Semana 33 embarazo dolores: Embarazo semana 33: Mucho dolor lumbar y ciática

Semana 33 embarazo dolores: Embarazo semana 33: Mucho dolor lumbar y ciática

Embarazo semana 33: Mucho dolor lumbar y ciática

En la semana 33 de embarazo el bebé se está quedando sin sitio para moverse dentro del útero y ya suele estar colocado de cabeza, aunque eso no quiere decir que se vaya a quedar definitivamente en esa posición. Notarás que el bebé se «estira»  con más problemas dentro de la cavidad uterina e incluso puedes experimentar algunas contracciones. Con 33 semanas de embarazo puedes sufrir dolor lumbar, que podría complicarse con ciática por la presión de útero sobre el nervio ciático. Te esperan las pruebas y análisis del tercer trimestre.

  • ¿Sales de cuentas en pocas semanas? Calcula tu fecha probable de parto accediendo a nuestro gestograma.

Semana 33 de embarazo: ¿Cuánto pesa y mide mi bebé?


  • Tu bebé pesa alrededor de los 2 kilos y mide unos 43 centímetros en la semana 33 de gestación.
  • Ya suele estar colocado cabeza abajo, lo que denominamos presentación cefálica.
  • Los movimientos del bebé son más limitados, y sobre todo son los miembros inferiores y superiores, los que mueve con más frecuencia y con más fuerza, por lo que a veces te pueden doler las patadas.
  • Cada vez es más grande y tiene menos espacio para girar de un lado a otro o de arriba a abajo.
  • El movimiento fetal también dependerá de la cantidad de líquido amniótico que tengas: a mayor cantidad de líquido, mayor movimiento. La percepción de los movimientos fetales es mayor cuanto más delgada estés, pues el aumento de grasa en la pared abdominal disminuye la percepción de los mismos.

¿Necesitas ejercicios y trucos para que tu hijo se «dé la vuelta»? Toma nota de estos que te proponemos.

33 semanas de embarazo: Dolor de lumbares y ciática


Dolor lumbar y ciática

Puedes tener dolor en la zona lumbar, que a veces se irradia a lo largo de la nalga, el muslo y toda la pierna hasta llegar al pie. Es una ciática y se produce por la compresión de la raíz nerviosa del nervio ciático debido a la hiperlordosis (excesiva curva de la espalda en la zona lumbar) que adoptas en el embarazo que hace que el hueso sacro cambie de posición, tensando así el nervio ciático. Para mitigar la lumbociática puedes realizar ejercicios de Pilates o acudir a un fisioterapeuta. Algunas de vosotras acudís a la manta eléctrica o a bolsas de tela rellenas de semillas calientes. La natación también te ayudará a calmar la sensación dolorosa.

  • ¿Estás comiendo sano en tu embarazo? Pincha aquí para conocer los mejores nutrientes para las embarazadas.
Cómo lidiar con la lumbociática

Por otra parte, el tamaño del útero es tan grande con tus 33 semanas de embarazo que presiona el nervio ciático a su salida del sacro. Si la ciática se acompaña de lumbalgia, el cuadro se llama lumbociática. A veces llega a ser tan invalidante que hace que la embarazada tenga intensos dolores y ande cojeando. Estos síntomas son tan frecuentes que se han descrito en un 35 por ciento de las gestantes. Pueden mejorar con gimnasia (se recomienda hacer el ejercicio del gato, por ejemplo), calor local o tratamiento con paracetamol. Muy importante: Recuerda que por mucho dolor que tengas, no debes tomar ibuprofeno.

Semana 33 de embarazo: ecografía y análisis


Ecografía del tercer trimestre

Escucharás el sonido del corazón de tu bebé en la consulta mediante la ecografía del tercer trimestre. La imagen ecográfica te muestra al bebé por partes y cada vez te resultará más difícil identificarle, porque la cabeza, el abdomen o las piernas ocupan toda la pantalla del ecógrafo. Puedes ver con claridad sus bostezos o cómo saca la lengua  si la posición de la cara es la idónea.

Analítica del tercer trimestre
  • Es el momento de realizar los análisis del tercer trimestre de embarazo. Se realiza un análisis de sangre y otro de orina. En ellos se determinan los niveles de hierro en sangre (número de glóbulos rojos, hemoglobina y hematocrito), número y recuento de los glóbulos blancos, pruebas de coagulación, niveles de colesterol, enzimas hepáticas y una posible infección urinaria. 
  • También se determina la toxoplasmosis,  el citomegalovirus y el VIH. Si la gestante está inmunizada de toxoplasmosis, no es necesario volver a solicitarlo en el tercer trimestre. 
  • Además, se busca la presencia de anticuerpos irregulares tanto si la gestante es Rh negativo como positivo. Actualmente también se solicita la TSH, sobre todo si la gestante ha hecho un hipotiroidismo en el embarazo.

 Screening de enfermedades de transmisión sexual


Este cribado de enfermedades de transmisión sexual debe realizarse en pacientes de alto riesgo con prácticas de promiscuidad o adolescentes. Se debe realizar también en gestante infectadas por el VIH. Se realizará un exudado vaginal y otro endocervical para descartar la presencia de enfermedades de transmisión sexual.

En gestantes entre 16 y 25 años se debe solicitar al final del embarazo un urocultivo para descartar la presencia de Chlamydia Trachomatis, que puede causar infecciones respiratorias en el recién nacido tras infectarse en el parto. Esta bacteria está presente en la orina de un 25% de las adolescentes. La infección se trata con azitromicina.

 

Dra. María de la Calle Fernández-Miranda

Jefa de Sección de Obstetricia Médica y Tocología de Alto Riesgo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital La Paz (Madrid)

Semana 33 de embarazo: síntomas y desarrollo del bebé

Semana 33 de embarazo: desarrollo del bebé

En este momento del embarazo el cerebro del bebé no parará de recibir estímulos de los cinco sentidos. Puede oír e incluso ver algo de lo que ocurre fuera del útero. Cuando oiga tu voz, su ritmo cardíaco disminuirá, lo que significa que está más tranquilo. También será capaz de distinguir la luz de la oscuridad en su pequeño entorno. De hecho, sus ojos están lo suficientemente desarrollados como para que las pupilas respondan a los cambios de luz.

Tu hijo ganará más peso (y lo seguirá haciendo hasta la fecha de parto). Sin embargo, es probable que no crezca mucho más.

Además de estos hitos importantes, en la semana 33 de embarazo los huesos del bebé empezarán a endurecerse, aunque su cráneo seguirá siendo lo suficientemente blando y flexible como para pasar por el canal de parto. No te preocupes si su cabeza es un poco deforme al nacer, ya los puntos blandos se unirán y endurecerán durante los dos primeros años de vida.

En algún momento de estas últimas semanas el médico intentará determinar la posición de tu pequeño. Si sospecha que puede estar de nalgas (es decir, con las nalgas o las nalgas y los pies hacia abajo), puede sugerirte una ecografía estos días para estar seguro.

¿Quieres saber de cuántos meses estás en la semana 33 de embarazo? De siete u ocho, ya que hay dos formas diferentes de agrupar las semanas de embarazo. Sigue leyendo sobre qué puedes esperar durante el tercer trimestre de embarazo.

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Filtrar por género:

Unisex

Filtrar por tema:

Tierno

Biblico

Flores

Literatura

¿Qué tamaño alcanzará el feto durante la semana 33 de embarazo?

En la semana 33 de embarazo el tamaño del feto será similar al de una piña.

Echa un vistazo a esta imagen para saber qué aspecto y posición puede tener el bebé en la semana 33 de embarazo.

El cuerpo de la madre en la semana 33 de embarazo

A estas alturas del embarazo, es posible que no duermas lo suficiente. Con un vientre voluminoso que no deja de crecer, puede resultarte difícil dormir toda la noche en la semana 33 de embarazo.

Intenta que tu cama sea lo más cómoda posible. Para ello, puedes utilizar almohadas en las piernas y el abdomen. Para descansar un poco más, toma siestas durante el día siempre que sea posible.

El dolor de espalda puede ser un problema en la semana 33 de embarazo. Si es así, haz algunas flexiones suaves para aliviar las molestias. Ponte de pie, coloca las manos en la espalda e inclínate ligeramente hacia atrás (entre 15 y 20 grados). Repite este movimiento unas cuantas veces según sea necesario.

Consulta al médico para obtener más información sobre cómo ejercitar y estirar la espalda, así como otras formas de reducir o controlar el dolor.

Semana 33 de embarazo: síntomas

Estos son los síntomas que puedes tener durante la semana 33 de embarazo:

  • Necesidad frecuente de orinar. El crecimiento del bebé puede ejercer una presión no deseada sobre tu vejiga. Esto implica que probablemente orinarás más frecuentemente de día y de noche. Además, puedes tener pérdidas cuando te rías, tosas o estornudes. No hay mucho que puedas hacer para aliviar este síntoma, pero puedes ponerte un salvaslip por si se producen accidentes leves. No dejes de beber agua, ya que debes mantenerte hidratada. Te recomendamos ir al baño antes de, por ejemplo, salir de casa o asistir a una reunión de trabajo.

  • Contracciones de Braxton Hicks. Te estás acercando a la fecha de parto, por lo que esas contracciones de práctica pueden ser más intensas. Si crees que lo que sientes son contracciones de parto reales, cronométralas. Las identificarás porque duran hasta 90 segundos y aparecen o desaparecen en intervalos regulares. Es más probable que sientas contracciones de Braxton Hicks por la noche o después de realizar actividades físicas, como el ejercicio o las relaciones sexuales. No obstante, disminuyen cuando te mueves o cambias de posición. Si tienes alguna duda sobre los síntomas de la semana 33 de embarazo, consulta al médico.

  • Hinchazón en las piernas. El útero puede ejercer presión sobre las venas que transportan la sangre desde la parte inferior del cuerpo hasta el corazón, lo que provoca hinchazón en las piernas. Si se te hinchan las piernas o los pies, evita estar de pie durante mucho tiempo y pon los pies en alto cuando sea posible para mejorar la circulación. Usa calzado cómodo y medias de compresión.

  • Síndrome del túnel carpiano. La hinchazón también puede ejercer presión sobre los nervios de las muñecas y las manos, por lo que algunas madres desarrollan el síndrome del túnel carpiano. Afecta a los huesos y ligamentos de la muñeca y puede causar molestias (por ejemplo, entumecimiento o sensación de hormigueo). Este síntoma suele desaparecer tras el parto. Usa muñequeras o férulas si te sientes más cómoda y consulta al médico para obtener más consejos.

  • Picor en la piel. Este es un síntoma frecuente que muchas madres experimentan al final del embarazo. En los últimos meses tu piel se ha estirado en la zona de la tripa y los pechos, lo que puede causar sequedad e irritación. Aplica una crema hidratante por el día y la noche y, si la sensación de picor continúa, considera darte un baño con maicena para aliviar la sensación. Si tienes una erupción, consulta al médico.

  • Calambres abdominales. En la semana 33 de embarazo los calambres pueden ser un signo de parto prematuro. A veces, aunque no siempre, van acompañados de diarrea. Si notas alguno de estos síntomas, consulta al médico.

Semana 33 de embarazo: consejos

  • Dado que se acerca la fecha de parto, es posible que quieras investigar algunas posturas que pueden ayudarte a dar a luz de una forma más cómoda. Infórmate sobre las opciones que tienes a tu disposición, como sillas, taburetes, pelotas de parto o bañeras. Consulta al médico para saber qué te ofrece el hospital o clínica de maternidad. Naturalmente, no sabrás qué te hará sentir más cómoda hasta que estés de parto, pero tómate un tiempo para estudiarlo todo.

  • ¿Has preparado la bolsa del hospital? Lee nuestro artículo para saber qué cosas debes llevarte y asegurarte de que has preparado todo lo que tú, tu pareja y el bebé necesitaréis mientras estéis allí.

  • Si tienes más hijos, piensa en quién se ocupará de ellos mientras estés de parto y durante tu estancia en el hospital. Considera la posibilidad de pedírselo a un familiar o contratar a una canguro que pueda estar disponible con poca antelación.

  • Si te desplazas en coche, necesitarás una sillita homologada cuando el bebé llegue. Tiene que estar orientada hacia atrás y montarse correctamente en el asiento trasero del vehículo. Obtén más información sobre seguridad para bebés en el coche.

Semana 33 de embarazo: consultar al médico

  • ¿Tengo que ponerme la vacuna de la tos ferina?

  • ¿Tengo que registrarme en el hospital donde voy a dar a luz? ¿Cuándo y cómo tengo que hacerlo?

  • Si creo que estoy de parto, ¿a quién debo llamar? ¿Y si es fuera de horario? ¿En qué momento debo ir al hospital?

  • ¿Cuáles son los riesgos y los beneficios de la episiotomía y en qué circunstancias se recomienda?

  • ¿Debo realizarme alguna prueba o ecografía en las próximas semanas?

Semana 33 de embarazo: cosas que debes hacer

  • Elige la ruta más rápida al hospital. Practícala y cronométrala.

  • Prepara y decora la habitación del bebé.

  • Sigue leyendo sobre la lactancia materna y los recursos que tienes a tu disposición, como clases o grupos de apoyo.

  • Si tienes tiempo libre esta semana, desinfecta los productos del bebé. Lava su ropa, la ropa de cama y las mantas.

  • Organiza la ropa por tallas. De esta forma, será más fácil encontrar lo que buscas, independientemente de la talla que tenga tu bebé al nacer.

  • En Internet puedes buscar los mejores productos para bebés y leer opiniones. Encontrarás listas de los mejores cochecitos, sillitas para el coche, biberones y mucho más.

  • Si quieres obtener más consejos semanales sobre el embarazo, regístrate aquí:

¿A qué esperas?

Introduce tu email

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *