Se puede tomar bicarbonato durante el embarazo: Enfermedad de reflujo gastroesofágico durante el embarazo

Se puede tomar bicarbonato durante el embarazo: Enfermedad de reflujo gastroesofágico durante el embarazo

Enfermedad de reflujo gastroesofágico durante el embarazo

La mayoría de las mujeres embarazadas tienen síntomas de enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés), especialmente acidez estomacal, en algún momento. Estos síntomas pueden empezar en cualquier momento durante el embarazo. Y frecuentemente empeoran a lo largo del embarazo. La acidez estomacal es común cuando está embarazada. Esto se debe a que las hormonas hacen que el aparato digestivo funcione más lentamente. Los músculos que empujan los alimentos hacia abajo por el esófago también se mueven más despacio cuando está embarazada. Y a medida que el útero crece, hace presión sobre el estómago. Esto a veces puede forzar el ácido estomacal hacia el esófago.

Los síntomas de GERD son comunes durante el embarazo. Pero rara vez causan complicaciones, tales como inflamación del esófago (esofagitis). La mayoría de las veces, los síntomas de la acidez estomacal mejoran después de que nace el bebé.

El tratamiento para las mujeres embarazadas que tienen GERD es similar al tratamiento para otras personas que tienen GERD. Se centra primero en cambios de estilo de vida y medicamentos de venta libre. Usted puede hacer cambios en su estilo de vida para ayudar a aliviar los síntomas de la GERD. Aquí hay algunas cosas para probar:

  • Cambie sus hábitos alimentarios.
    • Lo mejor es comer varias comidas pequeñas en lugar de dos o tres comidas abundantes.
    • Después de comer, espere entre 2 y 3 horas antes de acostarse. No es una buena idea comer refrigerios tarde en la noche.
    • El chocolate y la menta pueden hacer que la GERD empeore. Estos relajan la válvula que se encuentra entre el esófago y el estómago.
    • En algunas personas, los alimentos picantes, los alimentos que tienen mucho ácido (como los tomates y las naranjas) y el café pueden empeorar los síntomas de la GERD. Si sus síntomas empeoran después de comer un determinado alimento, quizás desee dejar de comer ese alimento para ver si sus síntomas mejoran.
  • No fume ni masque tabaco.
  • Si tiene síntomas de GERD por la noche, eleve la cabecera de la cama de 6 pulgadas (15 cm) a 8 pulgadas (20 cm) poniendo bloques debajo del marco de la cama o una cuña de espuma debajo de la cabecera del colchón. (Usar almohadas adicionales no funciona).
  • Pruebe antiácidos de venta libre para los síntomas de la acidez estomacal.
    • Tenga cuidado cuando tome medicamentos antiácidos de venta libre. Muchos de estos medicamentos contienen aspirina. Durante el embarazo, no tome aspirina ni medicamentos que contengan aspirina a menos que su médico lo autorice.
    • Durante el embarazo, no use antiácidos que tengan bicarbonato de sodio, porque pueden causar retención de líquido. No use antiácidos que tengan trisilicato de magnesio, porque podrían no ser seguros para su bebé. Sí puede usar antiácidos que contienen carbonato de calcio (como Tums).

Algunos médicos pueden recomendar el medicamento recetado sucralfato, junto con cambios de estilo de vida y medicamentos de venta libre, para tratar los síntomas de la GERD durante el embarazo.

Los medicamentos que se enumeran abajo generalmente son seguros durante el embarazo. Pero hable con su médico antes de usarlos.

  • Antihistamínicos h3, como cimetidina (por ejemplo, Tagamet) y famotidina (por ejemplo, Pepcid)
  • Inhibidores de la bomba de protones, como omeprazol (por ejemplo, Prilosec) o lansoprazol (por ejemplo, Prevacid)

Esta información no reemplaza el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

Para aprender más sobre Healthwise, visite Healthwise. org.

© 1995-2022 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

¿Puedo tomar bicarbonato de sodio durante el embarazo?

El artículo ha sido verificado para garantizar la mayor precisión posible (el contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados, instituciones académicas de investigación y, ocasionalmente, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web se ha revisado, sin embargo, si consideras que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o dudoso, puedes contactarnos para realizar las correcciones necesarias.

5 minutos

El bicarbonato de sodio es capaz de reducir la acidez estomacal, tratar úlceras bucales y disminuir dolores leves de garganta, pero ¿se puede tomar durante el embarazo?

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Daniela Andarcia

Última actualización: 31 octubre, 2022

Las mujeres gestantes suelen tener dudas sobre los alimentos y medicinas que pueden consumir, sobre todo cuando experimentan malestares comunes como la acidez estomacal y el reflujo. El bicarbonato de sodio, por su parte, es conocido como una alternativa natural para calmar el ácido del estómago, pero ¿se puede tomar durante el embarazo?

Un estudio publicado en Journal of Medical Toxicology demostró que el bicarbonato es un antiácido capaz de neutralizar la acidez de los jugos gástricos y, por ende, mejorar los síntomas de la pirosis. Te mostramos qué es, cuáles son sus beneficios y si conlleva algún riesgo usarlo durante la gestación.

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio es un compuesto cristalino de color blanco que tiene un ligero sabor alcalino. Se puede encontrar en la naturaleza, disuelto en manantiales minerales y sus usos son tan variados que van desde la cocina hasta la limpieza e higiene personal.

La sal de Vichy, el bicarbonato de soda o hidrógenos carbonato de sodio, como también es conocido, puede actuar como un antiácido, como un antiséptico que trata las úlceras bucales y como un calmante que disminuye dolores leves de garganta. Del mismo modo, es muy empleada por los atletas que buscan mejorar su desempeño durante una sesión de entrenamiento intenso.

Este producto es soluble en agua, por lo que es muy fácil de usar. Las personas solo deben diluir una cucharadita de café en medio vaso de agua. Lo ideal es esperar que la efervescencia desaparezca para beberlo. Siempre se recomienda consultar con el especialista, incluso si no se está embarazada.

Los usos del bicarbonato son variados, desde el tratamiento de la acidez gástrica hasta la limpieza del hogar.


Lee también 7 formas de utilizar bicarbonato de sodio como remedio natural


Beneficios y ventajas de usarlo

De acuerdo a una investigación publicada en Journal of Maternal-Fetal and Neonatal Medicine, la ingesta de bicarbonato de sodio durante el trabajo de parto aumenta las probabilidades de tener un parto vaginal. Esto en relación a la posibilidad de terminar en una cesárea no programada, ya sea por razones obstétricas crónicas o de urgencia.

El estudio fue llevado a cabo en 300 mujeres y 200 de ellas recibieron oxitocina para acelerar las contracciones. Las otras 100 recibieron oxitocina y bicarbonato de sodio.

Las últimas fueron 17 % más propensas a tener un parto vaginal. Esto se debe a que el bicarbonato podría controlar la acidez del útero, facilitando el parto natural. No están claros los mecanismos intrínsecos de este proceso, pero resulta interesante que se contengan las intervenciones quirúrgicas.

¿Los profesionales recomiendan bicarbonato de sodio durante el embarazo?

A pesar de lo antes expuesto, los profesionales no recomiendan tomar bicarbonato de sodio durante el embarazo o el periodo de lactancia. La razón está en que no hay suficiente evidencia científica que permita descartar sus posibles riesgos sobre la salud de la madre y el bebé.

Esto incluye el consumo de antiácidos que contengan bicarbonato, dado que pueden causar acumulación de líquido y sería capaz de aumentar la presión arterial por su alto contenido en sodio. Recordemos que los cuadros de hipertensión asociada al embarazo son graves, pudiendo desencadenar preeclampsia, una condición que pone en riesgo la vida del feto.

Por su parte, un estudio publicado en la revista Best Practice and Research Clinical Gastroenterology establece que el bicarbonato de sodio no debe ser usado como remedio en el embarazo. Esto se debe a los posibles efectos teratogénicos que posee, por lo que puede causar malformaciones fetales.

Desventajas de usarlo durante el embarazo

Como hemos visto, el bicarbonato de sodio no es una opción recomendada durante el embarazo. De hecho, tiene una serie de desventajas o efectos secundarios que se pueden listar a continuación:

  • Aumenta la presión arterial y propicia la retención de líquidos: el bicarbonato de sodio contiene sal, lo que puede incrementar la presión sanguínea y ocasionar un gran número de problemas para la salud del bebé y la madre. La sal, entre otras cosas, puede generar retención de líquidos en piernas, pies y manos. Estos son los edemas, capaces de enlentecer la circulación y reducir el aporte de oxígeno a los tejidos.
  • Molestias gástricas: este compuesto también es conocido por ser el causante de molestias estomacales, como dolor, gases y retortijones. Del mismo modo, puede provocar una mayor sensación de sed. También puede generar un efecto rebote, aumentando la acidez.
  • Interacción con medicamentos: la sal de Vichy puede ser perjudicial si se toma con ciertos fármacos. Es el caso de los medicamentos antifúngicos, los preparados de calcio y las sales de litio. También se debe considerar que la reducción de la acidez del estómago, si no se controla, acarrea menor incorporación de ciertos principios activos y nutrientes al momento de la digestión.
  • Alcalosis sistémica: la ingesta prolongada y excesiva de bicarbonato de sodio puede aumentar el pH del organismo y generar una alcalosis. Se trata de una alteración sistémica que puede generar la falla multiorgánica y la muerte.

La acidez del embarazo es esperable por los cambios internos de los órganos. La dieta es la mejor manera de controlar el síntoma.


Descubre ¿Bicarbonato de sodio para tratar los hongos en las uñas?


¿Qué recordar sobre la ingesta de bicarbonato de sodio durante el embarazo?

Aunque el bicarbonato de sodio es un compuesto de uso común, debes restringirlo durante el embarazo y la lactancia. Los expertos aseguran que no hay suficiente evidencia que respalde su consumo y descarte sus riesgos, entre los que destacan el aumento de la presión arterial, las molestias gástricas y la interferencia con un número importante de medicamentos.

No obstante, una investigación relacionó su consumo con un aumento en las probabilidades de tener un parto vaginal. A pesar de esto, su ingesta siempre debe ser controlada por un profesional.

De igual modo si se quieren utilizar medicamentos que contengan: alginato bicarbonato de sodio carbonato calcio.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *