Niños sin pestañas: Todo sobre las pestañas del bebé- TodoPapás

Niños sin pestañas: Todo sobre las pestañas del bebé- TodoPapás

Todo sobre las pestañas del bebé- TodoPapás

Publicidad

Indice

Articulo relacionado: Mitos sobre alimentación en el embarazo

  • ¿Cuándo empiezan a aparecer las pestañas en el feto y cómo se desarrollan?
  • El cuidado de las pestañas del bebé

 

Entre la semana 13 y la 16 comienzan a aparecer los primeros pelitos en las cejas y pestañas del bebé. Por eso, cuando el recién nacido llega al mundo lo hace con pelo en todas partes, tanto cabeza, como cejas, pestañas o cuerpo, aunque no todos nacen con la misma cantidad de pelo.

Articulo relacionado: La importancia de la estimulación del bebé

Algunos bebés nacen muy pelones, y otros con una mata de pelo tremenda. Algunos son morenos y otros rubios. Igualmente, el pelo de las cejas y las pestañas puede ser más o menos abundante y el color también puede variar, aunque generalmente será el mismo que el de la cabeza, quizá con un tono un poco más claro u oscuro.

Incluso hay bebés que parece que nacen sin pestañas ni cejas, pero lo cierto es que, a no ser que el bebé padezca alguna anomalía o enfermedad, todos los bebés nacen con pestañas, solo que estas pueden ser tan finitas que apenas se aprecien a simple vista.

Articulo relacionado: La alimentación en las primeras etapas de la vida puede modificar la microbiota del bebé

A medida que el bebé crezca, irá fabricando más melanina y las cejas y pestañas se irán oscureciendo ligeramente y se notarán más, aunque por supuesto hay personas muy rubias, con el pelo casi blanco, a las que no se les notan casi las pestañas ni de mayores.

En cuanto al crecimiento de las pestañas al crecer, es cierto que los bebés que nacen con las pestañas muy cortas pueden tenerlas un poco más largas al hacerse mayores, pero lo normal es que la forma de las pestañas y su longitud venga marcada por sus genes y sea tal cual son al nacer.

 

Es importante cuidar bien las pestañas para evitar enfermedades como la blefaritis o inflamación de los párpados del bebé. Así, para limpiar los párpados y pestañas del pequeño puedes usar una toallita estéril para eliminar cualquier resto de bacteria. Si tiene muchas legañas pegadas a las pestañas (algo bastante usual en los bebés), lava sus ojos con suero fisiológico con mucho cuidado para quitarle los restos de legañas.

Otra enfermedad habitual relacionada con las pestañas es la madarosis, que implica la pérdida parcial o total de las pestañas o las cejas. Este problema puede aparecer por diversas causas, como la psoriasis, la alopecia areata universal, el lupus eritematoso sistémico, el hipotiroidismo o la lepra. También hay niños que padecen tricotilomanía, un desorden psicológico que consiste en arrancarse pelo de diversas partes del cuerpo, como las pestañas.

Te puede interesar:

El color de ojos del bebé viene determinado por los genes del padres. De acuerdo a las leyes mendelianas, el color de ojos de los bebés se hereda de una manera similar al color del pelo de manera que los genes para los colores más oscuros son dominantes. Esto implica que los rasgos (o fenotipos) oscuros tienen prioridad sobre los rasgos codificados por genes de un color más claro.

Publicidad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Bebés con pestañas largas- TodoPapás

Publicidad

Índice

Articulo relacionado: Bebés prematuros y lactancia materna

  • Importancia del cuidado de las pestañas
  • ¿Por qué mi bebé tiene las pestañas tan largas?
  • Bebés sin pestañas

 

Las pestañas son  uno de los rasgos más característicos de las personas ya que por su posición, definen y dan personalidad a la mirada.

Existen cientos de productos para resaltar las pestañas y hacer que estas parezcan más largas, más gruesas… Pero a veces olvidamos que las pestañas cumplen una función muy importante.

Los pelitos finos que crecen en el párpado realizan varias funciones. Su función principal es proteger los ojos de pequeñas partículas como polvo o arena para que no entren y dañen el ojo.

Su función secundaria es proporcionar una advertencia de peligro. Altamente sensibles al tacto, advierten de que un objeto puede estar demasiado cerca del ojo. En este sentido, realizan una función similar a los bigotes en muchos animales, incluidos gatos y perros. Por lo tanto, podemos hablar de las pestañas como el «guardián» protector del ojo.

Sabiendo esto, unas pestañas sanas y fuertes en el bebé pueden ser de gran utilidad y evitarán que algo entre y le incomode al bebé, además de prevenir ese momento incómodo que sería sacar polvo de sus pequeños ojos.

Es muy importante incluir el cuidado de las pestañas en nuestro aseo personal diario y en el de nuestro bebé.

Algunos consejos básicos para toda la familia son:

— Limpiar a fondo el rostro todas las noches antes de ir a dormir.

Articulo relacionado: Infecciones en los bebés prematuros

— Utilizar limpiadores especialmente recomendados para los ojos o aceite de bebé y limpiar los ojos suavemente con una esponja para eliminar el polvo o el maquillaje.

— Si utilizas máscara de pestañas frecuentemente, elegir una con ingredientes naturales y respetuosos para las pestañas.

Articulo relacionado: Las redes cognitivas del cerebro mejoran gracias a la música en bebés prematuros

— Utiliza vaselina para hidratar las pestañas y mejorar su salud. Ten cuidado de que no entre en los ojos.

— Si te depilas las cejas con cera, ten cuidado de que no entre en contacto con las pestañas.

— Observa el crecimiento de las pestañas de tu bebé. Si ves pequeñas inflamaciones o suciedad acumulada, limpia la zona y si la inflamación persiste, consúltalo con un pediatra.
 

“Qué guapo, tiene las pestañas larguísimas”. Seguro que has escuchado este comentario más de una vez, y es que los bebés con pestañas largas y gruesas llaman especialmente la atención. ¿Por qué? Es muy fácil. Teniendo en cuenta su apariencia suave y delicada, y lo pequeño que es, unas pestañas largas en comparación pueden saltar a la vista.

Es importante comprender que la longitud, la cantidad y el grosor de las pestañas a menudo dependerán de la genética. Si todos los miembros de la familia por ambas partes tienen pestañas cortas y finas, la probabilidad de que tu bebé las tenga largas y gruesas es bastante pequeña. Observar la genética de ambos lados de la familia puede darte una idea de cómo serán las pestañas de tu pequeño cuando estén completamente desarrolladas.

Al igual que todo lo demás en el bebé, las pestañas del recién nacido crecerán a medida que lo hace el peque. A lo largo de la vida van creciendo y cambiando, siempre con la misión de proteger el ojo. Muy rara vez crecen tanto que es necesario cortarlas.
 

Al igual que algunos bebés nacen sin pelo en la cabeza hay otros que nacen sin pestañas. En este caso los bebés podrían haber sido afectados por las hormonas de la madre mientras estaban en el útero, lo que puede retrasar el crecimiento de las pestañas del recién nacido. Otras veces, los folículos pilosos simplemente están ahí, pero aún no han comenzado a crecer. Que nazca sin pestañas no significa que tenga un problema, tarde o temprano empezarán a crecer.

Los bebés prematuros tardan más en desarrollar las pestañas ya que no están desarrollados al mismo nivel que un bebé que nació a los 9 meses. En lugar de compararlo con los bebés de su edad, espera a que cumpla la fecha de parto. Luego, determina si está atrasado ​​en el crecimiento de sus pestañas.

Si los bebés tienen el pelo especialmente clarito, puede parecer que no tienen pestañas. Párate y míralo de cerca, puede que las pestañas estén ahí, pero aún son tan rubias y finas que pueden pasar desapercibidas. Con el tiempo irán ganando grosor y oscureciéndose.

Algunos bebés nacen con grandes pestañas, en otros empiezan a notarse a las dos semanas o incluso seis semanas después del parto. Todos los extremos son normales, ten paciencia y no te preocupes si las pestañas no son todo lo largas o gruesas que te gustaría, aún le queda mucho desarrollo por delante.

Publicidad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *