Cesarea infectada: Infecciones y posparto: puntos de la episiotomía y cesárea

Cesarea infectada: Infecciones y posparto: puntos de la episiotomía y cesárea

Cuidados de la cicatriz de la cesárea: qué tienes que saber

Ya hemos hablado en varias ocasiones sobre la cesárea y las implicaciones que tiene esta cirugía abdominal en el cuerpo y la salud de la mujer.

Muchos son los cuidados que se requieren tras la operación, no sólo a nivel externo -es decir, estético- sino también a nivel interno. Hoy repasamos cuáles son esos cuidados y cómo debemos ponerlos en práctica.

Los cuidados inmediatos de la herida

Durante la cesárea, las capas más profundas de la piel son cosidas por material reabsorbible que nuestro cuerpo asimila con el paso de los días. El tejido visible, es decir, la piel, se cose con diferentes técnicas como grapas, puntos sueltos no reabsorbibles, sutura intradérmica…

Tras la operación, lo más probable es que te coloquen un gran apósito cubriendo la herida, cuya finalidad es prevenir el sangrado tras la reciente sutura. Durante el tiempo que permanezcas en el hospital, los profesionales vigilarán el estado de ese apósito, para detectar posibles señales que indiquen sangrado o infección.

Cuando el médico lo considere oportuno, te dará indicaciones precisas para retirar el apósito y dejar al aire la herida, y a partir de ese momento deberás mantener una serie de cuidados superficiales que evitarán que la herida se infecte o se abra:

  • Higiene de la herida: hay que lavarla con agua y jabón diariamente, evitar el uso de esponjas que pueda engancharse en las grapas o en la costura y secarla muy bien con ligeros toquecitos ayudándonos de una gasta estéril.

  • En algunos hospitales se aconseja también usar un antiséptico para curar la herida tras el baño, pero es importante saber que si se ha optado por dar el pecho hay que evitar las soluciones con yodo ya que pasan al bebé a través de la leche materna.

  • No será necesario cubrir la herida con ningún apósito, a no ser que el médico o la matrona te hayan aconsejado otra cosa.

  • Debemos evitar que la ropa presione, roce o pueda engancharse en la cicatriz. Es mejor optar por prendas holgadas y braguitas de papel desechables.

En estos primeros días hay que vigilar que la herida no huela mal, supure, sangre, esté caliente o adquiera un aspecto feo. Podremos experimentar tirantez y cierto picor que nos indican que la cicatrización externa se está llevando a cabo correctamente.

Puede que transcurridos cuatro o cinco días tras la cesárea te sientas fuerte, casi recuperada y ansiosa por recuperar tu vida normal y comenzar a ocuparte de tu bebé al cien por cien. Pero no debes confiarte. Es importante que descanses el mayor tiempo posible, que no conduzcas, subas o bajes escaleras ni cojas peso.

Pide a alguien que te de a tu bebé cuando quieras tenerlo en brazos o darle el pecho, y si ciertas tareas como acostarle en su cuna o bañarle te requieren forzar posturas, es mejor que por el momento se encargue otra persona de hacerlas. Piensa que si la herida se abriera, el post-operatorio se complicaría y alargaría bastante más.

Es normal que la herida duela, pues se trata de una cirugía mayor, pero ese dolor debería ir remitiendo poco a poco, y en ningún caso debe doler una parte de la herida más que otra o aparecer un nuevo foco doloroso que antes no teníamos.

Cómo cuidar la cicatriz tras la retirada de los puntos

Si no se ha utilizado sutura convencional los puntos se reabsorberán solos, pero si no es el caso, los puntos o las grapas suelen ser retirados al cabo de los 10 o 12 días tras la cesárea. Será la matrona o el ginecólogo quien te los quite en consulta, tras haber valorado la herida y su estado de cicatrización. En caso de que la herida aún no hubiera cicatrizado por completo, es posible que te quiten solo algún punto y te citen para retirar el resto al cabo de unos días.

Una vez quitados los puntos sentirás un gran alivio, pero también una sensación de hormigueo y adormecimiento en torno al área de la cicatriz. No te preocupes, es totalmente normal y tardarás tiempo en recuperar la sensibilidad de la piel.

Por eso, con el objetivo de aumentar la vascularización y ayudar a recuperar la sensibilidad alrededor de la cicatriz, los expertos aconsejan masajearse diariamente la zona con aceite de rosa de mosqueta, pues se trata de un tipo de aceite con propiedades hidratantes, calmantes y regeneradoras.

Cómo cuidar la cicatriz tras la cuarentena

Pero los cuidados de la cicatriz no deben quedarse ahí, y pasada la cuarentena, y siempre bajo del criterio médico o la matrona, es recomendable acudir a un centro especializado en el postparto para que nos hagan una valoración de la cicatriz y traten las adherencias que hayan podido formarse en el tejido.

Igualmente, se aconseja evitar el sol en esa zona durante los seis meses siguientes a la operación, con el fin de evitar cambios en la pigmentación de la piel.

Principales complicaciones de la cicatrización de la cesárea

Hay casos en los que la cicatrización no se lleva a cabo correctamente y surgen problemas derivados que deben ser tratados por el especialista. Algunos ejemplos serían:

  • Infección: se caracteriza por rojez, calor y dolor en la zona. También puede aparecer fiebre y supuración. Según los expertos, ciertos factores como la obesidad, la diabetes gestacional, la desnutrición o la inmunodepresión podrían aumentar el riesgo de infección.

  • Dehiscencia: ocurre cuando la herida se abre, ya sea por causa de una infección, porque el hilo que la cierra se afloja o porque se suelta alguna grapa. En estos casos aparece un sangrado abundante que no cede con la presión de la herida.

En ambas situaciones es fundamental acudir de inmediato al hospital para que la herida sea valorada por un profesional y se tomen las medidas pertinentes para su curación.

En lo que respecta a problemas de cicatrización a largo plazo, destacarían principalmente dos:

  • La aparición de queloides: se trata de un exceso de cicatrización que además de afearla puede picar y doler. Es muy difícil prevenir la aparición de queloides, pues en su formación intervienen diversos factores entro los que se encuentra la genética. Si es tu caso, es recomendable consultarlo con un dermatólogo que te proponga tratamientos estéticos que ayuden a rebajar el volumen de la cicatriz y las molestias asociadas.

  • La aparición de las adherencias, provocadas por tensiones internas tras la suturación que impiden el movimiento normal, tanto del músculo como de la fascia abdominal.

Si las adherencias no se tratan correctamente con un fisioterapeuta, no solo se verá afectado el útero sino también a los músculos abdominales y al tejido conectivo, provocando diferentes síntomas que van desde dolor constante en la zona de la cicatriz y alrededores, hasta molestas en las relaciones sexuales, o tensión en el abdomen e hipersensibilidad al tacto.

¿Cuándo volver a quedar embarazada tras la cesárea?

Aunque todo dependerá de cada caso particular y del criterio médico, por lo general, tanto si se ha dado a luz por vía vaginal como si ha sido una cesárea, la OMS no recomienda un plazo inferior a dos años entre embarazos y, en cualquier caso, nunca menos de 18 meses por el riesgo de parto prematuro y otros problemas para la madre.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | «Mi cesárea respetada fue la experiencia más bonita de mi vida»: cuatro madres nos comparten sus historias de cesáreas humanizadas

Infecciones de heridas quirúrgicas — tratamiento: MedlinePlus enciclopedia médica


Dirección de esta página: //medlineplus.gov/spanish/ency/article/007645.htm


Para usar las funciones de compartir de esta páginas, por favor, habilite JavaScript.

La cirugía que involucra un corte (incisión) en la piel puede llevar a una infección en la herida tras la operación. La mayoría de las infecciones por heridas quirúrgicas se presentan en los primeros 30 días luego de la cirugía.

Las infecciones de heridas quirúrgicas pueden estar rojas y despidiendo pus, doler o estar calientes al tacto. Usted puede tener fiebre y sentirse enfermo.

Las heridas quirúrgicas pueden infectarse por:

  • Microbios que ya se encuentran en la piel y que se propagan a la herida quirúrgica
  • Microbios que están dentro de su cuerpo o que provienen del órgano en el que se realizó la cirugía
  • Microbios que se encuentran en el ambiente a su alrededor como los instrumentos quirúrgicos o en las manos del proveedor de atención médica

Usted corre un mayor riesgo de una infección de herida quirúrgica si:

  • Padece diabetes mal controlada
  • Tiene problemas con el sistema inmunitario
  • Presenta sobrepeso u obesidad
  • Fuma
  • Toma corticosteroides (por ejemplo, prednisona)
  • Se realiza una cirugía que dura más de 2 horas

Hay distintos niveles de infecciones en las heridas:

  • Superficial: la infección solo está en la zona de piel
  • Profunda: la infección va más allá de la piel hasta el músculo y el tejido
  • Órgano/espacio: la infección es profunda y compromete al órgano y espacio en los que se le realizó la cirugía

Los antibióticos se utilizan para tratar la mayoría de las infecciones de heridas. En ocasiones también puede necesitar cirugía para tratar la infección.

ANTIBIÓTICOS

Pueden suministrarle antibióticos para tratar la infección en la herida quirúrgica. La duración del tiempo por el que necesitará tomar los antibióticos varía, pero será como mínimo de 1 semana. Pueden suministrarle antibióticos por vía intravenosa y luego cambiar a pastillas. Tome todos sus antibióticos, incluso si se siente mejor.

Si hay supuración en la herida se puede examinar para averiguar cuál es el mejor antibiótico. Algunas heridas se infectan con
Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), que es resistente a antibióticos de uso común. Una infección con SARM requerirá un antibiótico específico para tratarla.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO INVASIVO

En ocasiones, su cirujano necesita hacer un procedimiento para limpiar la herida. Pueden llevar el procedimiento a cabo en el quirófano o en su cuarto de hospital o en una clínica. Ellos:

  • Abrirán la herida retirando las grapas o los puntos de sutura
  • Harán exámenes a la pus y al tejido en la herida para averiguar si hay una infección y qué tipo de antibiótico funcionaría mejor
  • Limpiarán la herida removiendo el tejido muerto o infectado dentro de esta
  • Enjuagarán la herida con agua con sal (solución salina)
  • Limpiarán el saco de pus (absceso), en caso de que haya uno
  • Rellenarán la herida con tiras de apósito remojado en solución salina y un vendaje

CUIDADO DE LA HERIDA

Puede ser necesario limpiar y cambiar el apósito de su herida quirúrgica regularmente. Usted puede aprender a hacerlo por sí mismo o el personal de enfermería puede hacerlo por usted. Si lo hace por sí mismo, usted:

  • Retirará el vendaje y los apósitos viejos. Puede ducharse para mojar la herida, lo que permite que el vendaje sea más fácil de retirar.
  • Limpiará la herida.
  • Colocará un nuevo material limpio de relleno y colocará un vendaje nuevo.

Para ayudar a algunas heridas quirúrgicas a sanar, pueden colocarle un apósito de cierre asistido por vacío (VAC, por sus siglas en inglés). Esto aumenta el flujo sanguíneo a la herida y ayuda con la recuperación.

  • Este es un apósito de presión negativa (vacío)
  • Hay una bomba de vacío, una pieza de espuma que encaja en la herida y un tubo de vacío.
  • Se fija un vendaje transparente con cinta encima.
  • El apósito y la pieza de espuma se cambian cada 2 a 3 días.

Puede tardar días, semanas o incluso meses para que la herida esté limpia, libre de infección y que finalmente sane.

Si la herida no cierra por sí misma, es posible que necesite una cirugía de injerto de piel o de colgajo de músculo para cerrar la herida. Si es necesario un colgajo de músculo, el cirujano puede tomar una pieza de músculo de sus nalgas, hombro, o parte superior del tórax para colocarla en su herida. Si esto es necesario, el cirujano no lo hará sino hasta después de que se haya despejado la infección.

Si la infección en la herida no es muy severa y la abertura es pequeña, usted podrá cuidarla usted mismo en casa.

Si la infección en la herida es severa y la abertura es grande, es posible que necesite pasar algunos días en el hospital. Después de eso, usted podrá:

  • Irse a casa, y realizar citas de control con su cirujano. El personal de enfermería puede ir a su casa para ayudar con su cuidado.
  • Ir a un centro de enfermería especializada.

Consulte con su proveedor si su herida quirúrgica presenta cualquier signo de infección:

  • Pus o secreción
  • Mal olor procedente de la herida
  • Fiebre, escalofríos
  • Está caliente al tacto
  • Enrojecimiento
  • Dolor o molestia al tocarse

Infección — herida quirúrgica; Infección del sitio de la cirugía — ISC

Espinosa JA, Sawyer R. Surgical site infections. In: Cameron AM, Cameron JL, eds. Current Surgical Therapy. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 1337-1344.

Kulaylat MN, Dayton MT. Surgical complications. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 12.

Weiser MC, Moucha CS. Surgical site infection prevention. In: Browner BD, Jupiter JB, Krettek C, Anderson PA, eds. Skeletal Trauma: Basic Science, Management, and Reconstruction. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 23.

Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, general surgery practice specializing in breast cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Recovery after caesarean section | Kaplan Medical Center

בתי חולים > קפלן > Home page > Medical departments > Obstetrics and Gynecology > Recovery after caesarean section

    from:

  • Professor Eddie Weisbuch

A caesarean section is a surgical procedure, a complete abdominal operation with the use of anesthesia. The rate of recovery after caesarean depends on compliance with the basic rules of behavior. The most important recommendation is to try to get out of bed as soon as possible to prevent the occurrence of the so-called «vein thrombosis», which is considered a relatively common complication after this operation.
As soon as the operation is over, you will be escorted to the intensive care unit, where you will spend about 2 hours without the child. The policy of the Kaplan Medical Center is not to separate mother and baby for a long time, therefore, in the absence of contraindications from the mother and child, feeding is allowed as soon as the woman comes to her senses after the operation. Our staff will help attach the baby (skin-to-skin contact) so that he does not freeze and help to arrange feeding if there are no contraindications for mother and child. After that, the woman and the baby are transferred to the postpartum ward, where they will spend about 4 days. Approximately six hours after the operation, the catheter will be removed from the bladder and you will be able to get out of bed and sit in a chair. The next day, after the doctor’s examination and bandaging, you can take a shower, walk around the ward and, of course, take care of your baby. The development of lactation after a caesarean section is almost the same as in women who have given birth naturally. It is most convenient in the first days after a cesarean section to feed the baby lying on its side. In this position, the postoperative suture will be least affected. In the future, it is possible to feed the baby in a sitting or standing position.

What are the main problems during postoperative recovery?

Pain : As after any surgery, you will experience pain, but there are several ways to relieve this condition. Pain caused by uterine contractions is a normal postpartum condition. But this must be reported to the medical staff and, if necessary, you will be prescribed painkillers. As in the case of pain in the incision area.
Nausea : Many suffer from nausea — this is a normal reaction of the body. Be sure to tell the medical staff and you will be given a prophylactic intravenously.
Thirst and hunger : In the first few hours after surgery, eating is prohibited. Drinking is allowed, but only water or tea. Sugary and carbonated drinks are banned to prevent gas formation. Subsequently, the load on the gastrointestinal tract in the postoperative period should be increased gradually. On the second day, you can eat boiled meat, cereals, low-fat broth. Starting from the third day, the mother can already afford a more complete diet, taking into account breastfeeding.
Bleeding : As with any woman after childbirth, you will have vaginal bleeding, which is the result of normal postpartum uterine changes. You should monitor the amount and color of the discharge, and if the bleeding increases or changes color (usually a brownish-pinkish discharge), notify the medical staff immediately.
Constipation : these postoperative symptoms are really unpleasant, but natural. These symptoms are observed within two to three days. To avoid this, use safe constipation remedies — glycerin suppositories or microclysters. But in any case, you should consult with medical personnel.

«For your information

Etiological structure and features of clinical manifestations of neonatal infections in children born by caesarean section | Nikolaeva

1. Betrán A.P., Ye J., Moller A.B., Zhang J., Gülmezoglu A.M., Torloni M.R. The Increasing Trend in Caesarean Section Rates: Global, Regional and National Estimates: 1990-2014. PLoS One 2016; 11(2):1–12. DOI: 10.1371/journal.pone.0148343

2. Betrán A.P., Merialdi M., Lauer J.A., Bing-Shun W., Thomas J., Van Look P. et al. Rates of caesarean section: analysis of global, regional and national estimates. Paediatr Perinat Epidemiol 2007; 21(2):98–113. DOI: 10.1111/j.1365-3016.2007.00786.x

3. Althabe F., Sosa C., Belizán J.M., Gibbons L., Jacquerioz F., Bergel E. , medium-, and highincome countries: an ecological study. Birth 2006; 33(4): 270–277. DOI: 10.1111/j.1523-536X.2006.00118.x

4. Ronsmans C., Holtz S., Stanton C. Socioeconomic differentials in caesarean rates in developing countries: a retrospective analysis. Lancet 2006; 368 (9546): 1516–1539. DOI: 10.1016/S0140-6736(06)69639-6

5. Signore C., Klebanoff M. Neonatal morbidity and mortality after elective cesarean delivery. Clin Perinatol 2008; 35(2): 361–371. DOI: 10.1016/j.clp.2008.03.009

6. Bager P., Wohlfahrt J., Westergaard T. Caesarean delivery and risk of atopy and allergic disease: meta-analyses. Clin Exp Allergy 2008; 38(4): 634–642. DOI: 10.1111/j.1365-2222.2008.02939.x

7. Decker E., Engelmann G., Findeisen A., Gerner P., Laass M., Ney D. et al. Cesarean Delivery Is Associated With Celiac Disease but Not Inflammatory Bowel Disease in Children. Pediatrics 2010; 125(6): 1433–1440. DOI: 10.1542/peds.2009-2260

8. Yang I., Corwin J., Brennan A., Jordan S., Murphy R., Dunlopet A. The In-fant Microbiome: Implications for Infant Health and Neurocognitive Develop-ment. Nursing Research 2016; 65(1):76–88. DOI: 10.1097/NNR.0000000000000133

9. Cortese F., Scicchitano P., Gesualdo M., Filaninno A., De Giorgi E., Schettini F., et al. Early and late infections in Newborns: Where do we stand? A review. Pediatr Neonatol 2016; 57(4): 265–273. DOI: 10.1016/j.pedneo.2015.09.007

10. Moore H.C., de Klerk N., Richmond P., Lehmann D. A retrospective population-based cohort study identifying target areas for prevention of acute lower respiratory infections in children. BMC Public Health 2010; 10:757–866. DOI: 10.1186/1471-2458-10-757

11. Nikolaeva I.V., Anokhin V.A., Kupchikhina L.N., Khaliullina S.V. The risk of developing infectious and somatic diseases in young children born by caesarean section. Practical Medicine 2013; 6:93–97. [Nikolaeva I.V., Anohin V.A., Kupchihina L.N., Haliullina S.V. Risk of infectious and somatic diseases in infants, born by cesarean section. Prakticheskaja Meditsina 2013; 6:93–97. (in Russ)]

12. Mazankova L. N., Zakharova I.N., Dmitrieva Yu.A. A conceptual approach to prescribing probiotic-synbiotics in children. Children’s infections 2010; 1:27–32. [Mazankova L.N., Zaharova I.N., Dmitrieva Yu.A. A conceptual approach to prescribing probiotics-synbiotics in children. Children’s infections 2010; 1:27–32. (in Russ)]

13. Penders J., Thijs C., Vink C., Stelma F.F., Snijders B., Kummeling I. et al. Factors influencing the composition of the intestinal microbiota in early infancy. Pediatrics 2006; 118(2): 511–521. DOI: 10.1542/peds.2005-2824

14. Biasucci G., Benenati B., Morelli L., Bessi E., Boehm G. Cesarean Delivery May Affect the Early Biodiversity of Intestinal Bacteria. J Nutr 2008; 138(9): 1796–1800.

15. Madan J.C., Farzan S.F., Hibberd P.L., Karagas M.R. Normal neonatal microbiome variation in relation to environmental factors, infection and allergy. Curr Opin Pediatr 2012; 24(6): 753–759. DOI: 10.1097/MOP.0b013e32835a1ac8

16. Holgerson P. L., Harnevik L.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *