Remedios contra la tos en niños: Debra Rose Wilson, Ph.D., MSN, R.N., IBCLC, AHN-BC, CHT

Remedios contra la tos en niños: Debra Rose Wilson, Ph.D., MSN, R.N., IBCLC, AHN-BC, CHT

11 remedios caseros para la tos

12 minutos

De más está decir que, sea por la razón que fuere, a nadie le gusta padecer las molestias que genera la tos. Cuando este síntoma aparece en tu hijo, es conveniente conocer ciertas técnicas para calmarla.

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 08 noviembre, 2022

Teniendo en cuenta que la tos es uno de los principales padecimientos que se asocian con las gripes, las cuales son bastante frecuentes en los niños, presentamos algunos remedios caseros para aliviar la tos.

Cualquiera de ellos puede servirte en tu desesperación por encontrar una solución efectiva para contrarrestar este difícil cuadro cada vez que se presenta. Aun así, recuerda que el criterio del especialista en insustituible, en especial cuando el pequeño no ha superado los dos años de vida.

Los 11 mejores remedios para la tos de los niños

Cuando se habla de remedios para la tos infantil encontramos docenas y docenas que nos recomienda la medicina popular. Hoy nos hemos enfocado en aquellos que cuentan con aval científico y que son seguros de utilizar en los pequeños.

1. Miel de abejas

Si a tu niño le gusta la miel de abejas, puedes darle una cucharada cuando le aparezca la tos. Ha demostrado ser un tratamiento eficaz y seguro para eliminar la tos en los niños. Además de usarla de forma individual, también puedes combinarla de la siguiente manera:

  • Miel con limón: mezcla la misma cantidad de miel de abejas con zumo de limón natural.
  • Infusión de orégano y miel de abejas: añade dos cucharadas de miel a media taza de infusión de orégano mientras esté tibia. Dásela a beber a tu hijo cuando le comience la tos.
  • Infusión de tomillo, miel y zumo de limón: dale el remedio mientras esté tibio. Sirve media taza de infusión y échale luego el zumo de medio limón y dos cucharadas de miel.
  • Bebida de chocolate con miel: sirve una taza de agua, échale una cucharada de chocolate negro y espera a que hierva unos minutos. Baja la bebida del fuego, permite que se refresque y cuélala. A continuación, añádele dos cucharadas de miel de abejas y dásela a tu hijo mientras esté tibia.
  • Jarabe de miel, cebolla y limón: para preparar esta infusión, trocea una cebolla grande y machácala bien. Es imprescindible que quede totalmente triturada para que suelte bien sus jugos. Posteriormente, cuélala y añádele la misma cantidad que hayas obtenido de miel y de zumo de limón; dale una cucharada de este jarabe a tu niño cuando tenga tos.

La Cántara — Miel Pura de Abeja — Pack 3×500 gr — Tomillo Romero y Eucalipto – 100% Natural — Origen España

Comprar en Amazon

Doray De Flores — 100% De Andalucía Miel 1 Kg

Comprar en Amazon

Miel Pura de Abeja Cruda y Natural MIL FLORES COSECHA JULIO 2022 Origen ESPAÑA RECIÉN EXTRAIDA Artesanal directa del Apicultor Nerpio Sierra del Segura 100% NATURAL 950 gr

Comprar en Amazon

Es un secreto a voces que la tos pediátrica puede empeorar durante la noche. Se sabe que una cucharada de miel antes de dormir puede ser útil para aliviar su intensidad. La miel no se debe usar en niños menores de 1 año por el riesgo de botulismo, y en caso de usarla de noche se debe fomentar el cepillado para evitar episodios de caries.

2. Paños tibios

Cuando a tu hijo le comience la tos, calienta algunos paños con la plancha y ve poniéndoselos en el pecho. A medida que se enfríen, reemplázalos por otros calientes. Este es uno de los remedios caseros para la tos más populares, uno cuya eficacia no es solo anecdótica.


Quizá te interese: 6 alimentos que pueden provocar atragantamientos en los niños


Aunque por supuesto no se trata de una terapia que elimine por completo la tos, se sabe que este sencillo truco puede aliviar levemente los síntomas y promover el bienestar. Ten presente que los paños deben estar tibios, ya que si están muy calientes pueden causar quemaduras e incomodidad en los pequeños.

3. Vapores de mentol

Al igual que otros remedios caseros para la tos infantil, la eficacia del mentol no se basa solo en la sabiduría popular. Existe evidencia de que sus vapores pueden aumentar los umbrales del reflejo de la tos, mejorar los síntomas y favorecer el descanso nocturno. Se ha sugerido que inhalar su vapores es la mejor forma de aprovechar los compuestos de esta planta.

Pon al fuego un recipiente con agua. Cuando comience a hervir, añádele algunas porciones de mentol y retira el recipiente del fuego. Antes de que vaya a perder su aroma, acerca a tu hijo para que respire el vapor que desprende. Recuerda no usar mentol en niños menores de dos años.

MS Nature — Cristales de mentol premium para sauna 100 % aceite de mentol – Cristales de hielo como accesorio para sauna para inhalar – Infusión de eucalipto sauna – Mentol Sauna

Comprar en Amazon

DIYer® 100g de cristales de mentol en una práctica bolsa con cremallera — calidad superior certificada a partir de aceite de menta 100% puro — ideal como infusión para la sauna — cristales de hielo

Comprar en Amazon

CozyNature Menthol Crystals | Calidad Premium fabricado en Alemania | Accesorios para sauna | Infusión para sauna | 100g de cristales de mentol

Comprar en Amazon

MediCrystal Infrarrojo lejano amatista Mat PRO 80×180 cm — Cristales Naturales profesional 80×180 cm

Comprar en Amazon

FABCARE Cristales de mentol para sauna 100g incl cuchara dosificadora — Mentol 100% natural libera las vías respiratorias — Infusión refrescante para sauna a base de aceite de menta puro

Comprar en Amazon

LoWell® 100 g de cristales de mentol 100 % de menta pura — Ideal como infusión para sauna — Envasados en un bote con autocierre — Mentol

Comprar en Amazon

Si vas a ponerle algún paño para que aproveche bien la vaporización, introduce tu cara junto a la de él. El vapor de agua puede quemarlo; solo de esta manera podrás comprobar cuán caliente está. Además, procura no excederte con esta terapia; ya que la concentración de los vapores puede irritar las vías respiratorias ante una exposición prolongada.

4. Gotas de solución salina

De seguro has utilizado gotas de solución salina para limpiar la nariz de tu bebé en el pasado. En general, los especialistas lo consideran un remedio para la tos en niños seguro; siempre y cuando no se use en menores de dos años y de forma recurrente. Su aplicación debe ser puntual, y la puedes alternar con otras terapias presentadas.


No te lo pierdas: 5 alimentos que ayudan a conciliar el sueño infantil


5. Cebolla

Existe evidencia de que la cebolla provee efectos relajantes en el músculo liso traqueal, lo que genera actividades broncodilatadoras útiles en las enfermedades respiratorias obstructivas. Se sabe que cuenta con propiedades antinflamatorias, de manera que puede aliviar secuelas de la tos como lo es la inflamación de la garganta.

Corta una cebolla en porciones, échalas en una media de tu niño y haz un nudo en la punta para que no se salga. A la hora de dormir, cuelga la media en la cabecera de su cuna o cama para que él respire ese olor y le merme la tos. 

Recomendamos una media pequeña para que, si por alguna casualidad él llega a alcanzarla, no le sea tan fácil sacar las porciones de cebolla. Otra forma de aprovecharla es haciendo un jarabe con miel y cebolla para la tos en los niños.

6. Vapores de eucalipto

Los expertos avalan las propiedades del eucalipto para el tratamiento de la tos, el resfriado y la bronquitis. Aunque su efecto es moderado, es mejor que la ausencia de terapia. Su uso es seguro siempre y cuando no se utilice en niños menores de dos años.

Pon a hervir ramas de eucalipto. Cuando alcance el hervor, saca el recipiente del fuego y acerca a tu hijo al vapor que se desprende para que lo huela. Procura tener cuidado con el agua caliente.

7. Dale a beber agua

Elevar la ingesta de líquidos es uno de los remedios caseros para la tos pediátrica y adulta más conocidos. Puede ayudar a paliar la pérdida de líquidos por la fiebre y la evaporación del tracto respiratorio.

Sin embargo, y como advierten los expertos, no se debe aplicar a niños menores de seis meses, ya que podría ocasionar hiponatremia. Ofrécele agua a tu pequeño; si al niño no le molesta, añádele también algunas gotitas de zumo de limón.

8. Evita los antihistamínicos si se trata de una tos por gripe

Si tu hijo tiene una tos seca, como se conoce comúnmente, provocada por una alergia, puedes medicarlo con el antihistamínico que acostumbras y sabes que le sienta bien.

Sin embargo, si la tos es consecuencia de una gripe, evita darle este tipo de medicamentos y opta mejor por los remedios caseros. Los antihistamínicos pueden hacer que las flemas del catarro se vuelvan más espesas; esto, a la larga, puede extenderle los padecimientos asociados a su resfriado o al contagio por el virus de la gripe.

9. Jengibre

El jengibre es una raíz que se ha utilizado desde hace muchos años en la medicina natural. La misma cuenta con propiedades antivirales, antiinflamatorias, antioxidantes y antifibróticas. De hecho, estudios han sugerido que estas propiedades del jengibre pueden relajar el músculo liso de las vías respiratorias; algo que favorecería a la expulsión de la tos.

Para aprovechar este efecto tan solo será necesario hacer un té con la raíz. Deberás tomar 20 o 40 gramos de jengibre picado en rodajas y añadirlos a una taza de agua caliente. Luego, debes esperar a que enfríe y dársela a tu hijo, puedes añadir una cucharadita de miel para endulzar y potenciar el efecto.

DEITERS — Nauserina Jengibre en Chicles Complemento Alimenticio Pastillas para Embarazadas Pastillas para Mareo Anti-mareo Pastillas Digestivas 12 Unidades

6,05 €

Pasta de jengibre picado 1kg TRS
TRS Pasta de jengibre picado; 1 kg; Listo para usar, apto para vegetarianos

8,60 €

BLOOOK — Mini picador de ajos manual de acero inoxidable ayuda de cocina para picar ajos jengibre cacahuete 1 unidad
Fácil de desmontar y limpiar: el cortador de ajos también es apto para lavavajillas.

13,99 €

Gohytal Trituradora de ajo prensada trituradora de ajo de acero inoxidable 304 manual prensada de ajo ayuda de cocina pequeña picada para jengibre picado y cacahuete y ajo

16,99 €

Fablcrew — 1 mortero y mortero de madera y bambú natural utensilios de cocina para picar jengibre hierba y ajo.
Material: bambú; Fácil de limpiar, húmedo, duro y duradero; Una herramienta manual para triturar, picar o picar ajo y jengibre.

16,95 €

10. Raíz de malvavisco

La raíz de malvavisco o altea es una planta ampliamente empleada en jarabes para la tos. Múltiples investigaciones demuestran la eficacia de esta planta en el tratamiento de la tos seca en monoterapia. Los mecanismos que explican su efectividad son muy diversos, aunque se cree que contiene mucílagos que recubren la garganta, aliviando la comezón y el malestar.

El té de esta planta te permitirá aprovechar sus propiedades como uno de los remedios caseros para la tos infantil más efectivos. Tan solo deberás conseguir la hierba seca o las bolsas de té preparadas, añadirlos a una taza de agua caliente y dárselo a tu hijo. Es posible ingerir la bebida caliente o fría, así como con una cucharada de miel.

Malvavisco Raíz Infusion — Hierba Cañamera 100g

  • Suave sabor que recuerda a las raíces. Esta infusión, cargada de sustancias beneficiosas y propiedades relajantes, se puede tomar a…
  • Quienes aprecien la infusión de hojas de malvavisco sin duda disfrutarán también con este producto.
  • Ideal para un momento de calma a cualquier hora.
  • Se utilizaba en la Antigua Grecia por sus propiedades beneficiosas para la salud.
  • Estamos convencidos de que, cuanto mayor es la calidad de un producto, más saludable resulta, pues el contenido de sustancias beneficiosas…

11. Tomillo

Una de las especias más utilizadas en la cocina y en el tratamiento de múltiples afecciones es el tomillo. Una revisión sistemática realizada a múltiples repertorios digitales demostró la eficacia del tomillo para disminuir la intensidad y la frecuencia de la tos. La gran cantidad de antioxidantes en la hierba puede explicar el efecto.

Lo ideal es que busques un jarabe para la tos que contenga tomillo para aprovechar sus propiedades. También, puedes preparar un té con 2 cucharadas de tomillo y una taza de agua caliente. Tan solo recuerda colar el té antes de dárselo a tu hijo.

A la par de estos remedios caseros para aliviar la tos en niños puedes usar un humificador en casa y elevar su cabeza mientras duerme. Estos sencillos trucos tendrán un efecto positivo en su bienestar, y favorecerán una pronta recuperación.

Medidas para prevenir la tos

No solamente debemos enfocarnos en curar al niño cuando tenga tos. Como siempre, la prevención también es un punto clave aquí, incluso cuando el pequeño ya está enfermo.

Por lo tanto, sea cual sea el motivo de la tos, abriga a tu hijo, sobre todo si ha llovido o hace frío. No le permitas jugar con agua; en todo caso, llévalo al baño y dale una ducha con agua tibia mientras se distrae, para que se le mejore la tos. Asimismo, evita los caramelos e invítalo a jugar juegos pasivos para que no se altere y comience a toser.

Consideraciones para el manejo de la tos

Como habrás notado, las alternativas para paliar este molesto síntoma son varias; lo mejor es que las hay para todos los gustos, ya que sabemos que no todos los niños son iguales, ni tampoco sus organismos. Aun así, estos remedios para la tos pediátrica no sustituyen los consejos del especialista.

Ya hemos advertido que estos remedios no se deben usar en niños menores de dos años. Es muy importante que sigas este criterio, ya que las desventajas superan con creces los beneficios. Si la tos empeora no dudes en consultar con un especialista, y hazlo siempre que tu bebé no haya superado los 24 meses de vida.

Te podría interesar…

⚠️ Esta página participa en el programa de afiliados de Amazon y puede obtener ingresos por compras adscritas.

12 remedios naturales para la tos y otras recomendaciones

En general, la tos es perfectamente normal. Una tos puede ayudar a mantener la garganta libre de flema y otros irritantes. Sin embargo, la tos constante también puede ser síntoma de varias afecciones, como:

  • una alergia
  • una infección viral
  • una infección bacteriana

Algunas veces la tos no se debe a nada relacionado con tus pulmones. La enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) también puede causar tos.

Puedes tratar la tos debido a resfriados, alergias e infecciones sinusales con una diversidad de medicamentos de venta libre. Las infecciones bacterianas requieren antibióticos.

Junto con el tratamiento con medicamentos, puedes preguntarle a tu médico acerca de otras opciones para ayudar con tu tos. Aquí hemos enumerado algunos remedios caseros que debes considerar.

La miel es un remedio tradicional para el dolor de garganta. Según un estudio, también puede aliviar la tos más eficazmente que los medicamentos de venta libre que contienen dextrometorfano (DM), un supresor de la tos.

Puedes crear tu propio remedio en casa mezclando hasta 2 cucharaditas de miel con té de hierbas o agua caliente y limón.

La miel calma, mientras que el jugo de limón puede ayudar con la congestión. También puedes simplemente tomar 2 cucharaditas de miel o preparar un aderezo para el pan como refrigerio.

Los probióticos son microorganismos que pueden proporcionar un conjunto de beneficios para la salud. Aunque no alivian la tos directamente, ayudan a equilibrar tu flora gastrointestinal. La flora gastrointestinal es la bacteria que vive en tus intestinos.

Este equilibrio puede apoyar la función del sistema inmunitario en todo el cuerpo. Un estudio de 2015 demostró una disminución en el número de personas que contraían infecciones respiratorias altas después de recibir varias cepas de probióticos, aunque la evidencia todavía no es concluyente.

Cada fabricante del suplemento puede tener diferentes tomas diarias recomendadas. Los probióticos también se agregan a algunos tipos de yogur y están presentes en la sopa de miso y panes de masa fermentada.

Considerando las variaciones de probióticos disponibles, debes hablar con tu médico sobre qué probiótico es adecuado para ti y tu afección. La manera más natural de obtener probióticos es a través de alimentos fermentados, incluyendo:

  • miso
  • col fermentada (chucrut)
  • yogur
  • kéfir
  • kombucha
  • tempeh
  • kimchi
  • pan de masa fermentada

Normalmente no se considera que la piña es un remedio para la tos, pero eso podría ser porque nunca se ha oído hablar de la bromelina.

Existe poca evidencia que sugiere que la bromelina, una enzima que se encuentra solo en el tallo y el fruto de las piñas, puede ayudar a suprimir la tos y a aflojar la flema de la garganta.

Para disfrutar de la mayoría de los beneficios de la piña y la bromelina, come una rodaja de piña o bebe 3.5 onzas de jugo fresco de piña tres veces al día.

También se afirma que puede ayudar a aliviar la sinusitis y los problemas de los senos paranasales debido a alergias, que pueden contribuir a la tos y al moco. Sin embargo, existe poca evidencia que lo respalde.

A veces, también se usa para tratar la inflamación y la hinchazón.

Los niños o adultos que toman anticoagulantes no deben tomar suplementos de bromelina. Además, si tomas antibióticos, como amoxicilina, ten cuidado al usar bromelina, ya que puede aumentar la absorción del antibiótico.

Siempre habla con tu médico antes de tomar suplementos nuevos o desconocidos.

Las hojas de menta son bien conocidas por sus propiedades curativas. El mentol en la menta puede ayudar a calmar la garganta y puede hacer que parezca más fácil respirar.

Te puedes beneficiar bebiendo té de menta o inhalando los vapores de la menta de un tratamiento de vapor.

Para preparar un tratamiento de vapor, agrega 7 u 8 gotas de aceite esencial de menta a aproximadamente una taza de agua que acaba de hervir. Pasa una toalla por encima de tu cabeza y respira profundamente directamente sobre el agua.

La raíz del malvavisco está hecha de Althaea officinalis, una planta perenne que florece en verano. No es lo mismo que el malvavisco blando que asas en el fuego.

Las hojas y las raíces de la planta de malvavisco se han utilizado desde tiempos antiguos para tratar el dolor de garganta y eliminar la tos.

Un estudio de 2020, que se realizó en un laboratorio, determinó que la planta de malvavisco era eficaz para reducir la tos debido a su efecto calmante en los tejidos irritados de la garganta y los senos paranasales. Esto podría deberse a las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de la planta.

La raíz del malvavisco también contiene mucílago, que recubre la garganta y alivia la irritación.

Actualmente, puedes usar la raíz de malvavisco como un té o en cápsulas. El té caliente puede calmar la tos que va acompañada de dolor de garganta.

Aunque la hierba se considera generalmente segura, la raíz y las hojas del malvavisco no se recomiendan para los niños.

Algunas personas usan el tomillo para las enfermedades respiratorias. Un pequeño estudio en el que participaron 361 personas con bronquitis aguda sugirió que la esencia extraída de las hojas de tomillo mezcladas con hiedra puede ayudar a aliviar la tos, así como la bronquitis a corto plazo.

Las hojas contienen compuestos llamados flavonoides que relajan los músculos de la garganta implicados en la tos y disminuyen la inflamación.

Puedes hacer té de tomillo en casa usando 2 cucharaditas de hojas de tomillo trituradas y 1 taza de agua hirviendo. Cubre la taza, deja reposar durante 10 minutos y cuélalo.

Mientras que el remedio puede parecer relativamente simple, las gárgaras con agua y sal pueden ayudar a aliviar una garganta irritada que hace que tosas. Mezclar de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal con 8 onzas de agua tibia puede ayudar a aliviar la irritación.

Ten en cuenta que, como los niños menores de 6 años no son especialmente buenos para hacer gárgaras, es mejor probar otros remedios para los niños en este grupo de edad.

El jengibre es un remedio tradicional popular. A menudo se usa para tratar las náuseas y el malestar estomacal, pero también puede aliviar la tos.

Un estudio de laboratorio sugiere que el jengibre puede relajar los músculos de las vías respiratorias. Esto podría ser beneficioso para los síntomas del asma, incluyendo la tos.

El jengibre también tiene compuestos antiinflamatorios que pueden reducir la inflamación y la hinchazón en la garganta.

Si tienes tos, el té de jengibre es la mejor opción. El líquido caliente puede reducir la irritación, sequedad y moco en tu garganta.

Para preparar té de jengibre, corta un pedazo de 1 pulgada de la raíz del jengibre fresco. Hierve 1 taza de agua durante 10 a 15 minutos, dependiendo de cuán fuerte te guste el té. También puedes comprar bolsas de té de jengibre en la tienda o en línea.

El olmo resbaladizo es un remedio antiguo para la tos y el dolor de garganta. Se dice que reduce la inflamación y alivia el revestimiento de tu garganta.

No hay evidencia sólida para confirmar este beneficio. Sin embargo, el olmo resbaladizo no está relacionado con efectos secundarios graves.

Este olmo está disponible en cápsulas, tabletas, pastillas y té. Las pastillas y el té son ideales para aliviar la irritación de la garganta.

La cúrcuma se ha utilizado tradicionalmente para muchas enfermedades a lo largo de los años, incluyendo la tos. Su compuesto activo, la curcumina, tiene propiedades antiinflamatorias potentes.

Se recomienda consumir cúrcuma con pimienta negra. Esto se debe a que la piperina, el principal compuesto de la pimienta negra, aumenta la biodisponibilidad de la cúrcuma. Esto ayuda a que tu cuerpo absorba la cúrcuma.

Prueba beber té de cúrcuma caliente o leche dorada. Añade un poco de pimienta negra y un poco de miel para endulzar.

El reflujo ácido ocurre cuando el contenido de tu estómago fluye de regreso a la garganta. Esto puede causar irritación, lo que provoca la tos.

De hecho, alrededor del 40 por ciento de la tos crónica es causada por reflujo ácido.

Si piensas que el reflujo ácido está causando tus síntomas, evitar los alimentos desencadenantes comunes puede ayudar. Esto incluye alimentos como:

  • cafeína
  • alcohol
  • chocolate
  • bebidas carbonatadas
  • alimentos ácidos, como el jugo de cítricos

Una de las mejores maneras de aliviar la tos es beber mucho líquido.

Beber líquidos puede ayudar a aliviar la sequedad de tu garganta, una causa común de la tos. También ayuda a diluir el moco, lo que puede aliviar la tos y la congestión.

Los líquidos calientes como el caldo o el té son ideales para la tos. Si prefieres una bebida fría, toma una bebida no carbonatada como agua o té sin endulzar. Chupar cubitos de hielo también puede ayudar.

Además de aprender a tratar la tos, es posible que quieras aprender a prevenirla en primer lugar.

Para ayudar a protegerte contra la gripe, asegúrate de vacunarte anualmente, por lo general, a partir de octubre. Otras acciones que puedes tomar son las siguientes:

  • Evita tener contacto con otras personas enfermas. Si sabes que estás enfermo, evita ir a trabajar, a la escuela u otros lugares donde estarás en contacto con otras personas para no enfermar a los demás.
  • Cúbrete la nariz y la boca siempre que tosas o estornudes, preferiblemente usando un pañuelo (que tires inmediatamente después de usar) o tosiendo en tu codo.
  • Toma suficientes líquidos para mantenerte hidratado.
  • Limpia las áreas comunes de tu casa, trabajo o escuela con frecuencia. Esto es especialmente importante para superficies, juguetes o teléfonos móviles.
  • Lávate las manos con frecuencia, especialmente después de toser, comer, ir al baño o cuidar a alguien que esté enfermo.

Con las alergias, puedes ayudar a reducir los brotes al identificar los alérgenos que te afectan y evitar la exposición a los mismos. Los alérgenos comunes incluyen:

  • árboles
  • polen
  • ácaros del polvo
  • pelo de animales
  • moho
  • insectos

Las vacunas contra las alergias también son útiles y pueden reducir tu sensibilidad a los alérgenos. Habla con tu médico sobre si este plan es adecuado para ti.

Busca tratamiento médico de emergencia si la tos está afectando tu capacidad para respirar o si estás tosiendo sangre.

Las infecciones de las vías respiratorias producen dolores corporales y fiebre, mientras que las alergias no.

Consulta a tu médico si experimentas los siguientes síntomas además de la tos:

  • escalofríos
  • deshidratación
  • fiebre más alta que 38 °C (101 °F)
  • malestares, o una sensación general de malestar
  • tos productiva con flema con mal olor, espesa, verde o amarilla
  • debilidad

La miel y las gárgaras de agua con sal son remedios caseros populares para la tos. También puedes beber tés de hierbas hechas de menta, jengibre, olmo resbaladizo, tomillo, cúrcuma o raíz de malvavisco.

Existen algunas pruebas de que los suplementos de bromelina y los probióticos pueden ayudar a aliviar la tos, pero se necesitan más pruebas. Además, si tu tos es causada por el reflujo ácido, evitar los alimentos desencadenantes puede ayudar. Beber mucho líquido también es importante para aliviar la tos.

Si tu tos persiste, asegúrate de consultar con el médico. Puede ayudarte a determinar qué es lo que está causando tus síntomas y ayudarte a encontrar el mejor tratamiento para tu tos.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *