La calabaza es astringente: Estos son los cinco alimentos que más estriñen

La calabaza es astringente: Estos son los cinco alimentos que más estriñen

Estos son los cinco alimentos que más estriñen

Nutrición

Algunos alimentos son necesarios durante el manejo de las diarreas, porque hacen que no sea tan necesario ir al baño. 

15 mayo, 2019
00:56

A.I.

  • 1 de 6

    Más allá del arroz y el jamón de york existen muchos alimentos astringentes.

    Aunque la mayoría de la gente tiene problemas para ir al baño y busca ayuda frente al estreñimiento, existen situaciones en las que el cuerpo necesita evitar defecar, ir al baño o cualquier otro eufemismo que se quiera utilizar. Es entonces cuando se recomienda seguir una dieta astringente, es decir, que astringe, un sinónimo de estreñir que, por si alguien tiene dudas, el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) define como «retrasar el curso del contenido intestinal y dificultar su evacuación«.  Según los expertos, este tipo de alimentación está indicada cuando se sufre diarrea, con independencia de lo que haya causado ésta. El trastorno suele ser producido por virus, bacterias y parásitos, como ocurre cuando se padece una gastronteritis

    Por todos es conocida la llamada dieta blanda, la alimentación que tradicionalmente se ha recomendado en casos de gastronteritis, en la que prima el consumo de alimentos como el arroz y el jamón de york. Aunque la ciencia ha desmontado que esto sea lo que haya que consumir cuando se padece una infección gastrointestinal, es cierto que ambos ejemplos de alimento cumplen exactamente la función de estreñir, pero no son los únicos. He aquí cinco ejemplos de alimentos que más estriñen

  • 2 de 6

    El arroz blanco, la pasta no integral y el pan blanco.


    La recomendación de que tomar arroz es bueno cuando se padece una gastronteritis ha sido desmontada por la ciencia, pero lo que está claro es el poder astringente de este alimento cargado de carbohidratos. Eso sí, el efecto se pierde si se trata de arroz integral, el más recomendable para el bienestar en general. 

  • 3 de 6

    El plátano, la manzana y la pera, maduros y sin piel.

    Aunque tenemos inculcada la idea de que existen muy pocos alimentos astringentes esto no es del todo cierto, ya que hay ejemplo de comidas con este efecto en casi todos los grupos nutricionales. Entre las frutas, los expertos destacan el plátano, la manzana y la pera, eso sí, siempre maduros y sin piel. Cocinarlos al horno o hervirlos es también una buena idea si se quiere conseguir ese objetivo. 

  • 4 de 6

    Pollo al horno o hervido y sin piel.

    Sí, existe carnes que estriñen y mucho. Entre ellas, un también clásico de las dietas astringentes, el pollo hervido o al horno. Eso sí, sin piel, ya que la grasa no es una buena idea si se pretende reducir las visitas al baño y es justamente esa parte del pollo la más grasa. 

  • 5 de 6

    Queso fresco, leche sin lactosa, yogur y cuajada

    ¿Cómo? ¿Queso para la diarrea? Este es el tipo de alimento que uno menos esperaría encontrar en esta lista, pero su inclusión tiene truco. Sólo los quesos frescos tienen este efecto en el organismo, algo explicado por su menor contenido en grasas. 

  • 6 de 6

    Zanahorias y calabazas cocidas

    Si hay algún grupo de alimentos que se asocian a la lucha contra el estreñimiento es el de las verduras. Su alto contenido en fibra lo hacen un aliado idóneo en este sentido y, por lógico, un enemigo a evitar si lo que se pretende es justo estreñir. Sin embargo, y como en casi todo, hay excepciones y, en el caso de las verduras, son la zanahoria y la calabaza. Eso sí, cocidas. 

A. I.

La calabaza: propiedades, beneficios y contraindicaciones

¿Os gusta la calabaza o soléis cocinar con ella? En Cocina Casera nos gusta compartir con vosotros las propiedades, los beneficios y las contraindicaciones de comer y cocinar con ciertos alimentos que se ponen de moda para llevar una Comida saludable. En este artículo os vamos a hablar sobre las características de la calabaza.

¿Qué es la calabaza?

Para empezar, hay que decir que la calabaza tiene muchas formas y colores diferentes. Es una verdura muy dulce que es mundialmente conocida como calabaza naranja por usarla en decoración para las fechas de Halloween. Pero también al ser una gran fuente de vitaminas, fibra, baja en calorías y tener una gran versatilidad, mucha gente la incorpora a su dieta para hacer platos muy sabrosos.

Propiedades nutricionales

La calabaza es muy rica en agua, se compone de un 90% de esta. Al mismo tiempo, los niveles de calorías y de hidratos de carbono son inversamente proporcionales al nivel de fibra. Es decir, tiene poquísimas calorías e hidratos, y muchísima fibra. Por 100 gramos de porción comestible, la calabaza te puede aportar 28,37 calorías. Además, el hecho de que se componga en su gran mayoría por agua es súper beneficioso para luchar contra los cálculos renales, pero ya lo iremos viendo.

En cuanto a las vitaminas, la calabaza es muy buena fuente de vitaminas A, B (entre ellas el ácido fólico), C y E. Unos 100 gramos diarios de calabaza aportan al organismo la mitad de la vitamina A que necesita.

La calabaza es una verdura muy rica en minerales, y entre ellos están el potasio, el calcio, el magnesio, el hierro y el zinc. Otros tipos de nutrientes que posee la calabaza son, por ejemplo: ácido linoleico, aspártico, oleigo y palmítico; cumarinas (antioxidantes), licopeno, aminoácidos y betacarotenos. Estos últimos son los que le dan el color naranja tan característico, al igual que en la zanahoria. Además, tiene un nivel muy alto de ácidos grasos (Omega 3) presentes.

Beneficios

La calabaza tiene muchísimos beneficios para el organismo de los que normalmente no se habla.

Eficaz contra la hipertensión

La calabaza es un alimento clave para la dieta de aquellas personas que padecen hipertensión porque tiene un nivel bajísimo de sodio. Además, no solo es buen «tratamiento», sino que gracias al potasio que posee, la calabaza es buena para prevenir esta enfermedad. El potasio ayuda a mantener regulada la presión arterial.

Buena para el estómago

Este alimento es muy bueno para las enfermedades de estómago como pueden ser la gastritis, las úlceras, ardor de estómago o digestiones lentas. La calabaza posee una sustancia que se llama mucílago que también se encuentra en otros alimentos como la chía o las algas. Esta sustancia se encarga de aumentar la generación de mucosa gástrica. Es decir, ayudan a que el estómago esté más protegido.

Ayuda a adelgazar

Al ser un alimento tan versátil y tan bajo en calorías, puede incluirse perfectamente en las dietas de aquellas personas que quieren reducir el peso y adelgazar. Con todos los nutrientes que tiene, es un alimento que aporta mucha saciedad y permite seguir el proceso de adelgazamiento sin pasar hambre.

Proteger la piel y la vista

La vitamina A tiene fama de ser beneficiosa para la vista. Todos hemos escuchado alguna vez que las zanahorias mejoran la visión, y la calabaza no se queda atrás.

Previene la retención de líquidos

El potasio presente en la calabaza ayuda al organismo en los procesos de producción y expulsión de la orina, con la que se expulsan muchas toxinas que estaban almacenadas en el cuerpo.

Antioxidante

El color de las verduras dice mucho de ellas. Cuanto más intenso sea el color, más nutrientes antioxidantes poseerán. Estos antioxidantes hacen que en tu organismo se retrase el envejecimiento de las células y mejore tu sistema inmunológico.

Previene la diabetes

La enfermedad de los diabéticos hace que deban llevar una dieta estricta sin demasiados carbohidratos porque no pueden convertirlos en glucosa. Por ello la calabaza les viene genial, al no tener apenas hidratos de carbono, pero sí mucha fibra.

Riñones en perfectas condiciones

Del beneficio de prevenir la retención de líquidos deriva el hecho de tener unos riñones en perfectas condiciones. Esto se da gracias a las propiedades diuréticas y depurativas de la calabaza debido al alto nivel de fibra.

Elimina parásitos del intestino

Las calabazas y sus pipas se han usado desde siempre para eliminar esos parásitos del intestino como la tenía o simples lombrices.

Contraindicaciones

Las únicas contraindicaciones de la calabaza ni siquiera son contra la calabaza, sino contra sus semillas. Como todo alimento, si lo ingerimos en cantidades demasiado altas y abusando de ellos al final tiene consecuencias. Las semillas de calabaza, al contener tantísima fibra, puede provocar indigestión debido a su pesadez y diarrea por el exceso de fibra.

Además, ahora que están en auge las detecciones de alergias, las semillas de calabaza no se quedan atrás. Se han dado casos de personas a las que les han dado alergia, y esto es un impedimento a la hora de consumirlas y cocinar con calabaza.

La última contraindicación es que, aunque la calabaza tiene pocas calorías, sus pipas tienen un nivel mayor y una ingesta abusiva puede derivar en una subida de peso.

Ideas para recetas

Crema de calabaza

La crema de calabaza es simplemente una sopa cuyo ingrediente principal es la calabaza y lo puedes mezclar con un montón de ingredientes más: tomates, cebollas, ajo, caldo de pollo o de verduras, etc.

Calabaza asada

La calabaza asada es ideal como acompañamiento de un plato principal. Simplemente se le echa un poco de aceite de oliva, sal y pimienta y al horno. Y está riquísimo.

Tarta de calabaza

La tarta de calabaza es un postre muy típico en Estados Unidos que se suele preparar en Halloween, el día de Acción de Gracias y en Navidad.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *