Alas cuantas semanas se sabe si es niña o niño: ¿Cómo saber si mi bebé es niño o niña?

Alas cuantas semanas se sabe si es niña o niño: ¿Cómo saber si mi bebé es niño o niña?

¿Cómo saber si mi bebé es niño o niña?

Existen algunas señales que, según la sabiduría popular, pueden ayudarte a saber si tu bebé será niño o niña, antes de que nazca. Los más difundidos son: la forma, dirección, tamaño y ubicación del vientre; si sufres de náuseas leves o constantes, si tu piel comienza a perder su brillo, si sufres de acné, si tienes “brillo de embarazada”, e, incluso, si el pulso de tu bebé está por encima o por debajo de los 140. Pero, ¿qué tan confiables son estas creencias? Te contamos un poco más sobre qué dicen los mitos vs la ciencia para saber si tu bebé es niño o niña.

 

Mitos vs ciencia, ¿cómo saber si tu bebé es niño o niña?

¿Acaso existe soporte científico para adivinar el sexo de tu bebé por la forma y dirección de tu vientre? ¿Qué tal sobre las náuseas que sientes? ¿Que tu bebé tenga el pulso alto, es garantía de tener una hermosa bebé? Estas y más preguntas trataremos de resolver a continuación, para que no te quede la más mínima duda al respecto.

 

¿Cómo saber si es niño o niña, según las abuelas?

“Si tu vientre es alto, es niña. Si es bajo, es niño”

 Esto lo hemos escuchado más de una vez y no solo por parte de las abuelas, es una creencia común que no pierde la popularidad con el paso del tiempo, pero ¿qué dice la ciencia?

Según la sabiduría popular, que tu vientre esté bajo es indicio de que vas a tener un niño debido a que los varones suelen pesar más al nacer. No obstante, se ha descubierto que esto no es sostenido por la ciencia pues la posición de tu vientre (útero y sistema gástrico) depende de más factores, como la fortaleza de tus ligamentos, si sufres de indigestión por tu embarazo o la posición natural de tu útero. Otro factor que contribuye a que lleves un vientre bajo, independiente del sexo de tu bebé, es si ya has dado a luz previamente, lo cual puede debilitar los ligamentos abdominales.

Podría interesarte: Consejos para dormir bien durante el embarazo

“Si tu pareja sube de peso, es niña.

Si no, es niño”.

Otra creencia común es que “si tu pareja sube de peso, es niña; si no, es niño”, lo que también está relacionado con el hecho de que la pareja puede compartir síntomas propios del embarazo, pero ¿qué dice la ciencia?

Mientras que la ciencia ha ofrecido pruebas de que es factible que tu pareja suba de peso durante el embarazo, esto no está relacionado, directa o indirectamente, con que tu bebé tenga un género en particular. En su lugar algunas investigaciones señalan que, si tu pareja sube de peso está participando en un fenómeno de adaptabilidad que lo prepara para satisfacer las necesidades de protección, alimentación y atención del bebé, una vez que nazca.

“Si tienes acné y pierdes tu brillo, es niña”.

Esta también es una creencia muy común que brinda pistas para conocer el sexo del bebé, pero ¿qué dice la ciencia?

La presencia de acné está ligada directamente con la presencia de hormonas y tu propia genética. No obstante, aunque algunos especialistas solo ven una remota conexión entre que tu bebé sea niña y cambios con tu piel, pensar que tienes una niña en tu vientre que “te roba tu belleza”, quizás no sea la mejor forma de adivinar el sexo de tu pequeño. Paralelamente, que experimentes “brillo de embarazada” no es indicación de que estés esperando un niño, pues, curiosamente contradice la siguiente señal.

“Si el pulso de tu bebé es mayor a 140, es niña”.

Esta creencia está más ligada a la emoción de escuchar el latido de tu bebé, sin embargo, veamos qué dice la ciencia al respecto.

Escuchar el pulso de tu bebé por primera vez, durante un chequeo, es, en definitiva, uno de los mejores momentos del embarazo. Quizás por eso es seleccionado como un factor predictivo del sexo de tu bebé. Desafortunadamente esto ya ha sido descartado por varias investigaciones.

 

Podría interesarte: ¿Cómo elegir el nombre de tu bebé?

¿Cómo saber si es niño o niña según la ciencia?

Ya hemos revisado algunas de las creencias más populares que si bien pueden resultar acertadas en ocasiones, es más casualidad que certeza. Pero, sabemos que mueres de ganas de conocer si tendrás un niño o una niña, por lo que ahora examinaremos algunos de los métodos y pruebas que podrás realizarte en el hospital para saberlo. Estas pruebas están 100% respaldadas por la ciencia y no te quedará ninguna duda de qué estás esperando. Solo recuerda comentarlo con tu especialista prenatal para asegurarte que sea un procedimiento adecuado para ti. 

Prueba prenatal no-invasiva 

Esta prueba genética opcional se te ofrecerá alrededor de tu décima semana de embarazo, y tiene como principal finalidad encontrar signos relacionados con el Síndrome de Down. Esta prueba, también conocida como NIPT (siglas del inglés noninvasive prenatal testing), analiza el ADN de tu bebé a partir de una muestra de tu sangre con el fin de conocer sus cromosomas. ¿Sabes qué otra cosa está relacionada con los cromosomas? ¡El sexo del bebé! Así que coméntale a tu doctor si te gustaría o no saber el sexo del bebé, antes de que te de los resultados. 


Podría interesarte: ¿Cómo elegir el nombre de tu bebé?

Examen de translucencia nucal (Prueba NT)

En caso de que ya te hayas negado a la prueba genética, existe otro método no-invasivo que puedes intentar para saber el sexo de tu bebé antes de que nazca: el escaneo de translucencia nucal. Este examen puede realizarse alrededor de la semana 12 y se trata de un ultrasonido minucioso que tiene como finalidad revisar el engrosamiento del pliegue de la nuca del feto. ¿Cómo puede decirte con certeza el sexo de tu bebé? En algunas ocasiones, el escáner podrá ser capaz de capturar una imagen del sexo de tu bebé de forma clara.

Ultrasonido

Si ya agotaste tus opciones anteriores, pero ahora quieres saber, el ultrasonido es la solución. La única condición es que deberás de esperar hasta la mitad de tu embarazo (semanas 18 a 22) para saber con certeza si tendrás un niño o una niña. Con un ultrasonido, durante estas semanas, podrás ver, en toda su belleza y ternura, cada detalle del cuerpecito de tu bebé, así como la respuesta a tu pregunta.

 

Esperamos estos consejos te ayuden a aprender los mitos y realidades de conocer el sexo de tu bebé. ¡Si quieres conocerlo, mejor acércate con tu doctor! 

¿Cómo averiguar el sexo del bebé durante el embarazo? Tres métodos precisos

¿Cómo de pronto puedes saber el sexo del bebé?

Puedes conocer el sexo de tu bebé durante la ecografía que se realiza entre las semanas 18 y 22 de tu embarazo. No obstante, si tu médico no puede ver los genitales del bebé con claridad, no será posible predecir el sexo del bebé con certeza. 

Aunque el desarrollo de la vulva o el pene del bebé empieza antes de la semana 6 del embarazo, las hembras y los varones son bastante similares en apariencia hasta la semana 14 del embarazo. Para la semana 18, puede que tu médico logre determinar el sexo del bebé si su posición deja los genitales visibles. 

¿Cómo puede ayudarte Flo?

También podrás saber el sexo de tu bebé mediante pruebas prenatales no invasivas (NIPT, por sus siglas en inglés), que suelen hacerse en la semana 10 del embarazo. Es una analítica de sangre, que es útil para detectar el síndrome de Down y otras anormalidades cromosómicas. Esta prueba puede detectar el ADN fetal presente en tu sangre, que puede determinar si tu bebé es un niño o una niña. Esta prueba suele hacerse en mujeres con mayor riesgo de portar un bebé con un trastorno genético. No obstante, las mujeres con menor riesgo también pueden hacerse la prueba. Puedes preguntarle a tu médico si esta analítica de sangre es el método apropiado para ti para predecir el sexo del bebé de forma temprana. 

Puedes saber el sexo de tu bebé con métodos de pruebas genéticas, tales como la amniocentesis o la muestra de vellosidades coriónicas (MVC). La MVC suele hacerse entre las semanas 11 y 14 del embarazo, y la amniocentesis entre las semanas 15 y 20. 

Según la teoría del método Ramzi, se puede predecir el sexo de tu bebé a partir de la semana 6 de tu embarazo al visualizar las imágenes de tu ecografía. 

¿Cómo saber el sexo del bebé?

Hablaremos en detalle de los tres métodos más populares y sobre su fiabilidad para determinar el sexo de tu bebé.

Ecografía

Hacerte una ecografía es uno de los métodos de predicción temprana del sexo del bebé. Los médicos suelen hacer una ecografía entre las semanas 18 y 22 del embarazo. Tu médico podrá examinar los genitales de tu bebé y buscar señales diferentes que indiquen un sexo femenino o masculino. Como ya mencionamos anteriormente, es posible, incluso durante una ecografía, que varias circunstancias impidan que el médico determine el sexo del bebé. El bebé puede no cooperar al estar tumbado de manera que sus genitales no están visibles. En tales casos, tendrá que repetirse la ecografía. Si llevas gemelos, es incluso más complicado determinar su sexo.

Señales para determinar el sexo del bebé durante una ecografía​

La ecografía revela algunas señales que el médico o técnico usa para determinar el sexo del bebé. Estas señales son:

  • La ausencia del pene: si la ecografía no muestra un pene, es posible que lleves una niña. Es sencillo: si el doctor no encuentra un pene durante la ecografía, entonces tu bebé es una hembra. No obstante, durante la ecografía del primer trimestre, el pene y el clítoris tienen aproximadamente la misma forma y tamaño.
  • La hamburguesa: otra señal durante la ecografía que indica que tu bebé puede ser hembra es la señal de la hamburguesa (aparecen tres líneas). Los genitales de una niña pueden parecerse a una hamburguesa (el clítoris se sitúa entre los dos labios).
  • La tortuga: la señal de una tortuga durante la ecografía indica que tu bebé puede ser varón. En esta señal, parece que la punta del pene se asoma desde detrás de los testículos del bebé. Es difícil ver esta señal en algunos bebés, por lo que los médicos buscan varias señales durante la ecografía para determinar el sexo.
  • El pene erecto: los bebés varones pueden tener erecciones incluso en el útero. Si el médico observa la ecografía justamente en ese momento, podrá notar un pene claramente definido. Esto simplificará mucho más determinar el sexo del bebé.

Pruebas genéticas

Las pruebas genéticas, tales como la amniocentesis o la muestra de vellosidades coriónicas (MVC), también son métodos de predicción temprana del sexo del bebé. En general, estas pruebas se hacen para determinar si un bebé tiene una anormalidad cromosómica o un trastorno genético, como el síndrome de Down. La amniocentesis es un tipo de prueba genética en el útero mediante la cual tu médico extrae una pequeña cantidad de líquido amniótico del útero con una aguja larga y fina. Algunas de las células de tu bebé están presentes en el líquido amniótico, que se usa para determinar si tu bebé tiene algún trastorno genético, y su sexo. La amniocentesis suele hacerse entre las semanas 15 y 20 del embarazo.

La muestra de vellosidades coriónicas (MVC) también es una clase de prueba genética en el útero, que se usa para determinar si tu bebé tiene algún defecto congénito, como el síndrome de Down, y su sexo. Durante este procedimiento, tu médico extrae una muestra de vellosidades coriónicas, un tejido presente en la placenta que contiene información sobre los genes del bebé. La MVC suele hacerse entre las semanas 11 y 14 del embarazo. 

Las pruebas genéticas conllevan riesgo de aborto espontáneo y suelen reservarse para mujeres de edad más avanzada (mayores de 35 años) o parejas con una historia familiar de trastornos genéticos. Por tanto, debes preguntarle a tu médico si son métodos apropiados para ti para predecir el sexo del bebé de forma temprana. 

Método Ramzi

El método Ramzi es otro método predictivo que afirma saber el sexo del bebé desde la semana 6 del embarazo. Según la teoría de Ramzi, la posición de la placenta en tu útero puede determinar el sexo de tu bebé. Si la placenta está ubicada a la derecha, el bebé es varón; si está ubicada a la izquierda, el bebé es hembra. No obstante, no hay evidencia para respaldar el método Ramzi para conocer el sexo del bebé. Sin embargo, puedes poner a prueba este método haciéndote la ecografía del primer trimestre entre las semanas 6 y 8 del embarazo y preguntarle al médico sobre la ubicación de la placenta en tu útero.

¿Qué fiabilidad tienen estos métodos de predicción temprana del sexo del bebé?

Las ecografías pueden ser muy fiables en predecir el sexo del bebé cuando se hacen entre las semanas 18 y 22 del embarazo.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *