El te verde es abortivo: Ventajas y desventajas del té verde en el embarazo

El te verde es abortivo: Ventajas y desventajas del té verde en el embarazo

Ventajas y desventajas del té verde en el embarazo

5 minutos

El té verde en el embarazo tiene más desventajas que ventajas debido a que contiene cafeína dentro de sus componentes. Antes de consumirlo, es fundamental consultar con el médico.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 07 octubre, 2022

Siempre se han presentado dudas respecto a tomar té verde en el embarazo, principalmente, porque este contiene cafeína entre las propiedades que lo componen. Al ser la cafeína un riesgo durante la etapa de gestación, muchas veces se recomienda un bajo consumo e incluso, no hacerlo.

Sin embargo, la ingesta de té verde durante la gestación también puede acarrear ciertos beneficios para la salud de la madre y del bebé. ¿Deseas saber más acerca del tema? ¡Sigue leyendo!

Ventajas y desventajas del té verde en el embarazo

Consumir cafeína en grandes cantidades durante el embarazo es un riesgo para el bebé, por lo que, en caso de tomar té verde, debe ser de 25 a 50 mg por taza, y esto dependerá del tiempo que se deje en infusión. Además, siempre se debe consultar con el médico.

Lo cierto es que el té verde tiene muchas más desventajas que ventajas durante la etapa de gestación debido, principalmente, a sus niveles de cafeína, los cuales pueden ser notablemente perjudiciales para el bebé. Lo explicaremos en detalle:

Desventajas del té verde en el embarazo

  • Consumos altos de té verde se han relacionado con bebés nacidos con defectos del tubo neural, como espina bífida. Esto se debe a que el té verde dificulta la absorción del ácido fólico, de acuerdo con una publicación de la revista Planta Medica. El ácido fólico es un componente fundamental durante las primeras 12 semanas, por lo que se recomienda evitar el té verde en este periodo.
  • Dificulta la absorción del hierro no hemo, lo cual puede ser un problema si la madre sigue una dieta vegetariana o si es propensa a padecer anemia. Además, estudios demuestran que darles té verde a los niños puede tener el mismo efecto en la absorción de hierro que en la madre.
  • Al contener cafeína, el té verde en el embarazo puede actuar como un estimulante. Esto puede ser, principalmente, a finales del embarazo, cuando, generalmente, aparecen inconvenientes para conciliar el sueño. Además, investigaciones sugieren que la cafeína del té verde puede afectar la talla del bebé al momento del nacimiento.
  • Superando la dosis recomendada, podría ocurrir un aborto espontáneo o un parto pretérmino. No obstante, estudios recientes han demostrado que no existe una asociación evidente entre el consumo de café y tés con la aparición de partos pretérmino, por lo que son necesarias más investigaciones.

Ventajas del té verde en el embarazo

  • El té verde contiene polifenoles, los cuales previenen las enfermedades cardiovasculares según algunas investigaciones. Además se piensa que controlan los niveles de colesterol, aunque son necesarios más estudios al respecto.
  • También contiene antioxidantes, que ralentizan el envejecimiento celular.
  • Protege de ciertos tipos de enfermedades como la diabetes gestacional, ya que ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.
  • Al consumir té verde, se estará consumiendo una gran cantidad de agua. Esto hace que disminuyan ciertos malestares propios del embarazo, como estreñimiento, los dolores de cabeza, entre otros.
  • El té verde es una bebida diurética, por lo que estimulará el funcionamiento de los riñones y disminuirá la retención de líquidos propia del embarazo.
  • Mejora el estado de las encías y de la piel durante el embarazo, de acuerdo con una publicación de la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition.

Según algunas investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Granada, un 95 % de las mujeres embarazadas toman en algún momento de su embarazo preparados con cafeína.

Otros tés que no son recomendados, al igual que el té verde en el embarazo

Algunos tés suelen ser menos recomendables que otros durante el embarazo. Generalmente, este tipo de bebida se conoce por sus múltiples beneficios para la salud, pero, durante la etapa de gestación, la cafeína se puede convertir en un problema que puede perjudicar al bebé. Por ello, a continuación, explicaremos cuáles tés no son recomendables durante el embarazo:

1. Té de salvia

Este tipo de té contiene un componente llamado tujona, el cual se considera que puede estimular el útero y provocar abortos espontáneos, así como hipertensión arterial.

2. Té de valeriana

Aunque este tipo de té es conocido porque ayuda a conciliar el sueño, puede ser perjudicial en el embarazo según una publicación de la revista Phytotherapy Research. En caso de estar tomando té de valeriana, es fundamental que consultes con el médico.

3. Té de manzanilla

Este té tiene múltiples beneficios en el cuerpo, incluso en el embarazo, debido a que ayuda a combatir el insomnio, las náuseas y los problemas digestivos. Aun así, no es recomendable debido a que puede causar problemas circulatorios en el bebé.

4. Té de eucalipto

El eucalipto puede ser realmente beneficioso para tratar problemas respiratorios, pero, cuando se trata del embarazo, lo más recomendable es evitarlo. Esto debido a que puede causar náuseas, diarrea o vómitos.

5. Té de perejil

Cuando se consume este tipo de té en grandes cantidades, puede ser perjudicial durante el embarazo. Este puede afectar el desarrollo adecuado del bebé, incluso, en muchos casos, puede provocar aborto espontáneo.

6. Té de ruibarbo

El ruibarbo es una planta que estimula el movimiento de los músculos lisos de los órganos, como es el caso del estómago, el hígado y los intestinos. Además, puede tener efectos abortivos debido a que provoca contracciones uterinas muy fuertes. Es uno de los más peligrosos.

7. Té de

poleo menta

Otro de los tés que se consideran más peligrosos en el embarazo es el té de poleo menta. Esto es debido a que, al consumirlo, el bebé podría sufrir malformaciones.

El té verde es seguro en el embarazo en pocas cantidades

El té verde tiene muchos beneficios para el cuerpo y la salud, pero, al tener cafeína, puede ser perjudicial durante el embarazo, por lo que se recomienda ingerir muy poca cantidad. Además, siempre se debe consultar con el médico antes de hacerlo.

La cantidad ideal de té verde diario es de tan solo una taza después del primer trimestre. Recordemos que la dosis máxima de cafeína diaria recomendada para una mujer embarazada es de 200 miligramos, y este té aporta un máximo de 50 miligramos por taza.

Te podría interesar…

Lo bueno y lo malo de consumir té verde en el embarazo

A diferencia de los medicamentos, que son investigados en profundidad y en base a esas investigaciones se consideran aptos o no para su utilización en la embarazada, las infusiones de hierbas no se someten a estudios suficientes como para inclinar la balanza hacia uno u otro lado, por lo que se desconocen los efectos secundarios que pudieran causar y/o su seguridad durante el embarazo. Entonces, ¿es seguro tomar té verde en el embarazo?

 

Los tés, ya sean negro, verde o rojo, al igual que el café son las infusiones más estudiadas, ya que son las más consumidas. Estas bebidas se caracterizan por contener cafeína, aproximadamente unos 25-50mg por taza en el caso del té, dependiendo del tiempo que se deje en infusión.

Los estudios realizados en mujeres embarazadas ponen de manifiesto que superando los 200mg de cafeína diarios aumenta también el riesgo de aborto y parto prematuro, por lo que no se recomienda superar esa dosis. La cafeína también es diurética, por lo que puede conducir a la deshidratación si la embarazada no ingiere suficiente agua a través de la dieta. Además, un consumo excesivo de cafeína puede poner el hígado en una situación comprometida, ya que realiza más funciones durante el embarazo que en condiciones normales, y puede estresarse y sobrecargarse al tener que procesar cantidades altas de esta sustancia.  

Consumos elevados de té verde se han relacionado con bebés nacidos con defectos del tubo neural, como espina bífida, ya que el té verde dificulta la absorción de ácido fólico. Dado que esta vitamina es extremadamente importante durante las primeras 12 semanas –y las previas al embarazo para mantener los depósitos de ácido fólico llenos-, conviene limitar su consumo al menos durante los 3 primeros meses de embarazo. También dificulta la absorción de hierro no hemo, lo cual puede traducirse en un problema si la futura mamá sigue una dieta vegetariana o si está predispuesta a padecer anemia, sobre todo en el tercer trimestre del embarazo.

Otra de las desventajas del té verde es que, al contener cafeína, es un estimulante, y, si bien en condiciones normales puede no ser un problema, hacia el final del embarazo, cuando aparecen las dificultades para conciliar el sueño, puede ser conveniente disminuir la dosis. En comparación con el té negro, el té verde contiene una cantidad de cafeína levemente inferior, por lo que, desechando parte del agua de la primera infusión, en la que más cafeína se libera, podría decirse que apenas contiene esta sustancia.

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован. Обязательные поля помечены *