Como enseñar la tabla de multiplicar: Tablas de multiplicar: Enseñar la multiplicación a niños de primaria

Como enseñar la tabla de multiplicar: Tablas de multiplicar: Enseñar la multiplicación a niños de primaria

Tablas de multiplicar: Enseñar la multiplicación a niños de primaria

Una de las primeras habilidades matemáticas que los niños aprenden en la escuela, una vez que saben sumar y restar, es multiplicar. La multiplicación no es más que un atajo para sacar grandes sumas de manera más rápida, lo cual significa que no demanda mucha memoria sino una buena dosis de razonamiento. Sin embargo, como lo más usual es pedirles a los niños que memoricen las tablas de multiplicar, estos llegan a odiarlas. Por suerte, existen otros métodos para que los pequeños aprendan a multiplicar.

Tabla de contenidos

Acercar a los niños a la multiplicación en cinco pasos

1. Espera el momento justo

Uno de los errores más frecuentes que cometen los padres en la educación de sus hijos consiste en enseñarles contenidos para los cuales aún no están preparados. Por eso, el primer paso para que le enseñes las tablas de multiplicar, y probablemente uno de los más importantes para no sentar un precedente negativo, consiste en determinar el momento apropiado. El niño estará preparado cuando tenga la madurez suficiente como para asumir contenidos nuevos y haya adquirido conocimientos esenciales como la suma y la resta. Otro factor que a menudo olvidamos pero que resulta esencial es la motivación, es fundamental que el niño esté motivado por aprender a multiplicar.

2. Explícale en qué consiste la multiplicación

A la mayoría de los niños les gusta entender el por qué de las cosas, les apasiona descubrir para qué sirven, de esta forma se motivan. Por eso es esencial que, más que darle las tablas para que las aprenda de memoria, le expliques que la multiplicación no es más que la suma sucesiva de un mismo número y que es muy útil para sacar cuentas rápidas. Solo cuando el niño comprende la utilidad de la multiplicación puede encontrarle sentido a aprender las tablas.

3. Enséñale las multiplicaciones básicas

A menudo los padres, e incluso algunos maestros, piensan que aprender a multiplicar equivale a memorizar pero se trata de un grave error. En realidad las tablas son lo último que debe aprender. Primero debe empezar por multiplicaciones básicas y muy sencillas, como por ejemplo, 2 x 2, 2 x 3 o 3 x 3. Se trata de que desarrolle la habilidad de multiplicar y comprenda el proceso que está en la base. Para trabajar el concepto de la multiplicación debes indicarle que se trata de la suma sucesiva del mismo número, de manera que 2 x 3 significa 2 veces 3; es decir: 3 + 3. Y así sucesivamente.

4. Motívalo a practicar

La multiplicación no solo es lógica, también demanda una buena dosis de práctica, así el niño reforzará los conocimientos adquiridos y a la vez, aumentará la confianza en sus capacidades. Cualquier sitio es bueno para practicar, sobre todo fuera de casa, para que comprenda la importancia de esta nueva habilidad. Por ejemplo, cuando vayáis de compras puedes preguntarle: ¿Cuánto debo pagar por 3 tarros de mermelada si cada una cuesta 2 euros?

5. Pasa a la tabla de multiplicación

Una vez que el niño haya comprendido cómo funcionan las multiplicaciones básicas, ha llegado el momento de que le enseñes las tablas. Puedes utilizar las tablas tradicionales o una personalizada. En un primer momento lo más importante es que el niño manipule y visualice la tabla para que pueda comprenderla. Luego puede pasar a aprenderlas, aunque tendrá que hacer acopio de la memoria, hay diferentes trucos que le permitirán avanzar más rápido en el aprendizaje, como por ejemplo:

  • Tabla del 0. Todos los números multiplicados por 0 dan como resultado 0.
  • Tabla del 1. Todos los números multiplicados por 1 dan como resultado el mismo número.
  • Tabla del 2. Cualquier número multiplicado por 2 es el doble del número.
  • Tabla del 5. Los números multiplicados por 5 terminan en 0 o 5, yendo en series que suman 5 cada vez.
  • Tabla del 10. Solo es necesario añadir un 0 al número multiplicado.

Tablas de multiplicar para imprimir

Tablas de multiplicar para imprimir: Tamaño folio (horizontal) y en color

Tablas de multiplicar para imprimir: Tamaño folio (horizontal) y en blanco y negro

Tablas de multiplicar con los animales de Kawaii para imprimir

Las tablas de multiplicar del 1 al 10 al detalle

▪ Tabla del 1

Se trata, probablemente, de la tabla de multiplicar más sencilla de todas ya que el resultado es el mismo número que multiplicamos por 1. Es perfecta para que los niños comprendan la esencia de la multiplicación, que no es más que la suma sucesiva de un mismo número tantas veces como indique su multiplicador.

▪ Tabla del 2

Con la tabla de multiplicar del 2 los niños terminarán por comprender en qué consiste la multiplicación ya que cada resultado no es más que la suma del mismo número dos veces, es decir, el doble del multiplicando. Un truco muy sencillo para aprender esta tabla radica en sumarle dos al resultado anterior de forma sucesiva.

▪ Tabla del 3

Básicamente, la tabla de multiplicar del 3 es la suma de un mismo número tres veces o lo que es lo mismo, el triple de un mismo número. Hasta esta tabla puede aplicarse la suma sucesiva sin demasiada dificultad por lo que, al menos al inicio, es una buena estrategia para que el niño aprenda a multiplicar del 1 al 3.

▪ Tabla del 4

A partir de esta tabla comienza a complejizarse la multiplicación ya que en este caso los resultados son el cuádruplo de un mismo número, lo que significa que hay que sumar cuatro veces el multiplicando. Un detalle que los niños deben tener en cuenta es que los resultados terminan en 0 o múltiplos de 2: 2, 4, 6 y 8.

▪ Tabla del 5

Los resultados de esta tabla suelen ser muy fáciles de aprender ya que aumentan de 5 en 5. Además, siempre terminan en 0 o 5, un dato que los niños agradecerán cuando la estén memorizando. La clave en la tabla del 5 es ir sumando 5 al resultado anterior, o lo que es lo mismo, quintuplicar el mismo número.

Tablas de multiplicar del 1 al 10 para imprimir

▪ Tabla del 6

La tabla del 6 consiste, básicamente, en sumar seis veces el multiplicando y, al igual que en la tabla del 5 el resultado aumenta de forma escalonada, en este caso de 6 en 6, aunque no es tan fácil de visualizar como en la multiplicación del 5. No obstante, otro detalle que puede ayudar a los niños a aprenderse esta tabla radica en que sus resultados terminan siempre en 0 o múltiplos de 2: 2, 4, 6 o 8.

▪ Tabla del 7

A partir de esta tabla la multiplicación se empieza a complejizar aún más ya que se trata de sumas mayores, en este caso la suma de un mismo número 7 veces. Además, sus resultados no tienen un patrón específico que facilite su aprendizaje. Por tanto, la mejor forma de que los niños se la aprendan es, o bien memorizándola, o sumando 7 al resultado anterior de forma progresiva.

▪ Tabla del 8

A pesar de ser una tabla de multiplicación que trabaja con grandes sumas, resulta bastante sencilla de aprender ya que los resultados terminan siempre en 0 o múltiplos de 2: 2, 4, 6 o 8. Básicamente, en esta tabla los resultados son la suma de ocho veces el multiplicando, un dato muy sencillo que puede sacar de más de un apuro a los pequeños.

▪ Tabla del 9

En la tabla del 9 basta sumar nueve veces cada multiplicando para obtener el resultado. No obstante, en esta tabla hay un truco para que los niños se la puedan aprender más rápido: la primera cifra de los resultados aumenta progresivamente desde 0 hasta el 9, mientras que en la segunda cifra ocurre lo mismo pero a la inversa, desciende escalonadamente desde el 0 hasta el 9.

▪ Tabla del 10

Se trata de una tabla muy sencilla ya que para obtener los resultados solo es necesario colocarle un 0 detrás al multiplicando, o lo que es lo mismo ir sumando 10 cada vez. Sin duda, será una de las primeras que los niños se aprendan.

Cómo aprender las tablas de multiplicar fácil para niños

Si tienes niños mayores de ocho años te habrá tocado investigar sobre cómo aprender las tablas de multiplicar para niños. En España se suele enseñar en el curso donde pasan de los siete a los ocho años, pero esto puede cambiar según el sistema de cada escuela o país.

Esto antes era complicado porque nos obligaban a aprenderlas de memoria mediante repetición. Y esto es un dolor para ellos y para los padres. Pero vas a ver que no tiene por qué ser tan complicado si sabes usar metodologías basadas en la imaginación, creatividad y en las historias…

Y en esto nos encontramos ahora con uno de nuestros hijos, enseñándole las tablas de multiplicar…

Hemos probado con distintos sistemas y metodologías que analizamos en este artículo: jugando, cantando… y hay una mucho mejor del resto con diferencia que os mostramos al final del artículo. Es la más efectiva, en menos de una semana vuestros hijos pueden haber aprendido las tablas de multiplicar sin que tengáis que estar vosotros dedicándoles mucho tiempo. Sólo tendréis que ayudarles a repasar…

Pero, os lo explicamos al final del artículo, una vez hayamos valorado todas las opciones ¡Así que empecemos! 😉

Cómo enseñar las tablas multiplicar a niños de 7 u 8 años paso a paso

¿Recuerdas a que edad y con qué métodos te enseñaron las tablas de multiplicar? Seguramente fueron con estrategias diferentes a las que se aplican hoy en día.

Actualmente en la Primaria incorporan muchos contenidos que demandan de un grado de madurez en los niños que en esa etapa la mayoría no la tienen, y el método que generalmente utilizan es el de la repetición constante para lograr la memorización, debemos tener en claro que este método no es el adecuado, nuestros niños deben comprender el contenido, entender su utilidad, de esta forma podrán percibir la importancia del mismo, lo que generará un mayor interés en el aprendizaje.

Antes de enseñar a nuestros niños las tablas de multiplicar ellos deben saber sumar y restar, y no solo saber resolver estas operaciones sino comprender el beneficio que las mismas nos proporcionan en el día a día y entender el concepto lógico de las multiplicaciones.

Dos noticias sobre aprender las tablas de multiplicación: una mala y otra buena

La mala noticia es que hay que aprenderlas de memoria porque son atajos matemáticos que van a necesitar continuamente en su día a día.

Por mucho que se quieran explicar jugando o aplicando la lógica, hay muchas veces que nuestros niños deberán aprender de memoria. La anterior educación sobrevaloraba la memoria y ahora parece que la desprecia. Hay que encontrar el uso correcto de cuándo aplicar la lógica y cuando la memoria. En el caso de la multiplicación hay que usar ambas como ahora veremos.

La buena noticia es que hay otras metodologías o sistemas para aprender las tablas de multiplicar de memoria sin recurrir a la repetición u otros métodos aburridos. Al final te los contamos.

Paso 1: que entiendan el concepto lógico de la multiplicación

Antes de memorizar las tablas, deben entender la lógica que hay detrás de cada operación matemática de multiplicación.

Esta fase es sumamente importante, debemos explicarles a nuestros niños en que consiste la multiplicación. Podemos decirles que la multiplicación es la forma de sumar sucesivamente un mismo número, lo que permite que calculemos grandes sumas de manera más rápida.

De esta forma ellos entenderán su valor, y comprenderán la razón por la cual deben aprender las tablas, lo cual los llenará de motivación.

La multiplicación implica el uso de la memoria, pero también del razonamiento.

Explícales con algunos ejemplos cotidianos, así percibirán que aprender las tablas de multiplicar es sumamente importante para nuestra vida. Te recomendamos que estos ejemplos sean sencillos, los cuales involucren multiplicaciones básicas, como; 2 x 2, 2 x 5, 3 x 2. Para que comprendan este proceso debes explicarles que por ejemplo, la multiplicación de 2 x 5, es la suma de 5+5, lo que arroja como resultado 10.

Usa distintos elementos visuales (bolas, garbanzos, fichas…) para explicar el concepto de multiplicación, antes de pasar a la notación que todos conocemos.

Un método muy visual que recomendamos es el siguiente.

Regletas de Cuisenaire

Para explicar el concepto de la multiplicación podemos hacer uso del método Cuisenaire, el cual fue creado por Georges Cuisenaire en los años 50, con el objetivo de enseñar a calcular con la ayuda de regletas de diversos tamaños y colores.

Si no quieres comprar las regletas de Cuisenaire, en Amazon las puedes encontrar, puedes fabricarte otras alternativas recortando distintas barritas en forma de fichas, plastificarlas si quieres, con distintas medidas en centímetros.

El ejemplo, lo realizaremos con las regletas pero lo puedes aplicar a fichas.

Cada regleta corresponde a un color y a un determinado número, cada una de ellas cuenta con una longitud diferente:

  • Regleta blanca (longitud 1 cm): número 1.
  • Regleta roja (longitud: 2 cm): número 2.
  • Regleta verde claro (longitud: 3 cm): número 3.
  • Regleta rosa (longitud: 4 cm): número 4.
  • Regleta amarilla (longitud: 5 cm): número 5.
  • Regleta verde (longitud: 6 cm): número 6.
  • Regleta negra (longitud: 7 cm): número 7.
  • Regleta marrón (longitud: 8 cm): número 8.
  • Regleta azul (longitud: 9 cm): número al 9.
  • Regleta naranja (longitud: 10 cm): número 10.

Este método se basa en las siguientes fases: cualitativa, cuantitativa, suma, resta, multiplicación, división y potencias.

Fase cualitativa: en esta fase los niños descubren y exploran las regletas según sus proporciones, tamaños y colores. De esta forma empiezan a conocer cuáles son las más grandes, más pequeñas, sus colores, etc…

Fase cuantitativa: en esta fase el niño debe entender que cada regleta corresponde a un número y a un color. Con las mismas podemos hacer juegos para que ellos comprendan esto más fácilmente.

Por ejemplo: comprobar que la longitud de dos regletas amarillas (5 cm) son equivalentes a la longitud de una regleta naranja (10 cm). Así entenderán el concepto de 5×2=10, cómo dos regletas amarillas (5) igualan a una naranja (10).

 

Las otras fases del método Cuisenaire (suma, resta, división y potencias) no las explicaremos en esta entrada, ya que en este post solo nos estamos centrando en la multiplicación.

Multiplicación:

Una de las formas para enseñarles las tablas de multiplicación a nuestros niños con las regletas es con el  siguiente juego:

Preparación del juego

Utilizaremos pequeñas tarjetas, en cada una de estas escribiremos multiplicaciones de las tablas como: 4 x 3, 5 x 2, 2 x 4…

Ubicaremos estas tarjetas en una superficie y cada una las cubriremos con regletas, las cuales deben corresponder al resultado de la multiplicación que se encuentra escrita en la tarjeta.

Por ejemplo: si en la tarjeta se encuentra escrito 4 x 3, podemos colocar encima 4 regletas verde claro.

¿Por qué? Porque el resultado se obtendrá sumando la longitud de cada una de las regletas que conforman ese conjunto.

En este caso sería: 4 regletas verde claro, cada una con una longitud de 3 cm.

Se debe sumar:

3 + 3 + 3 + 3 = 12 (que corresponde con el resultado de la multiplicación escrita en la tarjeta)

A jugar

Debemos señalar un grupo de regletas, y decirle a nuestro niño que sume la longitud de cada una de las regletas que  se encuentran en ese conjunto.

Posteriormente le pedimos al niño que levante las regletas para que compruebe si el resultado que nos indicó corresponde con la multiplicación escrita en la tarjeta.

En la tarjeta que está debajo de las regletas amarillas debe estar escrito 5 x 5, y en la tarjeta que está debajo de las regletas verde claro deberá estar escrito 4 x 3.

Paso 2: motívalos a aprender a multiplicar con ejemplos físicos

Una vez les has explicado las multiplicaciones básicas con ejemplos cotidianos, llega el momento de practicar con los mismos. Como en todo proceso de aprendizaje, la práctica es fundamental para fortalecer los conocimientos adquiridos.

En casa puedes ponerles ejemplos con las propias regletas, fichas, garbanzos, cubiertos… o cualquier elemento de tu día a día.

Cuando estén fuera de casa, es un momento ideal para que tus niños practiquen, de esta manera podrán comprender la gran importancia que tiene la multiplicación en nuestro día a día ¡Motívalo! si vas de compras, puedes pedirle que te calcule el costo de cierto producto, pero ten en cuenta que deben ser cálculos sencillos, básicos.

Ejemplo: Quiero comprar 4 litros de leche, y cada uno cuesta 2 euros. ¿Cuánto debo pagar para poder comprarlos?

Con este tipo de ejercicios, poco a poco fortalecerá sus conocimientos, y a su vez esto hará que se sienta orgulloso y motivado al notar que responde correctamente la pregunta que le has hecho y al ver que te está ayudando a realizar las compras.

Paso 3: enséñale la notación matemática de la multiplicación

Una vez que entienden el concepto, explícales la notación matemática, cómo se expresa una multiplicación en un papel de forma simbólica. Usa los ejemplos físicos que hayan entendido y transfórmalos a su notación matemática.

Por ejemplo: 5×2=10

Explicando que 5 y 2 son los multiplicandos o factores y 10 el resultado de la multiplicación. El símbolo de multiplicar es una equis y el símbolo igual precede al resultado final de la multiplicacion.

Paso 4: memorizar las tablas de forma divertida

Una vez que nuestros niños ya saben como funciona el proceso de la multiplicación y su notación, es hora de mostrarles las tablas para que puedan comprenderlas. Podemos utilizar tablas con dibujos y colores llamativos, para despertar la atención del niño.

Para el aprendizaje de las mismas se pueden aplicar diversas estrategias como: historias, juegos, canciones… Sigue leyendo que más adelante te indico recomendaciones de cada una de estas 😉

Debemos hacer que el aprendizaje de las tablas de multiplicar sea lo más práctico y lúdico posible.

Consejos para facilitar el aprendizaje de las tablas de multiplicar

  • Tratemos en lo posible que nuestros niños comiencen a estudiar las tablas de multiplicar cuando tengan la madurez necesaria para comprender este concepto.
  • Despertemos su curiosidad explicándoles que la multiplicación le servirá de gran ayuda en su vida diaria. Como dije anteriormente, demostremos esto con ejemplos cotidianos.
  • En la medida de lo posible no forcemos a la memorización pura directamente, ya que esto puede originar el rechazo del niño a este nuevo conocimiento lo que nos generará malos resultados.
  • Enseñémosles de forma divertida, con historias, juegos, canciones…

Recordemos que “El juego es el trabajo de la infancia” Jean Piaget

Trucos para aprender tablas de multiplicar

Podemos hacer que este proceso de aprendizaje sea más fácil y rápido mediante los siguientes trucos:

  • Debemos comenzar con la tabla del 0, la del 1, la del 2, y la del 10, ya que son las más fáciles de aprender:
    • La tabla del 0: cualquier número que multipliquemos por 0 arrojará siempre como resultado 0.
    • Tabla del 1: todo número multiplicado por 1 arrojará siempre como resultado el mismo número.
    • La tabla del 2: el número que multipliquemos por 2 dará como resultado el doble del mismo número.
    • Tabla del 10: cualquier número multiplicado por 10, arrojará como resultado el mismo número con un 0 al final: 10 x 5 = 50, 10 x 8 = 80, etc…
  • La tabla del 5 también tiene su truco, los resultados inician terminando en 5 y luego en : 5 x 1 = 5, 5 x 2 = 1, 5 x 3 = 15, 5 x 4 = 2… Además, cada resultado va sumando 5 en cada serie: 5 x 1 = 5, 5 x 2 = 5 + 5 = 10, 5 x 3 = 10 + 5 = 15, 5 x 4 = 15 + 5 = 20…
  • En la tabla del 6 es importante tener en cuenta que cada vez que multipliquemos el 6 por un numero par, el resultado terminará con el mismo número por el cual se está multiplicando: 6 x 2 = 12, 6 x 4 = 24, 6 x 6 = 36

Expliquemos a nuestros niños que el orden de los factores no altera el producto, por ejemplo: la multiplicación de 5 x 2 arrojará el mismo resultado que la multiplicación de 2 x 5, de esta forma si ellos aún no se saben la tabla del 5, podrán obtener el resultado recurriendo a la tabla del 2.

Estrategias para aprender tablas de multiplicar

Os describimos varias estrategias o metodologías para memorizar las tablas de multiplicar para niños de menos a más. Os dejamos para el final la que recomendamos nosotros y la que hemos comprobado que puedes enseñarle las tablas de multiplicar en menos de una semana.

  • Aprender las tablas de multiplicar con canciones infantiles
  • Aprender las tablas de multiplicar con juegos
  • Aprender las tablas de multiplicar con libros infantiles

Aprende las tablas de multiplicar cantando

La música nos ayuda a memorizar de manera más fácil y rápida, por tal motivo podemos hacer uso de este recurso para que nuestros niños aprendan a multiplicar. A continuación te dejamos una recomendación:

Otra canción de nuestro querido Miliki de «Los payasos de la tele». ¡Qué recuerdos de nuestra infancia!

Le guardamos mucho cariño a Miliki, nos hemos reído muchísimo de niños y de adultos… pero a mi hijo cantar así las multiplicaciones, incluso con rima… no le encaja mucho, se ríe, nos lo pasamos bien pero luego no recuerda la letra de la canción.

En el fondo cantar, no deja de ser repetir, pero con la gran diferencia que te apoyas en la música y rima como anclas mnemónicas para hacer más fácil el recuerdo.

Es mucho más agradable hacerlo con música que repitiendo como un lorito, pero no es el sistema apropiado en el caso de mi hijo.

Si a tu hijo le encanta cantar, éste es tu sistema, no lo dudes.

Aprende las tablas de multiplicar jugando

El juego es una buena estrategia para que nuestros niños aprendan las tablas de multiplicar, de esta forma se divierten mientras aprenden, lo que genera que el niño tenga mayor interés y motivación en el aprendizaje.

Aparentemente parece una muy buena idea. De hecho te dejamos abajo varios vídeos… pero a nosotros no nos funcionó.

En cualquier caso, te dejamos los vídeos por si quieres probar suerte.

El problema que hemos visto jugando con mi hijo es lo complicado de repasar todas las posibles multiplicaciones que aparecen en las tablas. Nos explicamos, con determinados juegos hay operaciones que aparecían más que el resto y el niño aprendía correctamente pero otras no. Entonces luego veíamos que había lagunas con algunas operaciones y requería de estar con el niño continuamente jugando.

Luego determinados juegos llevan mucho tiempo de preparación a los padres y material que no garantizan esta inversión que al niño le gusten los juegos. Esto me ocurrió con uno de ellos que, después de preparar material, me decía que se aburría.

En nuestro caso los juegos le aburrían a mi hijo y además requerían de mucha dedicación por parte de los padres.

Aprende las tablas de multiplicar con libros infantiles

Los libros siempre han sido nuestros aliados a la hora de adquirir nuevos conocimientos, y en este caso no será diferente, podemos enseñarles a nuestros niños las tablas de multiplicar de forma divertida mediante distintas actividades que proponen muchos libros infantiles.

Hoy os vamos a presentar nuestro libro donde se aprende las tablas de multiplicar mediante historias muy visuales que recuerdan los niños.

En el cuento cada multiplicación es una historia muy sencilla de recordar por los niños entre dos personajes que son los multiplicandos o factores de la operación.

El funcionamiento es el siguiente: a cada número de 0 a 10 se le ha asignado un personaje u objeto que se le parezca en la forma. Por ejemplo, el dos se parece a un cisne, el cinco se parece al garfio de un pirata, y así con todos los números.

Luego por cada multiplicación de la tabla hemos creado una historia donde participan esos dos personajes.

Si multiplicamos el cinco, el pirata con su garfio con forma de cinco, por el seis, que es un caracol, la historia que se les cuenta a los niños es la siguiente.

Un caracol (6) se encuentra con un pirata (5) y le dice que tiene mucho frío. El pirata le deja su sombrero con forma de tres (3) y el caracol se mete dentro para estar calentito formando un cero (0) con su cáscara que resulta el 30, que es el resultado de 5 por 6.

Otro ejemplo, si multiplicamos el nueve (9), que es un globo por su forma, por otro nueve, la historia es la siguiente:

Un globo (9) se encuentra con otro globo (9) y deciden jugar a corderetas subiéndose uno encima del otro formando un ocho (8). Para poder subirse deben quitarse sus palitos que forman un uno (1), resultando el 81.

Así, contándole historias a tus niños es mucho más fácil aprender las tablas de multiplicar y además para ellos no supone ningún esfuerzo. Lo leen como si fuera un cuento más y de forma autónoma. No es necesario que estemos los papás con ellos.

Además en el libro te explicamos cómo debes planificar las lecturas de cada tabla para que puedan aprender todas en una semana y luego el plan de repaso para que no se olviden. Al cabo de los días, ya no necesitarán recordar las historias porque recordarán los resultados directamente.

Si quieres comprarlo en papel, puedes conseguirlo mediante Amazon en el siguiente enlace:

Aprende las tablas de multiplicar con historias (Amazon.es)

Si eres fuera de España, busca en la página de Amazon de tu país el título de este libro.

¿Qué sistema te ha funcionado a ti?

A nuestro hijo pequeño Adrián le funcionó el último, mediante las diversas historias que creamos entre toda la familia para cada multiplicación, aprendió las tablas porque es muy visual, pero cada niño es un mundo.

Tanto, si te decantas por enseñarles cantando, jugando, con libros educativos, nos encantará que en los comentarios nos digas qué sistema elegiste y cómo te funcionó para ayudarnos entre todos.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *