Disgustos en el embarazo consecuencias: ¿Cómo le afectan los disgustos o las peleas a mi bebé?

Disgustos en el embarazo consecuencias: ¿Cómo le afectan los disgustos o las peleas a mi bebé?

¿Cómo le afectan los disgustos o las peleas a mi bebé?

(23 años) Sevilla, toneja

Quisiera saber qué es lo que no debo hacer en mi embarazo. Como por ejemplo no tener fuertes disgustos o peleas. ¿Cómo le podría afectar a mi bebé?

Respuesta:

Por supuesto que las peleas son negativas para el embarazo, pero más psíquicamente, en cuanto afectan a la estabilidad de la madre, que físicamente, ya que si no existe violencia o estrés importante el feto no se afectará (en principio), excepto que la vivencia física de la madre de estas discusiones comprometa su viabilidad.

Extreme las normas generales de higiene personal, de los alimentos y del entorno que le rodea.

Los consejos generales a seguir durante el embarazo son:

  • Extreme las normas generales de higiene personal, de los alimentos y del entorno que le rodea. Así evitará riesgos de infecciones e intoxicaciones.
  • Procure utilizar ropas adecuadas, evitando aquéllas que, por compresión, impidan o dificulten la circulación sanguínea y los movimientos del feto.
  • La mujer embarazada debe evitar el manejo de substancias o productos tóxicos, tanto en las tareas domésticas como en el trabajo. Debe, igualmente, cuidarse de no estar próxima a depósitos o almacenes de tales productos o substancias sin las debidas medidas de seguridad.
  • Procure no realizar durante el embarazo actividades que exijan un esfuerzo físico considerable, que obliguen a permanecer en ambientes nocivos, o que impliquen exposiciones a otros peligros o riesgos.
  • Puede realizar todos aquellos deportes que no exijan un esfuerzo físico considerable, y los que no tengan riesgo de caídas, golpes o contusiones. Al igual que en otras actividades físicas, el nivel de esfuerzo debe adaptarse a cada etapa de embarazo y a cada complexión y forma física en particular.
  • Conviene evitar la exposición solar directa, por la posibilidad de producir o agravar una pigmentación facial que se da en embarazadas (cloasma gravídico). Sin embargo, la luz indirecta del sol (bajo sombrillas, etc. ) es muy conveniente para el desarrollo fetal.
  • Conviene evitar el contacto con animales (especialmente gatos y roedores), ya que éstos pueden ser transmisores de ciertas enfermedades que conllevan un riesgo durante el embarazo (toxoplasmosis, etc). Por el mismo motivo, evite el consumo de hígado y no ingiera carnes crudas o poco cocinadas.
  • Evite las radiaciones ionizantes de gran intensidad y las altas temperaturas. En cuanto a las radiaciones ionizantes de baja intensidad (microondas, teléfonos móviles, etc.), sus efectos en el embarazo son desconocidos, aunque hasta ahora se han considerado inocuos.

Un saludo.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc. .. que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Problemas familiares podrían dejar secuelas en el embarazo

3 minutos

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 13 junio, 2021

Nueve meses se pueden pasar volando, pero durante este período son muchas cosas las que podrían causarnos estrés. Vivir dentro de un hogar donde abunden los problemas familiares no solo nos puede causar estrés, también pude dejar secuelas en el embarazo.

No siempre las peleas o discusiones familiares pasan sin dejar huella, en el caso del embarazo esta situación podría ser perjudicial; por eso en conveniente mantenernos alejados de problemas constantes. Evitar los disgustos o altibajos emocionales durante el embarazo podría ser de mucho beneficio para el bebé y para la madre.

Muchas veces los disgustos se pueden evitar, pero a veces los problemas nos superan sin importar si estamos o no embarazadas; aunque se recomienda alejarnos de todas aquellas cosas que podrían afectar nuestro embarazo, no siempre es posible. En ocasiones la situación económica o los desacuerdos de pareja son constantes, pero esto es algo que podría afectarnos más de lo que creemos; si estamos esperando un bebé, es recomendable mantener el equilibrio emocional en lo posible.

 

El momento en que nos sentimos agobiados por los problemas familiares puede ser riesgoso para nuestra salud de acuerdo a los antecedentes que tengamos; sin embargo, a veces no pasa de un mero disgusto que no nos afecta gravemente. En el caso de las embarazadas podría haber consecuencias más allá del momento, pues la salud y estabilidad del bebé está condicionada al bienestar de la madre.

Las situaciones de estrés pueden provocar daños a las personas en todos los sentidos, en el caso de las embarazadas cualquier alteración por discusiones o constantes disgustos provocan serias alteraciones hormonales. Cualquier desequilibrio hormonal puede afectar al feto en su sistema físico y mental. Las afecciones pueden manifestarse de diferentes maneras; por ejemplo, podrían provocar un parto prematuro o dejar secuelas visibles después del nacimiento y en su vida futura.

Entre las principales consecuencias de vivir problemas familiares durante el embarazo tenemos.

  • Tanto el nivel hormonal como los nervios de la embarazada podrían provocar el adelantamiento del parto debido a un incremento en la presión arterial que a su vez ocasiona problemas de desarrollo al bebé. Por lo general esta situación causa alteraciones en la placenta, razón por la cual el riesgo sobre el feto se eleva y por lo tanto es inducido el parto prematuro.
  • Cuando las peleas son constantes y las situaciones de estrés familiar se presentan a lo largo del embarazo, el bebé comienza a ser afectado también de manera constante, lo que podría provocar que el desarrollo del feto se haga más lento, pues es una condición relacionada con los problemas de depresión en la madre, un posible efecto de los problemas frecuentes.
  • Un bebé que durante el proceso de gestación sufrió el estado depresivo, de estrés o problemas familiares de la madre, es posible que nazca con bajo peso; esto como producto de las alteraciones hormonales que trae como consecuencia las dificultades emocionales durante el embarazo.
  • El desarrollo cerebral del bebé también puede verse afectado por los cambios brucos en las emociones de la embarazada, tanto episodios de estrés como problemas constantes desequilibran las hormonas.
  • Algunas veces los problemas de comportamiento del niño fueron provocados durante la gestación, la conducta puede ser afectada por los altibajos emocionales de la futura madre, algo que se puede observar en los primeros dos años de vida del pequeño.
  • En caso de estrés muy elevado y problemas emocionales crónicos, la madre podría sufrir incluso un aborto. La muerte fetal es una de las consecuencias más graves de llevar un embarazo donde los problemas sean frecuentes
  • La obesidad en el niño es una secuela a futuro, está también relacionada con los desequilibrios hormonales en el embarazo cuando existen disgustos y altos niveles de estrés.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *