Que pescado pueden comer las embarazadas: El embarazo y el pescado: ¿qué es seguro comer?

Que pescado pueden comer las embarazadas: El embarazo y el pescado: ¿qué es seguro comer?

Durante el embarazo, ¿qué tipo de pescado se puede comer y cuál no para evitar la ingesta de mercurio?

Inicio » Seguridad

03/01/2021

Los humanos se exponen al mercurio mediante la dieta, con el consumo de pescado. Se ha demostrado que el mercurio atraviesa la barrera placentaria para llegar al feto, provocando efectos adversos en el crecimiento fetal y en el desarrollo cerebral.

El mercurio es un metal que en grandes cantidades puede causar problemas en el cerebro en el desarrollo de bebés y niños, y problemas en el aprendizaje. Por ello, se aconseja consumir pescado con poco nivel de mercurio a mujeres embarazadas, lactantes y niños.

El Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York ha publicado una completa guía llamada “Coma pescado, elija sabiamente – Protéjase del mercurio”  en la que recomienda a mujeres embarazadas, mujeres que estén dando el pecho y niños qué tipo de pescado es el más aconsejable para ingerir y cuál se debe evitar en base a su concentración de mercurio.

El pescado es rico en proteínas y nutrientes y bajo en calorías, aunque a veces puede contener mercurio. La mayoría de las personas pueden comer pescado sin preocuparse por el mercurio, pero las mujeres embarazadas o que estén amamantando y los niños deberían controlar qué tipo de pescado pueden comer y cuál es mejor evitar. 

Durante el embarazo, el mercurio puede pasar de la madre al bebé. En cantidades más pequeñas puede también pasar a la leche materna. El mercurio puede afectar al cerebro en desarrollo y causar problemas de aprendizaje en los niños. La mayoría de los bebés cuyas madres comen pescado durante el embarazo nacen sanos y se desarrollan saludablemente, pero cuanto menos expuesto esté un niño al mercurio mejor.

La mayoría de pescados contiene algo de mercurio, pero algunos contienen altas cantidades. Los pescados más grandes y aquellos que se alimentan de otros peces suelen tener más mercurio. De esta manera, el consumo de mercurio de las personas dependerá del tipo de pescado que coman y con qué regularidad.

A continuación os ofrecemos una lista de los pescados aptos para comer y cuáles hay que evitar según su contenido en mercurio: 

Contenido muy bajo en mercurio:

  • Anchoas
  • Almejas
  • Langostas de río
  • Merluza
  • Arenque
  • Ostras
  • Abadejo
  • Salmón
  • Sardinas
  • Camarones
  • Pescadilla

 Contenido bajo en mercurio:

  • Pescado blanco
  • Palometa
  • Bacalao
  • Cangrejo
  • Corvina
  • Caballa del Atlántico
  • Mejillones
  • Perca
  • Vieiras
  • Lenguado
  • Calamares
  • Trucha de agua dulce
  • Atún (enlatado tipo claro)

Contenido alto en mercurio:

  • Lubina
  • Anjova
  • Anguila
  • Langosta
  • Rape
  • Trucha de mar
  • Bacalao negro
  • Raya
  • Pargo
  • Atún enlatado (del tipo albacora o blanco)

Contenido demasiado alto en mercurio:

  • Mero
  • Caballa
  • Aguja
  • Tiburón
  • Pez espada
  • Atún (fresco, filetes, sushi)

Como conclusión, se debe evitar el consumo de peces grandes durante el embarazo, la lactancia y la infancia hasta los cinco años como, por ejemplo el pez espada, el tiburón, el atún rojo y el lucio. Estos peces pueden acumular niveles muy altos de contaminantes persistentes como el mercurio.

Sin embargo, el pescado es rico en ácidos grasos Omega-3 y otras sustancias muy beneficiosas para la madre y el bebé. Por tanto, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría recomienda el consumo de peces más pequeños, que suelen acumular menos cantidad de tóxicos, como la sardina, la dorada o el boquerón.

Acceso a la fuente de consulta:

Contaminantes químicos ambientales presentes en los alimentos Guía de recomendación a mujeres embarazadas y lactantes. Asociación Observatorio de la Alimentación [Fecha de consulta: 03/01/2020]
Coma pescado, elija sabiamente — Protéjase del mercurio. 2011. Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York. 2011 [Fecha de consulta: 03/01/2020]. 

Etapa: 

Embarazo

Embarazo saludable

Tema: 

Seguridad

¿Qué pescado puedo comer estando embarazada?

Los efectos beneficiosos del consumo de pescado en embarazadas y niños son bien reconocidos. Sin embargo, se ha descrito que la ingesta de metilmercurio (MeHg) en el embarazo, principalmente a través del pescado y marisco contaminado, puede producir efectos perjudiciales sobre el desarrollo del sistema nervioso en el feto y el recién nacido. España es uno de los países con un consumo más elevado de pescado y según diferentes estudios recientes, es también uno de los países con mayores concentraciones de mercurio en sangre.

En el hospital en el que trabajo se ha constituido el Grupo de Estudio para la Prevención de la Exposición al Me-Hg (GEPREM-Hg). Participo en él como ginecólogo, con el objetivo de proporcionar recomendaciones para la prevención y evaluación de la exposición al metilmercurio en España, tanto en embarazadas como en niños y adultos. No analizamos otros contaminantes en los pescados y mariscos, de manera que los consejos dietéticos solamente se refieren al metilmercurio.

En el ciclo acuático del mercurio, una vez que este elemento tóxico se ha depositado en el agua de los ríos o del mar, se transforma en metilmercurio (MeHg) por la acción de determinadas bacterias sulfato reductoras y se bioacumula en los organismos acuáticos, fundamentalmente en pescados y mariscos, incorporándose a la cadena trófica de alimentos.

Pescado prohibido en el embarazo


El pescado es una fuente importante de nutrientes como, entre otros, de ácidos grasos omega 3 de cadena larga, proteínas de alta calidad, selenio (Se) y vitamina D. Sin embargo la fuente de exposición principal al metilmercurio es el consumo de pescado salvaje -no de piscifactorías- y marisco contaminado. Los peces con mayor contenido de mercurio son los peces grandes depredadores, que se comen a otros más pequeños contaminados con el mercurio, como: Emperador — Pez espada — Tiburón — Atún — Marlín — Ballenas

Tienes que tener cuidado con…


Otros pescados que también contienen metilmercurio aunque en menor cantidad son: rape, perro del norte, bonito, anguila, reloj, cabezudo, fletán, rosada del Cabo, salmonete, rosada chilena, lucio, tasarte, capellán, pailona, raya, gallineta nórdica, pez vela, pez cinto, besugo, tiburón, escolar y esturión.

La variedad atún claro o bonito del norte muestran menor cantidad de metilmercurio que el atún rojo. Además el 90 a 100% del contenido de mercurio en los peces se encuentra en forma de MeHg, hallándose unido a las proteínas (no a la grasa) por lo que no se elimina mediante la limpieza ni el cocinado del pescado. Todo esto está publicado en muchas revistas científicas españolas.

Pescado permitido durante la gestación


Las especies anteriormente descritas pueden consumirse con discreción, salvo el emperador y otras grandes. Pero hay pescados que durante el embarazo podéis comer sin ningún problema, como estos: pescadilla, bacalao, sardinas, anchoas, salmón, gallo, calamar y mariscos (prácticamente todos).

En general, los pescados pequeños son los ideales. Hay que tener en cuenta también que el selenio impide que el metilmercurio ejerza su función biológica, por lo que pescados que tengan mucho selenio como el atún puede que sean al final menos tóxicos que aquellos menos ricos en selenio. También hay que tener en cuenta que la fruta, verduras, alimentos ricos en fibras y el ajo disminuyen la absorción de mercurio en el intestino.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *