Es normal que mi bebe respira rapido cuando duerme: ¿es normal? ¿Qué debo vigilar?

Es normal que mi bebe respira rapido cuando duerme: ¿es normal? ¿Qué debo vigilar?

¿es normal? ¿Qué debo vigilar?

El sueño del bebé es diferente del de los niños más mayores y los adultos. Esto ocasiona con frecuencia dudas y preocupaciones por parte de las familias.

Muchos bebés hacen ruidos durante el sueño y, aunque muchos de ellos pueden ser explicados por el diferente patrón de sueño propio de la edad o por situaciones no patológicas, es importante saber en qué casos debemos consultar al pediatra.

¿Por qué hacen ruidos los bebés mientras duermen?

Los bebés hacen con frecuencia muchos ruidos durante el sueño y en la mayoría de los casos, son algo propio de la edad y no debemos darle más importancia.

Los recién nacidos y bebés pequeños tienen dos fases de sueño: activo (o superficial) y tranquilo (o profundo). En la fase de sueño activo hacen con frecuencia muchos ruidos (gruñidos, quejidos, lloriqueos) y movimientos; muchos padres llegan a pensar que están despiertos. Es algo normal y no hay por qué preocuparse.

En otros casos, algunos de estos ruidos pueden corresponder a malestar por algo concreto: frío o calor, pañal sucio, molestias abdominales (cólicos, reflujo), dentición…

También es frecuente escucharles ruidos que proceden de la nariz, “como un cerdito” comentan algunos. Puede deberse a la rinitis del recién nacido, como veremos a continuación.

Por último, con mucha menos frecuencia podemos escuchar sonidos que sí pueden implicar alguna patología, como estridor o sibilancias.

La respiración periódica del recién nacido

Los recién nacidos, especialmente los prematuros, tienen un tipo de respiración particular llamada respiración periódica que, aunque no tiene por qué ser ruidosa, merece la pena mencionarla en este post.

Durante las primeras semanas de vida los recién nacidos pueden hacer unas respiraciones lentas y profundas, incluso dejar de respirar unos segundos (apnea), y posteriormente una racha de respiraciones más rápidas y superficiales. En bebés a término sanos, esto no supone ningún problema.

La rinitis del recién nacido

Los recién nacidos son respiradores nasales, no saben respirar por la boca. En algunos casos, tras el nacimiento, puede producirse inflamación de la mucosa que recubre las fosas nasales. Es la rinitis del recién nacido.

Esta inflamación hace que el aire tenga menos espacio para pasar y que suene, especialmente cuando están tumbados. Parece que tuviesen catarro (porque además estornudan mucho, reflejo propio de los recién nacidos que nada tiene que ver con una infección) pero cuando les limpiamos no salen mocos. Estos bebés no tienen otros síntomas, comen y duermen bien, no tienen fiebre…

La rinitis suele ser transitoria y se suele resolver sola. Puede mejorar si tenemos un ambiente más húmedo o si humedecemos las fosas nasales con unas gotitas de suero.

En casos muy persistentes o llamativos (como si repercute en la alimentación), conviene consultar con el pediatra por si necesita algún otro tratamiento más específico.

Ruidos por los que hay que consultar

Como hemos visto, muchos de los ruidos que realizan los bebés mientras duermen son normales. En la fase de sueño activo (o superficial) pueden moverse y hacer ruiditos tipo gruñido, gemido, lloriqueo… También podemos escuchar ruidos que proceden de la nariz, pero sin moco; puede tratarse la rinitis del recién nacido.

En otras ocasiones, estos ruidos pueden indicar malestar y deberemos hacer prueba/error para ver a qué se deben: frío, calor, pañal sucio…  Algunos bebés con problemas digestivos, como estreñimiento o reflujo, también pueden emitir quejidos durante el sueño. En estos casos, tendremos otros indiciadores que nos hagan sospechar estos problemas: deposiciones duras y poco frecuentes, regurgitaciones frecuentes, irritabilidad durante las tomas…etc.

Existen, sin embargo, otros sonidos que, aunque no siempre sean motivo de alarma, sí conviene saber identificarlos para poder consultar cuando sea necesario.

— Laringomalacia

La laringomalacia es una causa frecuente de respiración ruidosa en los bebés. En estos casos, aún tienen la laringe inmadura. Esta es blanda y laxa lo que hace que, durante la inspiración (cuando cogemos el aire) los tejidos de la zona colapsen y dificulten la entrada de aire, apareciendo un ruido silbante característico (estridor inspiratorio).

Este ruido suele estar presente desde el nacimiento o los primeros días/semanas de vida y es más marcado durante el sueño, cuando lloran o se agitan o si tienen asociado algún catarro.  La laringomalacia suele ir mejorando según crece el bebé, resolviéndose antes de los dos años.

En la mayoría de los casos es leve y no necesita tratamiento. Sin embargo, si aparece cianosis (coloración azulada de piel o labios), dificultad para respirar o alimentarse o hay complicaciones, como broncoespasmos de repetición o pausas de apnea, es necesario que sea valorado por el otorrino.

— Sibilancias

Cuando un bebé o niño tiene una bronquiolitis o un broncoespasmo (estrechamiento de los bronquios) se produce un sonido del aire al salir y/o al entrar (sibilancias). En ocasiones, las sibilancias pueden auscultarse desde fuera sin necesidad de fonendo.

Estos niños suelen asociar dificultad respiratoria (respiran muy rápido, se les hunde el pecho y se les marcan las costillas) y es necesario que consultemos para que le pauten tratamiento si lo necesitase.

— Laringitis

En este caso, se produce una inflamación de la laringe, fundamentalmente de las cuerdas vocales, debido a una infección generalmente vírica. Al igual que en la laringomalacia, podemos escuchar un ruido ronco cuando el niño o bebé coge aire (estridor inspiratorio). Este sonido aparece sobre todo cuando el bebé se agita, llora o hace algún esfuerzo, pero en los casos más graves podemos escucharlo también cuando el bebé o niño está tranquilo. Además, puede haber fiebre, tos ronca (“como un perro ladrando”) y afonía.

Respirar aire frío y húmedo ayuda en estos casos, así como tratar la fiebre si aparece. Si el bebé o niño tiene dificultad para respirar, hay estridor en reposo (cuando está tranquilo), le cuesta tragar y/o se le pone una coloración azulada o blanquecina alrededor de la boca, hay que consultar.

¿Cómo saber si un bebé tiene dificultad respiratoria?

Para saber si nuestro hijo/a tiene dificultad para respirar, es importante que le miremos desnudo mientras respira. Los bebés con dificultad respiratoria respiran muy rápido, hunden el pecho y se les marcan las costillas. En ocasiones pueden tener también aleteo nasal. Especialmente en los casos de laringitis, podemos ver que se hunde la zona supraesternal.

En los casos más graves podemos tener cambio de coloración alrededor de la boca (azulado o blanquecino).

Además, es frecuente que los niños con dificultad respiratoria rechacen el alimento o coman menos y se fatiguen/cansen cuando lo hacen. Si nuestro bebé o hijo/a tiene alguno de estos signos y síntomas debemos acudir a Urgencias.

Es Normal Que Mi Bebé Respira Rápido Cuando Duerme

por moda

Conociendo estos patrones de respiración tenemos la posibilidad de solucionar nuestras inquietudes. De todos modos, no te agobies pues lo bueno de este problema respiratorio propio de los bebés es que se soluciona con el tiempo y desaparece en unos meses sin necesidad de poner ningún régimen. Sin embargo, ese apunte debe valorarse en grupo con los demás signos de dificultad respiratoria que os hemos contado. De hecho, un niño tiene la posibilidad de tener el oxígeno en proporciones perfectas en sangre sin que esto sea una garantía de que no le cueste respirar. Esta clase de tiraje es difícil de apreciar en niños pequeños porque tienen el cuello muy corto. Buenos días, Tengo una hija de 6 años y desde tiempo atrás afirma que en el momento en que intenta respirar hondo o en el momento en que tose siente que no puede.

No obstante, antes de llevar a cabo esto, verifica con el médico y asegúrate de que no haya una causa médica que provoque la respiración ruidosa. En muchos casos, la respiración ruidosa es causada por el sonido del aire que fluye sobre la saliva y que se amontona en la parte posterior de la garganta del bebé. En contraste a los mayores, los bebés no tienen la posibilidad de aclararse la garganta, toser cuando lo desean o controlar responsablemente su respiración. Ciertamente, la respiración en los recién nacidos no es rítmica, ya que sus respiraciones son veloces y superficiales. En algunos casos, son más largas y lentas, consecutivas de otras más cortas.

¿qué Nombre Deberías Elegir Para Tu Bebé, Según Tu Personalidad?

De esta manera, un niño de uno o un par de años cuya frecuencia respiratoria en reposo es de por minuto, si tiene 39ºC es muy normal que pase a respirar unas ocasiones por minuto. [newline]Tras ceder la fiebre, la frecuencia respiratoria volverá a su estado frecuente, lo que les deja distinguir en el momento en que un niño respira más rápidamente pues le cuesta respirar o es sencillamente por la fiebre. Este pequeño detalle es muy importante ya que la fiebre es otro de los síntomas usuales en el caso de una infección respiratoria. Buenos días, estuve un rato leyendo los comentarios y… pensé que yo era el único que le pasaba esto. El año pasado por esta misma temporada comencé a sentir falta de aire y me ponía nervioso padecer un paro respiratorio, por lo que me comenzaba a ofrecer un ataque de nervios, quizá ansiedad.

Observas que los agujeros nasales de tu bebé se abren mucho al respirar. La piel del bebé adquiere un color azulado a lo largo de los períodos de respiración habitual. Más allá de que las irregularidades respiratorias logren parecer alarmantes, no hay fundamentos para alarmarse.

De Qué Forma Comprender Si Un Bebé Tiene Disnea

Si al sospechar que dejó de respirar lo mueves y no tiene una reacción podría estar viviendo un episodio de apnea. En un caso así llama al teléfono de urgencias y si tienes el saber, aplica la maniobra de reanimación mientras que llegan los sanitarios. Si respirase con contrariedad y percibieses sensación de ahogo, ruidos, jadeos o que sus costillas se hundiesen. Cuando conoces la verdad, podrás responder con seguridad a aquellos que tienen buenas intenciones pero que te están ofreciendo consejos equivocados.

Un bebé que se trata de mantener despierto en el momento en que está fatigado es un bebé descontento. Con el paso del tiempo, este comportamiento desarrolla en el bebé una falta de sueño, que complica más el avance de un patrón de sueño deseable. Los recién nacidos necesitan alimentarse cada 2 a 4 horas — y en ocasiones mucho más. Todos tienen una opinión sobre la forma en que debe tratarse el asunto del sueño con tu bebé.

La exposición al humo del tabaco es muy amenazante para el bebé, tanto a lo largo del embarazo como de neonato.

El crecimiento del recién nacido es rápido, su dieta es líquida, y la digestión también es rápida. Sería muy agradable poner este paquete a dormir en su cunita de noche y no volverlo a escuchar hasta la mañana, aunque los padres mucho más tontos saben que esto no es una expectativa real para un niño pequeñito. Otras señales de alarma que te tienen que preocupar y justificarán ir a urgencias son detectar cianosis en el bebé, esto ocurre en el momento en que los labios, piel y lengua se vuelven de color azulado.

Siempre es recomendable descartar patologías físicas y mucho más aún cuando se trata de un niño. Son usuales en los recién nacidos y marchan como un mecanismo para limpiar las vías respiratorias. Cuando nace un bebé y durante los primeros meses de vida, es normal que las mamás se despierten durante la noche para poder ver si el bebé respira.

Le cuesta respirar o su respiración es muy superficial. El ámbito exterior es muy seco en comparación con el del vientre materno, donde tu bebé estuvo los últimos nueve meses. Por este motivo, es normal que se le generen secreciones, que den rincón a ese sonido.

Nombres De Niña Y Niño Italianos: 100 Opciones Auténticos Y Bonitas

Puedes contribuir a tu bebé a distinguir entre el día y la noche, para que de este modo duerna a lo largo de periodos más largos por la noche. A lo largo de los periodos de sueño del día, déjalo dormir en un cuarto con mucha claridad, donde logre percibir los ruidos naturales del día. Estos ruidos no se muestran de manera aislada en tanto que acompañan a los otros signos de dificultad respiratoria . Además, a la los médicos nos ayudan a hallar exactamente en qué rincón de la vía aérea está la estrechez para realizar un diagnóstico más exacto y de este modo establecer un diagnóstico.

La respiración habitual se realiza gracias a la contracción del diafragma, ese músculo invisible a simple vista que está ubicado bajo los pulmones. Cuando se contrae genera un cambio de presión en la caja torácica que hace que el aire se mueva hacia los pulmones y en el momento en que se relaja que salga. En el momento en que ese esfuerzo agregada no es bastante se ponen en marcha otros músculos para sobrellevar lo que el diafragma ya no es con la capacidad de hacer. También es esencial que sepáis que en el momento en que un niño tiene fiebre, por cada nivel de temperatura “plus” respira diez veces más por minuto.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *