Historia sobre la importancia del agua: Cuentos infantiles sobre el agua y su importancia

Historia sobre la importancia del agua: Cuentos infantiles sobre el agua y su importancia

Cuentos infantiles sobre el agua y su importancia

7 minutos

El agua es un bien imprescindible en nuestras vidas que debemos cuidar y respetar entre todos. Para conseguirlo, no te pierdas las reseñas de estos cuentos infantiles.

Escrito y verificado por la documentalista Arantza Martín Becerro.

Última actualización: 08 octubre, 2022

El agua es un bien indispensable para la vida. Sin embargo, en numerosas ocasiones, no somos conscientes de la importancia de esta, por lo que la desperdiciamos. En la actualidad, el cambio climático es un hecho innegable, y sin duda es uno de los elementos que puede resultar más perjudicado. ¿Quieres saber qué cuentos infantiles sobre el agua te proponemos para concienciar sobre este peligro?

Sin duda, es un deber concienciar a los niños desde que son pequeños de la importancia del agua y enseñarles pequeños gestos para que ellos mismos aporten su granito de arena en el su cuidado responsable. El medio ambiente es el motor de nuestras vidas y debemos preservarlo y darle la importancia que se merece.

Los mejores cuentos infantiles sobre el agua

A continuación, os dejamos una selección de cuentos infantiles sobre el agua para presentarle el tema a los más pequeños de una manera sencilla y lúdica. Opciones perfectas antes de irse a dormir, para disfrutar mientras se merienda en familia y antes de irse a duchar o a lavarse los dientes. 

1.

Había una vez una gota de lluvia de Judith Anderson

Recomendado para niños mayores de seis años, la protagonista de la historia y su hermano pequeños mostrarán, a través de sus páginas, el ciclo del agua. Un libro que, además de concienciar a los niños sobre la importancia de este bien, les ayudará a conocer más datos sobre el agua, como la creación de las primeras gotas o el proceso que siguen hasta caer en el suelo.

Sin duda, se trata de una herramienta estupenda para trabajar en las aulas, pues el libro incluye notas informativas y actividades lúdicas que plantear en torno al concepto del agua y su importancia. Pero también podéis crear otro tipo de actividades con orientación didáctica.

3.

Aba, el agua que viajaba de Alicia Sevilla

Aba es la gota de agua protagonista de la historia de este libro recomendado para niños a partir de cuatro años. Con Aba, los más pequeños de la casa podrán conocer de primera mano el ciclo del agua y todos los datos y curiosidades acerca de este proceso.

Además de los datos sencillos adaptados a las edades y conocimientos de los pequeños, las ilustraciones acompañan perfectamente al texto para que así sean ellos mismos los que puedan interpretar si todavía no tienen la capacidad de leer.

Más cuentos infantiles sobre el agua y su importancia

En todo el mundo, 2. 000 niños menores de cinco años mueren cada día por enfermedades diarreicas. La mayor parte, cerca de 1.800 muertes, están relacionadas con la falta de agua, saneamiento e higiene adecuadas.

–UNICEF, “Agua e infancia”–

4.

Gotita de Lourdes Benito

Con una estructura similar al libro anterior, Gotita es la protagonista encargada en esta ocasión de mostrar a los niños el ciclo del agua. Se trata de un álbum ilustrado ideal para las primeras edades y para que sean ellos mismos los que, a través de las ilustraciones, y de una forma muy divertida, conozcan el proceso de formación de las gotas.

 

En la historia, Gotita se pregunta qué puede haber más allá de las nubes y, para descubrirlo, ella y su amiga vivirán una fantástica aventura. Sin duda, los más pequeños disfrutarán muchísimo de este recorrido por el ciclo de una forma totalmente didáctica.

5.

La princesa del agua de Susan Verde. Uno de los mejores cuentos infantiles sobre el agua

Un cuento infantil sobre el agua diferente a los anteriores que hemos comentado antes pues, en esta ocasión, la historia se centra en la importancia del agua potable.

La protagonista de la historia es Gie Gie, una niña africana que todas las mañanas se levanta para realizar el mismo proceso: antes de que salga el sol, coloca la olla de barro en su cabeza y camina muchos kilómetros hasta llegar al pozo de agua.

El motivo de que Gie Gie haga esto es que donde ella vive no disponen de agua potable, por eso debe desplazarse diariamente, pues este bien es un elemento indispensable en la vida de las personas. Una historia magnífica para concienciar a los niños sobre la importancia del agua, de no malgastarla, además de mostrarles la importancia de valorar lo que se tiene.

Aprender sobre el agua con los siguientes cuentos infantiles

Siguiendo con la línea didáctica para fomentar que los más pequeños de la casa aprendan a preservar este bien tan preciado, no te pierdas las dos siguientes opciones que serán capaces de abrir los corazones. 

6. La gota que quería ser diferente

Si quieres un cuento que enseñe a los pequeños y les conciencie sobre la importancia de preservar este bien, no te puedes perder La gota que quería ser diferente. En esta magnífica historia, la protagonista es Brillagota, una pequeña gotita que está aburrida de admirar cómo suben hacia las nubes y bajan al mar sus compañeras, pasando por los diferentes estados.

Un día su amiga Nubi le pregunta por qué se encuentra así, y Brillagota le responde que es porque no se siente especial con respecto a sus compañeras, no siente que haga nada importante… ¡Nada más lejos de la realidad, y así se lo hará saber su amiga nube!

7.

El osito sabe El cuento del niño Agua, una de las mejores formas para concienciar a los pequeños

Según describe una investigación desarrollada por la Universidad del Ecuador en 2012, utilizar un títere “osito” o cualquier otro tipo de animal puede ser una opción didáctica fantástica. En este sentido, él será el encargado de contar la historia; por lo que hará que los más pequeños se interesen y se involucren aún más en la trama.

  • El cuento del niño Agua relata la historia de un pequeño llamado Agua que era puro, cristalino y viajaba por todo el mundo.
  • Todo el mundo estaba contento cuando lo veía aparecer porque calmaba la sed y regaba los campos. Así que le querían y le cuidaban mucho.
  • Sin embargo, al cabo del tiempo, las personas dejaron de cuidarlo y siempre estaba sucio. Por lo que el niño Agua dejó de visitarlos. 
  • Cuando todo dejó de estar verde, una señora se encargó de alertar sobre la desaparición del pequeño, y a partir de ese momento todos volvieron a cuidarlo.
  • Desde entonces, el niño Agua creció fuerte, limpio y alegre.

De esta forma, el objetivo principal de este relato será valorar también el agua como lo que es: un líquido vital de los seres vivos que merece todo el respeto del mundo. 

8. ¡Oh! El agua de Albert Casasín

Existen muchas formas diferentes de aprender. Una de ellas es la que muestra este fantástico libro de Albert Casasín recomendado para niños mayores de seis años mediante los experimentos y la observación.

A través de las páginas de este libro y sus divertidas ilustraciones, los niños podrán descubrir las diferentes formas que puede adoptar el agua en función de donde nos encontremos, así como datos curiosos e informativos sobre ella.

Cada día de la semana atrévete a leerle a los más pequeños uno de estos cuentos infantiles sobre el agua

Con estas 8 opciones podrás elegir cada día una nueva. Además, te recomendamos que también escojáis juntos un horario para no llegar a perderos ninguna de estas fascinantes historias (a preferir, que sea antes o después de tener contacto con este bien tan necesario: después de lavarse los dientes, las manos, ducharse, regar las plantas, etc. ).

Como padres tenemos el deber de concienciar a los hijos sobre la importancia de respetar y valorar el agua potable que algunas veces, por desgracia, no está al alcance de todos. ¿Y tú? ¿Te animas a empezar desde hoy mismo?

Te podría interesar…

El agua en la historia de la humanidad

La presencia del agua en la historia de la humanidad es una de las claves para nuestro desarrollo y evolución. Es por ello que todas las tribus ubicaron sus asentamientos cercanos a zonas geográficas con abundancia de agua. Los ríos aportaban agua para el riego, para el consumo y como vía de comunicación.

Los Sumerios se situaron entre los ríos Tigris y Éufrates. El modo de utilización del agua cumplió un papel determinante en su evolución socio-económica.

La civilización egipcia se desarrollo en las orillas del río Nilo. Hicieron canales y lagunas para aprovechar el agua en cada crecida. En sus orillas se fundaron grandes ciudades, como Babilonia.

Romanos, esenciales en la historia de la hidrología

La cultura romana es imprescindible para entender la historia de la hidrología, ya que desarrolló hasta extremos casi insuperados hoy la relación del hombre con el agua, creando una técnica que actualmente empleamos en nuestras ciudades.

La vida cotidiana giraba en torno al agua y su sabia utilización. Sorprende descubrir todo lo que inventaron y llevaron a la práctica, hace miles de años y que actualmente seguimos utilizando. Ya los romanos inventaron: las tintorerías, piscinas, piscifactorías (dulces y saladas), tuberías, grifos monomando, molinos de agua, fuentes decorativas y cascadas, fontaneros, recogida de agua pluvial, cisternas, pago por el suministro público de agua, agua a presión para diferentes usos, cloacas y alcantarillado.

Musulmanes, refinando e innovando

En la historia de la hidrología la cultura musulmana resultó muy relevante, ya que dio una especial importancia al regadío y las conquistas del siglo VIII iniciaron el resurgimiento de este tipo de agricultura. Tecnológicamente, la civilización musulmana no hizo sino resucitar, conservar, refinar y desarrollar una tecnología practicada desde muy antiguo en el ámbito del antiguo Próximo Oriente. Las técnicas de irrigación nabateas, iranias y babilónicas, conocidas a través de las ideas científicas de Grecia y practicadas por los romanos, fueron sintetizadas, desarrolladas y difundidas por los musulmanes.

En la historia del agua los musulmanes introdujeron elementos novedosos que les permitió adoptar y adaptar diversos medios y recursos técnicos para la prospección, captación, elevación, almacenamiento, distribución y uso de aguas en general y en la organización y regulación del riego hasta el punto de que fue el motor de una importante revolución agrícola en el siglo XI, y en el cultivo de nuevas especies.

Urbanismo islámico

Además, uno de los aspectos determinantes en el urbanismo islámico y la organización de la ciudad es el agua. La existencia de un suministro de agua no solo condiciona la elección de un lugar de asentamiento, sino que percute en la distribución interna de la ciudad y, particularmente, en la ubicación de algunos de sus establecimientos más importantes, como mezquitas y baños.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *