Viajar con niños cerca de madrid: 7 excursiones con niños cerca de Madrid

Viajar con niños cerca de madrid: 7 excursiones con niños cerca de Madrid

7 excursiones con niños cerca de Madrid

Los niños adoran ir de excursión, sobre todo cuando se trata de un entorno en el que pueden estar en contacto directo con la naturaleza. Además, es una oportunidad excelente para estimular su capacidad de observación y razonamiento. De hecho, se ha demostrado que los pequeños que van de excursión con regularidad suelen puntuar más alto en los test de concentración, resolución de conflictos y solución de problemas.

Asimismo, estas excursiones contribuyen a desarrollar la independencia infantil, a la vez que estimulan las habilidades comunicativas, el lenguaje y la expresión extraverbal. También potencian la creatividad y el pensamiento reflexivo y son ideales para entrenar sus habilidades motoras. Sin contar con que son una excusa perfecta para pasar tiempo de calidad en familia.

1. Cascadas del Purgatorio, en Madrid

Las Cascadas del Purgatorio, en la Sierra de Guadarrama

Este es uno de los destinos naturales a las afueras de Madrid más increíbles para visitar con los niños. Se trata de un conjunto de cascadas que se encuentran situadas en plena Sierra de Guadarrama, específicamente en el Valle del Lozoya. Las cascadas brotan del arroyo del Aguilón, uno de los ríos más caudalosos de la región, y cuentan con impresionantes saltos como el de la cascada Alta, ubicado a 15 metros de altura, y el de la cascada Baja, de casi 10 metros.

No obstante, las cascadas son solo la guinda del pastel porque durante el camino podréis disfrutar de otros atractivos naturales y arquitectónicos como el Monasterio de Santa María de El Paular, el Puente del Perdón, el área de las Presillas y el valle del río Aguilón.


2. Senda botánica en el Valle de Iruelas, en Ávila

El observatorio de la Lancha de las Víboras

Si estáis buscando un sitio relativamente cerca de Madrid para ir de excursión con los peques, esta es una opción perfecta. Se trata de un amplísimo valle de unas seis mil hectáreas que se encuentra ubicado dentro del Macizo Oriental de la Sierra de Gredos, junto al embalse de El Burguillo. El valle cuenta con una senda botánica a lo largo de la cual podréis examinar minuciosamente una veintena de especies de árboles y arbustos. Durante el recorrido los niños podrán descubrir ejemplares como el pino, el enebro, el fresco, el muérdago o el torvisco.

Para hacer más atractivo el recorrido también podréis llegar hasta el observatorio Lancha de las Víboras, situado a pocos metros de la senda, un mirador desde donde podréis contemplar la inigualable colonia de buitres que habita en el valle.


3. Sierra de Somosierra, en Madrid

La cascada de La Peña del Chorro

Atravesado por el río Duratón, se trata de uno de los parajes naturales más impresionantes de Madrid ya que atesora una gran variedad de árboles y numerosas especies animales. Cuando salgáis del pueblo podréis llegar hasta el puerto de Somosierra, desde donde podréis contemplar las increíbles vistas de las vertientes madrileña y segoviana, y luego subir hasta la peña del Zorrillo para disfrutar de toda la llanura castellana.

Durante el camino los niños encontrarán restos de los hermosos robledales que hubo hace tiempo y, con un poco de suerte, podrán ver zorros, corzos y hasta jabalíes. Sin embargo, no podréis regresar sin llegar hasta la Peña del Chorro, el salto de agua más grande de la Comunidad Madrileña, que se encuentra ubicado a tan solo un kilómetro del pueblo.


4. Bosque de Riofrío, en Segovia

El bosque de Riofrío

Si buscáis un sitio diferente donde ir de excursión con los niños, este es un excelente destino. El bosque se encuentra ubicado en la provincia de Segovia, pero vale la pena recorrer los kilómetros que separan a Madrid de esta ciudad ya que al llegar os encontraréis con un magnífico encinar de casi 700 hectáreas.

Una vez allí, podréis recorrer el bosque a través de la Senda del Mirador o la Senda de Los Sotos, en las que los niños podrán caminar muy cerca de los ciervos y gamos que viven en libertad en el bosque e incluso, si os apetece, podréis hacer una parada para disfrutar de un picnic familiar en este encantador entorno. También podréis llegar hasta el Palacio Real de Riofrío, una de las residencias de la familia real española, o visitar el Museo de la Caza que seguramente llamará la atención de los más pequeños.


5. El Bosque Encantado, en Madrid

Jardín botánico y parque temático El Bosque Encantado, en San Martín de Valdeiglesias

A tan solo 75 kilómetros de Madrid se encuentra este parque y jardín botánico en el que podréis disfrutar de más de 300 esculturas vegetales a escala que se encuentran distribuidas en distintas zonas temáticas del recinto. El parque, único de su tipo en Europa, cuenta con diversos senderos a través de los cuales podréis pasear con los niños para descubrir sus cerca de 500 especies vegetales que provienen de diferentes partes del mundo, podréis encontrar desde increíbles bonsáis japoneses hasta plantas aromáticas y cactus.

Además, atesora una de las pocas cascadas naturales de la Sierra Oeste, la cascada Barbellido, donde podréis tomar un pequeño descanso con los peques. Y para que la experiencia sea realmente única, podréis llevar a los niños a recorrer el laberinto vegetal, donde tendrán que poner a prueba su ingenio para encontrar la salida.


6. Buitrago de Lozoya

Buitrago de Lozoya

Este Conjunto Histórico-Artístico es una de las villas medievales mejor conservadas de España. De hecho, es el único pueblo de toda la comunidad que conserva intacto su antiguo recinto amurallado, de casi 800 metros de largo. Sin embargo, detrás de esa imponente muralla hay mucho más por descubrir. Uno de sus mayores atractivos es el Castillo de Buitrago de Lozoya, un conjunto arquitectónico del siglo XV, donde los más pequeños podrán conocer la historia de sus antepasados y remontarse a otras épocas en su maravilloso patio central de armas y sus siete torres.

También podréis visitar la Casa del Bosque, una interesante casa de campo que sirvió de recreo a los duques del Infantado o el Museo Picasso, que atesora las obras donadas por el amigo de Picasso, Eugenio Arias. También podréis disfrutar de las visitas teatralizadas que se organizan por el recinto fortificado y si planificáis vuestra visita en Navidades, los niños tendrán la oportunidad de formar parte del Belén Viviente, uno de los eventos de su tipo más importantes de toda España.


7. Aldea del Fresno

Safari Madrid, en Aldea del Fresno

A tan solo 52 kilómetros del centro de Madrid se erige este singular pueblo bañado por los ríos Alberche y Perales. Sin duda, se trata de un entorno único donde podréis organizar un picnic en familia, practicar senderismo o daros un chapuzón en las orillas del río. Sin embargo, no olvidéis visitar las ermitas El Santo y San Polo, edificaciones que datan de los siglos XVII y XVIII.

También amerita una visita el Puente de Piedra, más conocido como “Puente de los Cinco Ojos”, que facilita el acceso de una orilla a la otra del Arroyo Grande. Y para cerrar con broche de oro el paseo podéis visitar con los niños el Safari Madrid, un parque donde los más pequeños podrán apreciar avestruces, jirafas, cebras, antílopes e incluso leones y elefantes, mientras hacen acopio de sus últimas fuerzas para disfrutar de los toboganes, la granja y la pista de karting.

10 cosas que hacer en Madrid con niños (de 0 a 8 años)

Viajar con niños no suele ser sencillo. O, al menos, no lo es en teoría. Sin embargo, si planificamos muy bien la escapada, y buscamos actividades con las que puedan disfrutar los más pequeños (y los mayores), hasta puede ser un plan maravilloso y placentero. Madrid tiene una amplísima y variada oferta de actividades y planes divertidos para que los menores se lo pasen bomba y se vayan con un recuerdo increíble de la ciudad. Aquí van sólo 10 sugerencias, pero hay muchas más.

Casita Museo de Ratón Pérez (Calle del Arenal, 8, 1ª planta. Metro: Sol (L1, L3)

Ratón Pérez: rantropólogo y licenciado en Roeciencias Exactas. Un ratón muy señor, culto, equilibrado, amante de la lectura y de la música, siempre con su sombrero de paja, sus gafas doradas y una cartera roja cargadita de magia. Así se presenta el ratón más famoso de Madrid, al que esperan todos los niños en cuanto se les cae un diente de leche. Este original museo abre sus puertas en el lugar exacto (Arenal, 8) donde vivía el protagonista del cuento que Luis Coloma escribió en 1902 para el rey Alfonso XIII, entonces un niño.

Museo Nacional de Ciencias Naturales (Calle de José Gutierrez Abascal, 2. Metro: Gregorio Marañon, L7)

Es uno de los más importantes museos de su especie en el mundo. Cuenta en su plantilla con más de 70 investigadores y eso se nota cuando nos detenemos en sus cuidadas colecciones, que van de los mamíferos a las aves, pasando por los invertebrados, la geología o la entomología. Seguro que los niños quedarán encantados cuando descubran los grandes esqueletos de algunos animales prehistóricos o los calamares gigantes.

Museo del Ferrocarril (Paseo de las Delicias, 61. Metro: Delicias, L3)

Ubicado en la antigua estación de Delicias, el Museo del Ferrocarril es un plan ideal para pasar un buen rato de ocio con los niños. Lo pasarán muy bien, porque tendrán la posibilidad de contemplar un buen número de maquetas espectaculares, ver una obra de teatro o subirse a algunos vagones antiguos y descubrir cómo eran los trenes antes de la llegada del AVE. Para ellos hay muchas actividades divertidas. Una de las más célebres es subirse a un tren de vapor en miniatura… con un maquinista de verdad.

Museo de Cera de Madrid (Paseo de Recoletos, 41. Metro: Colón, L4)

Situado junto a la céntrica plaza de Colón, este museo hace las delicias de los más pequeños, porque aquí reconocen a muchos protagonistas de la actualidad, de la historia… y de la ficción. Se lo pasarán muy bien descubriendo a Bart Simpson, Dwayne Johnson, Justin Bieber, Cristiano Ronaldo, Rafa Nadal, Mireia Belmonte, Marc Márquez, los Reyes Católicos, Cervantes… ¡Ojito con los más pequeños en la zona de terror!

Tour por el Santiago Bernabéu o el Cívitas Metropolitano

A los niños futboleros les apasiona adentrarse en los estadios, aunque no sean de sus “colores”. Por eso, puede ser una excelente idea llevarles a “la casa” de alguno de los dos grandes equipos madrileños: el Santiago Bernabéu o el moderno Cívitas Metropolitano. Allí podrán ver los trofeos de estos dos equipos de referencia, además del túnel de vestuarios, la sala de prensa, los banquillos y hasta el palco presidencial.

Parque de Atracciones (Parque Casa de Campo, s/n. Metro: Batán, L10)

Es todo un planazo para los más pequeños. Aquí disfrutarán de las numerosas atracciones con que cuenta este veterano espacio de ocio madrileño que ya ha superado los 50 años de vida pero que, a pesar de los años, cuenta con lo último en atracciones. Los espectáculos más demandados para los niños más pequeños son “La aventura de Dora”, “Al bosque con Diego”, el “Cazamedusas de Patricio” o “Licencia para conducir de las Tortugas Ninja”. También hay espectáculos adecuados para su edad, restaurantes, tiendas… Animaos y pensad que hay que asignarle varias horas en vuestra agenda, porque en el Parque de Atracciones se pasa muy bien… y el tiempo vuela.

Baby Spa Madrid (Calle Almagro, 30. Metro: Rubén Darío, L5)

¿Viajáis con un bebé y queréis regalarle una experiencia especial? Te proponemos que visitéis el Baby Spa Madrid y compartáis una experiencia singular. Cada visita incluye un baño terapéutico y unas instrucciones para dar masajes a los más pequeñines. Es una actividad muy relajante y divertida que, sin duda, marcará emocionalmente vuestra escapada a Madrid. Por supuesto, la actividad está supervisada por profesionales.

Micropolix (Calle Salvador de Madariaga)

Micropolix es una verdadera ciudad, pero a escala de los niños. Está ubicada en un recinto cubierto de 12 000 metros cuadrados, en San Sebastián de los Reyes (a unos 30 kilómetros del centro de Madrid, 40 minutos en coche aproximadamente), y aquí los más pequeños serán los responsables de que esta ciudad funcione. Hay calles, plazas, farolas, bancos… Está el ayuntamiento, el hospital, el supermercado, la policía, el plató de televisión… Y para disfrutar de las actividades de ocio, los niños/ciudadanos tendrán que trabajar y ganar Eurix, la moneda propia de Micropolix. Un plan divertido y original para disfrutar mientras los pequeños aprenden valores como la independencia y el esfuerzo.

Palacio de Hielo (Calle Silvano, 77. Metro: Canillas, L4)

¿Y si patinamos sobre hielo? Pues hecho. Nos vamos a ir al Centro Comercial Palacio de Hielo, donde tendremos a nuestra disposición 1800 metros cuadrados de pista. No hay que preocuparse por la equipación, porque aquí se puede alquilar todo lo necesario para practicar el patinaje con total seguridad: guantes, patines, etc. Sin duda, puede ser un plan muy emocionante para realizar en familia. Y podemos rematar el día en alguno de los agradables restaurantes de la planta superior del Palacio de Hielo.

Faunia (Avenida de las Comunidades, 28. Metro: Valdebernardo, L9)

Con 14 hectáreas de extensión, es el gran parte temático de la naturaleza. Está estructurado en áreas que representan los diferentes ecosistemas de la tierra, como la jungla, los polos o la sabana africana. Aquí encontraréis ovejas, ponis, cabras, burros, focas, liebres… y también ocelotes, lemures, armadillos, titís, delfines y osos marinos. Además, hay grandes reptiles, como la pitón india, el caimán de anteojos, la iguana de Fiyi, el cocodrilo del Nilo o la boa constrictor. Por supuesto, cuenta con un variado programa de actividades de ocio para los más pequeños.

Parque de El Retiro: paseo en barca y en bicicleta (Plaza de la Independencia, 7. Metro: Retiro, L2)

El Parque del Retiro es, con sus 118 hectáreas de extensión, el gran pulmón de Madrid. Está en el corazón de la ciudad y, además de tener espacios monumentales tan espectaculares como el Palacio de Cristal, la Fuente del Ángel Caído o el Monumento a Alfonso XII, brinda muchas posibilidades para disfrutar con los niños. Existe la opción de dar un paseo en barca en el bonito lago del parque o bien alquilar una bicicleta y recorrer sobre dos ruedas este territorio verde que en su día formó parte del Palacio del Buen Retiro.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *