasado 
  • Infección por el estreptococo del grupo B 

Si tienes menos de 25 años o tienes ciertos factores de riesgo, el doctor o la matrona pueden también verificar la presencia de otras enfermedades de transmisión sexual. Aprende más sobre las enfermedades de transmisión sexual durante el embarazo.

El doctor o la matrona también te tomarán la presión de sangre con regularidad durante el embarazo. Podrían recomendarte que revises tu presión de sangre en tu hogar usando un monitor que puedes comprar en una farmacia. La alta presión de sangre durante el embarazo puede ser signo de preeclampsia, un problema de salud que se presenta en algunas personas embarazadas. Aprende más sobre cómo prevenir la preeclampsia.

Habla sobre el historial médico de tu familia.

Comparte con el doctor o a la matrona sobre tu historial médico personal y familiar. Eso te ayudará a ti y a tu doctor o matrona a decidir si necesitas otras pruebas, por ejemplo, pruebas genéticas. Averigua más sobre las pruebas genéticas.

Pruebas de diabetes

Hazte la prueba para detectar la diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo).

Todas las personas embarazadas deben hacerse la prueba de detección de la diabetes gestacional entre las semanas 24 y 28 del embarazo. La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que algunas personas sufren durante el embarazo.

Las personas embarazadas que corren un alto riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 podrían necesitar hacerse la prueba más tempranamente que las personas que tienen un riesgo normal. Averigua sobre el riesgo que corres de desarrollar diabetes tipo 2 (en inglés y en español).

¿Qué necesito saber sobre la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional puede provocar problemas de salud a la madre y al bebé durante y después del embarazo. Es importante hacerse la prueba para que el doctor o la matrona pueda tomar medidas para protegerte a ti y al bebé.

Corres más riesgo de desarrollar diabetes gestacional si:

  • Tienes sobrepeso o eres obesa
  • Tienes un historial familiar de diabetes
  • Tienes más de 25 años de edad
  • Eres afroestadounidense, hispana, indígena de Estados Unidos, miembro de los pueblos originarios de Alaska, hawaiano u originario de las islas del Pacífico
  • Tuviste diabetes gestacional durante un embarazo anterior
  • Tuviste un bebé que pesó más de 9 libras (unos 4 kilogramos) al nacer.
  • Tienes el síndrome del ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés)

Puedes reducir el riesgo de sufrir diabetes gestacional si tienes una alimentación saludable y te mantienes activa durante el embarazo.

  • Más información sobre la diabetes gestacional
  • Pregúntale a tu doctor sobre las pruebas para detectar la diabetes gestacional

Costos y seguro médico

¿Qué puedo hacer sobre los costos?

Según la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, en inglés), los planes de seguro médico deben cubrir las pruebas prenatales de rutina. Según el plan de seguro médico que tengas, quizás puedas hacerte las pruebas sin tener que pagar nada. Consulta con tu compañía de seguros para averiguar más.

Para más información, consulta estos recursos:

  • Servicios gratuitos preventivos de salud para las mujeres cubiertos por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio
  • Cómo te protege la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio 
  • Cómo entender y usar tu seguro de salud [PDF — 698 KB] 

Si no tienes seguro médico, todavía puedes recibir ayuda para pagar por el cuidado médico durante el embarazo:

  • Ten acceso a servicios gratuitos o de bajo costo en tu estado, llamando al 1-800-311-BABY, o 1-800-311-2229 (en inglés). Para pedir información en español, llama al 1-866-783-2645.
  • Encuentra un centro de salud cerca de ti y pregunta sobre cuidado prenatal

Aprende más sobre las opciones de seguro de salud para las personas embarazadas.

Toma acción

Toma acción

Consigue cuidado prenatal

Hay muchas cosas que puedes hacer en este momento para tener un embarazo saludable y un bebé sano.

Recibe cuidados prenatales con regularidad.

Planea recibir un chequeo prenatal por lo menos una vez al mes durante los primeros 6 meses (hasta la semana 28) y con más frecuencia durante los últimos 3 meses del embarazo (después de la semana 28). Aprende más sobre el cuidado prenatal.

Ponte las vacunas importantes.

Todas las personas embarazadas necesitan recibir la vacuna contra la tosferina (tos convulsiva) y la vacuna contra la gripe (influenza). Pregúntale a tu doctor o matrona sobre qué otras vacunas necesitas para protegerte a ti y a tu bebé. Lee más información sobre vacunas importantes para los adultos.

Toma el control de tu cuidado de salud.

Sé activa y haz preguntas cuando esté con tu doctor o matrona. Cuando juegas un rol activo en tu cuidado de salud, estás ayudando a asegurarte que tú y tu familia reciban un buen cuidado. Averigua cómo tomar control de tu cuidado de salud.

Lleva un registro de los movimientos del bebé.

En algún punto entre la semana 16 y la semana 28 del embarazo probablemente comiences a sentir que tu bebé se mueve. Lleva un registro de qué tan seguido lo hace. Si crees que se está moviendo menos de lo normal, llama a tu doctor o matrona.

No fumes, no tomes alcohol y no consumas drogas

No fumes, no tomes alcohol y no consumas drogas.

Una de las mejores formas de proteger tu salud y la de tu bebé es dejar de fumar, no tomar bebidas alcohólicas y no consumir drogas desde antes de quedar embarazada o lo más pronto posible durante tu embarazo.

Durante el embarazo, ninguna cantidad de alcohol o tabaco es segura para consumir. Ambas sustancias pueden hacerle daño al bebé. Pregúntale a tu doctor o a tu matrona acerca de formas de dejar estos hábitos.

Lo mejor para ti y para el bebé es dejar de consumir todos los productos relacionados con el tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos (vaping, en inglés). El tabaquismo pasivo o humo de segunda mano (el humo de otras personas que fuman) también puede poner en peligro tu salud y la de tu bebé. Mantente alejada del humo de cigarrillo durante tu embarazo.

Consumir drogas durante el embarazo (incluyendo los medicamentos opioides contra el dolor y la marihuana) puede también arriesgar la salud de tu bebé. Si estás embarazada y consumiendo drogas, habla con tu doctor inmediatamente.

Aprende más:

  • ¿Estás embarazada? ¡No fumes! (en inglés)
  • Dejar de fumar
  • El consumo de alcohol durante el embarazo 
  • Lo que necesitas saber sobre el uso de marihuana y el embarazo
  • El embarazo y los medicamentos opioides para el dolor [PDF – 229 KB]

Aliméntate saludablemente y mantente activa

Obtén los nutrientes que necesitas.

Tomar decisiones saludables sobre tu alimentación y tomar suplementos nutricionales según sea necesario puede ayudarte a subir de peso de forma saludable, a sentirte bien durante tu embarazo y a tener un bebé sano.

  • Mira estos consejos sobre cómo tener una alimentación saludable durante el embarazo.
  • Pregúntale a tu doctor o matrona sobre si necesitas tomar una vitamina prenatal todos los días durante tu embarazo.
  • Toma un suplemento diario de ácido fólico (de 400 a 800 microgramos). El ácido fólico es una vitamina que puede prevenir los defectos de nacimiento (defectos congénitos).
Sube de peso de una manera saludable.

Subir una cierta cantidad de peso durante el embarazo es importante para ti y para el bebé. Aprende qué cantidad de aumento de peso es saludable durante el embarazo (en inglés).

Incluso si tienes sobrepeso, todavía tendrás que subir un poco más para que tu bebé crezca bien. Pregúntale a tu doctor o matrona sobre cuánto peso extra es saludable para ti.

Mantente activa físicamente.

Mantenerte activa durante el embarazo te puede ayudar a tener un embarazo más saludable. Intenta hacer 150 minutos de actividad aeróbica moderada a la semana, como caminar a paso rápido, bailar o nadar. 

Si no has sido activa físicamente antes, comienza lentamente, ¡y haz lo que puedas! Incluso una caminata de 5 minutos tiene beneficios reales de salud, y puedes agregar más actividad a medida que pasa el tiempo.

Consigue más información sobre el ejercicio durante el embarazo en estos recursos:

  • Mantente activa durante el embarazo: consejos rápidos
  • Muévete a tu manera: el embarazo

Previene las infecciones

Toma medidas para prevenir las infecciones.

Sigue estos consejos para prevenir las infecciones y ayudar a mantener a tu bebé seguro:

  • Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón
  • Selecciona alimentos y prepara tus comidas de forma segura
  • Si tienes un gato, aprende cómo protegerte de la toxoplamosis (una enfermedad que se propaga a través de las cajas de arena que los gatos usan para defecar)
  • Ponte las vacunas para protegerte contra la tosferina (tos convulsiva) y la gripe (influenza)
  • Evita viajar a zonas donde esté activo el virus Zika. Si debes viajar a una zona con Zika, averigua cómo protegerte de este virus.

Aprende más sobre cómo prevenir las infecciones durante el embarazo.

Busca apoyo y haz un plan de antemano

Pide ayuda si la necesitas.

A veces el embarazo puede ser cansador o causarte estrés. El apoyo adicional de tus seres queridos puede ayudar. Por ejemplo, tus familiares y amigos pueden:

  • Darte apoyo emocional para que te sientas menos estresada
  • Visitar contigo al doctor o a la matrona
  • Ir contigo a las clases sobre lactancia materna o a las clases de parto
  • Limpiar la caja de arena del gato (si tienes uno)
  • Ayudarte a prepararte para la llegada del bebé, organizando los muebles que sean necesarios

Piensa en lo que necesitas y no tengas miedo de pedir ayuda.

Planifica de antemano el primer año con tu nuevo bebé.

Tener un nuevo bebé es emocionante, pero también puede ser estresante. Toma medidas para ayudarte a estar preparada para la llegada de tu nuevo bebé:

  • Prepara un lugar seguro para que tu bebé pueda dormir, sin objetos blandos en la cuna
  • Habla con tu doctor o matrona sobre las pruebas de detección temprana para los recién nacidos
  • Aprende más sobre cómo amamantar a tu bebé
  • Averigua más sobre los signos y síntomas de la depresión posparto. Alrededor de 1 de cada 8 mujeres desarrolla depresión después de tener un bebé. Habla con tu doctor o matrona si tienes alguna pregunta o inquietud sobre este tema.
Asegúrate de mantener las visitas posparto con tu doctor o matrona.
  • Habla con tu familia y tus amigos para que te ayuden cuando nazca el bebé. Si no quieres visitas, las personas pueden apoyarte de otras formas, por ejemplo, trayéndote comidas.

Lee más información sobre cómo prepararte para la llegada de tu bebé.

Antes de quedar embarazada

¿Aún no estás embarazada? Planifica tu embarazo de antemano.

Planear con suficiente tiempo puede ayudarte a tener un embarazo más sano. Por ejemplo:

  • Toma diariamente un suplemento que tenga entre 400 y 800 microgramos de ácido fólico. Tomar ácido fólico antes y durante el embarazo puede prevenir ciertos defectos de nacimiento (defectos congénitos). La mayoría de las multivitaminas contienen 400 microgramos de ácido fólico. Lee la etiqueta del frasco para estar segura.
  • Deja de consumir alcohol cuando comiences a tratar de quedar embarazada.
  • Si fumas, deja de hacerlo cuando estés tratando de quedar embarazada.

Lee sobre otras cosas que puedes hacer para planear de antemano.

Pide una cita con un doctor o matrona.
  • Hazte tomar la presión de sangre. Si tienes alta presión de sangre, pregúntale al doctor cómo puedes controlarla antes y durante el embarazo.
  • Si tienes una enfermedad crónica (de largo plazo) como la diabetes, pregúntale al doctor cómo controlarla antes y después del embarazo.
  • Pregunta sobre las vacunas que deberías ponerte antes de quedar embarazada
  • Habla con tu doctor sobre el historial médico de tu familia (en inglés), incluyendo cualquier problema médico que tengas y que pueda afectar al embarazo.
  • Habla con tu doctor sobre el riesgo que tienes de desarrollar depresión durante el embarazo y si necesitas terapia para ayudar a prevenirla.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *