Vida del ovulo femenino: Cinco datos sobre el óvulo femenino

Vida del ovulo femenino: Cinco datos sobre el óvulo femenino

Ovocitos: qué son, su papel en el cuerpo de la mujer

El ovocito es el elemento principal del sistema reproductivo de la mujer. La cantidad de ovocitos (óvulos) tiene valores estrictos que se establecen en el cuerpo femenino durante el período de desarrollo intrauterino. Un cambio en la cantidad de ovocitos en el cuerpo solo puede ocurrir en la dirección de reducir su número, lo que está asociado con el ciclo menstrual y la presencia de factores adversos en el estilo de vida de la mujer. Los ovocitos no pueden ser sintetizados por el cuerpo femenino, lo cual es una característica del sistema reproductivo femenino y lo distingue del masculino, en el cual el material reproductivo se actualiza cada 72 días.

Ovocitos: características de las células

Las células germinales femeninas surgen durante la ovogénesis, que tiene lugar en el período prenatal. La ovogénesis tiene varias etapas que tienen lugar en los ovarios.

La primera etapa dura durante el período de crecimiento y maduración del cuerpo femenino y finaliza con el inicio de la pubertad. El resultado de la etapa son ovocitos de 1er orden, que permanecen en este estado hasta la edad de 12-15 años.

La siguiente etapa por la que pasan los ovocitos es el crecimiento de células de segundo orden, que coincide con la primera menstruación. Durante este período, en los ovarios, bajo la acción de las hormonas, crecen nuevos óvulos dividiendo los anteriores. Los ovocitos de segundo orden tienen todas las propiedades necesarias para la fecundación y son capaces de dar lugar a una vida plena. En esta etapa, pueden ocurrir una serie de cambios adversos en el óvulo, que se está preparando para la fertilización. Estas violaciones afectan su posterior fertilización y desarrollo del embrión.

Además, los ovocitos de 1er orden también pueden estar sujetos a mutaciones, que, antes de la subsiguiente división, se encuentran en profase a partir de los 20 años. Durante un período tan largo, el cuerpo de una mujer soporta una cantidad significativa de influencias que sin duda afectan las células del sistema reproductivo.

Calidad de los ovocitos

Una de las principales causas de infertilidad son los ovocitos de mala calidad. La medicina moderna no conoce métodos que puedan mejorar la calidad de las células germinales femeninas. Sin embargo, se ha comprobado que mantener un estilo de vida saludable y abandonar los malos hábitos tiene un efecto positivo en el estado del sistema reproductivo de la mujer. Una medida adicional es la ingesta de complejos vitamínicos y minerales que contengan ácido fólico y omega-3,6. Se asigna un papel separado a la hormona melatonina, que puede absorber los radicales libres. Como saben, tales partículas actúan destructivamente en el cuerpo, provocando procesos oxidativos que destruyen las células sanas, incluidos los ovocitos. Por lo tanto, para mejorar la calidad de la función reproductiva, es importante un buen sueño, durante el cual se produce una cantidad suficiente de melatonina.

Además, según algunos científicos, la calidad de las células se ve afectada por la situación ambiental en el lugar de residencia de la mujer. Las células de las mujeres, los ovocitos, Ekaterimburgo y muchas otras grandes ciudades industriales dañan mucho más que, digamos, los pueblos pequeños.

Ovocitos de donante

En algunos casos, cuando la infertilidad está relacionada con la condición de las células reproductivas de la mujer, se necesitan células de donante. Las tecnologías modernas hacen posible recibir ovocitos de donantes en cualquier ciudad, Ekaterimburgo no es una excepción. La donación de óvulos es una manipulación médica durante la cual se toman células de una mujer sana para su uso posterior en el tratamiento de la infertilidad en otros pacientes. Los ovocitos resultantes se fertilizan con esperma, seguido de la transferencia del embrión a la cavidad uterina de la paciente.

Según algunos informes, después de los 35 años, la calidad de las células reproductivas de una mujer disminuye significativamente. Esto conduce a una baja probabilidad de embarazo. En tales casos, se recomienda utilizar ovocitos de donantes, Ekaterimburgo y otras grandes ciudades rusas tienen todos los recursos necesarios para esto.

Indicaciones y contraindicaciones para el uso de óvulos de donante

Diferentes centros médicos en muchas ciudades tienen las mismas indicaciones para la donación de óvulos. Oocitos Ekaterimburgo y otras ciudades usan por las siguientes razones:

  • menopausia;
  • subdesarrollo ovárico;
  • ausencia de ovarios;
  • enfermedades genéticas maternas que se heredan por línea femenina o de forma dominante;
  • múltiples intentos fallidos de FIV.

Las contraindicaciones son diversas enfermedades somáticas y mentales que se encuentran en etapa de descompensación.

Ovocitos de donante: práctica de aplicación

Los médicos en muchas ciudades utilizan con éxito los ovocitos de donantes, Ekaterimburgo no es una excepción. Gracias al uso de este método, el tratamiento de la infertilidad ha alcanzado un nuevo nivel, lo que permite a muchas mujeres lograr el embarazo. La garantía de un proceso exitoso depende no solo del paciente, sino también del donante. En este sentido, una mujer que actúa como donante de óvulos tiene una serie de requisitos. Los principales son:

  • ausencia de enfermedades hereditarias;
  • un estado de completa salud física y mental.

Para que el procedimiento sea exitoso, los ovocitos deben obtenerse de una donante durante su período de maduración, es decir, en la mitad del ciclo menstrual. Antes de recibir ovocitos, Ekaterimburgo y otras grandes ciudades que cuentan con los centros de diagnóstico necesarios envían a la donante para su examen. Tal evento permite al médico y al paciente estar seguros de que los ovocitos de la donante no tienen patología. Una pareja casada también debe someterse a un examen que le permitirá estar seguro de su estado de salud. Luego, el óvulo se fertiliza en el laboratorio, seguido del cultivo de los embriones. Después de eso, los ovocitos fertilizados se transfieren al útero de la paciente durante 3 a 5 días. Un resultado favorable de las manipulaciones es el inicio del embarazo en una mujer.

Usando ovocitos de donantes, Ekaterimburgo y otras megaciudades han podido tratar la infertilidad de manera efectiva, a pesar de la complejidad de los casos.

Al ingresar la consulta “Ovocitos de Ekaterimburgo”, las mujeres reciben muchos enlaces, entre los cuales es difícil tomar la decisión correcta. Cabe recordar que el resultado del procedimiento y la salud del feto dependen directamente de la calidad de las células del donante. La clínica “Centro de FIV” funciona con éxito en Ekaterimburgo y tiene muchos resultados positivos en el tratamiento de la infertilidad mediante el uso de óvulos de donantes.

El parto puede ser posible sin la participación de un óvulo

  • James Gallagher
  • Corresponsal de ciencia y salud de la BBC

Suscríbase a nuestro boletín “Contexto” : te ayudará a entender en eventos.

Derechos de autor de la imagen SPL

Experimentos exitosos demuestran que la ciencia puede lograr el nacimiento de niños sin la participación de un óvulo.

Según una investigación publicada en la revista Nature Communications, ya ha sido posible producir ratones sanos “convenciendo” a los espermatozoides de que fertilizan un óvulo normal.

Esto significa, según los científicos, que en un futuro lejano el proceso de maternidad puede ser posible sin la participación de las mujeres.

En esta etapa, los experimentos realizados ayudan a comprender mejor el proceso de fecundación.

¿Sin mamá y papá?

Científicos de la Universidad de Bath, Reino Unido, comenzaron sus experimentos con un óvulo no fertilizado.

Utilizando varios productos químicos, lograron “engañarla” convirtiéndola en un pseudoembrión.

Estos pseudoembriones son en muchos aspectos similares a las células normales, como las células de la piel. Pueden dividir y controlar su ADN.

Los científicos han sugerido que si se puede producir descendencia sana de ratones inyectando esperma en dichos pseudoembriones de ratón, esto significa que en el futuro se podría lograr un resultado similar en células humanas derivadas de células que no sean óvulos.

En experimentos con ratones, la probabilidad de lograr un embarazo exitoso fue del 25%.

“Por primera vez se ha demostrado que el esperma, junto con otras células no asociadas con el óvulo, puede producir una descendencia saludable”, dijo uno de los investigadores, el Dr. Tony Perry, a la BBC en una entrevista.

“Esto convierte todas nuestras ideas centenarias”, agregó.

Los ratones nacidos como resultado del experimento estaban sanos, tenían una esperanza de vida normal y podían dar a luz crías sanas.

Fotografiado por Tony Perry

Fertilización

Omita el Podcast y continúe leyendo.

Podcast

¿Qué fue eso?

Explicamos de manera rápida, sencilla y clara lo que sucedió, por qué es importante y qué sigue.

episodios

Fin de la historia Podcast

El propósito de los experimentos era investigar el mecanismo exacto de la fertilización. Qué sucede exactamente en el momento de la fusión del espermatozoide con el óvulo, aún no se ha esclarecido por completo.

El óvulo, por ejemplo, cambia por completo toda la capa química del ADN del espermatozoide. En consecuencia, el espermatozoide deja de comportarse como tal y se comporta como un embrión. Pero aún no está claro cómo se lleva a cabo esta “reencarnación”.

Eliminar la necesidad de un óvulo del proceso de maternidad puede tener consecuencias sociales de largo alcance.

“Una posibilidad en un futuro lejano es que las células ordinarias del cuerpo humano, combinadas con el esperma, puedan formar un embrión”, dice el Dr. Perry.

En otras palabras, dos hombres pueden ser igualmente los padres biológicos de su hijo: uno dará una célula normal y el otro dará esperma.

O un hombre puede convertirse en padre de un niño con la ayuda de su propio esperma y su propia célula. En este caso, el niño nacido no será tanto un clon como un gemelo fraterno de su padre.

Hasta ahora, sin embargo, como enfatiza el Dr. Perry, tales escenarios están en el ámbito de las “fantasías especulativas”.

Este año, los científicos chinos lograron producir esperma a partir de células madre de ratón y luego usar este esperma para fertilizar un óvulo, lo que resultó en ratones sanos.

La combinación de estos dos experimentos, dice el Dr. Perry, puede conducir eventualmente a la posibilidad de tener hijos sin la participación tanto del esperma como del óvulo.

“No es sorprendente que los autores de los experimentos estén entusiasmados con los resultados”, dice el profesor Robin Lovell-Badge del centro de investigación biomédica británico Francis Crick.

“Este es un estudio muy interesante y un avance tecnológico. Revelará muchos de los procesos que tienen lugar en las primeras etapas del desarrollo de un organismo, que son muy importantes tanto para la fertilización como para la transferencia nuclear unicelular [clonación], ” él dijo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *