Síntomas ovulacion: Signos de la ovulación: ¿cuándo es más probable la concepción?

Síntomas ovulacion: Signos de la ovulación: ¿cuándo es más probable la concepción?

Los 6 síntomas de ovulación que debes observar

Recopilamos los seis tipos de síntomas se pueden presentar durante la ovulación, que marca el comienzo de los días fértiles de la mujer. Son precisamente los días anteriores a la subida de la llamada temperatura basal son los más de mayor fertilidad en la mujer. Explicamos con detalle todos los signos, señales y síntomas de que estás ovulando, con la ayuda de la Dra. Onica Armijo, especialista en Fertilidad del Hospital La Paz (Madrid):

1. Cambia tu flujo y moco cervical: textura «clara de huevo»


Durante el ciclo menstrual se producen cambios en la textura y consistencia del flujo vaginal. En el periodo de ovulación, el flujo vaginal aumenta en cantidad y adquiere una textura y consistencia similar a la clara de huevo y un color blanquecino. Estos cambios se producen por el aumento en los niveles de estrógeno y son un síntoma del periodo de ovulación. La mujer debe estar atenta a estos cambios en el flujo vaginal para identificar sus días fértiles.

La ginecóloga Onica Armijo, especialista en Fertilidad del Hospital La Paz, describe lo que sucede en tu organismo: «Uno de los síntomas más característicos es el cambio que se produce en nuestro moco cervical. Nuestras secreciones vaginales se vuelven más abundantes, transparentes, filantes (o clara de huevo), se puede estirar entre los dedos, lo que facilita el ascenso de los espermatozoides.» ¿Cómo notarás la transformación del flujo? » Esos días -explica la especialista- te notas más lubricada y mojarás tu ropa interior. En cambio, cuando ya hemos ovulado, para protegernos por si ya se ha producido la concepción, el moco se vuelve más espeso, escaso y blanquecino».

Normalmente este flujo actúa como barrera, pero durante la ovulación -momento de mayor fertilidad-, el flujo proporciona un entorno adecuado que facilita el desplazamiento del espermatozoide por el cuello uterino, le permite alcanzar el útero y llegar al óvulo en la trompa de Falopio.

2. Dolor en el bajo vientre e hinchazón abdominal


«En ocasiones podemos notar un dolor en el hipogastrio (la parte baja del abdomen) en el lado donde se va a producir la ovulación; esto es porque en ocasiones al producirse la ovulación se sangra o se segrega líquido hacia la cavidad peritoneal, que puede irritar el peritoneo, una membrana que recubre nuestro abdomen en si interior y provocar dolor. Puede acompañarse de dolor en la zona lumbar (dolor irradiado), hinchazón abdominal y retención de líquidos». Así describe los primeros dolores del embarazo la ginecóloga Onica Armijo.

  • ¿Cuáles son los síntomas tempranos de embarazo que aparecen las primeras semanas? 

Estos síntomas de la ovulación, pueden aparecer antes, durante y después de la ovulación, con una duración que varía desde pocas horas a, en ocasiones, varios días. Si se consigue identificar correctamente, esto síntomas pueden ayudar a conocer cuando se produce el momento de mayor fertilidad, aunque lo más seguro es utilizar un calendario de la ovulación.

¿Qué pasa en el cuerpo de la mujer cuando está ovulando?

La ovulación se produce cuando sale el ovocito del ovario y se expulsa para ser recogido por las trompas de Falopio. Así, en el caso de que el esperma llegue, pueda producir la unión del ovocito y el espermatozoide en dichas trompas.

«Para que esto pase -explica la especialista en Fertilidad- durante los ciclos anteriores un grupo de folículos (como pequeños globos microscópicos rellenos de líquido, donde están ovocitos todavía inmaduros) han sido seleccionados, van creciendo y madurando, pero sólo uno de ellos será el que finalmente logre ser el folículo dominante, que será capaz, (bajo el influjo de las hormonas segregadas por el cerebro (hipotálamo e hipófisis), junto con las fabricadas por el ovario) de ser expulsado a través de un pequeño orificio en la superficie del ovario a la cavidad abdominal, donde las parte más distal (extremo) de la trompa recogerá ese ovocito».

¿Hemorragia de un folículo? Es posible

A través de ese orificio o estigma se puede sangrar hacia el abdomen, explica la Dra. Armijo: «La mayor parte de los casos es un hecho autolimitado, es decir, el sangrado cesa por sí sólo. Pero en ocasiones eso no ocurre o incluso se sangra dentro del folículo ya roto y se forma un folículo hemorrágico, que puede llegar a reventar y sangrar también hacia el abdomen».

3. Notas cambios en los pechos


Durante la ovulación uno de los síntomas más comunes que algunas mujeres pueden presentar es cierto malestar que consiste en dolor o sensación de pinchazos localizados en la parte baja del abdomen y generalmente, en la parte derecha. Asimismo también pueden experimentar dolor y tensión en los pechos.

4. Aumenta tu libido


«Debido que aumentan una serie de hormonas, (de hecho “estro”, significa “calor sexual”), la mujer se encuentra más receptiva para las relaciones sexuales, le apetece más, lo que quiere decir que aumenta la libido. De nuevo la inteligente Naturaleza, debido al aumento de estas hormonas haga que la mujer desee al hombre en estas fechas, su momento más fértil, para preservar la especie», explica la doctora Armijo.

  • ¡Descubre cómo cambian tus emociones cuando estás embarazada!, escrito por la matrona Natividad García

5. Emociones a flor de piel


6. Detectas una subida de la temperatura corporal


  • La temperatura normal en la mujer se sitúa entre 36,5ºC y 36,7ºC. Otro síntoma de la ovulación es que la temperatura corporal aumenta entre 0,4ºC y 1ºC.
  • Es un cambio inapreciable, pero se puede controlar mediante un termómetro para medir la temperatura basal.
  • Este aumento en la temperatura es otro síntoma indicativo de que la ovulación ha tenido lugar.
  • Se produce por la estimulación de la producción de progesterona por parte del óvulo liberado, lo que provoca este aumento de la temperatura corporal.
  • Los dos o tres días previos a la subida de la temperatura son los de mayor fertilidad femenina.
  • 8 cosas que no sabías sobre la ovulación, ¿quieres conocerlas?

Cómo medir al aumento de temperatura basal


Como hemos visto, una vez que se ha producido la ovulación, se produce una hormona que se llama progesterona: esta hormona condiciona en nuestro centro regulador de la temperatura un ascenso de casi 0,5 grado de nuestra temperatura corporal. «Si te mides por la mañana y en reposo la temperatura todos los días, podrás detectar este ascenso. Existen termómetros específicos para esto, con aplicaciones informáticas que te ayudarán en el control del ciclo», indica la doctora Armijo.

Serás más fértil 2-3 días antes de esta elevación de temperatura corporal. Para evitar estar midiéndote la temperatura a diario, existen en el mercado test muy fiables que miden el ascenso de otra hormona en la orina: la hormona luteinizante o LH.

Síntomas de la ovulación, embarazo y fertilidad: lo que debes saber

19
Oct

Autora del artículo: Dra. Mª Carmen Sanabria

Cuándo se ovula

Toda mujer nace con unos 400.000 óvulos, de los que a los 35 años van a quedarle unos 25.000 por término medio. Cada día se van perdiendo unos 1.500 óvulos debido al proceso natural de envejecimiento del ovario y, a partir de dicha edad, la pérdida es mucho más acusada.

La ovulación es el proceso por el cual el ovario libera un óvulo maduro. Este óvulo puede ser fertilizado entre las 12 y las 36 horas posteriores a su liberación. Los espermatozoides permanecen en las glándulas del cuello del útero hasta cinco días después haber ocurrido la eyaculación en las relaciones sexuales.

De ahí que lo ideal es que cuando el óvulo sea expulsado del ovario, haya espermatozoides en las trompas de Falopio, que son las que, gracias a sus fimbrias, envuelven al ovario y atrapan al ovulo recién expulsado para favorecer el encuentro de ambos gametos en su interior. De ahí nace la vida.

Para complicar un poco las cosas, hoy sabemos que puede existir más de una ovulación en el mismo ciclo de la mujer. En un ciclo menstrual de unos 28 días por término medio, la ovulación suele producirse aproximadamente 14 días antes del inicio del siguiente período menstrual; pero en la mayoría de las mujeres, la ovulación no tiene lugar exactamente así, sino que puede producirse desde cuatro días antes hasta cuatro días después de la mitad del ciclo menstrual.

Síntomas de la ovulación

Los signos y síntomas de la ovulación más comunes son:

  • Cambio en la calidad del flujo vaginal. Justo antes de la ovulación, el flujo vaginal es transparente, mucoso, filante y en la segunda fase de ciclo menstrual, el moco es más espeso, pastoso y menos abundante.
  • Alteración en la temperatura corporal basal. La temperatura corporal en reposo (temperatura corporal basal) aumenta levemente durante la ovulación.
  • Incremento de la hormona LH. Puede detectarse en la orina mediante los kits de ovulación.

Todo esto que acabas de leer puede dar lugar a una observación exagerada de las variaciones que ocurren en cada ciclo. Es importante conocer nuestro cuerpo y sus cambios, pero la observación exhaustiva de cada signo o síntoma de la ovulación puede afectar negativamente a nuestra vida y, por ende, a las relaciones en la pareja.

Ovulación y fertilidad

Partiendo de la variabilidad en el momento de la ovulación, en cada mujer y en cada ciclo, es aconsejable buscar la gestación sin atender exhaustivamente a los cambios de nuestro cuerpo.

Hay mujeres que tienen ciclos muy irregulares, como las que tienen síndrome de ovarios poliquísticos. Precisamente en estos casos, en los que hay ciclos muy largos a veces de más de 40 días, es evidente que controlar la temperatura basal o usar los kits para detectar el momento del pico de la hormona LH es una tarea muy ardua e improductiva, y lo único que conseguimos es estar pendientes de algo que no podemos controlar.  Por ello, lo importante es que haya relaciones sexuales con frecuencia, del orden de 2-3 veces por semana.

Si como se ha señalado, el espermatozoide permanece cerca de cinco días por término medio en las criptas glandulares del cuello de útero, las posibilidades de que haya espermatozoides en las trompas en el momento de la ovulación serán bastantes altas.

En función de la edad de la mujer y de otras causas de infertilidad, si no ha habido embarazo tras 12 meses de relaciones sexuales sin protección (en las menores de 35 años) o tras 6 meses (en las mayores de 35 años o en las que tienen algún tipo de patología: endometriosis, por ejemplo), hay que acudir al especialista para iniciar un estudio básico de fertilidad. Si es tu caso, no dudes en contactar con nuestros profesionales de Ginecología para que te ayuden a concebir un hijo tras detectar estas anomalías.

Vivimos en una sociedad en la que la mujer está acostumbrada al binomio esfuerzo-recompensa a nivel de estudios, laboral, etc.  Normalmente, se decide tener hijos en un momento determinado de la vida, que muchas veces no coincide con el mejor momento desde el punto de vista biológico (entre los 18 y los 35 años).

Teniendo en cuenta que la fertilidad natural mensual de la mujer es de un 20% a los 20 años y de un 5% a los 40, no es difícil adivinar que en los primeros meses de búsqueda de gestación no se consiga el embarazo, incluso en las parejas que no poseen ningún problema de fertilidad y mucho menos conforme aumenta la edad de la mujer. De hecho, el 80% de las mujeres jóvenes quedará gestante en el primer año y el 90% a los 2 años.

Es por esa razón que se aconseja estudiar a la pareja a partir del primer año de relaciones frecuentes y sin protección y, a mayor edad, hay que consultar antes si no hay embarazo.

Relación de la ovulación con el embarazo

Estar pendiente de los síntomas relacionados con la ovulación supone dedicar un exceso de atención y desviarla de los asuntos cotidianos de la vida conllevando, en muchos casos, a una ansiedad que deteriora enormemente la calidad de vida de la mujer y de su pareja.

Otra situación muy común es la opuesta es despreocuparse y esperar durante muchos años a conseguir el embarazo deseado, sin solicitar consulta a un profesional.

En una sociedad que recibe continuamente información exhaustiva por los diferentes medios de comunicación, los ginecólogos seguimos atendiendo a pacientes que desconocen su momento más fértil, no solo en el ciclo sino en su propia vida.

Es frecuente asociar fertilidad a tener la regla, hasta el punto de que algunas mujeres de más de 45 años nos consultan para realizar algún tipo de tratamiento para embarazarse con sus propios óvulos. Pues bien, los profesionales instamos a las pacientes desde muy jóvenes a tener los hijos en el mejor momento para ellas, que es entre los 18 y los 35 años. Como en muchos casos no es posible, es importante conocer todas las opciones para poder ser madres cuando podamos asumirlo.

Para explicar un poco mejor a qué se debe que a determinadas edades tener reglas no es sinónimo de fertilidad, hay que señalar que en las primeras etapas de la vida de la mujer que ya ha tenido su desarrollo sexual (11-15 años) lo mismo que en las últimas etapas de la perimenopausia (desde los 45 a los 50 años), no se producen ovulaciones óptimas para la consecución de un embarazo.

En el primer caso, por inmadurez del eje hipotálamo hipófiso gonadal (os recomiendo el artículo Preguntas frecuentes sobre el proceso de ovulación en mujeres de la Dra. Ruiz Oliveras en el que explica de forma muy gráfica qué es este eje y cómo funciona) y en la perimenopausia, por un agotamiento de la reserva y un envejecimiento de los ovocitos presentes en la mujer.

Tristemente, conforme aumenta la edad de la mujer, los óvulos presentan anomalías genéticas y aunque dieran lugar a un embarazo, las probabilidades de que el embrión tenga una cromosomopatía (Síndrome de Down, por ejemplo) son muy altas.

Los óvulos de una chica de 20 años pueden presentar anomalías cromosómicas en un 2%, y un 20% cuando tienen 40 años. Igualmente, las posibilidades de abortar son muy altas conforme aumenta la edad de la mujer: del orden de más del 40% de las gestaciones cuando la mujer tiene más de 40 años.

Todo ello nos lleva a insistir en que toda mujer debe consultar a su ginecólogo para que la asesore sobre cuándo es el momento de buscar un embarazo y a las opciones para retrasar la maternidad, a través de la congelación de óvulos, por ejemplo.

Un control del momento de la ovulación, en muchos casos, no ayuda y es contraproducente, así que relájate en tu búsqueda de hijos y cuéntale tu caso a tu ginecólogo de confianza. En Clínica Sanabria estaremos encantados de poder ayudarte, solo tienes que contactarnos.

Autora del artículo:

Doctora Mª Carmen Sanabria



Post Views:
487.249

Ovulatory syndrome | Moscow

In order to understand ovulation in more detail, you first need to understand the menstrual cycle. These are cyclically repeated changes in a woman’s body, the clinical manifestation of which is blood discharge from the genital tract (menstruation). The first day of menstruation is conventionally considered the beginning of the menstrual cycle.

These cyclical changes in the body of a woman are aimed at the possibility of implementing the reproductive function and are of a two-phase nature:

Phase 1 (follicular) – maturation and growth of the follicle and egg in the ovary take place here; after which the follicle ruptures and the egg is released from it — this process is called ovulation. With a regular menstrual cycle (28 days), it occurs approximately on the 12-14th day of the cycle.

Phase 2 (luteal) — associated with the formation of the corpus luteum and changes in the endometrium, which, in the absence of fertilization of the egg, lead to blood discharge. And then a new cycle starts.

Of course, every young girl is concerned about the question: is my egg ripening? Is ovulation taking place? And how can I feel it?

In order to determine whether ovulation occurs, there are many methods of research, and all of them have different degrees of reliability: from examination by a gynecologist on a chair to ultrasound markers. And sometimes ovulation can be determined by a complex of symptoms (ovulatory syndrome), but if you have not previously found them in yourself, in no case should you be upset, since not every woman encounters them, many ovulation is asymptomatic. Therefore, if you have questions or doubts, consult your gynecologist, do not be shy to ask such questions at the appointment.

Ovulatory syndrome

And of course, speaking of ovulation, it is impossible not to mention ovulatory syndrome. This is a set of symptoms that occur in a woman during the release of the egg from the follicle. What symptoms does the woman experience?

  • Pain in the lower abdomen or on one side. The pain can increase with physical exertion, a sudden change in position and sexual intercourse, as well as give to the lumbar region. This symptom is the most common and, as a rule, is the reason for a woman to visit a gynecologist.
  • Scanty bleeding from the genital tract, general weakness, nausea, headache (more rare signs)
There are several reasons for the above complaints

When the follicle ruptures and the egg is released, the ovary wall is damaged, which in turn leads to pain. And, also, when the follicle ruptures, a certain amount of follicular fluid and blood enters the small pelvis, which also leads to pain. In such situations, a woman is recommended to have sexual rest, exclusion of physical activity and taking antispasmodic drugs (if necessary). As a rule, ovulatory syndrome goes away on its own, within 1-2 days.

But you should be extremely careful, because not any pain in the lower abdomen is a sign of ovulation. These may be manifestations of infectious and inflammatory processes and other diseases of the pelvic organs. Therefore, if you have questions or doubts, be sure to consult a gynecologist, do not self-medicate.

Make an appointment with a gynecologist

For more details, consult a qualified specialist at the Semeynaya clinic.

To find out the prices for a gynecologist’s appointment or other questions, follow the link below:

Ovulatory syndrome. Symptoms. Diagnostics. Treatment.

Ovulation is the release of an egg from the ovary into the abdominal cavity, under the action of hormones produced by the pituitary gland. And this happens, as a rule, 14 days before the onset of menstruation.

Most often, this moment passes unnoticed, but sometimes it is accompanied by discomfort or pain in the lower abdomen and lasts from several minutes to 48 hours.

The appearance of such pains in the middle of the cycle is called ovulatory syndrome.

According to statistics, every second woman has experienced such pain at least once in her life, and every fifth woman experiences them in every menstrual cycle.

The causes of such pains are not fully understood, but foreign researchers identify several theories:

  • «Growing follicle» — in each ovary at the beginning of the menstrual cycle contains 10-15 follicles, each of which contains an immature egg. But only one follicle reaches the required size, i.e. becomes dominant. And according to some researchers, in the process of growth of this follicle, the ovarian capsule is stretched, which leads to such pains.

  • «Rupture of the follicle» — on a certain day of the cycle, under the influence of a peak release of LH (luteinizing hormone) produced by the pituitary gland, the wall of the dominant follicle is torn, and the egg is released into the abdominal cavity. It is this moment of wall rupture that some women, according to researchers, feel.

  • «Contractions of the fallopian tubes» — after leaving the ovary, the egg enters the fallopian tube, which begins to peristalize (contract), pushing it into the uterine cavity. Such contractions can also cause discomfort and cause pain.

  • «Spasm of smooth muscle cells» — it has been proven that under the influence of the release of LH into the blood during ovulation, the level of prostaglandin F2-alpha indirectly increases, which in turn causes a contraction of smooth muscle cells, both in the ovary itself and in the ovarian ligament itself.

  • «Irritations of the peritoneum» — normally, during each ovulation, a small amount of fluid, and sometimes blood, enters the abdominal cavity, which is one of the diagnostic signs of ovulation that has occurred on ultrasound. Sometimes this fluid irritates the peritoneum, causing pain. Gradually, this fluid is completely absorbed by the beginning of the next menstrual cycle.

Thus, we can distinguish the criteria for ovulatory syndrome:

  • Pain in the lower abdomen
  • More to the right or left, depending on which ovary ovulated
  • Occurring two weeks before menstruation
  • May vary in severity from slight discomfort to severe pain
  • Lasts from a few minutes to 48 hours

Occasionally, women experience spotting in the middle of their cycle, which is also referred to as a symptom of ovulatory syndrome. The reason for this is that on the eve of ovulation there is a slight decline in hormones. This leads to the fact that the endometrium begins to be rejected as during menstruation. But since this decline in hormones is short-term and after ovulation, hormones begin to rise, rejection stops.

Therefore, discharge in the middle of the cycle, if any, is insignificant and disappears within 2-3 days.

Sometimes other serious diseases and conditions can occur under the guise of ovulatory syndrome:

  • Inflammation of the appendages
  • Ectopic pregnancy
  • Endometriosis
  • Ovarian cysts
  • Appendicitis
  • Cystitis
  • Perforation of gastrointestinal ulcer

Therefore, if the pain lasts more than 2-3 days, does not go away after taking analgesics, is accompanied by an increase in body temperature above 37.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *