Es normal tener contracciones a los 7 meses de embarazo: El útero se pone duro: las contracciones — inatal

Es normal tener contracciones a los 7 meses de embarazo: El útero se pone duro: las contracciones — inatal

El útero se pone duro: las contracciones — inatal

( El abdomen, la pelvis y el útero en el embarazo )

Algunas embarazadas, al final del segundo y del tercer trimestre de gestación, sufren las conocidas contracciones de Braxton Hicks. ¿Sabes qué son? Son unas contracciones que suelen ser indoloras y que no predicen que el parto se produzca en los siguientes días. Te contamos cómo reconocerlas y qué debes hacer si las padeces.

 


¿Son normales las contracciones a lo largo del embarazo?

Sí, por supuesto puede ser normal o fisiológico que el útero se ponga duro a finales del segundo y en el tercer trimestre de gestación. Es lo que conocemos como contracciones de Braxton Hicks. Sólo cuando las contracciones son dolorosas, simulando el dolor propio de la menstruación, y esto ocurre antes de las 37 semanas hablamos de una posible amenaza de parto prematuro y obliga a la valoración por parte de un profesional médico.

¿Cuáles son las causas de estas contracciones?

Las contracciones fisiológicas o de Braxton Hicks pueden ser más frecuentes en pacientes delgadas o con una actividad física o laboral intensa. En estos casos, la monitorización de las contracciones mediante el registro cardiotocográfico o test no-estresante (NST) puede generar falsos positivos, es decir, registrar contracciones uterinas que alerten sobre la posibilidad de que el parto se adelante sin ser contracciones reales de parto. Es por ello que en casos de duda, la medición de la longitud cervical por ecografía vaginal será el mejor predictor de parto prematuro en estas pacientes.

Cuando las contracciones son dolorosas, las pacientes suelen referir molestias de menstruación o dolor lumbar que irradia hasta el pubis y se acompaña de útero duro y esto acontece antes de las 37 semanas obliga a la valoración por parte de un profesional para descartar que no se trate de una amenaza de parto prematuro que en función de las semanas de gestación puede obligar incluso a un ingreso hospitalario. La causa más frecuente de amenaza de parto prematuro es la idiopática o desconocida.

Entre las causas conocidas más frecuentes:

• Infección/inflamación intrauterina. A menor edad gestacional y menor longitud del cervix uterino, mayor el riesgo que la causa que motiva las contracciones pueda ser la infección o inflamación.

• Distensión uterina. En casos de exceso de líquido amniótico (polihidramnios) o en gestaciones múltiples el riesgo de amenaza de parto prematuro por sobredistensión uterina es superior.

• Estrés. Existe mucha literatura que sugiere que el estrés activa el eje hipotalamo-hipofisario a través de la hormona del estrés (o corticotropa, CRH) favoreciendo las contracciones uterinas.

• Causas vasculares, hemorragias. La presencia de hematomas en las membranas placentarias es un factor irritante del útero que puede favorecer las contracciones.

• Antecedente previo de parto prematuro. Estas ambarazadas tiene 3 veces más riesgo de recurrencia del parto prematuro que la población general.

• Rotura prematura de membranas. La rotura de la bolsa amniótica antes de las 37 semanas también puede inducir contracciones.

¿Se pueden tratar estas contracciones?

En el caso de las contracciones fisiológicas de Braxton Hicks, éstas disminuyen de intensidad y frecuencia con el reposo o la posición en decúbito lateral.

Las contracciones dolorosas también pueden mejorar con reposo aunque en gestaciones por debajo de las 37 semanas se recomienda la valoración por un profesional. Dicho profesional valorará el riesgo real de parto prematuro y decidirá si requiere medicación, conocida como tocolítico, para disminuir los síntomas.

En general los tocolíticos se utilizan cuando existe un riesgo real de que el parto se desencadene en las siguientes 48 horas o 7 días para garantizar la maduración pulmonar mediante corticoides. Recordemos que los corticoides son el fármaco que ha demostrado reducir la morbimortalidad de los prematuros y se administra cuando existe un riesgo alto que el parto se desencadene en los siguientes horas o días. Los tocolíticos se administrarían para evitar las contracciones y así garantizar que los corticoides puedan actuar. 

Mes 7 de embarazo: síntomas y desarrollo del feto

Durante el séptimo mes de embarazo tu pequeño crecerá rápidamente y comenzará a tener el aspecto con el que nacerá (por ejemplo, engordará poco a poco y tendrá la piel cada vez menos transparente). La tripa aumentará de tamaño, por lo que puede comenzar a molestarte. No obstante, recuerda que cada día que sientas dolor o cansancio estarás más cerca de conocer a tu hijo. Merece la pena, te lo aseguramos.

Sigue leyendo para descubrir qué cosas te esperan este mes, cuáles son los síntomas más comunes y cómo se desarrollará el bebé.

Síntomas frecuentes durante el séptimo mes de embarazo

Ya has entrado en el tercer trimestre. .. ¡Llegamos a la recta final! A estas alturas es normal que sufras los problemas típicos de la tripa y el progreso del embarazo.

Los síntomas durante el séptimo mes de embarazo incluyen, entre otros:

  • Ciática. El útero crece y presiona el nervio ciático, lo que puede causar dolor en las caderas o la zona lumbar. Si el dolor baja por una pierna, podría ser ciática. Prueba a colocar una bolsa de agua fría o caliente en la zona para aliviar el dolor. Consulta al médico para que lo diagnostique y te recomiende estiramientos específicos. Si sientes hormigueo en las piernas o los pies, pide ayuda inmediatamente. La ciática suele desaparecer cuando nace el bebé.

  • Dolor de pelvis. Las hormonas del embarazo provocan cambios extraños e inesperados en el organismo. Uno de ellos es el aflojamiento de las articulaciones que conectan ambos lados de la pelvis antes del parto, lo que puede causar dolor de pelvis. Si lo padeces, evita estar de pie en la medida de lo posible. Consulta al médico para que te recomiende estiramientos que alivien las molestias.

  • Estreñimiento. El aumento de los niveles de hormona progesterona y hierro (si tomas vitaminas prenatales) durante el embarazo puede ralentizar la digestión y causar estreñimiento. Para resolver el problema debes mantenerte hidratada y consumir una cantidad adecuada de fibra. Puedes encontrar esta última en frutas, verduras y cereales integrales.

  • Contracciones de Braxton Hicks. Las contracciones de Braxton Hicks, que a veces se denominan contracciones de práctica, suelen comenzar en el segundo o tercer trimestre. Las reconocerás porque son similares a un tirón suave en el abdomen y desaparecen al cambiar de posición. Es normal que las notes al final del día y después de hacer ejercicio o mantener relaciones sexuales. Sigue leyendo sobre las contracciones de Braxton Hicks y consulta al médico en caso de no saber distinguir si son contracciones de práctica o reales.

  • Fatiga. Aunque algunas madres sienten mucha energía durante el segundo trimestre, al comenzar el tercero vuelven a estar cansadas. Un motivo es que la tripa ya tiene un tamaño considerable durante el séptimo mes de embarazo, por lo que puede ser difícil conciliar el sueño. Intenta descansar siempre que puedas, aunque sea durante el día, y duerme de lado con una almohada debajo de la barriga. Sigue una dieta saludable y haz ejercicio moderado. Esto puede ayudarte a dormir mejor y mantener los niveles de energía.

  • Sangrado o manchado. Es posible que experimentes un sangrado o manchado leve en estas semanas. Aunque no tiene por qué significar nada, consulta al médico. El sangrado puede indicar que hay algún problema, por lo que debes asegurarte de que no sea grave.

¿Cómo se desarrollará tu bebé durante este mes?

Durante el séptimo mes de embarazo se formarán los órganos y sistemas del bebé que le ayudarán a sobrevivir fuera del útero (por ejemplo, los pulmones comienzan a producir una sustancia llamada surfactante que les permite expandirse y contraerse).

Además, tu pequeño ya puede abrir los ojos. Seguro que estás deseando verlos. Mientras tanto, es posible que tu hijo sienta los cambios de luz y responda a los destellos moviéndose o dando patadas.

También habrá engordado un poco, por lo que será aún más adorable. Este exceso de grasa suavizará las arruguitas que pueda tener. Las células de la piel comenzarán a producir melanina, un pigmento natural que le confiere el color.

¿Qué tamaño alcanzará el bebé durante el séptimo mes de embarazo?

¿Quieres saber qué tamaño alcanzará el bebé durante el séptimo mes de embarazo? El bebé pesará aproximadamente 1,1 kg y medirá 35 cm.

¿Cómo es el feto con siete meses?

Echa un vistazo a estas imágenes para saber qué aspecto puede tener tu pequeño durante el séptimo mes de embarazo:

Mes 7 de embarazo: cambios en tu cuerpo

En el tercer trimestre puedes ganar como mucho 0,5 kg por semana. Usa nuestra calculadora de aumento de peso durante el embarazo e indica tu índice de masa corporal antes de quedarte embarazada para saber cuántos kilos pueden recomendarte ganar durante el resto de este periodo. Puedes comentar los resultados con el médico y determinar si dicho aumento de peso es adecuado para ti. Además, el médico te indicará los pasos que debes seguir.

Es probable que el médico comience a medir la altura del fondo uterino durante el séptimo mes de embarazo. Se trata de la distancia entre el hueso púbico y la parte superior del útero. Se mide en centímetros y se corresponde con el número de semanas de las que estás. Por lo tanto, si estás de 28 semanas, la altura del fondo uterino será de aproximadamente 28 cm. Esta medida es una herramienta para controlar el crecimiento constante del bebé, por lo que las medidas pueden variar en función de cada madre.

¿De cuántas semanas estarás durante el séptimo mes de embarazo?

El séptimo mes de embarazo entrarás en el tercer trimestre.
Es un poco difícil determinar de cuántas semanas estarás con siete meses. Las semanas de embarazo no coinciden al 100 % con los meses, por lo que el séptimo mes puede abarcar desde la semana 25 o 27 hasta la semana 28 o 31.

Preguntas frecuentes

Intenta dormir de lado con las rodillas dobladas. Coloca una almohada debajo de la tripa para que quede apoyada y otra entre las rodillas. También puedes usar una almohada prenatal. Crea un ambiente tranquilo en tu habitación e intenta hacer cosas relajantes por las noches, como darte un baño o leer.

Consulta al médico e infórmate de las políticas de la aerolínea antes de volar mientras estás embarazada. Por lo general, la mayoría de las aerolíneas permiten que las madres vuelen hasta las 36 semanas de embarazo. No obstante, el médico te dará indicaciones precisas según tu situación.

Las contracciones de Braxton Hicks preparan tu cuerpo para el parto, pero no abren el cuello uterino. Son leves e irregulares y suelen desaparecer cuando cambias de posición. Los síntomas de parto prematuro incluyen un aumento del flujo vaginal y contracciones regulares. Consulta al médico si no estás segura de cuál es tu caso.

Cosas que debes hacer durante el séptimo mes de embarazo

  • Si ya te han hecho una cesárea y quieres tener un parto vaginal, pregunta al médico si es posible según tu situación.

  • Piensa si quieres contratar a una asistente para el parto (también denominada doula) y pide recomendaciones al médico o a otras madres de la zona.

  • Pregunta al médico si debes contar los movimientos del bebé durante el séptimo mes de embarazo. Hay muchas herramientas en Internet que pueden ayudarte.

  • Tal vez ya sabes el sexo del bebé y quieres contarlo a tus seres queridos antes del parto, pero no sabes cómo hacerlo. Puedes organizar una fiesta o echar un vistazo en Internet para inspirarte.

  • Si aún no has encontrado el nombre perfecto para tu pequeño, usa nuestro buscador de nombres para bebés.

  • Descarga la aplicación Dodot VIP para obtener recompensas y ahorrar dinero en los productos básicos que necesita el bebé.

  • Revisa la lista de regalos para el bebé y comprueba que no has olvidado nada importante.

  • Decide si conservarás o donarás el cordón umbilical. El médico puede darte más información sobre cada opción.

  • Si quieres elaborar un plan de parto, puedes ver un ejemplo aqui «¿Qué debes incluir en tu plan de parto?» para organizar tus ideas.

  • Si comienzas a comprar productos para el bebé o quieres añadir algo más a la lista de regalos, asegúrate de que sean de calidad. Puedes preguntar a otras personas para saber cuáles son sus opciones favoritas. En Internet también puedes consultar varios artículos con opiniones y recomendaciones.

  • Si quieres obtener más consejos semanales sobre el embarazo, regístrate aquí:

¿A qué esperas?

Introduce tu email

¿Cómo hemos escrito este artículo?
La información de este artículo se basa en los consejos de expertos y se extrae de fuentes médicas y gubernamentales fiables, como la American Academy of Pediatrics y el American College of Obstetricians and Gynecologists.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *